El primer obispo de la Luna

Primer obispo de la Luna

Hacía escasamente un año que William D. Borders, un capellán de la campaña africana durante la Segunda Guerra Mundial, se convertía en el primer obispo de Orlando cuando partía la misión del Apolo XI, con la que el hombre pisaría la luna por primera vez.

Durante la posterior visita ad limina le dijo a Pablo VI que él era también «el primer Obispo de la Luna», no sólo de Orlando, pues así le correspondía según el Código de Derecho Canónico de 1917, puesto que la expedición que había llegado a ese «territorio recién descubierto» había partido de Cabo Cañaveral. Nombre, por cierto, que suponía una tortura para los teclados «deseñificados».

Me pareció una anécdota entrañable, no tanto porque yo naciese en esos días, más bien por el celo apostólico que manifiesta. Preocupación de llevar el Evangelio a todas….¿las gentes?

Porque ahora que estamos de veraneo en el Hemisferio Norte, a veces, las familias cristianas podemos sentirnos como en la Luna: la modestia, la apertura a la vida, las playas, las obras de misericordia, la sobriedad, la gimkana en la que se convierte la búsqueda de la Santa Misa, y no digamos a diario. A buen seguro que más de uno piensa, incluso, que nosotros somos los lunáticos. Pues en ese caso, asunto resuelto, tenemos hasta obispo.

Si os sirve mi experiencia personal, con la coherencia de querer al Señor en todas las circunstancias, con sus caídas y «levantadas», Dios hace maravillas, en nosotros y en los que nos rodean. No son tiempos para quejarse, nunca lo son, pero ahora menos.

11 comentarios

  
Andrea
Pongo aquí el comentario, ingeniero, pero podía ser en casi cualquier otro blog de InfoCatólica: gracias.

Seguís sin desánimo recordando las verdades de siempre con nuevos puntos de vista y siempre con buen humor. Es su género sois únicos.

Y aprovecháis cada ocasión para hablar de Dios, como este artículo, eso solo lo hace quien lo tiene continuamente en la cabeza y en el corazón.

Felicidades a todos. Buen verano.
07/07/15 2:30 PM
  
Feri del Carpio Marek
"No son tiempos para quejarse, nunca lo son, y ahora menos." Qué sabias palabras Juanjo. Qué testimonio auténticamente cristiano el que nos das, alabado sea Jesucristo, que eso es cosa de ese Viento que él sopla y que también es Dios. Este año de tres jubileos por los nacimientos de tres santos de la alegría: santa Teresa de Ávila, san Felipe Neri y san Juan Bosco; que ellos nos contagien su alegría... y nos vuelvan menos quejumbrosos, que el vino nuevo en el alma siempre mueve a decir las cosas con humor, y no es sólo cosa de Juanjo, miren estos ejemplos que uno se encuentra por la red:

«El milagro de la Iglesia es que sobreviva a los millones de pésimas homilías de cada domingo» (Joseph Ratzinger).

«En la misa, la Iglesia ha colocado el Credo después de la homilía para invitarnos a creer, a pesar de lo que hemos oído» (Thomas Spidlik).

«La predicación es útil porque somete a dura prueba la fe de quienes escuchan» (Julien Green).
07/07/15 4:17 PM
  
María de los Ángeles
Jaja, Feri, ¡Qué buenas anécdotas!, sin desmerecer el post de Juanjo, claro.
No sabía que el Papa emérito tuviera buen humor.
Dios les bendiga.
07/07/15 6:48 PM
  
Juanjo Romero
Andrea, muchas gracias. No se me ocurren muchos piropos que nos hagan más ilusión.

Feri, eso es. Traes citas estupendas. Respecto a la de B16 que le gusta a María, yo se lo había leído a Chesterton como motivo último de su conversión. Al salir de un templo católico se dijo, si la Iglesia ha sobrevivido dos mil años a este tipo de sermones es que es la verdadera.

07/07/15 7:07 PM
  
Haddock.
Juanjo:
Hablando de la luna hay una anécdota perfectamente verificable, que no me resisto a comentar porque ha sido escasamente divulgada.
Cuando el 20 de julio de 1969 el módulo lunar Eagle alunizó, y horas antes de que Armstrong pisara su pedregoso suelo, Buzz Aldrin, el hombre tan humilde que llegó a la luna y se quedó sin pisarla, portaba consigo una botella de plástico con vino, una Hostia de pan ácimo y un cáliz de plata; todo ello consagrado ( aunque desde el catolicismo no sé si sería perfectamente válido) por Dean Woodruft, párroco a la sazón de la Iglesia Presbiteriana de Texas.
Es decir, que la primera acción consciente y sentida del humano cuando llega a la luna, fue querer recibir al Señor.

Gloria a Dios.



07/07/15 7:27 PM
  
CACL
María Ángeles:

El Papa emérito tiene un grandísimo sentido del humor... lo que ocurre que es tímido y no se exhibía ni exhibía su sentido del humor.

Me ha encantado el post y las citas sobre las homilías
07/07/15 7:56 PM
  
Néstor
Bueno, no abusemos que hay muchos buenos predicadores. Con todo, recordar a León Bloy, que se quedaba bien atrás en el templo durante la Misa para no correr el riesgo de oír el sermón. Se recomienda la lectura de "Fray Gerundio de Campazas" del P. Isla.

Saludos cordiales.
07/07/15 8:57 PM
  
Feri del Carpio Marek
jejeje, León Bloy es otro que tiene muchos ejemplos de ese buen humor cristiano, su única tristeza era la de no ser santo.

Juanjo, no se puede entrar a leer la entrevista que le hicieron al padre Miguel Ángel Fuentes, no sé si tu eres el encargado de arreglar ese tipo de problemas...
07/07/15 9:20 PM
  
Feri del Carpio Marek
Ah! y, claro, Juanjo, G. K. Chesterton también, por supuesto! por si acaso ya se puede leer la entrevista, está muy buena.
07/07/15 9:34 PM
  
Carmen A.
Querida familia de lunáticos:FELICES VACACIONES
07/07/15 11:10 PM
  
Ricardo de Argentina
Pregunto, en mi condición de ignorante del D.C. y de lunático asumido y confeso: ¿tenemos los lunáticos la opción de acogernos a la jurisdicción selenita?
Porque les diré que a mi ordinario lo siento tan alejado como a 385.000 km.
Aproximadamente.
08/07/15 5:43 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.