La Suiza de los vientos cosecha tormentas

Uno de los recuerdos más insidiosos de los pocos años vividos en Ginebra es el persistente viento del norte que a veces sopla por esos lares, y que los suizos franceses tienen a bien llamar “bise”, algo así como “besito”. Eso ya de por sí previene de la mala baba que campa por esos lares.

Y que es Suiza acogió la reforma luterana primero, calvinista después, con los brazos abiertos. Si la Iglesia pierde países enteros, la cruz que figura en el estandarte helvético hace tiempo que no es Católica… y en un par de generaciones será adecuadamente reemplazada por la medialuna mahometana, como en otros países europeos.

Pero también mira que es absurdo preguntarle a 6.000 suizos sobre la familia. Un país donde en la mayoría de cantones tener un hijo es considerado un lujo, y por tanto las ayudas a familias (ni siquiera numerosas, no, familias a secas), brillan por su ausencia. ¿Qué concepción de familia tiene una sociedad en la que, por mucho que se predique, la conforman parejas de hecho como elemento más cohesionador?

Los matrimonios y los hijos se ven como algo pasado de moda, anticuado. Pero ya he hablado en otras ocasiones de la peculiaridad de un sistema, el suizo, donde la solidaridad brilla por su ausencia, donde todo lo que consigues es porque te has partido el lomo… y eso para que te devuelvan en la jubilación una mísera parte de lo que has trabajado.

El caso es que en Suiza hace tiempo que no se sabe lo que es una familia. ¿Cómo leches van a poder defender los obispos helvéticos algo que se le parezca? Eso si es que se defiende algo.

Mi experiencia en Ginebra es meramente una muestra reducida, pero en lo que vi, el clero diocesano está perfectamente acoplado a esa sociedad completamente secularizada. De lo poco que verdaderamente me asombró, los Hermanos de San Juan, pequeño grupo de sacerdotes y hermanos fundado por un dominico en Francia, en el 88, y cuyo carisma movía incluso a fieles del vecino país galo, para asistir a misa. Beneficios de ser ciudad de frontera…

Pero clama al cielo, por ejemplo, las enormes dificultades con las que uno se encuentra para que se le oiga en confesión. Mal acostumbrado a España, tuve que acoplarme a “30 minutos antes de misa” y que con frecuencia el sacerdote con el que te confiesas, es el que luego canta misa…

Otra muestra fue unos cursillos de confirmación, a los que acompañaba a alguien. En mala hora. Cuando juntaron a varios grupos de distintas parroquias, mis ánimos tocaron fondo: “no, si ejque yo y mi novia hacemos la confirmación pa casarnos” (rendición aproximada de un francés en pronunciación paleta), o una chica con ideas bastante peregrinas sobre la Iglesia, pero que recibiría el sacramento de todos modos…

Los fieles están desarmados. Los agentes pastorales están a la merced del mundo sin adecuado acompañamiento espiritual, y raro es el sacerdote que no peina canas, o usa bastón… Pues ya me dirán ustedes. El obispo de los Suizos franceses hubo que irlo a buscar al mismísimo vaticano. No había manera de encontrarlo en el clero diocesano.

No solo en Suiza, pero ya va siendo hora de replantearnos radicalmente el modelo de sociedad que queremos, porque esto no da más de sí. Y esta noticia solo es una campanada más que anuncia la debacle.

+Pax et bonum+

Miguel Vinuesa

33 comentarios

  
Carmen A.
Rezo por los pecadores como nos enseñó la Santísima Virgen, pero ultimamente rezo mucho por los santos y para que haya más. Hacen falta muchos santos muy grandes y que se noten, al estilo de los que conmovieron multitudes.
08/05/15 7:55 PM
  
Miki V.
Creeme Carmen, en Ginebra encontrar a esos Hermanos fue mano de Dios.
08/05/15 8:03 PM
  
Ignaciano
Ya nos gustaría tener el nivel de cristianismo que tiene la sociedad suiza, el nivel de Justicia Social, algo muy cristiano recogido en la Doctrina Social de la Iglesia Católica. Vaya es que no les llegamos ni a la suela de los pies.
08/05/15 9:28 PM
  
Miguel Antonio
¿Quién diría que tendríamos que espantarnos de semejantes ruinas espirituales? ¿A qué se ha podido deber semejante cisma de hecho?
Tuve un excelente profesor de teología suizo, estuve de capellán de unas hermanas en Suiza, allá por los 60 y nada este atroz panorama era previsible.
¿Podrá ser que los adelantos financieros, el mero adelanto material haya encandilado a quienes han decretado, que el Evangelio no está ya más a la altura de los tiempos?
Con semejante panorama (hijos fuera, a gozar lo más posible, rebajas en la preparación a los sacramentos y un prolongado ETC...), se necesita el valor de los primeros mártires, no ya para enfrentar a un imperio romano perseguidor, sino a la dejadez y acedia de la propia familia eclesial.
08/05/15 10:00 PM
  
Joaquín
Calvino (probable y posiblemente uno de los personajes más malvados de la historia, que encima amparaba su maldad en el cristianismo) dejó seco y sin vida el cristianismo en Suiza y cuando llegaron los vientos del secularismo, lo arrasaron. Que a nadie extrañe lo que está pasando ahí.
08/05/15 10:29 PM
  
Luis Fernando
Lo tienes, Ignaciano. Lo tienes. No te quepa la menor duda. Eres tan católico como los que describe Miki.
08/05/15 10:32 PM
  
Rexjhs
Estimado Miguel, eso que cuenta de parejas amancebadas haciendo cursillos de confirmación también pasa en España. Sin ir más lejos, me pasa a mí en Sevilla, como catequista. Y la mayoría de ellos no se creen lo del pecado mortal o del demonio o el Infierno. No van a misa los domingos y, pos supuesto, no se confiesan, y no saben que Cristo está realmente presente en la eucaristía. La apostasía es general.
08/05/15 11:38 PM
  
pepiño
"Mal acostumbrado a España".

Será mal acostumbrado a Madrid, y en la parte de Madrid dónde tu vives. De lo que cuentas, se podría aplicar a infinidad de partes en España - incluidas partes enteras de Madrid - sin ningún problema.

"Jubilación mísera". Por tu edad muchacho, en España no te podrás ni jubilar. Y pregunta a una anciana viuda, a ver que le queda.

¡Ah!, perdón, que aquí, ya no piden a nadie confirmarse para casarse. Por lo que cuentas en Suiza lo exigen. Tendrán que ponerse al día.

Por la propaganda que te han hecho, parecía que ibas a contar que en las parroquias predicaban día si, día también, herejes y sacrílegos. ¡Ah!, perdón de nuevo, que eso es lo que pasa en alguna parroquia de Madrid, ese lugar que tanto envidian los Suizos:

sancarlosborromeo.org/index.php?sec=documento

09/05/15 12:02 AM
  
frayescobabcn
Desgraciadamente la inmensa mayoría de occidente esta asi
09/05/15 12:31 AM
  
Hermenegildo
"Mal acostumbrado a España, tuve que acoplarme a “30 minutos antes de misa” y que con frecuencia el sacerdote con el que te confiesas, es el que luego canta misa…"

Ya quisiera yo que en todas las iglesias de España el mismo sacerdote que celebra la Misa se sentase media hora antes en el confesonario...
09/05/15 12:45 AM
  
Charles
Gracias a Dios el Camino Neocatecumenal esta luchando contra esto mediante las misiones ad gentes.
Recemos por ellas y por la Nueva Evangelización.

P.D: muy buen articulo.
09/05/15 10:05 AM
  
Miki V.
Se me ha olvidado llamar a Ginebra 'Calvingrado'. A lo comentado ya, decir que evidentemente todo el monte no es orégano pero con todo San Carlos Borromeo es una excepción, no la norma.
09/05/15 11:11 AM
  
gringo
Mi mujer estuvo trabajando en Suiza en 2007 en el cantón de habla italiana.
O hay dos países llamados Suiza en Europa, o mi mujer me ha mentido, o el bloguero se ha pasado tres cantones exagerando la situación social.
Ya quisieran trabajadores y jubilados españoles la cuarta parte de derechos y beneficios de que gozan los helvéticos.
09/05/15 1:17 PM
  
Miki V.
Cada Cantón tiene su particularidad, gringo. Desconozco los pormenores del Ticino, pero el pagar un seguro médico (privado, lo uses o no), unos impuestos desorbitados para que luego te quede un pilar ínfimo respecto al capital creado con tu trabajo... Por no hablar de que no hay un solo día libre para trámites . Día que no trabajas, día que no cobras. Unos derechos maravillosos...
09/05/15 1:30 PM
  
Gece
Por lo que se dice aquí, parece que la Iglesia se muere en Ginebra.
Es triste pero hay que saberlo para reaccionar. Lo peor sería no querer verlo. Si se conoce el problema se encontrará la solución. Y será Dios el que la dé si queremos. Todo lo dicho, perfectamente aplicable entre nosotros.
09/05/15 4:25 PM
  
Ignaciano
Luis Fernando, gracias por prestar atención a mi comentario. Conocerás que las cifras de desocupación, de nivel de pobreza, de desnutrición infantil son mucho menores en Suiza que en España, vaya que abismales; es una sociedad mucho más justa, mucho más
cristiana.


Nota del B.¿Cómo va a tener desnutrición infantil un país que no tiene niños? A otro perro con ese hueso, hombre...
09/05/15 5:24 PM
  
Hermenegildo
Yo creo que la situación en España no es tan diferente.
09/05/15 6:31 PM
  
Palas Atenea
Ignaciano: La justicia es una parte del cristianismo no su médula espinal, y, además, la justicia se considera actualmente como mera justicia distributiva, cuando es mucho más. El aborto es injusto por naturaleza ¿es que en Suiza no se puede abortar?
No hay una definición clara de justicia, pero si nos ceñimos a la tradicional de dar a cada uno lo que le corresponde, habría que entender que en la justa Suiza les dan a los fetos lo que les corresponde, es decir la muerte.
La Condesa von Maltzan dijo que salvó judíos por un sentido de la justicia que tenía desde niña y, naturalmente, no consideraba justo el trato que se les daba. Ese sentido de la justicia no tiene que ver con la justicia distributiva que manejáis sino con otro más amplio en el que iría incluido la injusticia contra los no nacidos, la injusticia de los medios de comunicación que agigantan unas noticias y minimizan otras, la injusticia de comprar vientres de alquiler explotando la miseria ajena y muchas otras clases de injusticia que estoy segura que Suiza y otros muchos países cometen.
09/05/15 9:10 PM
  
Palas Atenea
Por ejemplo, Ignaciano, ¿estás seguro que la justicia conmutativa o reparadora es mayor en Suiza que en otros países? Pues, yo creo que no, a Paul Grüninger le habría ido mejor si hubiera sido de algún otro país, probablemente. Los suizos suelen ser extraordinariamente duros cuando creen que deben proteger sus intereses contra las buenas obras.
09/05/15 9:40 PM
  
pepiño
La situación del trabajador en Suiza no tiene ni punto de comparación a España. Y respecto a los impuestos creo que desconoces en profundidad lo que se paga en España y lo que paga por ahí. Sin mencionar lo que se recibe a cambio por cada euro pagado.

No sigas por ahí, porque no se sostiene lo que dices.

En Madrid, Borromeo NO es la excepción. Ojalá. Desde luego es quizás el caso más escandaloso, pero tela lo que te puedes encontrar a lo tonto y a lo bobo.

Muchas de las cosas que he visto no las puedo escribir aquí. Así de simple.
09/05/15 10:11 PM
  
Ignaciano
¿Miedo? en absoluto. Bien orgulloso de ser cristiano, a Mayor Gloria de Dios como decía San Ignacio. Por favor, un poco más de seriedad que sino afecta a nuestra Fe, y no olvidemos JAMAS que nuestro objetivo es Evangelizar.

09/05/15 11:28 PM
  
Ignaciano
¿Miedo? en absoluto. Bien orgulloso de ser cristiano, a Mayor Gloria de Dios como decía San Ignacio.
Por favor, un poco más de seriedad que sino afecta a nuestra Fe, y no olvidemos JAMAS que nuestro objetivo es Evangelizar.


Nota del B. No vas a protagonizar el hilo de comentarios poniendo 30 a la vez para que los modere. Con uno bastaba, aunque fuera largo. No se trata de que contestes a todos, pero si al resto de comentaristas no le gusta lo que pones, yo pensaría muy bien en lo que estoy escribiendo.

Resumiendo: Un comentario a la vez, por favor. Poner muchos seguidos hace que monopolices el debate, cosa que no va ocurrir.
09/05/15 11:29 PM
  
amicus
Lo que cuentas de Suiza, pasa igual o peor en las parroquias que yo conozco de España. Cuando yo hice la confirmación (hace mas de 30 años), se daba la absolución colectiva a 200 chicos y la inmensa mayoria de los chicos no ivan a Misa ni practicaban. Cuando yo me case, no pedían confirmación, no había ningun cursillo prematrimonial.
Eso de 30 minutos antes de la Santa Misa que haya confesor, desaparecio hace unos 20 años y ademas quitaron los confesionarios. Los que rodean al parroco, en catequesis, que segun Luis Fernando, son la creme, a favor de los anticonceptivos, en contra de la "desfasada" doctrina del Papa, favoreciendo grupo de la new age, y en contra del Catecismo de la Iglesia Catolico.
10/05/15 1:43 AM
  
Silvia Liliana Sueyro
Si también cuando se hace una estadística y sale que En Africa No hay Hambre ,resulta que los 100 que contestaron viven en lo Hamptons. Gracias Info cada vez más jugosas las noticias.
10/05/15 2:07 AM
  
Juan de los Palotes
Yo me río cuando hablan de los mil doscientos millones de católicos. Yo digo que no hay ni 5 millones.
10/05/15 4:25 AM
  
Jorgesth
La doctrina social de la Iglesia es parte de la práctica de la vida cristiana.
Pero lo primordial es la doctrina. Si no hay fe, si no hay cumplimiento de los mandamientos y preceptos, si no hay cercanía al evangelio, si los sacerdotes no cumplen con su compromiso con Cristo, si los obispos dan más importancia a que "haya más gente en la Iglesia", aunque sean divorciados vueltos a casar que "se han arrepentido" de su nueva convivencia, pero "no hacen propósito de enmienda" y por supuesto "no cambian de vida", entonces andamos mal. Aunque se cumplan las normas sociales, no es una sociedad cristiana porque no hay vida cristiana. Sea, Suiza, España, Alemania o....
10/05/15 5:36 PM
  
Lisa
Vivo en Alemania. No es tan diferente a lo que cuentas. En España todavía hay CRISTIANOS (cada vez menos, pero aún hay). Aquí pues solo de palabra que las Iglesias están vacías, de gente y de amor de Dios. Puros ladrillos y nada más.
11/05/15 6:01 AM
  
Joaquín
En Suiza hay turismo de suicidios. Lo que en 1964 sir Ian Fleming consideraba el plan más malvado de Ernst Blofeld, el jefe de Spectra, en su novela "Sólo se vive dos veces", hoy es una realidad en el país alpino.

Además, Suiza ha edificado su prosperidad sobre dinero manchado de sangre, que almacena en enormes cantidades en sus bancos.

Y encima es uno de los países más racistas del mundo.

Pepiño, puedo asegurarte que en mi parroquia (madrileña) hay sacerdotes confesando antes y durante las misas. Por ejemplo, en la de ayer, no había uno sino DOS sacerdotes confesando. Y doy fe de que la luz roja que indica que hay un penitente dentro estuvo encendida casi todo el tiempo en ambos confesionarios. Y no es la excepción, sino la regla, sobre todo en las parroquias regidas por sacerdotes ordenados por Rouco Varela, al que algún día se le hará justicia por los violentísimos ataques que ha recibido.
11/05/15 9:40 AM
  
Guillermo P.F.
Pues anda que "la crème de la crème" de por aquí abajo...
11/05/15 9:53 AM
  
Catholicus
Suiza, el paraíso donde esconder el dinero todos los traficantes de armas, drogas, explotadores, corruptos etc.

El dinero mundial concentrado, sucio o negro ante todo, es la mayor industria del país.

Y aquí los progres y sociales como Gringo y "Agustianiano" defendiendo las estadísticas sociales del país.

Es como hacer estadísticas de educación, alimentación etc de La Moraleja o de la nobleza inglesa. Claro que salen buenísimas.

Haced una estadística de las condiciones sociales de las familias de los traficantes de armas. Concluiréis que la justicia reina en esos grupos y debemos aprender de ellos.

Desprogramar a un progre o desviado "social" es trabajo de años..... Qué paciencia.
11/05/15 1:30 PM
  
pepiño
Joaquín:

En la diócesis de Madrid está al que tengo por el mejor sacerdote que he conocido. Ahora bien, la diócesis de Madrid es gigantesca, y es una lotería lo que puede tocar.

Lo que es seguro es que la regla no es que haya dos sacerdotes confesando, ni siquiera que haya un sacerdote alguna vez en un confesionario, y en muchas, muchas, iglesias no hay confesionarios, o si los hay, están de adorno.

En Madrid capital hay más facilidad para encontrar una parroquia como la suya, porque entre muchas, hay varias. Pero como esté en una población del extrarradio y te toque el párroco equivocado, lo llevas claro.

En Madrid lo que impera es dejar hacer. Que el cura quiere ser tradicional, o transformar su parroquia en kika o carismática, o de la teología de la liberación, se lo permiten. La cuestión - como dijo cierto sacerdote - es que "se lleven bien". Es decir, los fieles podrán murmurar en un sentido o en otro, pero entre los curas se cumple el pacto de no agresión:

Tú no te metes conmigo, y yo tampoco contigo.

Eso implica cierta discreción y algunas concesiones. Los progres cumplen con una serie de ritos, y los otros tragan con una serie de "rarezas" sin que llegue la sangre al río. Es decir, externamente no muestran la agresividad de Borromeo.

Entre tanto los fieles en medio, indefensos y mareados. Muchos, con la mejor intención ,como Vd., intentando salvar a la mayoría por los méritos de unos pocos. Pero claro, cuando vemos al Obispo Osoro evangeliza en una web - con domicilio social en Madrid - al lado de opiniones y viñetas muy discutibles, no vemos sino un ejemplo de lo que ocurre en la diócesis entera.
11/05/15 3:42 PM
  
Gerardus VIII
Juan de los Palotes dijo:
Yo me río cuando hablan de los mil doscientos millones de católicos. Yo digo que no hay ni 5 millones.
Yo coincido contigo, el cristianismo no llega ni al 1% de lo que se dice que hay (mil doscientos millones de católicos).
No hay escases de vocaciones al sacerdocio, porque en proporción del numero real de católicos que hay, son más que suficientes las vocaciones que existen.
Y estoy contando únicamente las vocaciones y a los eclesiásticos verdaderos. Yo no cuento a tantos, y tantos eclesiásticos que son ateos o gnósticos que por supuesto no son católicos.
Es por eso que hay universidades y hasta conferencias episcopales que no son católicas, pues pertenecen a los 1195 millones de gente que no es católica.
La respuesta a semejante cataclismo esta en las palabras de Cristo que advirtió que el separarse de Él, es la muerte, debemos pedirle perdón.
Se que esto que dije, suena muy duro y que es razón de censura, sí esto es así, entonces habrá que rectificar y censurar a Cristo que dijo:
"Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. 5Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer. 6Si alguno no permanece en mí, es echado fuera como un sarmiento y se seca; y los recogen, los echan al fuego y se queman"
12/05/15 3:52 AM
  
TH
Tierra fértil para que se apodere de ella los yihadistas y ya verán lo que les sucede a los suizos, franceses, y demás europeos. ¿Quedará alguna catedral gótica, quedará el Vaticano?
23/05/15 4:28 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.