Merci Saint François

Ya lo anunciaba la Buhardilla de Jerónimo. Ha pasado poco más de un año, ya, pero la complicada designación del obispo de Ginebra por fin se ha resuelto con un friburgués “muy romano". La muerte de su antecesor, Monseñor Genoud, fue imprevista pero tenía poco de sorpresa, ya que su auxiliar −Mons. Pierre Farine− se encargaba de los asuntos de la diócesis desde hacía algunos meses antes de que ésta tuviera lugar.

De hecho, bastantes quinielas en la prensa suiza situaban a Farine como sucesor natural, demostrando para lo que sirven esa clase de elucubraciones cuando no se es la Cigüeña de la Torre, oiga.
Desde luego, los suizos y los católicos en general, podemos estar de enhorabuena por el nombramiento de Charles Morerod, que será consagrado en principio el próximo 11 de diciembre en la Catedral de Friburgo. Menudo regalo de navidad por anticipado.
Lo podemos estar porque llega a su tierra un dominico de pura cepa, de doctrina impecable, y sobre el que reposa la confianza del Santo Padre, que ya lo ha requerido para tareas tan importantes para él como las discusiones doctrinales con la FSSPX, aparte de consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe desde el año 2009, año en el que también es nombrado Rector Magnífico de la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino y secretario de la Comisión Teológica Internacional. Es además miembro de la Comisión para el diálogo teológico entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa desde el 2005.
Del nuevo obispo sorprende su juventud, apenas tiene 50 años, pero no su trayectoria, con trabajos académicos muy en la línea del Papado. No es, en suma, extraño, que a un suizo tan “romano” se haya designado obispo. Y eso a pesar de que la infame revista francesa Golias lo situaba como favorito.
No me queda más que agradecer al patrón de Ginebra, San Francisco de Sales, por este nombramiento, de un obispo muy deseado y muy necesario para esta diócesis
Merci Saint François. Gracias San Francisco.

+Pax et Bonum+

7 comentarios

  
Merci Sto. Domingo
Excelente noticia
04/11/11 11:34 AM
  
Luis Fernando
O sea, te vas a Ginebra y van y nombran a un buen obispo...

Estoy por decirte que vayas a otros lugares donde hacen falta ese tipo de nombramientos, je je.

Nota del B. ¿Empezamos por Orense y luego...? jeje.
04/11/11 1:49 PM
  
luis
Si todos los nombramientos de obispos hubieran sido como éstos en los últimos treinta años, no habría una crisis descomunal como la que hay.
04/11/11 3:06 PM
  
Sergi
Esperemos que sea digno heredero de san Francisco de Sales, el dulce obispo de Ginebra.

Y digno de la frase de san Francisco de Sales "Cor ad Cor locuitur"
04/11/11 9:23 PM
  
Martin Ellingham
Este me lo pasaron por facebook:

Dos hombres consideraban la vocación religiosa en una conversación:

- ¿En qué se parece la orden de los jesuitas y la de los dominicos?, preguntó uno.

- El otro respondió, "Bueno, dos españoles fundaron ambas órdenes (santo Domingo, a los dominicos, y san Ignacio de Loyola a los jesuitas). Las fundaron para combatir herejías (los dominicos contra los albigenses y los jesuitas contra los protestantes)”.

- ¿Y en qué se diferencian jesuitas y dominicos?

- ¿Conociste algún albigenese en estos días?

Unas gotas del espíritu de Savonarola tal vez ayuden al buen fraile.

Saludos.
04/11/11 11:31 PM
  
Pippin
Si en los lugares que visita Miguel nombran buenos obispos, le pago ya un tour por toda la Argentina.

P
Nota del B. Jaja, pues vaya viaje me espera...
05/11/11 3:00 PM
  
Miki V.
Un señor obispo muy puesto con las nuevas tecnologías. Acabo de ver un video en el que se dirige a los fieles por primera vez. Yo habría elegido otra música para empezar, pero (Gracias a Dios) estoy muy, muy lejos de la delegación de medios.
05/11/11 3:22 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.