El tribunal de las urnas y el Tribunal de Dios

El tribunal de las urnas y el Tribunal de Dios

Me dicen que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado este martes la retirada del anteproyecto de Ley Orgánica de Protección del Concebido y los Derechos de la Embarazada redactado por el Ministerio de Justicia. Alega que no ha encontrado el consenso suficiente para sacar la reforma adelante y habrá pensado que de llevarlo a cabo lo pagaría ante el tribunal de las urnas. Es posible.

A mi parecer éste es un día trágico para ser recordado. Si yo fuera uno de los miembros de este Gobierno que se consideran católicos estaría sobrecogido ante la posibilidad de comparecer de improvisto ante el Tribunal de Dios sin haber podido confesarme, enmendarme y satisfacer debidamente. ¡Qué responsabilidad tan terrible! ¡Haber podido cancelar una ley que contradice abiertamente la ley natural y la Ley divina y no haberlo hecho! ¿Qué alegar al comparecer ante el Juez Supremo valedor de la vida de los más débiles e inocentes?

Del mismo modo que las matanzas de Egipto clamaban ante la justicia divina, hoy, el nefando crimen del aborto, en expresión del Concilio Vaticano II, clama ante Dios. Ciertamente, yo no estaría nada tranquilo. Dice D. Mariano Rajoy: «Creo que he tomado la decisión más sensata». Dios me guarde de cierta sensatez. Muy triste, muy penoso.

Hace muy poco nuestros Obispos nos recordaban una palabras muy realistas y oportunas del Papa Francisco: “entre los débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes hoy se les quiere negar su dignidad humana (…) quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo (…). No es progresista pretender resolver los problemas eliminando una vida humana”.

Y también nos recordaban que es tarea de todos responder a esas situaciones por el camino de la vida y no por el de la muerte de un ser inocente, porque un ser humano es siempre sagrado e inviolable, en cualquier situación y en cada etapa de su desarrollo.

Después de esta gran decepción nos queda mucho trabajo: rezar mucho, reparar mucho, ayudar mucho, formar e informar mucho para que muchos abran los ojos a la verdad. Y, por supuesto, replantearnos muchas cosas en órdenes muy diversos. Intelligenti pauca.

Post Scriptum: Unas horas después de escribir este post veo que Gallardón ha dimitido. Bien por él. ha preferido quedar bien con Dios antes que con los hombres. ¿Imitarán otros su valiente decisión?

15 comentarios

  
Anacoreta
Tendrían que dimitir en bloque.
23/09/14 8:18 PM
  
clara
Amén, Pater.
23/09/14 8:27 PM
  
María de los Ángeles
Como decía el Santo Cura de Ars, "maldito respeto humano, que tantas almas arrastras al infierno". Ha preferido la estima de los hombres a la del Señor.¡Que triste!.
Espero que Dios le dé la oportunidad de arrepentirse y hacer penitencia.Y que nos ayude a todos, que somos débiles en muchas ocasiones, en demostrar nuestra fe.
23/09/14 9:32 PM
  
Pepito
Pues si, si por el sólo hecho de llamar "raca" o tonto a un hermano ya deberemos dar estrecha cuenta ante el Tribunal de Dios, ¿cuanto más por haber hecho legal el asesinato de 300 niños inocentes al día y además pagarlo con nuestros impuestos?

No sólo tendrán que dar cuenta los políticos que han aprobado o mantenido en vigor tal ley asesina, sino también los católicos que les hemos votado.

Por eso no sólo los políticos que mantienen tal ley deberían estar sobrecogidos ante la posibilidad de comparecer de improviso ante el Tribunal de Dios sin posiblidad de arrepentirse de ello, sino todos los demás, especialmente católicos, que con nuestro voto éticamente irresponsable hemos cooperado a ello.

Pensar que incluso muchas monjitas de clausura hayan podido votar a favor de semejantes políticos...
Tal vez lo hayan hecho sin saber bien lo que hacían, inducidas por sus superioras, en cuyo caso éstas deberían temblar ante el juicio de Dios.

Creo que la Jerarquía tendría que coger el toro por los cuernos, como se dice vulgarmente, y hacer una pastoral política mas clara y enérgica respecto al voto de los católicos y de los católicos que se dedican a la política.
25/09/14 12:40 AM
  
rmartinhe
España, por medio de su gobierno, ha tomado la peor decisión que podía tomar, abandonar a su suerte a los niños no nacidos. Es verdad que muchos estamos avergonzados y doloridos por ello, pero según parece la mayoría lo celebran, incluidos algunos ( o muchos) que se dicen católicos.
Me pregunto que pasaría si Dios decidiera ignorarnos a nosotros, no digo ya castigarnos, algo que sin duda merecemos, sino ignorarnos.
Hace pocos dias cruzó el cielo de España una bola de fuego que afortunadamente se desintegró en la atmósfera. Pero ¿que sería de nosotros si un dia Dios nos retirara su mano?
Temo que tanto empeño por apartar de nuestra vida a Dios y destruir su obra más preciada nos traerá dramas aun mayores.
Por eso creo que lo mejor que podemos hacer, ahora y siempre, es seguir el consejo de nuestra Madre, la Inmaculada Virgen Maria: "Convertíos, convertíos, convertíos."
Un saludo.
26/09/14 12:08 AM
  
Fernando Benedicto
Las sagradas escrituras nos citan desde la Ley dada a Moisés y en los evangelios así cómo San Pablo, lo sagrado de la "VIDA". La Iglesia ha obedecido a Cristo quién entregó su propia vida para salvación de la nuestra por el amor hacia la humanidad cómo creación divina con propósito eterno.
Nadie tiene derecho a interrumpir la obra de Dios, los gobiernos que ceden ante la presión de abortistas están consintiendo el asesinato e incluso son cómplices de estos al legalizar el asesinato de las criaturas no nacidas.
Bien por el señor Gallardón quién ha abandonado la política por la aprobación de la ley del aborto, pues si era ministro de justicia, ¿es justicia asesinar y además hacerlo legál?.
Gracias mossèn Mateo por subir este tema tan doloroso para quienes somos misioneros por la vida.
27/09/14 10:40 PM
  
Maite C
Tal y como enfocan el tema, da la sensación que Rajoy pretendía derogar la ley del aborto y que al final se ha echado para atrás. Aunque esa ley se hubiera llevado a término, el aborto en España hubiera sido exactamente igual o peor. Hay que ser claros y precisos.
Otra cosa es que Rajoy no cumpla lo que promete, pero en ese listado hay muchos temas que no ha cumplido.

En cuanto a Gallardón y referente a su dimisión, decir que "ha preferido quedar bien con Dios antes que con los hombres" es no conocer al personaje ni al tema en cuestión. Nada más lejos de la realidad.


_____

Que la ley hubiera quedado igual no es verdad. Cierto que a efectos prácticos no cambiarían muchas cosas pero al menos se habría eliminado la blasfemia tremenda que "el aborto es un derecho".

Ad secundum, de internis non iudicat Ecclesia.
27/09/14 11:02 PM
  
Maite C
¿Pero de que blasfemia está hablando Padre, sí la blasfemia se despenalizó en España con los votos a favor del Partido Popular?

¿Tambien hay que recordarlo?

____

La ley de Dios no la deroga nadie
28/09/14 10:39 PM
  
Josep Antoni
Dice Jesús "El que quiera guardar su vida la perderá, y el que la pierda por Mí la encontrará". Igual le pasará a Rajoy, que quiere guardar sus votos en contra de toda justicia, y el efecto será contrario al fin perseguido: los perderá todos. Pero además hay otro elemento, el mas importante: LAS OFENSAS A DIOS por causa de los actos sexuales pecaminosos egoístas y exentos de responsabilidad por parte de los progenitores y de la matanza de 120.000 bebés anuales en España. Como católicos, nos debería doler en el alma tanto sufrimiento ocasionado al Señor como Padre de todas las criaturas concebidas, concebidas para que sean felices aquí en la Tierra y después eternamente en el cielo en compañía de Nuestro PADRE DIOS. Yo ruego a todos los católicos y a todas las personas de buena voluntad que desagraviemos al Señor por tanta infidelidad y tanto pecado. ¡¡Que Dios nos bendiga!!.
30/09/14 10:20 AM
  
Pepito
No tengo tan claro que el aborto no seguiría siendo un derecho, pues se seguiría incluyendo entre las prestaciones sanitarias de la Seguridad Social y pagado con nuestros impuestos.

Si el aborto se mantiene como prestación de la SS y es pagado con nuestros impuestos es que es un derecho, pues sería absurdo que el Estado concediese y pagase prestaciones sanitarias a las que los ciudadanos no tienen derecho.

Si el aborto no es un derecho, que lo supriman como prestación sanitaria de la SS, y si no que no digan que no es un derecho.

______

Hablamos de "derecho" en un sentido mucho más profundo que los derechos a unos servicios. La ley habla del aborto como un derecho humano fundamental y esto es diabólico
01/10/14 12:57 PM
  
Maite C
Por supuesto que la ley de Dios no la deroga nadie, pero legalizando en este mundo todo lo que va en contra de la ley de Dios, se autoriza cualquier barbaridad.

01/10/14 9:35 PM
  
Maite C
No es para publicar, le envio a título personal este excelente artículo.

LA OPORTUNIDAD PROVIDA

Rafael López Diéguez
28.IX.2014


No es la hora del reproche, del “yo tenía razón”, o del tan manido como insultante “ya te lo había dicho”. Es la hora de la unidad, de la humildad y la templanza, pero también de la verdad y la firmeza, de dejar las cosas claras e identificar los errores y sus responsables, para evitar caer nuevamente en los mismos.

Esta situación, como ya he dicho en reiteradas ocasiones, nos abre un mundo de esperanza al haber evitado que se cometiera un gravísimo error, un escándalo, que hubiera dado carta de naturaleza de por vida al execrable crimen del aborto. La desesperanza no es cristiana, debemos estar llenos de esperanza y convertir esta situación en lo que es: la oportunidad provida, pero desde el rigor.

Me sorprende la llamada que muchos hacen a los senadores y diputados católicos del PP para que abandonen sus escaños por razón de esta decisión de Rajoy. Bien saben ellos que, conforme a la Doctrina y el Magisterio, deberían haber abandonado su escaño el mismo día en que la decisión tomada por el PP no fue la de abrogar el aborto con mayoría absoluta, bien posible, sino regular el aborto como un derecho en determinados supuestos, mal menor.

Que el PP no aprobara este inicuo proyecto de ley de Gallardón no es un drama, todo lo contrario, es un gran consuelo. Serán algunos los que sigan manteniendo, en buena fe o por aquello de no “enmendarla”, que se ha perdido la oportunidad de reducir el aborto un 10%, dicen ellos, al evitar el aborto eugenésico, que finalmente estaban dispuestos a aceptar y exigir más requisitos formales, lo que como ya he dicho no creo y la experiencia de lo acontecido en los últimos 30 años me avalan. Pero ese supuesto 10% de vidas salvadas - solo una sería importante - haría que el restante 90% se hicieran recurrentes y legales de por vida y con ello la lucha por defender la vida como un valor absoluto la hubiéramos dado por perdida definitivamente, y lo peor con el “sello” y amparo de ciertas asociaciones provida.

Permítaseme explicarme. ¿Hubiera sido lícito aprobar por los que lucharon contra la esclavitud una ley que liberara a un tipo de esclavo que representaba el 10% sobre el total y se regulara, por ser una realidad social, que no es delito tener un esclavo del tipo del 90% restante, y de esta forma se diera carta de naturaleza a la esclavitud en determinados supuestos? Es claro que no, en ningún caso, en ningún supuesto se puede admitir la esclavitud, pues por las mismas razones pero aun más grave el caso del aborto. Los contrarios a la esclavitud, con el sacrifico de muchos, lucharon por el bien posible no por el mal menor de por vida. Gracias al sacrificio de sus vidas nos libramos de una lacra social que duró tantos siglos. Pues ese es nuestro cometido en el aborto, es malo y debemos erradicarlo completamente, porque es intrínsecamente perverso, porque siega vidas por millones y su aceptación social equivale a la destrucción de la esencia de la sociedad.

El PP no ha sido capaz de sacar esta farsa adelante. Es claro y hoy no deja lugar a dudas, que no hubiera movido un dedo más por avanzar hacia el aborto cero. El aborto habría alcanzado de su mano carta de naturaleza; todos habían interiorizado lo que el sistema liberal y socialista- marxista ha consagrado como verdad absoluta, “el aborto es una realidad social y de una u otra forma se ha de regular”, hasta tal punto que el otro día para mi sorpresa un periodista en la televisión de la Conferencia Episcopal, y que días después se desgarraba las vestiduras, el director de La Razón, aseguraba “soy amigo de curas, obispos, arzobispos y cardenales y me consta que estos tienen claro que debe existir una regulación del aborto” , menos mal que la realidad de los hechos y, al menos, el gesto valiente de un obispo, Monseñor Reig Plá, le ha quitado la razón.

Resulta paradójico que ahora, los que desde asociaciones provida, pro familia, partidos, movimientos civiles y demás han apoyado esta inicuo proyecto de ley del PP se constituyen en víctimas y sin reconocer su craso e inmoral error pretenden una vez más irrogarse el liderazgo por la vida, eso sí pidiendo que la forma de defenderla es mediante una ley abortista, según ellos más restrictiva, pero a la postre, abortista. Los mismos que querían y apoyaban una ley abortista, quieren ahora encabezar lo que dicen debe ser un movimiento cívico y otros un partido y eso “porque en España no existe ninguno que defienda la vida”, la cosa tiene tela… Pues bien, una vez más nos toca el desagradable trabajo de denunciar con caridad, porque esto yo ya lo he dicho personalmente y no ha surtido efecto alguno, pero con rigor, que quienes hacen tales afirmaciones son los que han apoyado esta ley y en ese sentido me remito a lo dicho por Monseñor Reig Plá en el punto 5 de su carta pastoral, “no es justificable moralmente la postura de los católicos que han colaborado con el Partido Popular en la promoción de la reforma de la ley del aborto a la que ahora se renuncia” ; pero lo que es peor, es que nos han demostrado que su estrategia pasa por consensuar y colaborar en la elaboración de una ley abortista como mal menor en un momento en el que el bien mayor era posible. Sí, siendo posible el bien, apelaban al mal menor… ¿Qué podemos esperar de ellos cuando no sea posible el bien y deban permitir el mal? Lo peor es que estas instituciones se han quemado, no en el empeño de luchar por el bien, sino por el maldito mal menor. ¡Qué triste consumir tu vida al servicio de un mal menor fallido, cuando la podías haber dedicado a luchar en favor de un bien posible!

Importante diferenciar entre colaborar, es decir, el que ha sido proactivo, participado y ha incentivado a la existencia de este proyecto de ley, y permitir el mal menor si era imposible demandar, exigir o existieran condiciones para conseguir el bien. Es decir que cuando no sea posible abrogar una ley, se puede permitir dar su apoyo a propuestas encaminadas a minimizar el daño; ahora bien, este no era nuestro caso, el problema es que en este caso el bien de abrogar la ley, era posible, y por el contrario algunos colaboraron con el mal, intencionadamente o no, no entro a juzgar, incluso participaron en reuniones preparatorias y dieron su apoyo a este proyecto de ley abortista y al partido que lo promovía. Que cada uno resuelva en conciencia.

Los movimientos provida estamos obligados a no renunciar a defender la vida como un valor absoluto, ya estarán los tibios para ceder y los “contravida” para legislar a favor de la muerte. No podemos dar un paso atrás, esta experiencia nos ha de servir para saber que las tibiezas no nos conducen a nada, salvo que lo que se pretenda sea desestructurar las conciencias y los movimientos provida.

También debemos desenmascarar a esos partidos que aseguraban desde posiciones liberales-conservadoras ( nunca he sabido que es eso) que con esta ley “se iba por el buen camino” y que hoy pretenden ser el cesto donde acoger a los desilusionados del PP, para no sé que, ya que otra vez les volverían a llevar por el camino de apoyar leyes abortistas “malminoristas”, que se titularan, con total desprecio por la verdad, de “defensa de la vida y de la mujer embarazada” para terminar siendo un tratado de cómo abortar legalmente y que el Estado te lo pague. ¡Con cuánta razón y valentía ha definido monseñor Reig Plá esta situación como una estructura de pecado!

Contra algunos que se empeñan en negar lo evidente, tengo que decir que existen partidos en España de inspiración cristiana, que defienden la vida, la familia, sus raíces cristianas y la Justicia social como la mejor expresión del Bien Común y ese es el caso de Alternativa Española. Llevamos muchos años al pie de la calle, a la intemperie, sin que nadie nos de cobijo, estamos en los estrados de los tribunales denunciando el atropello continuo a la vida por parte del PP y del PSOE y por ello hemos sido objetivo del ataque precisamente de quienes han actuado inmoralmente apoyando el inicuo proyecto de ley abortista del PP.

Estos que se irrogan el patrimonio de la defensa de la vida, los mismos que querían regular la despenalización de aborto, son los que han conseguido, con mayor eficacia, que se nos margine y se nos tache de ultras y radicales. Ahora todos sabrán porqué éramos y somos muy incómodos… Denunciábamos con argumentos muy sólidos, que hoy han sido validados, que su actuación era inicua y conducía al escándalo y por ello su perversa estrategia consistía en apartarnos y ocultarnos a los ojos de la sociedad. Pero una vez que han visto frustradas sus expectativas la siguiente derivada, para que se nos siga ignorando y marginando, es con la fuerza de los medios con los que cuentan, que es mucha, sacar adelante un partido político que una vez más, bajo un banderín de enganche, aparentemente, “ impecable” , vuelvan a confundir conciencias. Dios no lo quiera. Deseo de corazón estar equivocado.

Pero nosotros los hombres y mujeres de Alternativa Española aferrados al derecho natural, a la moral objetiva y a nuestro Credo, seguiremos a la intemperie, luchando por la vida, la familia, las raíces cristinas y la unidad de nuestra Patria. Sí, permaneceremos defendiendo todos estos principios a la intemperie, pero no sin cobijo porque siempre nos sentimos seguros, protegidos y alegres bajo el manto maternal de Santa María, que es Madre de Dios y Madre Nuestra.

____

Me parece de interés. Lo pongo en los comentarios por si es útil.



01/10/14 9:45 PM
  
Pepito
De todas formas, Padre Mateo, pienso que toda ley que apruebe el aborto voluntario y directo, como era la malograda ley del PP, aunque no lo califique como un derecho fundamental, es también mala y diabólica.

¿Que sea aún más mala y diabólica una ley del aborto que lo considere un derecho fundamental de la mujer? De acuerdo.

Pero en todo caso ambas son rechazables para un católico, pues como dijo el Cardenal Don Fernando Sebastián Aguilar: "Para un católico, ley del aborto, ninguna."
_____

Totalmente de acuerdo. Esperábamos del PP la erradicación total de una ley perversa.
01/10/14 11:42 PM
  
CARLISTA SEVILLANO
Mansos como corderos y astutos como serpientes. No se puede ser astutos como corderos y mansos como serpientes, Padre... Y esto ya viene de largo como para que se nos deje a los pies de los caballos a la hora de votar.
02/10/14 11:46 AM
  
Juan Mariner
El PP se vio tan presionado ante la ley de aborto de Zapatero y su ingenierìa social que no tuvo más remedio que jugar fuerte con su reforma para procurarse el apoyo de votos más bien pro-vida o católicos. De hecho, ya se veía la traición al girar la esquina: lo del gaymonio fue un aviso serio. Y no me vengan con Arriolas y Villalobos como excusa, que está muy vista ya.
05/10/14 12:58 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.