Por qué soy católico: La cuestión religiosa

En esta serie de entradas, que se pregunta si hay razones para ser católico, hemos dicho hasta ahora, que es lógico interrogarse acerca de Dios y buscarlo en la historia, y que, en esa búsqueda la Iglesia puede entregarnos información confiable acerca de Jesús. Por lo tanto, a continuación corresponde preguntarle a ella qué nos puede decir acerca de tan particular personaje.

Al hacer esto, la Iglesia responde “toma, lee estos cuatro libros que contienen el evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, ellos fueron escritos bajo inspiración divina y por los apóstoles y seguidores de Jesús", lo que nos pone en la necesidad de detenernos un momento y examinar qué tan confiables son los evangelios para establecer las obras y doctrinas de Jesús.

La cuestión evangélica

Si los evangelios logran mantenerse como fuente de información confiable entonces tendremos una cantidad enorme de datos que prácticamente nos pondrían en diálogo directo con Jesús, ya que ellos registran no sólo lo que él enseñó, sino también las objeciones que hacían los que se encontraban con él a lo que parecían doctrinas novedosas. No examinaremos por ahora la inspiración divina de los evangelios, porque todavía no hemos establecido que Jesús pueda darnos información acerca de Dios que sea fidedigna, o indicarnos qué libro proviene de Dios, pero sí podemos explorar el segundo criterio propuesto: que ellos hayan sido escritos por apóstoles y seguidores de Jesús.

No cabe duda de que los cuatro evangelios han sido los libros más leídos durante toda la historia de la humanidad, en un principio como textos religiosos, pero sobre todo a partir del S. XVIII, con la aparición del método histórico crítico, como fuente de información acerca de la Palestina del S. I de nuestra era, y a pesar de este extensivo escrutinio, no han aparecido objeciones de peso que apunten a desacreditar que hayan sido escritos por seguidores de Jesús –lo que es evidente por su temática– y poco tiempo después de su muerte, pues hacen referencia a personajes y lugares reales, y los describen aportando detalles acerca de las costumbres, creencias, actitudes de los romanos y judíos de esa época, lo que también ha sido respaldado por la arqueología.

Todavía queda la posibilidad de que los autores de estos textos hayan mentido, que algunos hayan “embellecido” las historias que relataban, incorporando elementos o pasajes enteros que hubieran alterado la información que aparece en los evangelios. En este punto adquiere relevancia nuevamente la evidencia histórica, conformada por los escritos de los Padres de la Iglesia, que nos muestra que la comunidad formada por los seguidores de Jesús, que se había impuesto a través de otros de sus obras y doctrinas, admitió estos textos como verdaderos, y rechazó otros, que en adelante se llamaron “evangelios apócrifos". Esto resulta plenamente coherente con lo dicho anteriormente, al examinar la cuestión histórica, respecto a que la Iglesia que dejó Jesús se consideraba con la autoridad para difundir su mensaje.

Los que buscan impugnar la credibilidad del mensaje cristiano naturalmente saben que el carácter histórico de los evangelios es su piedra angular, y han intentado desacreditarlos, sosteniendo que su contenido ha sido adulterado. Esta forma de atacar a los evangelios canónicos no tienen nada de novedoso, pues en el S. VI ya los musulmanes acusaba a los cristianos de haber falsificado el mensaje de Jesús, al que consideran un profeta de su religión, al introducir referencias a la Trinidad en los evangelios, para ajustarse al politeísmo del Imperio Romano, y contra la pureza de la doctrina estrictamente monoteísta que había predicado Jesús, en completo acuerdo con la de Mahoma. Los racionalistas del S. XIX, por su parte, también imputaron a la Iglesia de los primeros siglos el haber insertado milagros y maravillas para atraer a las gentes simples de la época, en un mensaje cuya esencia era la rectitud moral.

El problema con estas tesis es que no tienen ningún respaldo histórico. La Iglesia ha enfrentado muchísimas herejías durante su historia, y aunque digamos que “la historia la escriben los vencedores", al menos contamos con los libros donde los cristianos ortodoxos explicaban cada una de ellas, para refutarlas luego. Por eso sabemos que hubo grupos que sólo admitían uno de los evangelios y rechazaban los demás, pero no hay registros de versiones alternativas de los evangelios, que difirieran sólo en cuanto a la divinidad de Jesús, o que no contuvieran los relatos de los milagros.

Además, falsificar un evangelio canónico es tremendamente difícil, porque eran textos litúrgicos. Hoy en día, cuando todos sabemos leer, es difícil imaginar la importancia que esto podía tener, pero en la antigüedad, las Iglesias se reunían cada domingo a escuchar la Palabra, como relata San Justino, y las lecturas provenían de los evangelios y las cartas. Estos textos eran leídos una y otra vez y cada nueva Iglesia que se formaba debía contar con un ejemplar de al menos un evangelio para poder hacer esto y las comunidades cristianas se extendieron por el Imperio como reguero de pólvora, como lo demuestra que ya en vida de San Pablo había Iglesias desde Judea hasta Hispania, lo que implica cientos y miles de copias circulando por todo el imperio. Esto hizo que la falsificación posterior a la confección del original fuera prácticamente imposible, porque implicaría, no sólo introducir una alteración en uno de los textos, sino además recoger todas las copias que se hicieron antes. En este sentido, el cristianismo nunca tuvo un episodio como la Recensión de Uthman, Califa que 20 años después de la muerte de Mahoma, junto con editar una versión autorizada del Corán, mandó a buscar y quemar todas las otras copias que circulaban.

Es cierto que la versión más antigua del Nuevo Testamento que se conserva se encuentra en el Codex Vaticanus, datado en el S. IV, pero este documento es sólo la copia íntegra de la Biblia más antigua que se conserva, y en cambio existen miles de papiros anteriores a él, el más antiguo correspondiente a un fragmento del evangelio de San Juan escrito entre los años 100 y 150. De hecho, son tantos los papiros que se conservan, que se suelen agrupar en familias, en base a las pequeñas alteraciones introducidas en las copias sucesivas.

Finalmente, la otra forma de atacar a los evangelios es por la profusa referencia a eventos sobrenaturales que contienen, pero como hemos mostrado que la existencia de un dios trascendente y sobrenatural es altamente probable, la existencia de milagros en un relato histórico no implica necesariamente que este haya sido alterado o sea falso, y por el contrario, si Dios se manifestara en la historia, lo inusual sería que no hubiera incidentes de este tipo.

¿Quién es Jesús?

Toda nuestra cultura gira en torno a la figura de Jesús de Nazareth, lo que se demuestra fácilmente observando que cada nuevo grupo que aparece busca verse reflejado en él. Así, tenemos que Jesús era vegetariano, gay, socialista, ario(!!), feminista, revolucionario, budista y un largo etcétera. Para nosotros, los occidentales, es difícil no tratar de vernos reflejados en Jesús, pero quien está interesada sinceramente en conocer la verdad acerca de él, debe intentar al menos dejar atrás las preconcepciones y verlo como lo haría alguien que se lo encuentra por primera vez, en la Palestina del S. I.

En este punto conviene que nos colguemos de la obra de Jacob Neusner, citado por Joseph Ratzinger en Jesús de Nazareth, quien en su libro Un Rabino Habla con Jesús, asume la posición de un rabino en el S. I, enfrenta la información de los evangelios con la tradición judía, y llega a una conclusión para algunos sorprendente: que, mediante su doctrina, Jesús se pone por sobre la ley entregada por Dios en el monte Sinaí, asumiendo de hecho que él mismo es igual a Dios.

“Él hablaba de reformar y de mejorar. ‘Habéis oído que fue dicho…Pero yo os digo…’ En cambio, nosotros mantenemos, y yo argumento en mi libro, que la Torah es perfecta y está más allá de cualquier mejora".

Digo que esto puede ser sorprendente para algunos, pero ciertamente que no lo era para los judíos que lo escucharon, porque una y otra vez lo decían: “Los escribas y fariseos empezaron a pensar: “¿Quién es éste, que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?” (Lc 5,21), “Jesús les respondió: “En verdad, en verdad os digo: antes de que Abraham existiera, Yo Soy.” Entonces tomaron piedras para tirárselas; pero Jesús se ocultó y salió del Templo.", (Jn 1,59) “Le respondieron los judíos: “No queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino por una blasfemia y porque tú, siendo hombre, te haces a ti mismo Dios.""(Jn 9,33), “Dijeron todos: ¿Luego eres tú el Hijo de Dios? Y él les dijo:Vosotros decís que lo soy. Entonces ellos dijeron: ¿Qué más testimonio necesitamos? porque nosotros mismos lo hemos oído de su boca."(Lc 22,70).

Esto textos que encontramos en los evangelios permiten explicar cómo una secta del judaísmo del S. I. se lanzó a predicar al mundo que su fundador y líder no sólo era el mesías prometido a los judíos, sino que era Dios mismo, cosa que sería impensable para un grupo que hasta ese momento seguía el estricto monoteísmo de la religión de Abraham. Aquí hay una lista de pasajes donde los evangelios muestran la divinidad de Jesús.

Pero aun así, aunque los evangelios muestren con claridad que Jesús reclamaba para sí no sólo la plenitud de la esperanza mesiánica de los judíos, sino la dignidad misma de su dios único y trascendente, no tenemos por qué creer sólo porque él lo diga. Después de todo, lo que diga un gurú de túnica blanca y larga barba no tiene por qué ser verdad, por paradójico o profundo que nos parezca. En este sentido, nuestra situación es similar a la de los judíos en Juan 6:30.

Ellos entonces le dijeron: “¿Qué signo haces para viéndolo creamos en ti? ¿Qué obra realizas?” insistieron ellos. Nuestros antepasados comieron el maná en el desierto, como está escrito: “Pan del cielo les dio a comer.”

Recuerden que estos hombres acababan de ser alimentados con cinco panes y dos peces, de modo que no pedían sólo un milagro más, sino uno que demostrara que Jesús era quien decía ser, uno que al menos igualara los milagros referidos en el libro del Éxodo.

Profecías y milagros

Antes de preguntarnos si un mensaje proviene de Dios, debemos saber si hay un criterio que nos permita saber eso, con un grado de certeza razonable.

En primer lugar, el mensaje no debe ser contrario a la lógica y la experiencia, porque precisamente son las dos herramientas que hemos admitido hasta ahora como necesarias para llegar hasta este punto. Así, si la doctrina que pretender provenir de Dios nos enseña que ese mismo dios no es eterno ni trascendente, deberemos rechazarla en principio, porque de acuerdo a la misma lógica, la mentira y el engaño son imperfecciones que no pueden admitirse en la perfección de Dios.

Pero más allá de esto, un estafador hábil todavía podría producir una doctrina engañosa que, bajo el aspecto de la razón y la coherencia, reclame origen divino, sin serlo realmente. Por eso, debemos buscar algo que se encuentre más allá de las capacidades humanas y que nos indique que nos encontramos realmente frente a un mensaje de Dios. De hecho, si suponemos que existe un mundo sobrenatural (como la enorme mayoría de las personas) debemos ser aún más escépticos frente a un supuesto mensajero divino, porque sus signos deben superar no solo las posibilidades de los hombres, sino también las de otras entidades espirituales que existen y pueden querer engañarnos. Esto explica la actitud de los judíos que pedían un signo a Jesús, a pesar de que acababan de presenciar la multiplicación de los panes y los peces; ellos, que vivían en un mundo donde los dioses paganos existían y favorecían a algunos de sus adoradores con grandes portentos y magia, pedían algo más.

Entonces, los únicos signos que se encuentran más allá de la capacidad humana son las profecías y los milagros. Las Profecías son una demostración de la omnisciencia de Dios, pues conciernen al futuro, que sólo él puede conocer, en tanto que los milagros manifiestan la omnipotencia de Dios sobre toda la creación.

En este respecto el principal signo que respalda el origen divino de Jesús es su resurrección, el que cumple con la exigencia, nuestra y de los judíos de Juan 6, pues se refiere a superar la muerte, una de las pocas constantes universales y aquella contra la que ningún hombre antes pudo revelarse, ni siquiera acercarse a conocer sus misterios.

A los escépticos, que afirman que la resurrección no pudo haber ocurrido, los invito a revisar nuevamente toda la serie y verán que, asumido que Dios existe, y por lo tanto puede obrar milagros, y la evidencia sólida que nos entregan los evangelios, es decir si admitimos toda la otra información que nos entregan, no se ve inconveniente en aceptar que la resurrección de NSJC también ocurrió como ellos lo indican. Por su parte, a nuestros hermanos que postulan que la resurrección fue un evento exclusivamente espiritual o simbólico, les pido que consideren cuidadosamente los efectos de esa idea, porque de ser cierta, haría de NSJC un gurú más, que no pudo más que hacer de sus seguidores una pandilla de mentirosos y estafadores, y por lo mismo alguien a quien no conviene seguir, y más vale que sea olvidado por la historia.

Ahora, que sabemos que NSJC proviene efectivamente de Dios, debemos admitir que dice la verdad al afirmar que Él mismo es Dios, y si esto es cierto lógicamente podemos estar seguros que no puede engañarse ni engañarnos, es decir, en todo nos dirá la verdad. Ahora bien, como decíamos en la entrada anterior, uno de los actos más claros de la predicación de NSJC fue fundar una comunidad de seguidores y darle a ella el poder de expandir su doctrina por todo el mundo, y si esa comunidad subsiste hasta nuestros días en la Iglesia Católica, como demostramos también, entonces la única conclusión posible es que esa Iglesia enseña la verdad.

Q.E.D.

Hasta aquí esta entrada. Espero haber demostrado que no se necesita un salto de fe para ser cristiano, sino que cada paso que dimos hacia la conclusión propuesta se fundaba sólidamente en los anteriores. Desde luego, no es mi intención disminuir la importancia de la fe y hay muchas ideas acerca del rol de esta virtud que me gustaría explorar que han aparecido a medida que desarrollaba esta serie, pero tendrán que esperar a su epílogo.

InfoCatólica necesita vuestra ayuda

Haz click aquí

Addenda 11/10/2012: Finalmente me he puesto al día con el epílogo prometido para el tema, con esta entrada: Buenas razones para creer.

53 comentarios

  
Juan Carlos
Dostoievski decía qu solo había un personaje absolutamente hermoso,Jesús.
14/05/11 6:05 PM
  
rastri

-Yo soy "judeo-católico-apostólico-romano" porque en principio causa del Dios Espíritu Santo me conozco a mi mismo. Y sé de dónde vengo, dónde estoy y a dónde voy.

-Y si negando este concedido favor dejara de ser "judeocatólicoapostóliromano" me autodestruiría a mi mismo mental y físicamente.

-¡Que ya es decir! Aunque esto provoque frustración en extrañas mentes cerradas a la claridad del Dios que de principio a fin todo ilumina.
14/05/11 6:38 PM
  
rastri
En este respecto el principal signo que respalda el origen divino de Jesús es su resurrección
__________________

Con permiso pero disiento:

-El primero y principal hecho consumado del origen divino de Jesús, fue, es y será el que desde sus alturas celestiales de Luz y de Vida; Él humillándose en la parte de su infinita dimensión, se haya hundido hasta este Mundo-Univero de oscuridad y de muerte. Y lo haya hecho "por amor" hacia un género de seres - rebeldes hijos de Dios- que libres y responsablemente escogieron permanecer en la oscuridad de su Mundo.

-La resurrección, su resurrección, fue el efecto a la causa obligada de su muerte que él libremente eligió. Jesús nunca pudo resucitar si no hubiera muerto.

-Como nosotros los que en Él creemos, quienes estando muertos ya desde que nacemos, solo resucitaremos cuando nuestra muerte total sea consumada.
14/05/11 7:09 PM
  
José Martí
La fe es una virtud sobrenatural. Es, por lo tanto, un don de Dios y no una conquista del hombre. Ciertamente, el hombre puede llegar a Dios mediante la razón y demostrar su existencia. Pero ni siquiera entonces se podría decir que tiene fe. Como dice Santiago: "¿Tú crees que hay un solo Dios? Haces bien: también los demonios lo creen y tiemblan". (Santi 2, 19) No se trata sólo de saber que Dios existe. Es preciso que esa creencia transforme nuestra vida. Y esto sólo es posible mediante la FE que Dios concede siempre a quienes se la piden.
14/05/11 8:00 PM
  
Catholicus
Como virtud la Fe no trasforma al individuo, esto lo hace la Caridad propiamente, dado que la fe es la virtud que ilumina al intelecto y la Caridad actúa sobre la voluntad. La Caridad tiene capacidad de merecer, no así la Fe aislada por sí sola, aunque es necesaria para dirigirnos bien. Incluso el acto de aceptar la fe es un acto de la vountad, movida por la Caridad, la gracia santificante.

Por otro lado es doctrina inmutable que no es posible aceptar a Jesucristo como Hijo de Dios y el resto de contenidos de la fe católica por la sola razón.

Por la razón sola se puede llegar a concluir que existe Dios, nunca que Jesucristo sea Dios mismo, la existencia de la Santísima Trinidad, la esperanza de la vida eterna etc. Para todo eso se necesita la gracia de Dios.

Antes de bautizado nadie tiene ni Fe ni Caridad ni Esperanza como virtudes operando en el alma, sino un algo preparatorio que Dios mantiene mediante gracias actuales "externas" por así decirlo. Esto es de Trento. Fe , Esperanza y Caridad se reciben al unísono solo mediante el bautismo, en ese momento. No se tienen nunca de antes.

De la misma manera la fe debe operar en conjunto con la razón para llegar a los misterios, pero por la mera deducción nadie llegaría a la Fe católica, porque eso significaría la posibilidad de que el hombre puede merecer la salvación por sus propias obras (o intelecto), sin gracia santificante.

Y eso es puro pelagianismo y una aberración frente a Dios. Está requetecondenado numerosas veces.

15/05/11 12:08 AM
  
josé
sólo se es creyente católico por una cosa: por asentir a todo lo que la Iglesia enseña.
15/05/11 9:34 AM
  
FelipeNeri
Me ha gustado el articulo. Gracias por el. DTB xD
15/05/11 3:40 PM
  
FelipeNeri
Bueno como dije es interesante articulo. Porque soy Católico? bueno es la Iglesia (de hecha la única) que es una. la fundada por Pedro. una sola barca. bueno obvio es la máxima expresión de Cristianismo. la Iglesia nos habla de Cristo. como dice el articulo Jesus no es un gurú, es Dios, conozco ciertas cosas de sectas new age donde ponen a Jesus como un maestro ascendido, con el YO SOY, repitiendo como mantra, pero lo poniéndose el ser humano como un dios, que aun no ha despertado a alcanzar la iluminación. aparte que niegan el pecado, por lo tanto la muerte de Cristo es irrelevane, con profundo sabor a morder el fruto prohibido, si enseñanzas que me recuerdan a la serpiente del edén. no soy protestante pues ahí no pueden atar ni desatar, por mas Fe que tengan, Cristo no les dejo esa tarea, sino solo a su Iglesia. y pues también porque los protestantes sobre todo los de América latina su proselitismo es atacando a la Iglesia, y lo único que veo es que esos ataques siguen dividiendolos. Y pues la razón me dice Iglesia Católica o las miles de miles de sectas protestantes y new age y de cosas. lo que es cierto es que la Iglesia dice una cosa siempre, y las demás cosas distintas entre si pero todas apuntadas a atacar a la Iglesia. En las sectas surge.iluminados que según Dios les habla, mostrandose escandalosos, son gritones como si entre mas alto griten mas verdadera hacen su mentira. y así... Pero es un hecho que la Iglesia Católica es el pilar del Cristianismo.
15/05/11 3:57 PM
  
Johan Liebhart
sólo se es creyente católico por una cosa: por asentir a todo lo que la Iglesia enseña.
Tan solo hay una cura para la enfermedad causada por el virus de la fe.
15/05/11 4:22 PM
  
Pato Acevedo
@ José Martí, Catholicus & josé: Como lo dije, tengo la intención de hacer una entrada más en esta serie, y tratar el tema de la fe, pero desde ya les digo que mi opinión no va en contra de la fe como virtud, sino contra el salto de fe.

@ Johan: Mi madre dice, si no tiene nada bueno que decir, no diga nada.
15/05/11 8:57 PM
  
Catholicus
Patoace,
Había otra madre muy inteligente, la de Forrest Gump, que decía que tonto es el que dice tonterias.

No sea duro con Johan, él es así. :-)
16/05/11 5:57 PM
  
Pedro
Tan solo hay una cura para la enfermedad causada por el virus de la fe.

Pues entonces, amigo, usted también (y todo ser humano), de precisa esa cura, porque todos estamos infectados por el virus de la fe, en su diversos mutantes.

Unos, por la Fe esperanzada en Dios (la más bella y razonable fe de cuantas existen). Otros, por la fe en no-Dios (que, al fin y al cabo, es una fe, de sentido contrario). Todos, por la fe en nuestro propio proyecto vital; por la fe en nuestros profesores y lo que un día nos enseñaron (que creímos ciencia auténtica); por la fe en los médicos que nos asisten y nos sanan; por la fe en la Ciencia (puesto que al común de los mortales no le es dado experimentar personalmente todo lo que la Humanidad ha acumulado de saber científico); por la fe en los funcionarios que nos atienden cuando hacemos algún trámite; por la fe que depositamos en nuestros gobernantes cuando los elegimos; por la fe en que mañana todavía no moriremos; por la fe en la persona amada y nuestra existencia en común con ella; ...; y, aquellos afortunados, por la Fe en que un día, desprovistos de la indigente envoltura mortal en que nos hallamos ahora, cual crisálida que se transforma en una bella mariposa, con alas de vivísimos colores encendidos (metáfora perfecta de nuestro resplandeciente cuerpo resucitado), en una cálida tarde de primavera, iniciaremos la singladura inmortal de la nueva, radiante vida a la que hemos sido llamados, una vida donde el sufrimiento, el dolor y la muerte, compañeros de nuestro viaje mortal hacia lo eviterno, sólo serán un lejano recuerdo.

Por favor, amigos, que no se nos "cure" jamás de esta maravillosa enfermedad, que hace la vida humana auténtica.
16/05/11 7:16 PM
  
Jose Luis Santiago

También el codex sinaíticus es del siglo IV, y el estilo de escritura griega del códice vaticano es alexandrino así que probablemente también es oriental. Los fragmentos de texto más antiguos que los códices más completos no tienen el texto completo del Nuevo Testamento y por lo tanto no se puede saber si ha sufrido adiciones o no el Nuevo Testamento vertido en los códices. Los milagros y resurrección de Jesús son algo que totalmente escapa a la razón, quien cree en ellos sólo lo hace en base a su fe religiosa que no necesita demostración alguna. Las mismas iglesias adecúan la imagen de Jesús a su realidad actual, hoy como los valores estéticos occidentales de las razas germánicas son predominantes en el mundo gracias a Hollywood a Jesús lo tienen por alguien rubio, eso lo reflejan en la iconografía moderna católica por ejemplo. Las doctrinas conciliares más antiguas son de concilios orientales donde predominaban los padres de Antioquia y Alexandría y el papa sólo mandaba una pequeña delegación, y quien presidía era el emperador de Constantinopla. El catolicismo pues es una variante del cristianismo pero no es la única iglesia posible, de hecho la romana sólo reinterpreta la información de fuentes que provienen de iglesias orientales, por ejemplo los coptos, así como los ortodoxos, según he podido constatar en su liturgia rezan el símbolo de fe sin el Filioque, mientras que la reintepretación católica del símbolo le ha agregado ese dicho Filioque.
16/05/11 11:45 PM
  
Juan Carlos
Un virus,un gen. No se ponen de acuerdo.
16/05/11 11:48 PM
  
Johan Liebhart
http://video.google.es/videoplay?docid=-8365780578032579777#
He aquí alguien que es mas importante que yo que irá delante de mi...explicando lo que quiero decir....
17/05/11 10:53 AM
  
Shrek
Buenos días Patoace.
Ahora que esto está más calmado y el tema ha vuelto a ser el de origen, me gustaría exponerles una cuestión.
Supongamos, en mi caso momentáneamente y exclusivamente como "hipótesis de trabajo", que Dios existe. Es una realidad constatable que el mundo, la vida, no está para nada exenta de dolor, enfermedades, guerras, crímenes, sufrimiento, catástrofes naturales, muerte... que afectan a todos los habitantes del planeta, animales y vegetales, humanos y no humanos, por igual. Me pregunto, le pregunto, ¿si Dios no existe, o si dejará de existir mañana, notaríamos alguna diferencia en todo lo anterior?.
Un saludo.
17/05/11 1:24 PM
  
Ricardo de Argentina
@ Johan: Mi madre dice, si no tiene nada bueno que decir, no diga nada.
----

Patoace, tampoco tu tienes la obligación de publicarlo, porque, ¿que puede aportar un ateo a la pregunta que propones? Él no tiene la culpa. Aquí solemos decir "La culpa no es del chancho sino del que le da de comer".
17/05/11 2:09 PM
  
Pato Acevedo
@ Jose Luis Santiago & Shrek: Mucho les agradezco sus preguntas porque, dentro de este largo discurso me permiten enfocar el tema en los puntos que necesitan aclararse. Como es bueno también mantener entradas regulares en el blog, mis comentarios a sus preguntas los haré luego... y si me demoro mucho, me recuerdan con un comentario aquí mismo.

@ Ricardo: ¡Qué te puedo decir! esto de la moderación es una carga para mí, y tengo corazón de abuelita. A Johan le he parado comentarios peores, pero tampoco quiero que luego se nos acuse de no admitir a los que no están de acuerdo con nosotros. Considéralo como el precio a pagar por los comentarios razonables y respetuosos de otros ateos y agnósticos. Debo agregar que también aprecio a los injustamente ofendidos que optan por no responder en términos similares.

Por otro lado, creo que se desprestigia a sí mismo con lo que escribe, y que los mismos ateos acabarán por verse obligados a aclarar que la suya no es una actitud razonable para una conversación.
17/05/11 4:37 PM
  
Johan Liebhart
Estimado Ricardo, Patoace por lo menos tiene un respeto hacia mis comentarios.
[editado]
17/05/11 4:37 PM
  
Ricardo de Argentina
Eso es justamente lo que me desconcierta, estimado Johan. Tú mereces respeto como persona, pero algunos de tus comentarios no, porque son inconsistentes y fruto de tu ignorancia. Pues sabes muchas cosas e ignoras otras, como todos. Y cuando hablas de lo que ignoras, entonces tus comentarios no merecen el mínimo respeto.
Discúlpame la franqueza.
17/05/11 5:08 PM
  
Johan Liebhart
Estimado Patoace, en eso tienes razón he hecho comentarios impropios ya que no me he expresado de una forma respetuosa, tienes razón.
De hecho, si suponemos que existe un mundo sobrenatural (como la enorme mayoría de las personas) debemos ser aún más escépticos frente a un supuesto mensajero divino, porque sus signos deben superar no solo las posibilidades de los hombres, sino también las de otras entidades espirituales que existen y pueden querer engañarnos
Volviendo al tema, si tomamos esta suposición como cierta que nos impide pensar que thor y odín están viéndonos desde asgard???
17/05/11 5:16 PM
  
Johan Liebhart
Estimado Ricardo, tienes razón, algunas veces quedo como un idiota por bocazas.
17/05/11 5:40 PM
  
Pato Acevedo
@ Johan: Lo único que lo impide es el sano escepticismo por el que abogo en el párrafo que citas.

La actitud del cristianismo y el judaísmo frente a los dioses paganos ha sido hasta cierto punto ambigua.

Por un lado es claro que son dioses falsos, pero se deja abierta la posibilidad de que hayan sido demonios o que no haya nada real tras ese ídolo.

Cada uno deberá decidir, pero hay catolicos conversos desde el neopaganismo (Wicca, en inglés) que te asegurarán que ese efectivamente hay algo que les daba verdadero poder en su antigua religión. Te dejo un enlace.

http://www.catholicculture.org/culture/library/view.cfm?recnum=1289
17/05/11 6:32 PM
  
Johan Liebhart
Por un lado es claro que son dioses falsos
¿Por qué? Hasta donde yo se, la religión católica es sincrética.
Por un lado es claro que son dioses falsos, pero se deja abierta la posibilidad de que hayan sido demonios o que no haya nada real tras ese ídolo.
Todos los dioses provienen del mismo sitio, el cerebro humano.
Cada uno deberá decidir, pero hay catolicos conversos desde el neopaganismo (Wicca, en inglés) que te asegurarán que ese efectivamente hay algo que les daba verdadero poder en su antigua religión. Te dejo un enlace.
Exactamente, ahí le has dado, no importa la religión en si, si no la espiritualidad de cada persona que profesa una religión.
17/05/11 6:35 PM
  
Johan Liebhart
Sinceramente Patoace, cuanto mas conozco las religiones mas me parecen historias de comics de superheroes, has leido New Gods del gran maestro Jack Kirby, este si fue publicado por DC, te quedas patidifuso, pensando, Kirby siendo judio, ha desarrollado la idea a partir de las Sagradas Escrituras, o ha tomado la historia a partir de los mitos que el género humano ha creado durante su historia???
17/05/11 6:39 PM
  
Catholicus
Volviendo al tema, si tomamos esta suposición como cierta que nos impide pensar que thor y odín están viéndonos desde asgard???
______

Normalmente Johan, hasta la pregunta que nos hacemos los cristianos es en formato positivo. Todos sabemos que con las mismas preguntas ya se pueden hacer trampas argumentales.

Siempre, siempre la fe va de la mano de la razón, y la misma Iglesia es buena muestra de ello, cuando tu mismo puedes observar que constantemente todo se pone a prueba, todo se vuelve a poner en tela de juicio por parte de "ortodoxos" y heterodoxos" recurrentemente.

Las pequeñas discusiones que ves aquí son una gota de una ingente tarea de desbrozamiento de datos, argumentos, conocimientos de todas las ciencias, que ha sido llevado a cabo siglo tras siglos sin pausa en cientos de universidades y centros de la Iglesia por muchas de las mentes más preclaras de Occidente.

Es un proceso permanente de depuración de todo aquello que la razón pueda aclarar, y es por eso que el esqueleto del Magisterio de la Iglesia junto con su tradición os resulta tan asombrosamente difícil de batir. Es de una coherencia argumental terriblemente sólida en las zonas donde la razón puede llegar.

En definitiva, la pregunta correcta sería:

¿Que argumentos racionales tienes que te permitan aceptar como posible que Thor y Odín sean dioses?

Porque esa pregunta es la que nos formulamos, en conjunto, respecto de Cristo. Y datos, argumentos, testimonios pasados y presentes y demás hay de sobra. Sólo falta luego el pequeño/enorme salto de la fe. Una fe que es infusa y no nuestra. Ella sobrepasa, sin oponerse, a la razón.

Es del todo absurdo que aceptemos un Dios que nos dona la razón para que luego debamos olvidarnos de ella.
Así, la misma fe se explica con la razón.
17/05/11 6:54 PM
  
Catholicus
Patoace y Johan,

Yo tengo una conocida mayor, monja misionera en lo más profundo de Africa, una de esas mujeres con los pies en la tierra y de trabajo constante, que te cuenta literalmente sin el más mínimo asombro que no creeríamos lo que se puede llegar a ver en esas religiones animistas y la magia que practican. Así tan pancha te asegura que ha visto a hombres con brazos de gorila por ceremonias y embrujos de esos. Dice que no lo cuenta por ahí porque para qué, nadie la va a creer...

Y el satanismo no es ninguna bobada, pasar cosas, pasan.

Esto mismo Johan son testimonios, que no es razonable despreciar de entrada. La masa de ellos, constantes y de fuentes diversas son la causa más que razonable que toda la humanidad, salvo un ínfimo porcentaje de ateos en Occidente, sepa que hay "algo" en el mundo espiritual.
17/05/11 7:02 PM
  
Johan Liebhart
Ostras Pedrin.....
De verdad Ricardo.....
¿Que argumentos racionales tienes que te permitan aceptar como posible que Thor y Odín sean dioses?
Los mismos que para el dios católico, ninguno.
Podemos suponer que Jesucristo existió por que hay historiadores romanos que hablan de una persona como Jesucristo.
Un salto de fe rompe de un solo plumazo cualquier razonamiento lógico.....
17/05/11 7:04 PM
  
Ricardo de Argentina
Dependendiendo de que "fe" se trate, Johan, puede que tengas razón. En un sólo caso no la tendrás, y será cuando se trate de la fe en NSJC, el mismísimo creador del mundo y "culpable" de que yo te escriba y que tú me leas.
Y ello es así porque esa Fe está sostenida por la Gracia o Benevolencia de Dios hacia los hombres. Y la tal Gracia JAMAS anula la naturaleza sino al contrario, la eleva. Y ello es así porque el dispensador de la Gracia es el mismísimo creador de la Naturaleza, y no hay contradicción en El.
Por eso es imposible que un salto hacia esa Fe rompa la lógica sino que al contrario, la elevará y la dignificará.
17/05/11 7:19 PM
  
Pato Acevedo
@ Johan: Si piensas que el catolicismo es sincrético, tal vez estamos hablando de cosas diferentes.

Las religiones paganas y las historias de cómics son manifestaciones de la necesidad del espíritu humano por Dios. En cuanto a los argumentos racionales, están desarrollados desde el inicio de esta serie.

Y respecto a "suponer que Jesucristo existió", mi regla es: si no me ofreces una explicación mejor a la existencia de la catedral de Santiago de Chile, no me hagas perder el tiempo.
17/05/11 8:10 PM
  
Johan liebhart
Cuantas deidades antes de Jesucristo nacieron de virgenes??????Unas cuantas.....
Es extraño que el dia sagrado cristiano sea el domingo.....the sunday....el dia del sol....extrañas semejanzas con otras religiones anteriores al cristianismo o comtemporaneas en sus inicios.
17/05/11 9:32 PM
  
Pato Acevedo
@ Johan: Si me vas a citar The World's Sixteen Crucified Saviors de Kersey Graves ¡menos voy a perder el tiempo refutando eso!
17/05/11 10:17 PM
  
Xristoforos Theotokou
Johan, te sienta muy mal hacer caso a las tonterías de Zeitgeist. No existen diosas madres vírgenes de las mitologías paganas, no lo eran ni Hera, ni Isis, ni la madre de Krishna, ni nada de nada.

Y a lo otro se cae esa trama al recordar las raíces judías del cristianismo y que se celebra el domingo en esa fecha no por ser el dies solis sino por ser el primer día después del sabbat judío, fecha de la Resurrección (por cierto el sabbat fue asociado al saturni dies en la semana romana).
17/05/11 10:20 PM
  
Juan Carlos
El soporte más entusiasta para el "Jesús mitológico" no viene propiamente de los historiadores, sino que en general viene de escritores que se alejan mucho de sus propios campos de conocimiento. G. A. Wells, por ejemplo, es un profesor de Alemán; A. Drews fue un profesor de matemáticas; S. Acharya sólo tiene un grado menor en lenguas clásicas; E. Doherty tiene algunas calificaciones, pero claramente carece de la disciplina de un verdadero académico. El mayor apoyo al "Jesús mitológico" viene de divulgadores y de aquellos que aceptan su trabajo de forma acrítica. A pesar de la relevancia de que el consenso académico es unánime en que el "Jesús mitológico" es falso, continúa siendo promulgado a nivel popular como si hubiera sido absolutamente probado.

Dunn refiriéndose a la tesis de Wells señala: “El hecho de los inicios del cristianismo y el carácter de sus tradiciones iniciales es tal , que nosotros sólo podríamos negar la existencia de Cristo hipotetizando la existencia de alguna otra figura que fuera causa suficiente de esos orígenes del cristianismo- otra figura que con una cuidadosa reflexión, ¡ probablemente vendría a ser muy parecida a Jesús!”.

Para J.J. Rousseau, “en realidad, esto (negar la existencia de Jesús) equivale sólo a eludir la dificultad (provocada por las desemejanzas de los evangelios) y no a librarse de ella. Es mucho más incomprensible que muchos hombres hayan coincidido en escribir este libro, que el que uno solo haya proporcionado su tema....las características de los Evangelios son tan imposibles de imitar, que el hombre que los hubiera inventado debería haber sido más grande que su héroe” (Emile, “Profesión de foi”).

Guitton por su parte señala: "Los historiadores del tercer milenio, que lleguen a descubrir una breve biografía de Napoleón salvada casualmente de una catástrofe atómica, si emplean los mismos métodos que se han seguido con Jesús, demostrarán que la epopeya napoleónica no es más que un mito. Una leyenda en la que los hombres del lejano siglo XIX han encarnado la idea preexistente del "Genial Caudillo". Las expediciones en el desierto y entre las nieves, su nacimiento y muerte en una isla, su mismo nombre, su caída, su resurgimiento, su recaída bajo los golpes de la envidia y de la reacción, el exilio en medio del océano. De todo esto resulta evidente que Napoleón nunca existió. Se trata del eterno mito del Emperador; acaso es la misma idea de Francia a la que un desconocido grupo de fanáticos patriotas ha dado un nombre, una existencia y una empresa fantásticas a comienzos del siglo XIX, dirán infinitos expertos. Es decir, los sucesores de esos especialistas que aplican ese método al problema de Jesús de Nazaret”.

Tampoco hay que dramatizar la cuestión del “silencio” histórico en torno a Jesús. Un historiador judío como Flavio Josefo, por ejemplo, da muy pocas informaciones en general sobre los movimientos religiosos de aquélla época, y no menciona jamás a los famosos rabinos de aquel tiempo, como Hillel y Yohanan ben Sakkay. Como analogía de mucho peso, podríamos aducir también el silencio de Herodoto acerca de Zoroastro.El hecho de que el testimonio griego más antiguo acerca de Zoroastro se encuentre en el diálogo seudoplatónico “Alcibíades”, es sumamente aleccionador sobre el “silencio” de escritores griegos y romanos.Otra analogía que viene a cuento es la escasez de testimonios acerca de Apolonio de Tiana (prescindiendo de la novela de Filóstrato). Nadie pretenderá dudar hoy día de la historicidad de este hombre. Señalemos, también el caso de Barkohba, cuyo nombre conocemos únicamente por fuentes judías y cristianas. Dión Casio, por ejemplo, en el prolijo informe que dedica a la rebelión judía, pasa completamente en silencio a este caudillo mesiánico.

No hay que perder de vista tampoco el hecho de que en general tenemos poca información de fuentes del primer siglo para comenzar. No mucho ha sobrevivido la prueba del tiempo desde el año 1 d.C. hasta hoy. Blaiklock ha catalogado los escritos no cristianos del Imperio Romano (fuera de las obras de Filón) que han sobrevivido del primer siglo y que no mencionan a Jesús. Estos son:

- Una historia de Roma amateur por Vellius Paterculus, un oficial retirado del ejército de Tiberio. Fue publicada en el 30 d.C., justo cuando Jesús empezaba su ministerio.
- Una inscripción que menciona a Pilato.
- Fábulas escritas por Fedro, un liberto Macedonio, en los 40s d.C.
- De los 50s y 60s d.C., Blaiklock nos dice: "Los soportes de libros a un pie de distancia en este escritorio donde escribo contendrían las obras de estos años significativos." Incluidas están las obras filosóficas y cartas de Séneca; un poema de su sobrino Lucán; un libro sobre agricultura por Columella, un soldado retirado; fragmentos de la novela El Satiricón de Gayo Petronio; unas cuantas líneas de un satírico Romano, Persio; Historia Naturalis de Plinio el Anciano; fragmentos de un comentario sobre Cicerón por Asconius Pedianus, y finalmente, una historia de Alejandro Magno por Quinus Curtius. De todos estos escritores, sólo Séneca pudo haber tenido alguna razón para referirse a Jesús. Pero considerando sus problemas personales con Nerón, es dudoso que hubiera tenido el interés o el tiempo para hacer cualquier obra sobre el tema.
- De los 70s y 80s d.C., tenemos algunos poemas y epigramas por Marcial, y obras de Tácito (una obra menor sobre oratoria) y Josefo (Contra Apión, Las Guerras de los Judios). Ninguna de estas habría ofrecido ocasión para mencionar a Jesús.
- De los 90s, tenemos una obra poética de Estacio; doce libros de Quintilliano sobre oratoria; La biografía escrita por Tácito sobre su suegro Agricola, y su obra sobre Alemania.

A esto P. Meier añade que en general, el conocimiento de la vasta mayoría de las gentes de la antigüedad "simplemente no nos es accesible hoy por la investigación histórica y nunca lo estará."Lo que sabemos de la mayoría de los antiguos como individuos cabría en unas pocas hojas de papel.

La situación de los evangelios aun así es mejor que la de otros textos de la antigüedad, y ello tanto por el gran número de manuscritos (4.000 por lo menos) como por los pocos años transcurridos desde que se escribieron y la fecha del manuscrito. La clara ventaja de la situación del Nuevo Testamento se aprecia si tenemos en cuenta los siguientes datos comparativos:

-Que más de 1200 años separan a Platón de los primeros manuscritos de sus obras que se han conservado.
-Que más de 1300 años separan a Tucidides del más antiguo de los manuscritos conservado de su Historia de los Peloponesos.
-Que el primer manuscrito de la Guerra de las Gálias de Julio César es posterior en 950 años al a fecha de composición.
-Que el los manuscritos de Virgilio más antiguos que se conservan son 600 años posteriores a su autor.

A diferencia de estos escritos antiguos, en el caso de los Evangelios hay manuscritos completos del Nuevo Testamento del siglo IV. Y papiros incluso del siglo I o II
17/05/11 10:22 PM
  
Johan liebhart
Lo que???????????????
17/05/11 10:26 PM
  
Juan Carlos
No falta quien también ha pretendido ver en la resurrección de Jesus tan solo una versión cristiana de las historias antiguas de dioses o héroes que mueren y resucitan, que encarnaban,segun se creia,la nueva vida y la plenitud que sucedía al decaimiento y muerte del invierno. ¿Fue la resurrección de Jesús modelada según esas leyendas y derivada de las mismas?.Se ha tratado,por ejemplo, de establecer paralelos entre la resurrección de Jesús y el Adonis del paganismo,cuyo culto llegó a estar muy extendido.Se señala que en ambos casos la celebración de cierta clase de vida nueva dada por medio de un nombre(Jesús o Adonis) ocurria en primavera, y que a Adonis también se le atribuía el retorno a la vida al tercer día después de su muerte. Pero aquí acaban las semejanzas.En primer lugar, no hay razón alguna para creer que Adonis,personaje de la mitología clásica, haya existido alguna vez históricamente. En la leyenda, Adonis murió por accidente,cazando a un jabali,pero cada año se le permitía volver de los abismos a los brazos de su amante Afrodita por espacio de seis meses; no fue,como en el caso de Jesús, la muerte publica y desastrosa de un condenado a ser crucificado por blasfemo y amenazador de la seguridad nacional. Jamas se dice de Adonis que murio por nosotros y por nuestros pecados, ni que se esperara en otra vida que pudiera lograrse por medio de una unión con él.Todas las bendiciones que podían acarrear estos cultos no concernía mas que a la salud y la prosperidad que habían de experimentarse aquí y ahora en este mundo.Los practicantes de este culto nunca dijeron de Adonis que volviera transformado y glorioso del mundo de los muertos;en su vida terrena ya era extraordinariamente bello.Su retorno era un mito cíclico de la vegetación,un asunto anual de la naturaleza, no una resurrección final de una vez por todas de entre los muertos.No se atribuía a Adonis haber sido el preexistente Hijo de Dios enviado a este mundo.Por ultimo, Adonis recibía honores en una fiesta agrícola que celebraba la nueva vida(bios) orgánica y toleraba la licencia sexual.La resurrección de Jesús tiene su encuadre histórico propio,que coincidía con la conmemoración del éxodo del pueblo desde Egipto. Prometía a los creyentes la vida (zoe) eterna, no simplemente la salvación de una muerte biológica, y lejos de verse alentadas con la celebración de la resurrección, las aberraciones sexuales eran rechazadas como inconsistentes con esa fiesta y lo que ella implicaba. Por todas estas y otras razones, un vinculo entre el culto a las deidades de la vegetación, como Adonis, y la resurrección de Jesús, solo seria creíble agrandando hasta mas no poder las débiles semejanzas,ignorando por completo las radicales diferencias, y sobre todo, pasando por alto la clara ausencia de conexión histórica. En efecto, no existen pruebas de que, en los dos decenios cruciales(30-50 d.C.), el cristianismo acudiera a prestamos de cultos a deidades de la vegetación.En todo caso, habría sido difícil hacer esto en los mismos comienzos del movimiento cristiano : en la Palestina del primer siglo no existen trazas de ningún tipo de culto a dioses y héroes que mueren y resucitan;las mas antiguas evidencias se remontan al siglo II d.C..
18/05/11 12:48 AM
  
Johan Liebhart
Todas vuestras suposiciones se tornarían ciertas si los evangelios hubieran sido escritos a la par que Jesucristo vivió, sin embargo estos fueron escritos o a finales del siglo I, o doscientos años mas tarde, por autores que estaban influidos por la cultura helénica....Si los evangelios hubieran sido una información periodística de primera mano vuestros postulados se tornarían ciertos, sin embargo no es así.
18/05/11 8:36 AM
  
Jose Luis Santiago

http://infocatolica.com/blog/esferacruz.php/1105140513-por-que-soy-catolico-la-cuest#comments

Tener muchos fragmentos de manuscritos significa seguramente variaciones en el contenido de los textos neotestamentarios ¿cómo es que existe tanta homoegeneidad en los textos de la Biblia que se publican?, ¿eso no significa que hay discriminación a priori de algunas variantes?.

La interpetación de un origen mitológico de los personajes relacionados al cristianismo no es tan incoherente que digamos, y puede tener un trasfondo histórico y antropológico cultural, y no sólo se le puede imputar a Cristo sino a otros personajes relacionados a esta religión, por ejemplo el que se supone entregó a Jesús se llamó Iouda Iscariot, o Judas, Judá, se puede entender que representa al pueblo de Judá, los judíos, que traicionaron a Jesús y no tanto a una persona real. La idea de que la iconografía de Isis influenció en la iconografía cristiana no es descabellada ya que la iglesia de Alexandría dejó en las iglesias orientales gran influencia iconográfica, que se pudo nutrir de la iconografía “pagana” egipcia, por ejemplo a Isis se le representa con el niño en el brazo izquierdo y la Diosa como señalando a su hijo Horus con el brazo derecho ( http://matarikidimension.files.wordpress.com/2010/12/isis-and-horus1.jpg
), de forma similar que en el icono de la Odeguitria bizantina.
Igualmente en la iconografía de las catacumbas romanas encontramos representaciones de Cristo sin barba y con pelo corto que se ha interpretado que le asemejan a Dioses romanos:
http://jovenesconxto.com/images/stories/imagenes/mujer_flujos_sangre_catacumbas.jpg
, cuyo culto pudo dejar reminiscencias en el cristianismo. A mí me parece interesante esta vía de análisis pero no creo que sea la única posible, hay otras diferentes vías de interpetar los datos y todos pueden aportar algo al entendimiento del pasado del cristianismo, lo malo es cuando los partidarios de tal o cual hipótesis de análisis se fanatizan y creen que sólo una tiene la “verdad absoluta”.

19/05/11 2:03 AM
  
Pato Acevedo
¡Vaya! parece que mis visitantes sí estaban dispuestos a ayudar a Johan en sus confusiones ¡Gracias!

@ José Luis Santiago: Basta recordar que Jesús, María, José, Santiago y todos los apóstoles eran judíos para descartar que el nombre de Judas pueda representar a los judíos.

¿Sabes en que más se parece la iconografía de Isis y María? ¡En la nariz! las dos tienen nariz... y no me hagan hablar acerca del número de ojos en la cara ¿coincidencia o complot cristiano? Lo importante no es la respuesta sino hacerse la pregunta.
19/05/11 3:29 AM
  
Xristoforos Theotokou
Para Johan:
Lástima que para antes de finalizar el s. I d.C. todos los Evangelios canónicos ya estaban escritos. Si hasta disponemos de un pequeño fragmento conocido como 7Q5 que data como mucho del 50 d.C. y es de San Marcos. Y si nos atenemos a la crítica hecha al propio texto podemos conseguir unas fechas bastante recientes pero eso ya son otras cuestiones.
Pero, ¿sabes con quién podemos usar ese método? Por ejemplo, con Buddha. Los primeros escritos sobre su vida son unos siglos (más de tres) posteriores a su vida, así que podemos poner en solfa no solo su llegada al nirvana, incluso su misma existencia.

Para Jose Luis Santiago:
Primero, ¿qué hacemos con Judas Tadeo?
Segúndo, ¿influencia significa copia? Es comprensible que para inspirarse en realizar la figura de una madre y su hijo se basen en lo que se ve. Pero vamos María no es Isis, mal que pese porque, por mucho que se quiera, María no es maga ni incestuosa ni atacaría a Dios para hacerse con su Nombre.
Y lo mismo con lo de Cristo, se basan en los cánones artísticos del momento, hasta que por fin a partir del s. VI se "canoniza" el tipo de imagen que conocemos por una cosilla que pasó en Edessa.
19/05/11 7:36 AM
  
Johan Liebhart
Estimado Jose Luis, estoy totalmente de acuerdo contigo.
http://www.egiptologia.org/mitologia/panteon/isis.htm
19/05/11 8:33 AM
  
Johan Liebhart
Santiago y todos los apóstoles eran judíos para descartar que el nombre de Judas pueda representar a los judíos
Estimado Patoace, como te he comentado si los evangelios hubieran sido escrito contemporaneamente a la vida de Jesús, tendrías razón.
Sin embargo estos fueros posteriores y no es descartable que los que los escribieron metieran su inquina contra los judios en es personaje.
19/05/11 8:35 AM
  
Jose Luis Santiago
Bueno, yo no me estoy inventando esa interpretación, la hizo Ernesto, de la Peña, que es reconocido lingüista y ha traducido las Escrituras, en una entrevista que le hicieron en televisión con motivo de la Pascua, y Judá representaría al pueblo de Israel en general.

Tampoco me he inventado yo lo de las semejanzas entre Isis y la iconografía de la Teotokos, ustedes pueden buscar por la Web y encontrarán más al respecto. También se ha dicho que el mito de origen y el culto cristiano tienen parecido con el mito y culto de Mitra, mas los católicos dicen que el culto de Mitra no se puede rastrear más allá del siglo II, pero me queda la duda: ¿las imágenes de las catacumbas con cuál Dios romano intentarán asemejar a Cristo?.
Si la unificación de la iconografía de Cristo tuvo qué ver con suceso de Edesa (de muy discutible historicidad porque ese reino apareció posteriormente al siglo I, así que se ha puesto en tela de juicio que Jesús le haya mandado al rey de allá su imagen para curarse), significa que fue una dinámica salida del oriente, ¿por qué la iglesia del papa, que se supone tenía un primado absolutista desde entonces, no logró imponer su versión de la imagen de Cristo sin barba y con pelo corto a las iglesias de oriente?. A mí me resultan igual de llamativas algunas semejanzas entre el mito de nacimiento de Buda y de
Cristo: la madre de Buda fue avisada de su preñéz, como lo Virgen, pero en un sueño, cuando Buda nacio (y empezó a caminar y a hablar y salían flores a su paso, algo parecido narra un evangelio gnóstico de Jesús), y queda en suspenso si fue una concepción milagrosa o no, fue reconocido por un brahaman emocionado porque había encontrado lo que siempre había buscado, parecido a como se narra de Cristo, también Buda era hijo de un rey mientras que Jesús era de ascendencia real, noble, venida a menos; Igualmente la idea del mesianismo hebreo se ha interpretado que surgió de las figuras de los reyes del medio oriente que eran tenidos por hijos adoptivos de los Dioses, como en Egipto y Mesopotamia y que a su vez morían y resucitaban cíclicamente con el calendario ritual en torno a las cosechas para mantener el orden de sus reinos (http://www.paginasobrefilosofia.com/html/Cristianismo%20y%20Filosofia/origicris.html)
¿serán sólo semejanzas emanadas de las estructuras de la mente humana que son iguales en todos los humanos?. La antropología cultural y la historia actual aceptan que el mito no sólo es invención sino que tiene una parte de verdad retocada con la fantasía. A mí no me afectan para nada esas hipótesis en cuanto a mi fe, yo separo muy bien mi inquietud historicista de la del creyente, y no tiene problema alguno para mí el aceptar las obvias influencias del “paganismo” en el cristianismo como la deificación de Jesús y el culto a los santos que para los judíos eran y son abominaciones, ¿no es cierto?, además hay quienes dicen (rabinos entrevistados en algunos documentales) que la cena del Señor no es derivada de la cena de Pesaj judía que se hacía y se hace con cordero y no sólo con pan, ¿será una reinterpretación “pagana”?.

Reitero que esas vías de intepretación sólo son hipótesis, nunca llegaremos a la verdad absoluta sobre los orígenes del cristianismo por la poca evidencia con la que contamos, así que si alguien piensa que con esas hipótesis va a destruír la historicidad del cristianismo o su validéz como religión se equivoca, se ve tan fanático como el que cree que demuestra irrefutablemente que Cristo existió o que el cristianismo no tiene herencia alguna del paganismo, como muchos por acá.

Hasta las cronologias católicas aceptan que los evangelios se escribieron porsteriormente a la vida de Cristo y su muerte aunque digan que todos se escribieron en el Siglo I.


19/05/11 11:21 PM
  
Xristoforos Theotokou
Jose Luis Santiago, una pequeña pregunta:

¿cuándo vivió Buddha y cuando se escribieron los primeros textos relatando su vida?
20/05/11 10:09 AM
  
Shrek
Como Patoace debe andar con poco tiempo, hago extensiva mi pregunta a cualquiera de los participantes del blog ( incluyendo a Pedro, que probablemente tenga una fórmula lógico/matemática para argumentar su respuesta ), que repito aquí para evitarles el tener que andar rebuscando entre los mensajes:

"Supongamos, en mi caso momentáneamente y exclusivamente como "hipótesis de trabajo", que Dios existe. Es una realidad constatable que el mundo, la vida, no está para nada exenta de dolor, enfermedades, guerras, crímenes, sufrimiento, catástrofes naturales, muerte... que afectan a todos los habitantes del planeta, animales y vegetales, humanos y no humanos, por igual. Me pregunto, le pregunto, ¿si Dios no existe, o si dejara de existir mañana, notaríamos alguna diferencia en todo lo anterior?."

Un saludo.
21/05/11 1:27 PM
  
Juan Carlos
Más aún, en término amplios, los conceptos de salvador y salvación del NT, no tienen precedente en el AT. Igualmente en los textos avésticos y pehlevis (como el Bundashin) del mundo iranio no aparecen con claridad suficiente, y sus ideas mas parecidas al respecto son tan tardías que se puede sospechar que mas bien son un préstamo del cristianismo, y no al revés. Lo mismo cabe decir de los textos gnósticos de los siglos II y III d.C.,y los textos mandeos y maniqueos,posteriores aun, en los que tales conceptos, si bien distintos de los ortodoxos cristianos, puede también sospecharse razonablemente que han sido moldeados tomando como base ideas del cristianismo.
21/05/11 4:46 PM
  
Jose Luis Santiago

Dicen que como cien años después de que vivió Buda escribieron su historia, ¿y eso qué?, ¿acaso no fue siglos antes de Cristo?, pues se cree que Buda vivió entre los siglos V o IV a. C., y los evangelios también son posteriores a la vida y muerte de Jesús, aunque se supone (según las cronologías católicas) que los escritos sobre Jesús se escribieron más tempranamente, respecto a su vida y muerte, que los de Buda, pero la verdad las fuentes fragmentarias que existen más antiguas son posteriores al siglo primero, son del siglo II, y aunque se diga que hay un fragmento que supuestamente es de el evangelio de Marcos hallado entre los documentos de Qumran, el famoso fragmento 7Q5, ha sido puesto en tela de juicio su autenticidad, y hasta que no se diga nada definitivo no puede ser tomado en serio.

Así que hay prueba de las semejanzas míticas entre una y otra religión, quzá no forzosamente de influencia de una sobre otra, aunque ciertamente hay una teoría de que un tal Isa, que podría ser Jesús porque así le llaman por ejemplo entre los islámicos, anduvo en Cachemira, región budista, en tiempos remotos, según los testimonios publicados por un ruso de apelativo Notovich, y ¿pudo haber llevado Isa o Jesús influencia budista a Palestina?.
21/05/11 7:46 PM
  
Xristoforos Theotokou
Mira Jose Luis, como se aplica a Cristo, aquí lo mismo con Buddha: papeles.

¿Cuál es el testimonio más antiguo que se ha conservado? ¿Hay fuentes independientes que atestigüen lo que se dice en los textos favorables? ¿Podemos confiar en su integridad o han podido ser facilmente falsificados?

Teniendo en cuenta que se dice que el emperador Asoka fue el que impuso el budismo como religión oficial en la India ¿se le puede atribuir a este emperador todo lo que se dice sobre Constantino: que manipuló el budismo, que introdujo cosas que antes no creían y que hizo de un simple sabio más de tantos de la India en lo que ahora conocemos como Buddha?
22/05/11 10:46 AM
  
marcos
Para los "helenistas", decir que el Evangelio de marcos, aún en griego "Koiné", es uno de los que más arameísmos contiene, pues se cree que fue redactado desde las catequesis de san Pedro a creyentes paganos. De ahí la riqueza de términos y la expilcación a muchos de ellos. A los helenistas no creo les gustase usar otra lengua que el griego...
23/05/11 11:37 AM
  
Jose Luis Santiago
Suponiendo que fuera verdad, eso no quita que haya smilitudes entre un mito y otro, y por cierto en la Biblia hay más de una narración parecida de nacimientos, por ejemplo entre el relato de Sansón y Juan el Bautista.

Del evangelio de Marcos se cree, según las especulaciones de los escrituristas de la Biblia de Jerusalén, que fue escrito en Roma mientras que los de Juan y Mateo fueron escritos para conversos samaritanos y conversos de Antioquia respectivamente ¿cuáles podrían tener más reminiscencias semitas?.
23/05/11 9:02 PM
  
Juan Carlos
Analogía no es genealogía.
24/05/11 3:13 AM
  
Jose Luis Santiago
¿Y cómo prueba que sea analogía y no genealogía?.
28/05/11 2:28 AM
  
@Mau
pues la mayoria estan mal uno que otro tiene un buen concepto los cual felicito (no dire nombres), pero otros no saben nada sin ofender a los presentes,si no lo sabian los romanos fueron los que crucificaron a jesucristo ¿y quienes estan en romana?

23/04/12 5:34 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.