Aforismos 13. Filosofía de la Cultura.

Los siguientes aforismos fueron tomados de un trabajo que consta de aproximadamente 16 000 aforismos que he redactado limitándome a un aproximado de 140 caracteres cada uno, en un lapso de cinco años a partir de agosto de 2011. La mayoría de ellos pertenecen al patrimonio de la Cultura Universal.  Algunos de ellos han sido recogidos de la sabiduría de los grandes pensadores de la civilización greco-latina y cristiana-católica de los últimos 2400 años de historia de la humanidad, aun cuando gran parte de ellos han sido modificados. Muchos otros constituyen una aportación personal.

La intención ha sido reducir los conceptos a muy pocas palabras y con la mayor claridad posible para hacerlos accesibles a un mayor número de personas. También incluyen el intento de expresar un mismo concepto de distintas formas.

Este decimotercer bloque está dedicado a generalidades sobre Filosofía de la Cultura.

 

  1. La cultura consiste formalmente en la actividad humana dirigida al Bien trascendente divino.
  2. Todo lo que degrada al hombre o al medio ambiente, es anticultura.
  3. La cultura es el tono de gloria de la grandeza de la persona humana. Es el camino hacia su plenitud.
  4. La cultura es medio para alcanzar el fin de la vida humana. Por eso si degrada no es cultura sino anticultura.
  5. La cultura es un fruto exclusivo del espíritu.
  6. La cultura tiene tres dimensiones: hacer, obrar y contemplar.
  7. La actividad cultural es jerárquica: la actividad técnica de los medios se ordena a la artística y ambas al bien moral del hombre.
  8. Así como la naturaleza es el mundo creado por Dios, la cultura es el mundo transformado por el espíritu del hombre.

  9. El espíritu humano es capaz de cultura por su intencionalidad o inmaterialidad que lo pone en posesión del ser que es y del ser que debe ser.
  10. La cultura es la naturaleza transformada perfeccionada por el espíritu del hombre conforme a su fin propuesto por Dios.
  11. La causa eficiente principal de la cultura es el espíritu del hombre.
  12. La causa final de la cultura es el fin o bien propuesto por la naturaleza de cada cosa.
  13. El hombre es capaz de realizar la cultura. Pero si se transforma en contra del fin propuesto por la naturaleza se convierte en anticultura.
  14. La transformación cultural exige el conocimiento del fin propuesto por la naturaleza por eso la mejor práctica es una buena teoría.
  15. La cultura es la encarnación del espíritu y el instrumento para el enriquecimiento y perfeccionamiento de cada hombre.
  16. El auténtico humanismo realista produce desarrollo y cultura. La educación tecnócrata produce devastación.
  17. El desarrollo y la cultura son imposibles en un país sin filósofos y sin humanistas.
  18. No todo lo que hace el hombre es cultural. Sólo lo que perfecciona conforme a la naturaleza.
  19. El desarrollo o cultura comprende dos sectores: uno material técnico y económico y otro espiritual artístico, moral, científico, filosófico.
  20. En las civilizaciones existen elementos culturales y otros anticulturales por eso no hay que confundir cultura con civilización.
  21. El bien común y la verdadera cultura suponen el conocimiento profundo y realista de la naturaleza humana.
  22. Los medios técnicos o artísticos que desvían al hombre de su bien moral son anticulturales.
  23. La cultura es la actividad de los medios el homo viator camino a su Vita Beata definitiva.
  24. El humanismo auténtico y la cultura que lo realiza es un recorrido entre el ser y el deber ser.
  25. La cultura humana se realiza en la propia persona, ante todo, con el obrar ético.
  26. Es imposible una cultura completa sin el desarrollo de la rectitud moral de la persona.
  27. La cultura comprende el desarrollo de todas las facultades humanas bajo la hegemonía de las espirituales y de su específica perfección.
  28. El problema de la cultura coincide en gran parte con el problema moral.
  29. El dominio espiritual ético y artístico/técnico, en cuanto implican perfeccionamiento y desarrollo, constituyen la cultura.
  30. La cultura social ha de servir siempre a la cultura personal.
  31. Cultura sin Dios, no es cultura sino anticultura.
  32. La cultura alcanza su máxima expresión con el cristianismo debido a que el cristianismo lleva todo a su plenitud y perfección.
  33. La cultura es resultado del desarrollo integral humano.
  34. Es el hombre, el que transforma el mundo natural creado por Dios haciendo emerger el mundo de la cultura o el humanismo auténtico.
  35. Cuando el humanismo es inauténtico, al margen de Dios y de la verdad objetiva produce contaminación, desorden, devastación.
  36. Todo lo que degrada al hombre y su entorno es anticultura.
  37. La violencia se elimina con cultura.
  38. Todo lo que atenta contra los derechos humanos y el medio ambiente es anticultural.
  39. El valor de una obra de arte se mide por su contribución al bien del hombre y al perfeccionamiento de su entorno.
  40. La obra de arte se mide en que su contemplación enriquezca al hombre en su espíritu, sin dañarlo moralmente.
  41. Una obra bella, cuya contemplación pudiera dañar el bien humano o moral, sería mala por cuanto daña al hombre como hombre.
  42. Cultura, humanismo auténtico y desarrollo se identifican. Anticultura, falsos humanismos y devastación social y ambiental se identifican.
  43. Todo auténtico desarrollo se realiza por la cultura o humanismo.
  44. Para llevar su ser hasta su plenitud ontológica, a la obtención de su fin, el hombre ha de desarrollar o cultivar su persona.
  45. El problema de la cultura se enlaza íntimamente con el de la persona. Es una derivación de la ordenación final del hombre.
  46. Cultura viene de cultivar. Es la acción y el efecto de ayudar a la naturaleza en su auténtico desarrollo.
  47. La cultura implica una naturaleza cuyas causas son dirigidas extrínsecamente hacia un fin propuesto por un ser inteligente.
  48. El problema de la cultura es, ante todo, el problema del perfeccionamiento técnico y moral.
  49. La cultura es la significación que el hombre imprime al ser material.
  50. El ente cultural es la emanación y objetivación del espíritu humano en la materia.
  51. La cultura es un producto de la persona humana.
  52. La cultura comprende el desarrollo de todas las facultades humanas bajo la hegemonía de las espirituales y de su específica perfección.
  53. Todo lo que hace el hombre y que en lugar de perfeccionar degrada y aleja al hombre de su último fin, es anticultura.
  54. Para transformar y transformarse, el hombre debe cultivar y cultivarse.
  55. Únicamente la verdad trascendente al hombre puede formarlo integralmente y dar lugar a la cultura.
  56. La “cultura” que resulta de la libertad sin apego a la verdad es anticultura. Por eso la pseudo-cultura actual ha resultado devastadora.
  57. La libertad incontrolada y sin sentido, esclavizada por las pasiones va en contra de la verdadera cultura.
  58. Es el hombre el que transforma el mundo natural produciendo la cultura.
  59. La solución a la crisis actual no puede provenir, de ambientes no-universitarios ni de espíritus tecnocráticos.
  60. Una cosa es la vida social común y las relaciones humanas y mediáticas y otra muy distinta la comunicación académica estricta.
  61. El desarrollo o cultura auténtica debe estar al servicio del hombre y ordenado a Dios como a su último fin.
  62. Cuando la actividad técnica o artística atenta contra la perfección humana, pierde su valor de cultura y se convierte en anticultura.
  63. La verdadera cultura denota y exige ordenación al verdadero bien del hombre y de la sociedad.
  64. La cultura comprende la plena realización del ámbito material y espiritual.
  65. El mundo actual requiere del filósofo no sólo como moralista sino como rector de los demás saberes hacia el fin último y radical del hombre.
  66. Sin la Filosofía realista: la Teología, las ciencias humanas y experimentales y las técnicas se desintegran y producen anticultura.
  67. La cultura o humanismo auténtico exige que todo se ordene al verdadero bien del hombre y de la sociedad.
  68. El dominio del lenguaje es un indicador cultural fundamental. El deterioro en la manera de expresarse denota falta de cultura.
  69. La manera de consumir los alimentos es otro indicador cultural. El consumir alimentos en la vía pública denota deterioro cultural.
  70. Dialogar no significa aceptar como verdaderos los errores sino comprenderlos y superarlos.
  71. Lo que comunica imperfección, es decir, contenidos que degradan en lugar de perfeccionar, es descomunicación.
  72. La cultura es el cultivo que el espíritu humano imprime en el ser del hombre y en las cosas en conformidad con su respectivo fin o bien.
  73. El cultivo o cultura de las cosas exteriores al espíritu que son del cuerpo y del mundo se realiza desde la inteligencia y la voluntad.
  74. La cultura es siempre fruto del espíritu humano cultivado.
  75. Sin verdad conocida, querida y realizada no puede haber cultura.
  76. Sin sujeción a la verdad no puede haber cultura, sólo hay anticultura.
  77. No hay cultura sin libertad sometida a la Verdad y al Bien trascendente, es decir, sin someterse a Dios que es el fin último del hombre.
  78. Todo lo que degrada por ir en contra de la verdad y el bien es anticultura.
  79. El problema de la cultura va ligado al de la persona, puesto que la cultura no es sino una derivación de la ordenación final del hombre.
  80. El hombre no llega a un nivel verdadero y plenamente humano sino por la cultura.
  81. Por medio de la cultura el hombre procura someter racionalmente el mismo orbe terrestre con su conocimiento y trabajo.
  82. La cultura humana lleva consigo necesariamente el aspecto histórico y social.
  83. La cultura consiste en ayudar a la naturaleza en su desarrollo.
  84. La cultura comprende el desarrollo de todas las facultades humanas.
  85. La cultura consiste en perfeccionar la naturaleza subordinándola y ordenándola al fin espiritual del hombre que es su bien más perfecto.
  86. La misión específica de la Universidad es la cultura. Sin Filosofía no puede haber Universidad ni auténtica cultura.
  87. La “Universidad” actual ha perdido su verdadera función social sirviendo a los intereses pragmáticos. Por eso ha producido devastación.
  88. La Universidad se corrompe cuando, en lugar de servir a la verdad, sirve a los intereses económicos de las empresas.
  89. La Universidad corrompida, corrompe a la sociedad, la pudre.
  90. El fin de la Universidad no es desarrollar conocimientos que pueden ser verdaderos o falsos sino la búsqueda de la verdad.
  91. Ya no hay universidades sino fábricas de profesionales. Se cambió lo académico que es lo teórico por lo profesional que es lo práctico.
  92. La Universidad debería ser el órgano superior de cultura de una nación, pero para eso su prioridad debería ser la búsqueda de la verdad.
  93. Muchas de las universidades modernas y contemporáneas producen anticultura por ser agnósticas respecto a la Verdad y al Bien trascendente.
  94. La Universidad debe tener tres elementos esenciales: lo académico o teoría; la investigación o búsqueda de la verdad; y la docencia.
  95. Sin verdad no hay Universidad.
  96. La Filosofía ha de ayudar al movimiento de la diversidad de saberes a la unidad del ser, a la totalidad del saber.
  97. Las “universidades” en las que la unidad procede de los sistemas administrativos, en lugar de la verdad, no son realmente universidades.
  98. El verdadero universitario debe evitar la negligencia, el egoísmo, los prejuicios, la precipitación, la cobardía para sostener la verdad.
  99. Lo que más afecta a la universidad es la mediocridad o la frivolidad que consiste en no querer llegar a las causas últimas.
  100. En la universidad las verdades parciales deben moverse hacia la unidad del saber; hacia la verdad del ser o no hay universidad.
  101. La Universidad no es la suma de facultades sino su unidad orgánica conferida por la Filosofía que juzga y ordena los demás saberes.
  102. La Universidad debería ser el lugar de la verdad. La cultura es un resultado del desarrollo integral humano.
  103. Los saberes en la universidad contemporánea carecen de unidad porque prescinden de la Filosofía y de la Teología verdaderas.
  104. La universidad contemporánea es un conjunto de saberes, técnicas y destrezas sin una integración a la Verdad y al Bien Común.
  105. La misión propia de la Universidad debería ser la integración de la verdad en la verdad superior de la Filosofía y la Teología.
  106. El cultivo de la verdad debería ser el fin propio de la Universidad. La universidad contemporánea tiene como fin la utilidad.
  107. El inmanentismo de la filosofía moderna y contemporánea, deteriora la función de la inteligencia y destruye la Universidad.
  108. Lo que da unidad a la universidad contemporánea es la burocracia administrativa pero no la adhesión al ser y a la verdad.
  109. Universidad significa unidad en la diversidad. Por eso sin Filosofía que es lo que da unidad en el ser no puede haber universidad.
  110. La Universidad es el fruto maduro y espiritual del desarrollo cristiano medieval, la época más luminosa de la historia.
  111. La Universidad actual tiende a ser un organismo burocrático sin integración en la unidad del saber y por tanto en descomposición.
  112. El fin propio de la Universidad es el cultivo de la verdad: la integración de la verdad en la Verdad superior de la Filosofía y la Teología.
  113. Las universidades que no consideran la Filosofía realista como columna vertebral de todos sus saberes destruyen en lugar de producir.
  114. Universidad viene de unidad y diversidad. Lo que integra y da unidad a los saberes es la Filosofía por tener el objeto más universal.
  115. La Universidad, para ser auténtica debe ser el lugar de la verdad. Si promueve errores como verdades destruye la cultura y el orden social.
  116. Para que haya unidad en la diversidad en la universidad, la Filosofía realista cuyo objeto es el ser, debe ser la columna vertebral.
  117. Universidad sin saber unificador de la Filosofía y más aun de la Teología, no es Universidad.
  118. La actividad universitaria implica la formación filosófica realista. Sin estudios formales de Filosofía realista no hay Universidad.
  119. Universidad sin Filosofía realista e integradora de los saberes en la unidad de la Verdad, es un fraude y contribuye a la destrucción.
  120. Por ser agnóstica, la Universidad contemporánea es también liberal y por lo mismo reduce todo a lo opinable.
  121. Todos los conocimientos se ordenan al ser. Por eso la Universidad sin Filosofía realista no es Universidad.
  122. La Universidad actual materialista y pragmática es un foco de destrucción ambiental y moral, y produce anticultura.
  123. Lo que más afecta a las universidades actuales es el no llegar a las causas últimas y quedarse en las verdades parciales.
  124. Si las Universidades no llegan a la verdad del ser que unifica y da sentido, se descomponen y producen anticultura.
  125. La Universidad, en sentido pleno, es lo más opuesto a lo utilitario, porque lo académico es lo teórico de lo que depende la práctica.
  126. La verdadera Universidad es productora de cultura. Pero si renuncia a la verdad del ser (Filosofía realista) produce anticultura.
  127. Una “Universidad” en la que la investigación filosófica no integra los demás saberes, no es Universidad.
  128. Una “Universidad” sin Filosofía y sin el espacio para el silencio reflexivo está muerta.
  129. La Universidad ha de hacer una selección de las carreras profesionales necesarias para el bien del hombre y de la sociedad.
  130. La Universidad auténtica está llamada a salvaguardar los fundamentos del orden moral, jurídico, político, administrativo, técnico…
  131. La Filosofía realista es la suprema instancia que justifica y da sentido a la Universidad.
  132. La Universidad auténtica es el lugar en el que se investiga, descubre, enseña y vive la verdad.
  133. La misión específica de la Universidad auténtica es la cultura.
  134. La Universidad auténtica es el origen superior de la cultura.
  135. La Universidad sin el conocimiento universal rector de la Filosofía realista produce anticultura y devastación social y ambiental.
  136. La Universidad como empresa de corte liberal, no puede servir a la verdad y a la cultura porque su mayor valor es el dinero.
  137. Muchas universidades y centros educativos actuales son fábricas de mercaderes materialistas y pragmáticos.

 

 

 

 

 

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.