División de las ciencias teóricas, especulativas o contemplativas

Para comprender la división de las ciencias es necesario comprender que la división de las ciencias es un asunto estrictamente filosófico. Y eso es debido a que ninguna ciencia que tenga un objeto limitado a un ámbito de la realidad puede clasificar lo que está por encima de su objeto. Para resolver la clasificación es necesaria una metodología que trascienda la metodología particular de cada ciencia, porque desde el método de cada ciencia particular únicamente es posible desarrollar conocimiento dentro de los límites de su propio objeto.

Para clasificar las ciencias es necesario un saber o un conocimiento que abarque mucho más que un aspecto particular, y desde el punto de vista meramente natural. Este conocimiento es el que proporciona la Filosofía. Y para comprender cómo clasifica la Filosofía, es necesario comprender el criterio del objeto material y del objeto formal de una ciencia. Mientras el objeto material de una ciencia es la materia a estudiar, es decir, lo que estudia esa ciencia; el objeto formal es el punto de vista desde el cual se estudia esa ciencia. De modo que un mismo objeto material puede estudiarse bajo puntos de vista distintos, es decir, bajo objetos formales distintos. En efecto, una misma cosa (objeto material) puede ser estudiada por distintas ciencias según la diversidad de aspectos o de puntos de vista (objetos formales). El objeto material se hace congnoscible o inteligible según el objeto formal o punto de vista desde el que se estudie, haciéndose así posible la división esencial de las ciencias.

Pero a lo anterior hay que añadir que aunque el objeto formal es el medio por el que se alcanza el objeto material; el objeto formal es un aspecto real de lo conocido que está presente en el objeto material a la vez que se encuentra en dicho objeto material y no únicamente en el conocimiento. El objeto formal es el aspecto o dimensión real que la ciencia aprehende en la cosa, es aquello que hace posible la comprensión científica de la cosa. Pero en el objeto formal es necesario distinguir dos aspectos: Un es este aspecto o dimensión real desde el cual se comprende la cosa, que es lo que la ciencia capta de la cosa, es decir, en este caso se considera el objeto formal por lo que es en sí mismo (objeto formal quo). Y el segundo aspecto se trata de que, el hecho de hacer científicamente inteligible o cognoscible a una cosa, supone que también el objeto formal es inteligible (objeto formal quod).

En suma, se llama objeto formal quo, a lo que en el objeto formal quod (inteligibilidad de una cosa)hace posible el conocimiento científico, y gracias a lo cual la intelección científica es también posible.

Siendo el intelecto una facultad inmaterial, su objeto son analógicamente los objetos inmateriales. Aun en los entes materiales, su objeto es lo que hay de inmaterial en estos entes materiales. El intelecto abstrae de lo material, prescinde de lo material. De modo que debido a que la inmaterialidad es lo que hace posible el conocimiento científico puesto que el objeto formal quo  (aspecto desde que se estudia el objeto material y que hace que sea conocido el objeto formal quod que es lo inteligible objetivamente de la cosa), se sigue que las distintas formas de inmaterialidad es lo que determina las distintas modalidades del conocimiento científico. La división esencial de las ciencias se realiza por lo que hace a las cosas científicamente inteligibles, es decir, según las formas de sus respectivas inmaterialidades.

Una vez aclarado esto, según este criterio, tenemos en primer lugar las cosas que dependen de la materia según el ser. Se trata de seres entitativamente materiales, que no pueden existir si no es en la materia. Y aquí se trata de las ciencias físicas (Física, Química, Biología, otras ciencias humanas como la Antropología, la Sociología…) Y así vemos que en este nivel tenemos los entes que tienen la inmaterialidad más baja, se hacen inteligibles únicamente cuando se prescinde de su materia individual o singular. Esto es debido a que ninguna ciencia versa sobre lo singular en cuanto tal. A la Zoología, por ejemplo, no le interés este o aquél caballo sino al caballo en general.

En segundo lugar tenemos aquellas a las que corresponde el estudio de cosas que son existencialmente dependientes de la materia, pero que no incluyen a la materia en su esencia. En ellas se prescinde de la singularidad y de lo que constituye la materia sensible. Al geómetra no le interesa el color de las figuras geométricas, tampoco le interesan las sensaciones táctiles que las figuras puedan producir. El geómetra se queda con algo que aunque únicamente puede existir en la materia, es concebido de un modo inmaterial, por no incluir a la materia en la estructura interna de su esencia. Se trata de las ciencias matemáticas (Aritmética, Álgebra, Geometría…). Estas ciencias quedan por encima de las ciencias físicas a las que corresponde un objeto tanto esencial como existencialmente materiales.

En tercer lugar tenemos el conocimiento científico que versa sobre cosas entitativamente inmateriales. Las que pueden existir sin la materia, y estas ciencias son las filosóficas, especialmente la Metafíscia. Lo metafísico trasciende lo entitativamente material y se dirige hacia aquello que no necesita ser en la materia, esto por tratarse de un ser absolutamente inmaterial, o porque se trate de una naturaleza que unas veces exista en la materia y otras sin ella. Pero en estos dos casos se trata de entes que poseen inmaterialidad entitativa. El ejemplo más relevante de esto es la deidad misma, que no sólo carece de toda materia y de toda indeterminación por ser Acto Puro.

Es de este modo como podemos comprender de una manera muy general, la división de las ciencias experimentales que realiza la Filosofía realista.

12 comentarios

  
Jesus Alberto Ortega B.
Excelente artículo. Corto, claro y bastante completo para expresar la idea del tema tratado.
Felicitaciones y gracias
23/09/15 10:01 PM
  
Renzo
Manuel, sigue faltando la demostración de que existe lo inmaterial en los entes materiales y que lo inmaterial no depende ni está subordinado a lo material.
Sin pruebas de eso todo lo que la metafísica pueda especular sobre el asunto no pasa de ser papel mojado o usando terminología informática: garbage in, garbage out.
El intelecto es una facultad inmaterial del cerebro que es material, ¿podrías explicar qué significa exactamente que "su objeto son los objetos inmateriales" y que "prescinde de lo material "?
La Zoología, por seguir con el ejemplo, estudia individuos particulares para extrapolar el conocimiento obtenido al conjunto de individuos, ¿o piensas que para conocer las características que tiene los caballos habría que estudiar a todos y cada uno de los caballos existentes, y a los imaginarios si del estudio se encargase la metafísica?

Saludos.


---------------------------------------------------------------------------------------------------
Trataré de explicártelo en cuanto pueda.
Saludos fraternos:
Manuel.
23/09/15 11:09 PM
  
Miguel
Avisadle a Renzo que la inmaterialidad del intelecto no depende del cerebro, que si no ballenas y elefantes serían Einstein...
24/09/15 8:31 PM
  
Horacio Castro
Una 'demostración' posible sobre lo que planteas Renzo, serían "los objetos matemáticos". Te saludo.
25/09/15 3:02 PM
  
Vladimir
Buenas, don Manuel.

¿Me podría explicar un poquito más esta frase suya?

"... la deidad misma, ... carece de toda materia y de toda indeterminación por ser Acto Puro"..

Agradezco mucho su amable atención.

------------------------------------------------------------------------------------------------

Claro que si Vladimir:
Por ser Dios, es perfectísimo y no está limitado por ninguna imperfección.
Recordemos que en Filosofía es indeterminación, imperfección que busca llegar a la perfección. Capacidad de real y efectiva de ser. Como Dios es infinito y perfectísimo no puede tener capacidad de ser nada más de lo que es.
Espero le proporcione un poco de luz esto.
Saludos:
Manuel Ocampo Ponce.
25/09/15 3:32 PM
  
Renzo
Miguel, dudo mucho que entiendas lo que has escrito,
¿Entiendes el significado de "una facultad inmaterial ", ¿entiendes que sin cerebro no existen los procesos que constituyen la mente?. Nadie, a parte de ti, a planteado que la capacidad intelectual tenga que ver con el tamaño del cerebro. ¿Tanto cuesta informarse antes de escribir la primera cosa que se te ocurra?.
Una y otra vez se repite lo mismo, creerse que el límite del conocimiento de uno equivale al límite del conocimiento de los demás.
Horacio, la existencia de los objetos matemáticos, no es la cuestión. La cuestión estaría en demostrar que esa existencia es real sin una mente que sea capaz de reconocerlos, formularlos, formalizarlos. El tema no está ni mucho menos cerrado. Ni quienes piensan que el mundo físico no sólo es describible con las matemáticas, si no que "es" matemáticas (Tegmark), plantean la existencia de una realidad inmaterial independiente de la materia.

Saludos.
25/09/15 8:26 PM
  
Horacio Castro
Hola Renzo. Digo 'posible'. Pero suponiendo que el hombre no existiera, las relaciones matemáticas o entre objetos matemáticos igualmente existirían ...
26/09/15 3:24 AM
  
Grace del Tabor - Argentina
¡Excelente artículo ,Dr. Manuel Ocampo!
El mundo cultural actual ABOLIÓ la Metafísica. Y con ella, a Dios y al hombre trascendente ( todos lo somos).
La ciencia avanza no sabe hacia dónde, sobre hipótesis que "sirvan". No que sean verdaderas o falsas.
El hombre de hoy se siente perdido en medio de la nada.
Por eso sus escritos son tan valiosos !
Muchas gracias ! Y siga escribiendo, por favor...nos hace falta.
26/09/15 6:04 AM
  
Renzo
Hola Horacio, ese es el punto, si puede hablarse de existencia. Sería parecido a decir que si no existiera el hombre, ni ningún otro ser capaz de oirlas o producirlas, seguirían existiendo las notas musicales y la música.

Saludos.
26/09/15 8:46 AM
  
Horacio Castro
Renzo. Es un buen ejemplo. Es de esos temas para charlas sin fin entre amigos. La existencia de materia conlleva relaciones matemáticas aun sin vida inteligente y aquí ya haríamos la salvedad los que creemos en la existencia de Dios para el caso de no existir siquiera materia. Pero también podemos considerar que los objetos matemáticos son infinitos y no necesitan soporte material. Exceden el número de partículas y sucesos en el universo. Claro que para el supuesto de inexistencia de materia y de inteligencia alguna, y si fuera así a partir de este momento, todavía nos encontraríamos ante dos respuestas 'defendibles', que los objetos matemáticos no existirán como si nunca hubieran existido, o que por haber existido continuarían siendo posibles. Así quizá haya distintas respuestas, hasta imaginar ninguna existencia posible jamás y entonces la respuesta es obvia. Te saludo.
29/09/15 8:13 AM
  
Pepito
Renzo:

Es imposible que un ser material esté en todas las partes del Universo Físico, pues en tal caso no podría haber en el Universo Físico más que ese ser material.

Por ejemplo, si tu cuerpo estuviese en todas las partes del Universo Físico, es evidente que no podría haber en el UF mas cuerpo que el tuyo; o si el oro estuviese en todas las partes del UF es evidente que no podría haber en el UF más que oro; o si hubiese oxígeno en todas y cada una de las partes del UF no podría haber más que oxígeno..

Por consiguiente, si nos encontrásemos en el UF algo que esté en todas y cada una de sus partes, ese algo tendría que ser forzosamente inmaterial, so pena de que no pudiese haber en el UF ningún otro ser más que él.

Por tanto, la pregunta es: ¿Hay o no hay en el UF algo que esté en todas y cada una de sus partes? Y la respuesta es si.

Efectivamente, si nos fijamos bien en el UF encontramos que en todas y cada una de sus partes, por mínimas o ínfimas que sean, hay existencia, ya que todas y cada una de las partes del UF existen o tienen existencia.

Por consiguiente, si la existencia se da en todas y cada una de las partes del UF, es evidente que la existencia tiene que ser algo inmaterial, pues de ser algo material no podría haber en el UF más que existencia y no podría haber oro, ni oxígeno, ni ningún otro ser que no fuese existencia.

Por tanto, del hecho innegable de que en todas y cada una de las partes del UF hay existencia, se deduce que ésta es algo inmaterial, y que por tanto en el UF no hay sólo materia o seres físicos sino que en él se da también la inmaterialidad de la misma existencia.

El problema de los Físicos es que no ven más que parte de lo que hay en el UF, y se olvidan de lo que en él mas abunda, que es la existencia; y esa visión parcial de los hechos del UF conduce a algunos Físicos a un reduccionismo materialista y ateo del que podrían salir facilmente si tuviesen una mirada mas amplia acerca de todo lo que realmente hay en el UF.

29/09/15 12:19 PM
  
Renzo
Pepito, la existencia es el acto de existir, no es nada en sí misma. Si buscas algo que está presente en todo el Universo conocido es la energía. Tu problema es que te empeñas en personalizarlo todo y te pones a hablar de "seres materiales", "oro", "oxígeno", "cuerpo", sin entender que todos esos ejemplos no son otra cosa que manifestaciones y estados de energía.
Si empiezas con conceptos erróneos o inadecuados, difícilmente llegarás a algo sostenible.
29/09/15 6:02 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.