28.08.17

El Enemigo en casa

En el marco de un mes de “agosto con María”, el diario digital católico francés Infocatho publicaba una dura crítica a un artículo que aparecía en la web belga CathoBel en enero de 2017 sobre la virginidad de María. En el artículo de CathoBel, firmado por el diácono y pedagogo belga Luc Aerens, se niega –haciendo gala de la adhesión a la más pura exégesis modernista- la virginidad de la Virgen.

En este blog tratamos habitualmente sobre la persecución que nos viene desde fuera de la Iglesia, pero en estos tiempos convulsos también percibimos que tenemos no pocos enemigos cómodamente instalados dentro de ella.

Leer más... »

24.08.17

18.08.17

La Vendée (3): guerra y genocidio

La insurrección definitiva, que de algún modo marca el comienzo de la guerra, estalla el 6 de marzo de 1793. Citábamos las causas inmediatas en el post anterior: por una parte el cierre de iglesias y capillas que no fueran atendidas por sacerdotes juramentados y, por otra, la leva forzosa con la que la Revolución quería hacer frente a las tropas extranjeras. En las riberas del Loira, por dar un ejemplo, los habitantes se niegan a dar sus nombres a los comisarios. A sus inerpelaciones respondían con el consabido grito de “devolvednos a nuestros buenos curas, abajo los intrusos”. (A. Bárcena, “La guerra de la Vendée”, Cap.4, p.78)

Leer más... »

15.08.17

Cardenal Sarah: ¿Quién se enfrentará a los modernos perseguidores de la Iglesia?

Las diócesis de Luçon y Maillezais nacieron el 13 de agosto de 1317. Para festejar este año el 700 aniversario de las mismas han contado con un invitado de excepción: el Cardenal Robert Sarah. En una visita que realizó en 2012 al mismo lugar, el Cardenal –que debe mucho de su vocación y formación a misioneros originarios de la Vendée, región en la que se encuentran estas diócesis- declaraba: “Si soy sacerdote, obispo y cardenal, ¡lo debo a la diócesis de Luçon!”

A modo de interludio entre los dos artículos que ya hemos publicado sobre la guerra de la Vendée (1 y 2) y el que publicaremos próximamente, les ofrecemos hoy la homilía completa que el Cardenal Sarah ofreció en la localidad vandeana de Le Puy du Fou el pasado sábado 12 de agosto de 2017.

Leer más... »

26.07.17

La guerra de la Vendée (2): las causas

En los inicios de la guerra de la Vendée, “el 13 de marzo de 1793, el primer jefe reconocido de los vandeanos, Cathelineau –el “santo de Anjou”-, detiene su marcha sobre Jallain y se dirige a sus hombres: “Amigos míos, no olvidemos que estamos luchando por nuestra santa religión”; se arrodilla, se santigua y entona el himno Vexilla Regis prodeunt. Ese mismo día habían puesto en sus casacas las insignias del Sagrado Corazón. Un “patriota”, testigo de la entrada de los sublevados en Chemillé escribe que llevaban “escarapelas blancas adornadas con una medallita de tela cuadrada en la que hay bordadas distintas imágenes, como cruces, corazoncitos atravesados por lanzas y cosas parecidas”. Gritaban “Viva el Rey y los buenos curas”. (A. Bárcena, “La guerra de la Vendée”, Cap.1, p.26-27)

La importancia y centralidad de la cuestión religiosa en la guerra de la Vendée es evidente hasta en su pacificación final, obrada por Napoleón Bonaparte quien, recién llegado al poder, dirige con otros cónsules en diciembre de 1799 una proclama “a los habitantes de los departamentos del Oeste” reconociendo que “leyes injustas han sido promulgadas y ejecutadas, actos arbitrarios han alarmado la seguridad de los ciudadanos y la libertad de conciencia” y declarando que “la libertad total de cultos está garantizada por la constitución”. En ese mismo año de 1799 regresaban a la Vendée sacerdotes refractarios en medio de una desbordante emoción popular.

Leer más... »