Leído en Boulevard Voltaire: "para los obispos (franceses) los tradis hacen competencia desleal"

Os traduzco lo publicado en la revista francesa BV. Hoy no añado nada.

 

¿Están celosos algunos obispos de los éxitos cosechados por ciertas parroquias donde sopla, en latín el Espíritu Santo o la liturgia más tradicional posible?

Después de la debacle del post-vaticano II que ha visto vaciarse las iglesias a un ritmo sostenido, la liturgia tradicional no se había visto prohibida en la práctica pero hemos tenido que esperar a un motu proprio de Benedicto XVI para autorizar el regreso “legal” de la Misa Tridentina.

A discrección de los obispos, pero para gran satisfacción de los fieles, puesto que efectivamente allí donde un cura está autorizado a decir la misa en Latín, de espaldas al pueblo pero el rostro vuelto a Oriente, hay masa. Una masa de fieles devotos y masa de diversas actividades.

Y no con una mayoría de cabezas grises como es el (triste) caso de la gran mayoría de nuestras parroquias (excepto los “petits gris” [Hermanos de San Juan, ndt] o el territorio de obispos como Mons. Rey, Mons. Aillet o Mons. Crépy), sino jóvenes, muy jóvenes a menudo, scouts, parejas con numerosos hijos que dicen encontrar en estas misas tridentinas el recogimiento en la belleza y la sublimación de una liturgia enriquecida con los siglos en los que se ha practicado, en los tiempos en los que Francia estaba orgullosa de ser católica.

Pero ese éxito ha cosechado los celos de esos obispos atados a esa liturgia despojada de estos 50 años y al traje-y-corbata de sus curas. Esta semana, Mons. De Kesel, arzobispo de Malinas-Bruselas no ha dudado en acusar a uno de los sacerdotes (y no importa quién) de ¡Competencia desleal! El padre Michel-Marie Zanotti-Sorkine, al antiguo párroco de la iglesia de los reformés de Bruselas, se le pidió oficiar en otra parte: el tono de sus homilías que se venían a escuchar desde París era juzgado “demasiado conservador”. Su liturgia demasiado parecida al más puro tradicionalismo.

Michel Marie Zanotti (Wikipedia)Se fue a Bélgica en 2013 para fundar ndar la Fraternidad de los Santos Apóstoles. En tres años atrajo a 21 seminaristas, seis sacerdotes y llenó todos los domingos la Iglesia de Santa Caterina. Lo que le ganó los celos de Mons. De Kesel, incapaz de revivir el catolicismo belga. Ha dicho pues que no acogería más a los 27 sacerdotes y seminaristas “Esta Fraternidad no se puede promoveren las circunstancias actuales puesto que manifiesta una falta de solidaridad grave tanto entre obispos belgas como franceses”. Bien es cierto que los sermones del padre Zanotti-Sorkine ya tienen más de un millón de reproducciones en el portal Youtube.

 

En Francia, está en la actualidad el caso de Mons. d’Ornellas que ha decidido atacar la Capilla de San Francisco, confiada desde 1988 al Instituto Cristo Rey. El carisma de su joven párroco el Canónigo Cristófoli, reúne cada domingo a una comunidad viva de 800 fieles. ¡Cada año esta parroquia envía hasta tres chicos para ser seminaristas! Un caso raro en Francia, donde el nivel de vocaciones es catastrófico.

 

Pues bien, Mons d’Ornellas no ha encontrado nada mejor que anunciar que quiere que el Canónigo Cristofoli se vaya y quitarle la capilla a su comunidad, generando incertidumbre absoluta respecto a su futuro. Vientos de pánico y diversas protestas entre los parroquianos que no se explican esta decisión sino por una venganza solapada.

 

¿Estás nuestras eminencias ciegas al punto de no ver que las peregrinaciones tradicionales triunfan, que las iglesias “tradis” en latín o en francés se llenan? Parece que el Espiritu Santo ama el latín, el incienso y la sotana.

+Pax et bonum+

Miguel Vinuesa

 

23 comentarios

  
Javier Ejías
Es lógico que si de 30000 parroquias francesas en 10 o 12 se dice una de cada 8 misas de la forma tridentina preconciliar, se llene.
Pero no por que tenga mucha aceptación la misa esa sino porque no tienen mucho donde ir si quieren asistir a ella.
La matemática bien entendida no es interpretable
30/06/16 12:38 PM
  
JCA
Es una vergüenza, aquí se cuenta algo más, respecto a Malinas-Bruselas:
«Daneels Protégé Kicks New Priestly Society Out of Brussels — Too Many Vocations»

eponymousflower.blogspot.com.es/2016/06/daneels-protege-kicks-new-priestly.html

Es un escándalo, ya ni disimulan. Traduzco algo:

«El protegido de Daneels expulsa a una nueva sociedad sacerdotal de Bruselas: demasiadas vocaciones
»El nuevo arzobispo de Malinas-Bruselas, Ms. Joseph de Kesel, que aplaudió la nueva propuesta “totalmente”, ha establecido una habitación de oración islámica en cada escuela católica, y está a la vez expulsando a la Fraternidad de los Santos Apóstoles, que fue fundada por su predecesor»

Recuerdo que el predecesor fue el sucesor de Danneels e intentó que la diócesis volviera a ser católica. A Francisco le faltó tiempo para jubilarlo.

Fíjense qué tío tan falso e hipócrita, que excusa de baratillo da:

«El nuevo arzobispo decidió que ya que la Sociedad era tan notablemente exitosa en la archidiócesis, no pueden formar más sacerdotes para la archidiócesis y por consiguiente han de abandonar Bélgica. ¿La razón? Porque la mayoría de seminaristas vienen de Francia. “En muchas regiones de Francia no hay sacerdotes [...], no queremos faltar a la solidaridad con nuestros vecinos obispos franceses”, dijo de Kesel en una declaración oficial.»
30/06/16 12:58 PM
  
JCA
«¿Estás nuestras eminencias ciegas al punto de no ver que las peregrinaciones tradicionales triunfan, que las iglesias “tradis” en latín o en francés se llenan? Parece que el Espiritu Santo ama el latín, el incienso y la sotana.»

No están ciegas, es que las odian, son progres y modernistas, las consideran reductos de murciélagos prometeicos autorreferenciales promovedores de la coprofagia; no hay más. Que Dios les ilumine o elimine.

Nota del b. Mejor lo primero, no hay que desear la "eliminación" de nadie.
30/06/16 1:06 PM
  
David
Pero si es quien alguna llamó Cura de Ars de Marsella, no? No encuentro en español más que un fragmento de una entrevista. Hay algo más?
30/06/16 1:30 PM
  
Miki V.
Visto el trato en Bélgica, yo me volvía con Monseñor Rey, pero a saber...
30/06/16 1:35 PM
  
C
Lo que se dice en Francia es que las parroquias de la tradición modernista desde el concilio Vaticano II temen la competencia de las parroquias de la tradición de siempre. Por eso los obispos, salvo excepciones, tratan de limitar lo máximo posible la venida de sacerdotes tradicionales para impedir el efecto sifón. Los sacerdotes como los evocados en el texto son las víctimas de sus éxitos pastorales. Si ciertos obispos (y sacerdotes) rechazan la tradición es porque no quieren admitir el fracaso (su fracaso) de su pastoral nacida con Vaticano II y que significa muchas iglesias vacías o casi).
30/06/16 3:31 PM
  
JCA
Aclaración sobre el «Que Dios les ilumine o elimine».

Indudablemente es muchísimo mejor que Dios les ilumine, tanto para ellos como para nosotros. Pero creo es perfectamente legítimo pedir que en caso contrario, que sean unos impenitentes (al fin y al cabo, son hombres libres), los elimine (entiéndase: «neutralice», en genérico, pero entonces ya se pierde el juego de palabras).

Ya he oído esta advertencia antes, y parece como si se pensara que el impacto de un obispo en nuestras vidas y nuestra salvación (la mía y la de mi prójimo, empezando por los familiares directos) fuera el mismo que el del kiosquero de la esquina. Además son seres adultos y se supone que sin merma de sus facultades mentales, por consiguiente responsables de sus actos que —vuelvo a recordar— muchos nos afectan directamente, los más peligrosos sobre las almas.

Hoy en día los cargos no son vitalicios (opino que tiene más inconvenientes que ventajas, pero no es el tema), por lo que el mal en principio no dura mucho (aunque Danneels podría ser un buen ejemplo de perpetuación) pero, en el caso de que lo fueran ¿qué malo hay en rogar a Dios por que desaparezca el mal que provoca una persona, sobre todo cuando está asociado a ésta? Mejor juez no hay, que escudriña los corazones.
30/06/16 4:31 PM
  
Gris Funcionario
Los pastores necesitan mucha humildad para reconocer que lo que se ha estado haciendo durante toda la vida no funciona. Cuarenta o cincuenta años huyendo de la tradición pensando que el mundo la rechazaba, y luego resulta que la belleza y la integridad es mejor reclamo que las rebajas pastorales, los eslóganes y las campañas publicitarias.
Tengo mucha curiosidad por la liturgia tradicional, en mi ciudad no se celebra que yo sepa en ningún sitio. Cuando llegue -que va a llegar- iré corriendo a conocerlo.
Por el momento disfruto del rito ordinario, que también es muy bello las raras veces que se celebra bien.
30/06/16 5:31 PM
  
Gerardo
Para Javier Ejías y ¿tu interpretación matemática también se aplica a los semnaristas?
30/06/16 6:06 PM
  
Jordi
JCA:

Una misa tridentina, vigente, frente a una misa vaticanosegunda, en vigor, triunfa por razón de su espiritualidad, pero triunfa sólo frente a quienes tienen esta sensibilidad, que por lo que se ve, son muchos.

Una misa vaticanosegunda oficiada por los modernistas y progresistas, son la verdadera y auténtica ruina espiritual.
30/06/16 6:23 PM
  
Hermenegildo
La Fraternidad de los Santos Apóstoles del P. Zanotti, ¿celebra la forma ordinaria o la forma extraordinaria del Rito Romano?

Nota del B. Que yo sepa, la ordinaria. Me puedo equivocar porque nunca he acudido.
30/06/16 6:52 PM
  
jaquins
No me parece mal que en algunos sitios se oficien misas en latín pero, si me diesen a escoger, escogería la misa en lengua vernácula post-conciliar por la sencilla razón de que no he estudiado nunca latín eclesiástico.

Me gusta más la misa en lengua vernácula porque puedo entender lo que se dice y supongo que los sermones seguirán siendo en lengua vernácula a juzgar por lo que visto en el cine.

Es positivo que exista una lengua católica para todos como es el latín eclesiástico. De hecho, me he llegado a aprender el Padrenuestro y el Ave María en latín. Pero creo que deberían dar unos cursillos de latín eclesiástico si quieren generalizar la misa tridentina.

Un cordial saludo.
30/06/16 6:57 PM
  
Hermenegildo
El Obispo que se atreva a acoger en su Diócesis a la Fraternidad de los Santos Apóstoles corre peligro de ser "misericordiado".
30/06/16 7:02 PM
  
Luis
Estoy con Javier Ejías. Si lo "tradi" parece tener más éxito que lo "modernista", es porque es mucho más minoritario y tiende a concentrar al "resto fiel." Pero si alguien se cree que la generalización de lo "tradi" va a atraer a algún "no-tradi", es que no sabe ni la sociedad ni la Iglesia en la que vive. Lo único que conseguiría sería diluir la participación como le ocurre a los "modernistas."

Cuanto antes nos demos cuenta de que somos los que somos y quedamos los que quedamos, más disputas estériles nos evitaremos y mejor podremos concentrarnos en custodiar lo que aún no se ha llevado el signo de los tiempos.
01/07/16 4:00 AM
  
antonio
Gracias a Infocatólica, me quede impactado, poner en el Google, Juventud Católica Francesa, la Generación inédita, llenaron las calles de Francia, se formaron en sus casas, militantes, amantes de la liturgia tradicional, cansados del ateismo y la vulgaridad del modernismo.
Sostenidos por Sacerdotes como lo que están expuestos.


Que Dios te bendiga y lo haga con la Iglesia.
01/07/16 1:21 PM
  
C
@jaquins
Nuestros antepasados, salvo excepciones, no sabían el latín y sin embargo eran muy píos. El problema no es entender o no entender las oraciones en latín (no son tan numerosas durante la misa y siempre hay traducciones de la lectura del día y del evangelio por el sacerdote). Y ahora, salvo excepciones, hay más gente que en la época de nuestros antepasados, que sabe leer (podemos sin dificultades procurarnos el misal bilingüe de precio barato o una hoja con lo esencial de la misa). Al contrario, rezar en latín, un idioma “intemporal” permite entrar más fácilmente en el misterio de la Eucaristía y sentir mejor nuestra fe. Además el latín, en una época de multiculturalismo, de muchas necesidades de mudanza afuera de nuestros países nativos por varias causas económicas, nos permite encontrarnos en nuestra casa, la de Dios, en cualquiera lugar. Es un alivio muy fuerte, una misa en latín, una hora cada semana, cuando estás toda la semana en la situación del “extranjero”, del periférico. Verdad.
02/07/16 12:22 PM
  
C
@Luis
Desde siempre tratar de ser católico es luchar contra las corrientes del mundo. Las corrientes modernistas por el momento son poderosas, y la inversión de la marea no va a venir en el futuro próximo. Lo que me hacer decir que los tradicionalistas por muchos años no pueden que multiplicarse. Dios odia a los tibios y 2 Corintios 12:10
“Por eso me complazco en las debilidades, en insultos, en privaciones, en persecuciones y en angustias por amor a Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”.
02/07/16 12:30 PM
  
jaquins
antonio y otros, la Misa en lengua vernácula no forma parte de los errores modernistas condenados en el Syllabus decimonónico. Me he tomado la molestia de leerme el Syllabus y en ningún lugar se habla sobre la Misa en latín o en lengua vernácula. El Syllabus habla de otros errores modernistas. Decir que la Misa en lengua vernácula es atea es una exageración y un error que no le puedo conceder aunque sea más vulgar. Históricamente, la lengua vernácula apareció en la misa con la Reforma protestante y ha sido acogida por el Concilio Vaticano II como instrumento de evangelización y para propagar el conocimiento de la fe entre el vulgo: ay de mi si no evangelizase. Un cordial saludo.
02/07/16 1:42 PM
  
jaquino
C, la misa tridentina se dice completamente en latín eclesiástico. Además de las oraciones, las lecturas del día se dicen en latín. La única parte de la misa que se decía en lengua vernácula era el sermón porque el latín eclesiástico es una lengua muerta que no permite expresar todas las ideas del sermón por lo que había que recurrir a la riqueza expresiva de la lengua vernácula.

Por otro lado, resulta difícil, por no decir imposible, encontrar un misal biligüe encontrar un misal en lengua vernácula y en latín. Decir que rezar en latín "permite entrar más fácilmente en el misterio de la Eucaristía y sentir mejor nuestra fe" es una falsedad. El sentido de la misa no se pierde por hacerlo en lengua vernácula (el latín eclesiástico no es una lengua milagrosa) aunque pueda parecer más solemne por hacerlo en una lengua incomprensible para la feligresía. Lo único que se consigue es que pierda el sentido porque los fieles no entienden nada.

Solamente estoy de acuerdo con usted en que sería positivo para los extranjeros que se dijese una misa dominical en latín eclesiástico para que los extranjeros pudiesen entenderla. Pero la razón sigue siendo facilitar un mejor entendimiento entre la feligresía y repito de que deberían impartir unos cursillos de latín eclesiástico en las parroquias. Supong que, al tratarse de una lengua muerta (o semi-muerta si les parece mejor) debería bastar con un cursillo de un año de duración.

Ahora bien, ¿cuántos feligreses estarían dispuestos a asistir a estos cursillos? Si ya hay pocos católicos practicantes menos serían de tener que asistir a una misa tridentina en la que son incapaces de entender ni una sola palabra. Si las misas tridentinas se llenan de fieles es porque hay poca oferta de misas en latín para tanta demanda mientras los feligreses que siguen asistiendo a las misas en lengua vernácula siguen siendo mayoría. Que se llenen de feligreses las misas tridentinas significa que estas deberían generalizarse hasta que las misas tridentinas empiecen a vaciarse.

Un cordial saludo.
04/07/16 1:32 PM
  
jaquino
C: "Nuestros antepasados, salvo excepciones, no sabían el latín y sin embargo eran muy píos". Eso es una falsa idea de la religiosidad de tiempos pretéritos que solamente es cierto en cuanto a la asistencia de la población católica a la misa dominical. Si se toma la molestia de leer los comentarios que aparecen en el blog de Bruno titulado "Una asignatura pendiente" se encontrará con comentarios que demuestran la incultura religiosa de la población en general. Hasta hace poco, la Iglesia no tenía competencia a la hora de educar a la población y la gente asistía a misa porque seguía creyendo que era pecado.

¿Significa esto que nuestros antepasados eran más píos que nosotros? Pues resulta que hay muchos testimonios que indican que la incultura religiosa de nuestros antepasados era similar a la nuestra. ¿Qué demuestra esto? Que el hecho de que la misa se oficiase en latín no elevaba el nivel cultural religioso del vulgo. Por el contrario, el feligrés que acude a una misa en una lengua vernácula que puede entender eleva su cultura religiosa.

¿Qué aspecto positivo puede tener la misa en latín? Aparte de parecer más solemne porque la misa en latín es más lejana al vulgo, podría ser más entendible en ambientes multiculturas donde la mayoría de los feligreses conozcan el latín eclesiástico.

Un cordial saludo.
04/07/16 1:50 PM
  
Eduardo Martínez
Bueno, creo que una persona con un mínimo de sentido común, incluso una persona con el sentido común más bajo de la media, podría deducir que, si en los años 60, poniéndoles música de esa época, las iglesias se fueron vaciando a mayor o menor velocidad, en lugar de atraer a los jóvenes con dicha música, pues casi cincuenta años después, no es esperable que la gente se sienta atraída por esa música hoy añeja, y vuelva a llenar los templos.

Es evidente que muchos presbíteros saben que esa no es la solución. Pero por desgracia, me temo que no están por rectificar.

Se ha citado aquí al padre Zanotti. No parece ser que haga la misa "Vetus Ordo", pero si parece que sus celebraciones litúrgicas son impecables, con música impecable y sin esos horribles carteles, banderolas o como quiera que se les quiera llamar, que afean muchos de nuestros templos desde hace muchos años. Tampoco parece ser que sus sermones sean de esos que hacen pensar que estamos encantados de habernos conocido.

En la actualidad el padre Zanotti está en el Santuario de Laus. Quiso ir a París, a la Capilla de la Medalla Milagrosa, conocida popularmente como la capilla de la "140 Rue du Bac". El intento de ir allá fue "abortado" por el responsable de dicha capilla, que al parecer no quería "lío".

Supongo que lo que pasa es eso, que muchos no quieren siquiera pensar en la hipótesis de que una parroquia que recuperase cosas que se perdieron a partir de la aplicación del "Espíritu del Concilio", recuperaría feligreses... porque en ese caso, el párroco recuperaría una cantidad de trabajo que tal vez no pudiera asumir. Obviamente, si otro párroco de otra parroquia incrementase su número de parroquianos, por aplicar las cosas que aplicó en Marsella el padre Zanotti, pues se vería conminado a adoptarlas también. Son riesgos que, obviamente, no van a correr.
04/07/16 2:06 PM
  
JuanM
Javier Ejias: ¿estudió usted por casualidad en la misma Facultad de "Matemáticas" que Monseñor Osoro?
04/07/16 5:41 PM
  
Catholicus
Debemos enfocar el asunto no desde el punto de vista de los gustos, sino de si la Santa Misa Tradicional es más o menos grata al Señor en cómo se ofrece el Sacrificio.

Si es más grato al Señor, ya derramará el su gracia sobre los fieles supliendo la "complicación" del latín.

Dicho sea de paso que no es compilación alguna, a la cuarta Misa tradicional se ha acostumbrado uno y sabe lo que se dice.

Todo el mundo se aprende canciones enteras en inglés sin mayor problema...
06/07/16 11:17 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.