Los satánicos de la facultad de Filosofía

Lo de la Universidad Complutense de Madrid sorprende ya a pocos. Un congreso de Satánicos (“¡y de Carabanchel!” como diría el personaje de Santiago Segura en El Día de la Bestia). Como no compartan técnicas para desangrar cabritos, yo ya no sé.

Pero es que me causa menos estupor eso que la reacción de la delegación de pastoral universitaria, que directamente ha cerrado una capilla a cal y canto para impedir a un grupo de alumnos rezar el Rosario mientras tiene lugar dicho congreso.

La capilla de Filosofía está bajo la responsabilidad de don Juan Carlos Guirao Gomáriz, que quizás les suene porque plantó cara a Podemos en un debate. ¿A ese diablo sí y a este no, don Carlos? 

Desde luego la responsabilidad de que se abra o deje de abrir esa capilla reside en última instancia en otro Carlos, que es el cardenal-arzobispo de Madrid, pero lo que me deja atónito son los comentarios a la negativa.

“Se vería como una provocación a los satanistas y dicen querer evitar “situaciones desagradables” por lo que han decidido clausurar el lugar de culto inmediatamente tras la misa de 8 de la mañana que se celebra a diario”. 

Juan Carlos Guirao Gomáriz

Lo de siempre. Ellos pueden provocar, ellos te pueden liar un congreso en una institución pública (sí, tú y yo pagamos la complutense), pero tú y yo no tenemos derecho ni a rezar el Rosario en una capilla porque al capellán de turno se le han hecho los machos un nudo en la garganta. ¡Vergüenza!

Pero con todo, no me lo creo. Una persona que ha demostrado, y además lo ha hecho con caridad, que te puedes enfrentar a un oponente ideológico sin “provocar”, no entiendo que decida de esta manera. Sospecho órdenes de más altas instancias, pero tendría uno más suerte investigando al CNI que ciertos círculos de esta nuestra Iglesia Católica. 

 

La decisión me parece, desde luego, despreciable. En la tónica, a la que ya nos tienen acostumbrados pero, desde luego, nunca rendidos. La tónica del intentar apaciguar al adversario haciéndose el muerto. Hasta tal punto que ya nos lo creemos, que nos creemos que no pintamos nada en la vida pública, que ellos tienen la plaza.

Y no es así. Muchos millones de españoles son lo que aún van a Misa, sí, pero otros sin ir no están lejos de un ideal de Vida Cristiana que a veces incluso tienen más claro que los más devotos. ¿Por qué defienden un ideal que no comparten? Quizás porque entienden que es el mejor, el que nos hace más libres, el que es sencillamente la Verdad.

Allá cada uno y su conciencia pero nunca se ha ganado una guerra renunciando a presentar batalla. Y no nos equivoquemos: la guerra de las ideas se libra todos los días. Y hoy se ha perdido por deserción.

 

+Pax et Bonum

 

12 comentarios

  
José Ángel Antonio
"nunca se ha ganado una guerra renunciando a presentar batalla".

Primero, hay que conocer al enemigo.
Después, elegir el campo y día de batalla.

No tiene sentido salir corriendo detrás del enemigo, cayendo en sus provocaciones. Lo que tiene sentido es organizar unas jornadas sobre nihilismo, sobre ocultismo, etc... dentro de unos días, que sea interesante para jóvenes nihilistas o "autodivinizadores"
28/11/19 5:06 PM
  
José Ángel Antonio
Hay en ReL una entrevista al presi de estos "satánicos"; son unos adolescentes nietzschianos de 26 años que tratan de ser intelectualillos... es como un grupillo laicista más, pero les gusta provocar con logotipos con cabras. Ellos mismos dicen que no creen en satanás, que solo es literatura...
28/11/19 5:09 PM
  
Néstor
Por favor, un simple Rosario rezado en una capilla, ni que planeasen ir a rezarlo al mismo lugar del aquelarre. Ahora vamos a tener cuidado hasta con lo que pensemos no sea que seamos "provocadores". Qué asco.

Saludos cordiales.
28/11/19 6:02 PM
  
Néstor
Claro, y si organizan esas jornadas sobre ocultismo no se olviden de invitar a los satánicos y de pedirles a los católicos que se muestren sumisos y amigables y que en definitiva todo quede en la bruma. Por favor, son estrategias viejas ya.

Saludos cordiales.
28/11/19 6:05 PM
  
Scintilla
José Ángel: con 26 años creo que pueden dejar de ser considerados adolescentes. Por edad. Otra cosa es su madurez mental. Puede que no crean en esas cosas, pero se acercan como el tonto al fuego. El peligro de quemarse es mucho. Tampoco los que juegan con la ouija tienen por qué creer en esas cosas y sin embargo pueden llegar a atraer hacia su vida y la de sus seres queridos una desgracia brutal. La universidad no sabe lo que hace. Como tampoco esos chicos. Que Dios les ayude.
28/11/19 6:35 PM
  
Hispanicus
Esto desborda el campo de batalla de las ideas y entra de lleno en el espiritual. Que San Maximilian Kolbe (Caballero de la Inmaculada) interceda por nosotros.
28/11/19 7:52 PM
  
Luis López
La verdad es que uno ve a esa tropa de satanistas de última generación, y se pregunta cómo es posible que hayan degenerado tanto. Probablemente -como profetiza la Biblia- Satán se esté haciendo dueño del mundo en estos tiempos terminales, pero la verdad es que logra más cantidad que calidad. Aun así es trágico porque cada alma, por mediocre que sea, es de valor incalculable para Cristo.

Los viejos satanistas (que ahora estarán sin duda disfrutando del especial agradecimiento de su maestro en su zahurda infernal), eran personas que, al menos, leían y conocían la Biblia, eran cultos e incluso elegantes, y que usaban el talento que el Creador les dio para atacarle, con argumentos tan brillantes como falsos. Su rebeldía era verdaderamente diabólica, porque eran conscientes del destino que habían elegido y de sus consecuencias. Eran como el Satán de John Milton, que aún en su maldad y estupidez, no dejaba de tener algo de grandeza.

Pero los tontos que organizan esos aquelarres de última generación, a diferencia de sus predecesores, son unos ignorantes supinos en teología, no saben -a diferencia de su maestro tenebroso- que los tiempos oscuros acabaran pasando y la cruz de Cristo alumbrará un nuevo día, y ese día no acabará jamás.

Éstos dicen incluso que no creen en Dios ni siquiera en Satán (no más allá de un mero símbolo), son satánicos simplemente por seguir la corriente del mundo actual, con lo que el aspecto típico de la rebeldía del satánico de antaño queda muy disminuido.

Probablemente por eso esté tan cabreado Satán, y actúe con tanta violencia en nuestros días, porque a él, el soberbio por excelencia, le enfada ver tanto estulto sin convicciones verdaderamente satánicas, que no obstante aplaude las sandeces de esos foros donde se le ensalza, sin entender de la misa a la media.

Y también entiendo su enfado, mirando al futuro: aguantar a un necio, incluso en el infierno, debe ser duro hasta para el mismísimo Satanás.
28/11/19 8:15 PM
  
Miki V.
Luis, le comentaba yo al confesor, y esto no es materia de secreto, que no puedo ser vanidoso : el vanidoso precisa, casi exige el reconocimiento de los demás. Casi lo necesita para alimentar su soberbia. Pero el puramente soberbio, se la refanfinfla, le da igual lo que los demás digan o piensen.

Quizás el príncipe de este mundo es vanidoso, pero es mucho, mucho más soberbio, causa original de su perdición. Alguien ha dicho que cada alma para Dios tiene un valor incalculable, pues pienso que él las desprecia completamente. En todo caso se puede reír de cuán bajo ha caido la Iglesia militante que se achanta ante semejantes esperpentos.
28/11/19 8:34 PM
  
José Ángel Antonio
A ver, yo creo que nadie [en la Iglesia] se ha achantado, es como seguirle la corriente a un crío de 12 años que grita cacaculopedopis a ver qué le hacen... Lo mejor es no prestarle atención, y si acaso llamar a sus padres más tarde.

No son "satanistas", son unos pequeñoburgueses acomodados y progres de salón... En la entrevista queda claro...

- ¿Por qué llamarse "satanistas" si no creen ustedes en Satán? ¿Por qué no llamarse "hedonistas" o "epicúreos rebeldes" o prometeicos?

- Es que el arquetipo de Satán ya tiene tradición y además el "satanismo" ya está reconocido como religion en otros países. Epicuro está bien, pero Epicuro, para nuestra época, me parece incompleto. Epicuro no buscaba un control material de tu vida. El satanismo que proponemos busca disfrutar sin que te controlen los vicios, manteniendo las riendas.

- ¿Pero no es engañoso declararse satanistas cuando no creen que existe Satán? ¿Y considerarlo "religión"?

- No. El satanismo contemporáneo existe como movimiento religioso desde 1960. Antes nació en parte en el romanticismo y se asienta como religión en el 66. Desde mi punto de vista el Romanticismo es a Jesús como la Ley a San Pablo, es decir, Jesús abre una puerta mientras que la Ley pone estructura. Jesús no dejó nada escrito. El satanismo es muy antidogmático.

- Pero ustedes en su web enuncian varios dogmas: a favor del matrimonio gay, del sexo consentido entre varios adultos...

- Sí, es verdad que es contradictorio. Yo pongo un límite dentro de nuestra sociedad actual.

- Rebeldes somos más bien los cristianos, que decimos que el matrimonio es sólo entre hombre y mujer. Ustedes son "mainstream", siguen la corriente, ¿no?

- Es verdad que veo cierto paralelismo con el cristianismo de la época romana. Tenían mala fama, les acusaban de comer el cuerpo y sangre de Dios. Pero ahora los cristianos son el establishment.

- ¿No serán ustedes el establishment? Ustedes defienden lo que ya está en las leyes españolas, el matrimonio gay y el sexo libre. ¡Los críticos somos los cristianos!

- No somos mainstream. Nosotros defendemos el poliamor...

- ¿Y cuando mañana se legalice el poliamor, qué harán ustedes para ser rebeldes?

- No es que queramos evitar ser mainstream a toda costa. Nosotros buscamos la libertad. Y puede haber varias corrientes según el país. En EEUU hay corrientes satanistas que en nombre de la libertad defienden llevar armas, y otras defienden lo contrario. Nosotros nos adaptamos a nuestra sociedad española.
28/11/19 9:33 PM
  
Desde Madrid Capital
No me parece justo calificar así a un a persona que ha hecho clara gala, como usted dice, de valentía. Lo probó al ir a un acto de Podemos, y hacer la intervención que hizo. Que se volvió viral, por cierto, y se puede encontrar en YouTube fácilmente. Por lo visto, estos "Satanistas de España" son unos niñatos.

Porque solo hay que ver el origen de la polémica: un congreso que atreará a cuatro gatos, sobre un tema tan irrelevante. Tan poco importante, que han tenido que traer a 4 niñatos "frikis". Y para rematar, el ritual será una "performance" en un bar.

Y habrán pensado en la delegación, que para enrarecer el ambiente, y que les amenacen con quitar la capilla, mejor se ponen de perfil. El delegado y el capellán habrán pensado que en lugar de causar una polémica por 4 chavales con mucho tiempo libre, les merecía más la pena ponerse de perfil. Por otro lado, ¿quiénes son estos Alumnos Católicos? Nunca había oído hablar de ellos. Sé que hay varios grupos, pero nunca había oído hablar de éste. ¿Son nuevos? ¿Se llevan mal con el capellán?

Aquí debe de haber una "intra-historia" de la que ni nos hemos enterado ni nos enteraremos nunca.
28/11/19 11:56 PM
  
Terranova
El rosario se rezó en la puerta de la facultad y el susodicho seminario satánico fue cancelado a mediodía. Se desconoce a qué hora se atrevió el capellán a salir de debajo de la cama.

Nota del blogger Espero que pasase la escoba antes... :)
29/11/19 2:31 AM
  
Ramvel
Muchas desgracias para el alma se sobrevienen cuando menospreciamos al diablo y sus artimañas. No es de fiar, es padre de la mentira, no lo olvidemos. No existe ni la más mínima posibilidad de que actúe con escrúpulos de conciencia por no respetar "reglas"... es que para él no hay reglas.
Y esos "satanistas" digan lo que digan, tampoco son de fiar pues su padre es experto en la mentira y pueden ponerse la careta que quieran.
Los católicos nos aferramos a la cruz y a la luz.
No podemos amilanarnos. Empuñemos la espada del cristiano (oración privada y pública), así, apenas muestren la cabeza (o los cuernos) se las cortamos una y otra vez... hasta que el Inmaculado Corazón triunfe definitivamente.
29/11/19 2:37 PM

Esta publicación tiene 1 comentario esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.