InfoCatólica / Caritas in Veritate / Categoría: ONU

15.04.14

(35) La PUCE (Pontificia Universidad Católica de Ecuador) ¿elegirá a Barrabás o a Pilatos en Semana Santa?

Parece que las gravísimas incoherencias de las supuestas Universidades Católicas no es novedad en el globo, pero…creo que sería abominable que nos acostumbremos a ello, sin reacción enérgica y urgente.

Por eso, así como hace unos meses manifestamos nuestro repudio a un acto semejante realizado en la UCA, hoy este repudio se convierte en indignación cuando el asesinato de inocentes es sometido a “debate” nada menos que en medio de la Semana Santa:PUCEJudas

  http://eventzz.net/Repensando-el-aborto-perspectivas-sobre-la-despenalizacion-del-aborto-en-casos-de-violacion-Quito/576508559123570

Como se ve en el aviso, un colectivo abortista ha obtenido el auspicio y el espacio de la Pontificia Universidad de Ecuador, con sede en Quito, para organizar un “debate” (sic) para ver si en caso de violación está bien asesinar a los bebés no nacidos, y ha elegido el Miércoles Santo para el circo.

No se nos escapa que en un clima en que muchos están especialmente sensibles ante las injusticias, la prédica sofística sobre los presuntos derechos de la mujer violada, viene como anillo al dedo para pescar a más de un incauto. La penalización del aborto será presentada como intransigencia machista, y la “crucificada” de estos días sería la mujer víctima, olvidando completamente a la criatura, que sería en realidad víctima y consuelo si se le permitiera vivir junto a su madre, pese a todos los dolores.

En fin…conocemos de sobra los argumentos siempre falaces y necios del lobby abortista, pero lo que no puede admitirse es que una presunta Pontificia Universidad Católica mire para otro lado, se desentienda de ello, y les dé no sólo un lugar, sino un auspicio, en vez de organizar algún acto de reparación por el crimen del aborto, para que por lo menos pueda ostentar con dignidad el nombre de cristiana.

No fue novedad cuando hace unos años Benedicto XVI señaló durante un Jueves Santo, que Judas seguía sentado a la mesa. Y buena comilona que se está dando, gracias a los Pilatos que se reproducen como alimañas en la Viña del Señor.

No sé si los organizadores de este “evento” se habrán enterado de que en la Iglesia Católica hay principios no negociables, no debatibles, no admisibles ni susceptibles de ser relativizados. Uno de ellos es el deber de respeto y protección de todo niño no nacido desde su concepción.

El crimen del aborto no puede ser jamás sometido a debate en sitios que se espera sean refugio y fortaleza, en fiel custodia de la Fe, la Verdad y la Vida, y clama al cielo que quienes deben formar y clarificar se hagan corifeos del negocio de la muerte. ¿O hay que explicarles a estos señores que el último eslabón del debate abortista es un gran negociado internacional, amasado con la ingenuidad de los imbéciles, la falta de esperanza y el odio revolucionario?

Esperamos que el Sr. Cardenal tome cartas urgentemente en este asunto, para que se impida la mofa de la chusma del Sacrificio Redentor de Cristo, al usar espacios de Su Iglesia para relativizar el derecho a la vida de nuevos inocentes. 

————–

P.D.: El evento, gracias a Dios, ha sido cancelado el día martes por la tarde, según lo que da cuenta el comentario del grupo organizador. No obstante creemos necesario alertar sobre el escaso control que reina en las universidades católicas ante actos de este tipo, que contradicen profundamente su identidad.

17.02.14

(29)...Batallando como ovejas, palomas y serpientes

estampida Un comentarista del post anterior, señalaba “¿cómo les hacemos ver a nuestros hermanos bautizados que estamos en un combate con el Mundo (ONU incluida)?”

Esta es una inquietud que se presenta hoy a más de un fiel que empieza a comprender la seriedad de la cosa, y que sigue rodeado de una multitud que prefiere mirar para otro lado y quiere hacernos creer que estamos locos, que no hay motivo de alarma. Y sí…convengamos que no es muy alentador mirar con estupor la llegada de una estampida de elefantes a la sala llena de cristales, señalarla, y comprobar que algunos, en vez de defenderse de ello, buscan rápidamente un chaleco de fuerza para nosotros, diciendo “¿Qué elefante? No…¡si es un pajarito!”.

Efectivamente, hay todavía a nuestro alrededor una gran cantidad de cristianos que se resisten firmemente a creer en la oposición frontal entre muchas máximas y “dogmas” del mundo contemporáneo, y los principios evangélicos. Y esto entraña un grave peligro ante el que hay que prevenirse.

En ese peligro vemos caer a veces a algunos católicos muy “lúcidos” (¿lo son realmente?), de creer que frente a tamaña invasión de basura de todo tipo -moral, educativa, estética, pseudoreligiosa- que nos rodea con el sello inconfundible de la mentira, ya casi no hay lugar para que se ventile francamente la verdad, sin que sea de inmediato pisoteada o escarnecida. Se piensa entonces que sólo queda sentarse a esperar el regreso de Nuestro Señor, atrincherándose lo mejor posible en “guettos” para no contaminarse, mirando por la ventana cómo se pudre el prójimo, arrastrado por la corriente.

Leer más... »