Aforismos 29. Doctrina Social de la Iglesia

Los siguientes aforismos fueron tomados de un trabajo que consta de aproximadamente 16 000 aforismos que he redactado limitándome a un aproximado de 140 caracteres cada uno, en un lapso de cinco años a partir de agosto de 2011. La mayoría de ellos pertenecen al patrimonio de la Cultura Universal.  Algunos de ellos han sido recogidos de la sabiduría de los grandes pensadores de la civilización greco-latina y cristiana-católica de los últimos 2400 años de historia de la humanidad, aun cuando gran parte de ellos han sido modificados. Muchos otros constituyen una aportación personal.

La intención ha sido reducir los conceptos a muy pocas palabras y con la mayor claridad posible para hacerlos accesibles a un mayor número de personas. También incluyen el intento de expresar un mismo concepto de distintas formas.

Este vigésimo noveno bloque está dedicado a algunos aspectos sobre la Doctrina Social Cristiana.

  1. La doctrina social cristiana es una vía segura para la justicia, el orden y la paz.
  2. La doctrina social cristiana contiene los principios fundamentales para que se logre la justicia y la paz.
  3. Un mundo que se organiza al margen de Dios y, por tanto, de la verdad, necesariamente produce caos, injusticia y atropello contra los derechos humanos.
  4. Por la naturaleza humana herida por el pecado, la paz reclama de cada uno constante dominio de sí mismo y vigilancia de la autoridad legítima.
  5. La paz sobre la tierra que nace del amor al prójimo, es imagen y efecto de la paz de Cristo que procede del Padre.
  6. Es imposible alcanzar la paz si no se vive según la verdad y en la caridad.
  7. La paz se logra en la medida en que los hombres unidos por la caridad, triunfen sobre el pecado.

  8. No hay justicia sin caridad. Y no hay caridad sin amor ordenado a Dios, a nosotros y a los demás.
  9. Toda la vida individual y social del cristiano ha de estar saturada con el espíritu de las bienaventuranzas y, especialmente, con la pobreza.
  10. Los cristianos están especialmente obligados a ser conscientes de su vocación particular en la comunidad política.
  11. Los cristianos están obligados a dar ejemplo de sentido de responsabilidad y de servicio al bien común en la comunidad política.
  12. Los cristianos deben demostrar con hechos cómo puede armonizarse la autoridad con la libertad: iniciativa personal y solidaridad.
  13. La Iglesia, por razón de su misión y competencia, no se confunde con la comunidad política ni está atada a sistema político alguno.
  14. La Iglesia Católica es signo y salvaguardia del carácter trascendente de la persona humana.
  15. El hombre, como sujeto de la historia, mantiene íntegramente su vocación eterna.
  16. Dios manifiesta la fuerza del Evangelio en la debilidad de sus testigos.
  17. Ambos, Iglesia y Estado, están al servicio de la vocación personal y social del hombre, aunque con distintos medios.
  18. Las realidades temporales y las sobrenaturales están estrechamente unidas.
  19. El fin principal de la religión cristiana consiste en desprender a los hombres de las cosas terrenas y hacerlos atentos a las espirituales.
  20. La perfección cristiana consiste en que los hombres sirvan a Dios liberados de las ataduras de las cosas mundanas.
  21. La inmensidad divina llena todos los vacíos de la flaqueza humana.
  22. El poder político no es absoluto porque está sujeto a la moral cuyo fundamento más profundo es el cristianismo.
  23. La política es una actividad racional que se distingue de la fe religiosa.
  24. Ambas, la política y la religión, están sujetas al orden moral y están al servicio de la persona humana en su dimensión individual y social.
  25. Ambos, poder espiritual y secular, derivan del poder divino, por eso el secular se subordina al espiritual sólo en lo que atañe a la salvación.
  26. El fin último de la sociedad es llegar a la visión divina a través de la vida virtuosa: el bien común.
  27. El régimen humano proviene del divino y, por lo mismo, debe imitarle.
  28. El racionalismo, el idealismo y el empirismo atentan contra la razón y contra la fe cristiana católica.
  29. El capitalismo y el marxismo tienen su fundamento en el racionalismo, el idealismo y el empirismo, y se oponen a la doctrina social cristiana.
  30. El racionalismo, en sus vertientes empirista e idealista, es incompatible con la fe cristiana católica.
  31. Los materialismos marxista y liberal son incompatibles con la doctrina social cristiana.
  32. Es una incongruencia ser de izquierda o ser liberal y ser católico. Eso significa que no hemos entendido nada.
  33. Cuando todas las propuestas son liberales o marxistas el voto católico se ve comprometido moralmente.
  34. Difícil para los católicos y para otras religiones votar cuando sólo hay liberales y marxistas.
  35. El liberalismo y el marxismo (izquierda y derecha) son dos caras de la misma moneda: el materialismo inconciliable con la fe católica.
  36. Los sistemas políticos y económicos actuales van contra la verdad y el bien común y, por tanto, se oponen a la doctrina social cristiana.
  37. La crisis social y económica actual es resultado de sistemas políticos y económicos basados en errores filosóficos reduccionistas.
  38. El mundo occidental actual no es pagano sino apóstata.
  39. El discurso del mundo actual y el de Cristo son totalmente contradictorios. Con las mismas palabras se expresan realidades contradictorias.
  40. El mundo actual no sólo no está evangelizado, sino que ha tergiversado los términos cristianos colocándoles un significado herético.
  41. Es evidente que hay parroquias, diócesis y conferencias episcopales que son doctrinalmente, moralmente y litúrgicamente, como sectas.
  42. El mundo se ha organizado exactamente en contra de la Voluntad de Dios… y así se desenvuelve la vida cotidiana, aún de muchos católicos.
  43. El hecho es que hay dos posturas: la de que el comunismo no es compatible con el Evangelio y la del que le va como anillo al dedo…
  44. A finales del siglo XIX y principios del XX surge el modernismo teológico en el ámbito eclesiástico en Francia, Italia, Alemania e Inglaterra.
  45. El modernismo teológico de los siglos XIX y XX incidieron en significativos cambios al interior de la Iglesia Católica.
  46. La revolución del pensamiento del siglo XIX afectó radicalmente la vida católica.
  47. El Papa Pío X tuvo que condenar las doctrinas modernistas que surgieron en el siglo XIX.
  48. La “teología de la liberación” ha promovido gobiernos marxistas en Latinoamérica y África dejándolos en la pobreza.
  49. La “filosofía” que desde el siglo XIV abandonó la realidad, causó guerras, muertes y estragos y degeneró en supersticiones y brujería.
  50. La “teología” que se construyó sobre la pseudo filosofía modernista degeneró en fanatismo dogmático y “opinionitis” bíblica.
  51. La liberación cristiana es, ante todo y principalmente, liberación de la esclavitud radical del pecado.
  52. La “teología” de la liberación ha sido juzgada como error por la Congregación para la Doctrina de la Fe en su Instrucción Libertatis Nuntius.
  53. La “teología” de la liberación comete el error de acentuar la liberación de las esclavitudes del orden terrenal y temporal. Libertatis Nuntius.
  54. La “teología” de la liberación se sirve de pensamientos imposibles de purificar de una inspiración ideológica incompatible con la fe cristiana.
  55. La “teología” de la liberación recurre de modo insuficientemente crítico, a conceptos tomados de diversas corrientes del pensamiento marxista; Libertatis Nuntius.
  56. La “teología” de la liberación afirma que Dios no vino a salvarnos del pecado, sino de la pobreza material. Su exégesis es incorrecta.
  57. La “teología” de la liberación es herética porque el marxismo es incompatible con la fe cristiana.
  58. La “teología” de la liberación es herética porque es el Evangelio desde Marx.
  59. El marxismo disfrazado de cristianismo es un engaño porque su base ideológica es materialista.
  60. El anzuelo de la interpretación marxista del Evangelio es que promueve que Jesús vino a salvarnos de la pobreza en lugar del pecado.
  61. El marxismo anticultural y religioso es muy seductor. Por eso el católico debe instruirse muy bien acerca de esta ideología.
  62. La “teología” de la liberación es un error que consiste en ya no reflexionar sobre la Revelación, sino sobre la praxis histórica desde Marx.
  63. Es el colmo que después de los documentos de la Iglesia contra la “teología” de la liberación se siga promoviendo en seminarios católicos y en toda clase de centros de formación.
  64. Una de las raíces del modernismo es el liberalismo protestante.
  65. Schleiermacher es representante del liberalismo protestante y es el segundo reformador después de Lutero.
  66. Schleiermacher llevó los principios de la reforma protestante a sus últimas consecuencias reduciendo la revelación a la fe.
  67. Para Schleiermacher, la fe se reduce a un sentimiento subjetivo con lo que se vacía el contenido propio de los dogmas de fe.
  68. El modernismo consiste en que el primado ya no le corresponde a Dios, sino al hombre.
  69. El modernismo consiste en que la religión ya no se funda en Dios, ni en la inteligencia, ni en la voluntad, sino en el sentimiento.
  70. Para el modernismo todas las religiones son iguales porque se fundan en el sentimiento de dependencia.
  71. Para el modernismo los dogmas son sólo representaciones de la conciencia humana.
  72. Para el modernismo la religión es una elaboración del sujeto.
  73. En los siglos XIX y XX, el modernismo materialista y liberal se extendió por Europa y por todo el mundo.
  74. El modernismo materialista y liberal ha provocado la crisis ideológica más destructiva de la historia.
  75. El decreto Lamentabili del Santo Oficio en 1907 condena las ideas modernistas: materialistas y liberales.
  76. En 1907, SS Pio X publica la Encíclica Pascendi que condena la raíz agnóstica y relativista del modernismo.
  77. El 1 de septiembre de 1910, SS Pío X publica el motu propio Sacrorum Antistitum que contiene el juramento antimodernista.
  78. El modernismo materialista, liberal, relativista y ateo, es incompatible con el cristianismo católico.
  79. Las estructuras políticas, sociales, económicas, educativas, técnicas, artísticas, etc. del mundo actual son modernistas.
  80. A partir de 1945 la persecución religiosa en los países comunistas alcanza dimensiones imposibles de imaginar y de contabilizar.
  81. A partir de 1945 el comunismo provocó que millones de cristianos experimentaran discriminación, cárcel, deportación y muerte por su fe.
  82. A partir de 1950 el ateísmo adquiere nuevos matices que han ido creciendo en su vertiente teórica y práctica hasta la actualidad.
  83. A 50 años del Concilio Vaticano II ya se pueden valorar los resultados que hoy vivimos en la Iglesia y en el mundo.
  84. El rechazo o la indiferencia de los sistemas políticos y económicos a Dios y a la verdad es la causa de la injusticia social.
  85. Hay obligación moral estricta de desobedecer “leyes” que no son leyes cuando contradicen la ley de Dios.
  86. Los pobres son una prioridad en la Iglesia, pero con la “teología de la liberación” los han engañado y utilizado para fines políticos.
  87. Pretender ser católico y liberal, marxista o masón encierra una tremenda contradicción y manifiesta superficialidad.
  88. Los católicos chavistas no han entendido el chavismo ni la religión. ¡Cuánto ha luchado el Magisterio contra el marxismo!
  89. La tiranía comunista es incompatible con la fe católica.
  90. Nuestro Señor Jesucristo no fue un diplomático que vino a quedar bien con los poderes económicos, políticos y religiosos. Eso le costó la vida.
  91. Los laicos católicos deben guiarse por la conciencia cristiana en todos los asuntos temporales.
  92. Ninguna actividad humana, ni siquiera en el orden temporal, puede substraerse al imperio de Dios.
  93. Todo hombre tiene derecho a manifestar su fe mientras no se oponga a la verdad y al bien. Esa es la libertad religiosa.
  94. Todo hombre debe y tiene derecho a obrar conforme a su conciencia aunque esté invenciblemente errónea.
  95. La pastoral requiere mucha Teología y la Teología es Revelación más Filosofía. Por eso, si no hay estos elementos la pastoral falla.
  96. La pastoral supone una impecable, profunda y sólida doctrina sin la cual comete gravísimos daños, algunos de ellos irreversibles.

 

4 comentarios

  
Diego F. R. F.
Con respecto a: "Todo hombre debe y tiene derecho a obrar conforme a su conciencia aunque esté invenciblemente errónea.", quizás me falte claridad, pero este aforismo me parece más anárquico que católico. En particular, no creo que se pueda aceptar que una conciencia esté invenciblemente errónea sabiendo que toda recta conciencia depende también de la gracia; por otro lado, ¿no sería entonces inconsecuente exigir que se penalice el aborto o el uso de estupefacientes cuando personas pueden abortar y drogarse en función de una conciencia errónea?

Saludos,
Diego

----------------------------------------------------------------------------------------
La conciencia verdadera es la que juzga en conformidad con la ley natural.
La conciencia errónea es la que juzga en disconformidad con la ley natural.

La conciencia recta es la que juzga conforme al dictamen de la propia razón. Puede ser recta pero errónea y si es invenciblemente errónea ha de juzgar conforme a lo que cree que es verdadero porque de lo contrario iría en contra de su propia conciencia.
La conciencia torcida es la que juzga en disconformidad con el dictamen de la propia razón. Puede haber una conciencia verdadera, es decir, que juzga conforme a la ley natural, pero que, al momento de realizar el acto obre en contra de la ley y por lo mismo será torcida.

En el caso de la ignorancia invencible no hay otro parámetro de juicio más que la propia conciencia, y de ahí que haya que obrar en conformidad con ella aunque esté equivocada.

Espero se haya aclarado un poco:
Manuel Ocampo Ponce.
24/08/16 10:05 PM
  
Jaime Fernández de Córdoba
Muy buenas reflexiones.
Me parece probable, y algún converso procedente del marxismo así lo ha dicho, que la sustancia real del marxismo es el ateísmo. El daño que el capitalismo o el liberalismo hacen es más sutil.
Liberarse completamente de influencias ideológicas perniciosas hoy en día parece tarea imposible.
Embarcarse en un estudio serio del marxismo es francamente complicado: los escritos de Marx, Engels o Lenin llenarían una buena estantería, requieren de lecturas previas y en algún caso son de lectura farragosa.
No se entiende desde la neutralidad la pretensión del materialismo marxista de presentarse como "científico".
Sólo la izquierda tiene intelectuales y cuerpo doctrinal, la derecha "existe" sólo por oposición al movimiento progresista.
A pesar de sus crímenes, el socialismo real, bien recientes y hasta actuales en muchos países, ha pasado ileso el cedazo de la historia.
El movimiento progresista ha cambiado tanto en sus planteamientos, desde Marx hasta hoy, que no se entendería esto sin tener en cuenta cuál es su verdadera sustancia: la oposición a Dios.
25/08/16 9:51 AM
  
Leopoldo Quezada
Eche de menos aforismos sobre la propiedad y el destino universal de los bienes. Le sugeriremos algo
26/08/16 4:40 PM
  
Jesús Alberto Ortega
Inmensamente agradecido por su excelente página de aforismos.
Con pocas palabras se explican cosas esenciales de la materia tratada.

Con aprecio y admiración reciba mis mejores deseos de una larga y fructífera vida
.Cordialmente
jao
Caracas- Venezuela

----------------------------------------------

Muchas gracias por sus palabras.
Manuel Ocampo Ponce.
30/08/16 11:06 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.