Llegó el hambre a Venezuela

“No se puede rezar a Dios con el estómago vacío”.  Así decía un obispo hace unos meses. Perdone, Sr. obispo, pero hay alguna excepción. Por ejemplo Alexander y Verónica, una familia con cinco hijos uno de ellos en el cielo,  dicen que tienen la buena costumbre de hacer casi todos los días una comida. Alguna vez sucede que, cuando regresan los muchachos de sus clases, la primera visita que hacen es a la nevera y al encontrarla vacía se temen lo peor. Entonces el padre, la madre y los hijos se sientan en torno a la mesa. “Hoy, dice al padre, el Señor quiere que participemos de lo que sucede a tantos venezolanos que no tienen qué comer y por eso sufren, rabian y critican todo lo criticable. Es natural. Nosotros sabemos que somos hijos de Dios y que Él lleva nuestras vidas y nos da lo que necesitamos. Vamos a bendecirle y a rezar por los que no le conocen.

Leen los salmos de la hora intermedia y proclaman el evangelio del día. Lo comenta el padre, la madre y los hijos. El Pan de la Palabra ha calmado las ansias del pan material. Joseph Ratzinger decía en una homilía el año 1991: La traducción más exacta de “Danos hoy nuestro pan de cada día” sería “Danos hoy nuestro PAN ESENCIAL de cada día”.

Cuando de sube a Caracas desde el aeropuerto se ve a la derecha un conglomerado de barrios colocado en las laderas y cimas de los cerros. De noche, y de lejos, es hermoso; de día parece un belén desordenado y sucio. Nosotros vinimos a este lugar hace 27 años a traer este PAN ESENCIAL. Vinimos con cuatro familias: una de Valencia, otra de Alicante, Madrid y Almería. Les acompañaba el Padre Antonio Zubía, marianista, que ahora está muy enfermo y que quiere morir allí. Hoy, siguiendo la invitación de la Conferencia Episcopal, estamos dando de comer cada semana a más de 2.000 personas. Leyendo el otro día la vida de San Basilio, gran místico y teólogo doctor de la iglesia, se cuenta que allá por el año 360 organizó las cocinas ambulantes en una época de sequía y hambre. Él mismo con un delantal y un cucharón en ristre distribuía los alimentos entre los más pobres. Seguro que al Papa Francisco le agradaría.

Nosotros hacemos un sabroso “sancocho” a base de papa, yuca, ñame y lo que se pueda conseguir de carne. Es difícil comprar la carne o la pasta porque no hay. Nos ayudan económicamente nuestros amigos de España.

Los jóvenes no ven salida para sus vidas y huyen de Venezuela a donde sea y como sea. Se van a USA, Panamá, Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, Brasil, España, Antillas Holandesas… Un helicóptero sobrevuela las costas de Curaçao para impedir que lleguen en lanchas muchachas venezolanas  a las que traen engañadas y las llevan a los burdeles.

La mayoría permanece,  y se cierne sobre ellos el fantasma del hambre, la falta de medicinas, el miedo al futuro, la inseguridad, etc. que les lleva a la desesperación y a la desidia. Ante esto, nuestra gente anuncia que Dios no se ha ido de Venezuela y que nada puede arrebatarnos la alegría y la dignidad de ser hijos de Dios. Por eso organizan la JORNADA DEL BARRIO LIMPIO. Se barren las calles, se riegan, se pintan las casas, se recoge la basura…Algo parecido harían José y María en el establo de Belén donde nació Jesús.

Que Dios y la Virgen María,  Nuestra Señora de Coromoto, salven a Venezuela  

 

P. Jesús Martínez y P. Guillermo

Misioneros Itinerantes

5 comentarios

  
Cipriano. Venezuela
"Que Dios y la Virgen María, Nuestra Señora de Coromoto, salven a Venezuela"

Amen

15/01/18 2:19 AM
  
Bruno M
Gran testimonio. Muchas gracias.
17/01/18 9:30 PM
  
FERNANDO FERNANDEZ
Los gringos son los culpables, por el bloqueo que han impuesto, es similar a lo que han hecho con Cuba. Dios y la Virgen ayuden a Venezuela.
18/01/18 4:21 PM
  
Macabeo
¿Y qué dice a todo esto Francisco, tan preocupado por las periferias y por los pobres? Nada. O casi nada. Como mucho, pide diálogo para solucionar la crisis. Dialogar ¿con quién? Dialogar ¿para qué? Como son sus amigos, los infames dirigentes venezolanos, no han recibido ni un solo reproche, ni una reconvención. Se ha entrevistado con Maduro. Le ha bendecido. Y ha reforzado su régimen canalla. Cosas de Francisco. Y, mientras tanto, el hambre, la desnutrición, el desabastecimiento más feroz. En cuanto a los dirigentes políticos europeos, mejor no hablar.
18/01/18 8:19 PM
  
egandalf
No es extraño que al hambre físico siga el hambre espiritual; esa especie de ayuno obligado (y a veces obligatorio) purifica el cuerpo, que a fin de cuentas es templo del espíritu santo. Por eso en los regímenes comunistas la religión (que es una de sus víctimas propicias, ya sea porque obliga a otro credo o porque tiene una estructura organizada) acaba resurgiendo con más fuerza.
23/01/18 2:40 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.