InfoCatólica / Caritas in Veritate / Categoría: Cruz

2.05.14

(36) “¡No hay que ver al demonio en todas partes!”

demonGiotto

Acudimos a León Bloy una vez más, compartiendo unos párrafos de su Exégesis de lugares comunes. Uno de éstos reza “no hay que ver las cosas demasiado negras”, y Bloy reflexiona:

“Un poco, pasablemente y hasta muy negras, si les parece a ustedes, pero no demasiado. Una amable prudencia aconsejaría, más bien, verlas blancas o color de rosa. Tal es, por lo menos, la opinión de X, que no quiere que a los agonizantes se les haga saber la proximidad de la muerte “aunque la deseen”. No lo quiere absolutamente. El coma le parece preferible a la acción de prepararse a morir y la “atroz costumbre” de la extremaunción lo subleva singularmente. Leo estas cosas en una crónica (…) que tiene un público felizmente liberado de las “crueles exigencias de la fe”:“Adoctrinémonos en la piedad, la dulzura y la compasión, inclusive cuando se trata de velar los signos de la muerte que llega a la cabecera del enfermo. Habituémonos menos al sacrificio que a la cortesía benéfica, que aparta de uno las penas inútiles y las aflicciones superfluas”.

Es evidente que habiendo dejado de ser esencial la salvación del alma, el colmo de la cortesía consistiría en despachar a los enfermos sin más trámite, con lo que se les ahorraría seguramente angustias y dolores. Siglos antes de la era cristiana los antiguos habían encontrado ya eso.”

Pero veamos, ¿por qué no pueden verse las cosas demasiado negras, cuando efectivamente lo están, y ya de tanta “cortesía", corremos el riesgo de vivir en la hipocresía?

Tal vez porque como dice el refrán, “a grandes males, grandes remedios”, y si uno no está dispuesto a poner las barbas en remojo para el remedio, sencillamente parece más conveniente no mencionar siquiera los males. Total, todo se arregla enmendando Códigos, ensanchando mangas, aboliendo Mandamientos y sobre todo, mirando para otro punto cardinal, cuando se huele algo podrido en Dinamarca. ¿Con apartar la nariz, el basural desaparecerá quizás, milagrosamente? –¡Pero estamos en Pascua! –Por eso mismo, porque hay Esperanza, y porque la Cruz es plenamente el signo de Victoria, no se la puede ocultar.

Leer más... »

15.04.14

(35) La PUCE (Pontificia Universidad Católica de Ecuador) ¿elegirá a Barrabás o a Pilatos en Semana Santa?

Parece que las gravísimas incoherencias de las supuestas Universidades Católicas no es novedad en el globo, pero…creo que sería abominable que nos acostumbremos a ello, sin reacción enérgica y urgente.

Por eso, así como hace unos meses manifestamos nuestro repudio a un acto semejante realizado en la UCA, hoy este repudio se convierte en indignación cuando el asesinato de inocentes es sometido a “debate” nada menos que en medio de la Semana Santa:PUCEJudas

  http://eventzz.net/Repensando-el-aborto-perspectivas-sobre-la-despenalizacion-del-aborto-en-casos-de-violacion-Quito/576508559123570

Como se ve en el aviso, un colectivo abortista ha obtenido el auspicio y el espacio de la Pontificia Universidad de Ecuador, con sede en Quito, para organizar un “debate” (sic) para ver si en caso de violación está bien asesinar a los bebés no nacidos, y ha elegido el Miércoles Santo para el circo.

No se nos escapa que en un clima en que muchos están especialmente sensibles ante las injusticias, la prédica sofística sobre los presuntos derechos de la mujer violada, viene como anillo al dedo para pescar a más de un incauto. La penalización del aborto será presentada como intransigencia machista, y la “crucificada” de estos días sería la mujer víctima, olvidando completamente a la criatura, que sería en realidad víctima y consuelo si se le permitiera vivir junto a su madre, pese a todos los dolores.

En fin…conocemos de sobra los argumentos siempre falaces y necios del lobby abortista, pero lo que no puede admitirse es que una presunta Pontificia Universidad Católica mire para otro lado, se desentienda de ello, y les dé no sólo un lugar, sino un auspicio, en vez de organizar algún acto de reparación por el crimen del aborto, para que por lo menos pueda ostentar con dignidad el nombre de cristiana.

No fue novedad cuando hace unos años Benedicto XVI señaló durante un Jueves Santo, que Judas seguía sentado a la mesa. Y buena comilona que se está dando, gracias a los Pilatos que se reproducen como alimañas en la Viña del Señor.

No sé si los organizadores de este “evento” se habrán enterado de que en la Iglesia Católica hay principios no negociables, no debatibles, no admisibles ni susceptibles de ser relativizados. Uno de ellos es el deber de respeto y protección de todo niño no nacido desde su concepción.

El crimen del aborto no puede ser jamás sometido a debate en sitios que se espera sean refugio y fortaleza, en fiel custodia de la Fe, la Verdad y la Vida, y clama al cielo que quienes deben formar y clarificar se hagan corifeos del negocio de la muerte. ¿O hay que explicarles a estos señores que el último eslabón del debate abortista es un gran negociado internacional, amasado con la ingenuidad de los imbéciles, la falta de esperanza y el odio revolucionario?

Esperamos que el Sr. Cardenal tome cartas urgentemente en este asunto, para que se impida la mofa de la chusma del Sacrificio Redentor de Cristo, al usar espacios de Su Iglesia para relativizar el derecho a la vida de nuevos inocentes. 

————–

P.D.: El evento, gracias a Dios, ha sido cancelado el día martes por la tarde, según lo que da cuenta el comentario del grupo organizador. No obstante creemos necesario alertar sobre el escaso control que reina en las universidades católicas ante actos de este tipo, que contradicen profundamente su identidad.

17.02.14

(29)...Batallando como ovejas, palomas y serpientes

estampida Un comentarista del post anterior, señalaba “¿cómo les hacemos ver a nuestros hermanos bautizados que estamos en un combate con el Mundo (ONU incluida)?”

Esta es una inquietud que se presenta hoy a más de un fiel que empieza a comprender la seriedad de la cosa, y que sigue rodeado de una multitud que prefiere mirar para otro lado y quiere hacernos creer que estamos locos, que no hay motivo de alarma. Y sí…convengamos que no es muy alentador mirar con estupor la llegada de una estampida de elefantes a la sala llena de cristales, señalarla, y comprobar que algunos, en vez de defenderse de ello, buscan rápidamente un chaleco de fuerza para nosotros, diciendo “¿Qué elefante? No…¡si es un pajarito!”.

Efectivamente, hay todavía a nuestro alrededor una gran cantidad de cristianos que se resisten firmemente a creer en la oposición frontal entre muchas máximas y “dogmas” del mundo contemporáneo, y los principios evangélicos. Y esto entraña un grave peligro ante el que hay que prevenirse.

En ese peligro vemos caer a veces a algunos católicos muy “lúcidos” (¿lo son realmente?), de creer que frente a tamaña invasión de basura de todo tipo -moral, educativa, estética, pseudoreligiosa- que nos rodea con el sello inconfundible de la mentira, ya casi no hay lugar para que se ventile francamente la verdad, sin que sea de inmediato pisoteada o escarnecida. Se piensa entonces que sólo queda sentarse a esperar el regreso de Nuestro Señor, atrincherándose lo mejor posible en “guettos” para no contaminarse, mirando por la ventana cómo se pudre el prójimo, arrastrado por la corriente.

Leer más... »

12.02.14

(28) La ONU y la guerra por la Palabra

Cuando en el otoño de 1870 llegan los prusianos muy cerca de Nevers, Bernardette sólo dice: “Yo temo únicamente a los malos católicos” (R. Laurentin, “Vida de Bernardette”, Herder, p.180)

onu El católico no puede ser cronolátrico, sino litúrgico. Al fin y al cabo, toda fecha está escrita en la eternidad, y de ella recibe sus resonancias más significativas. Por eso habría que ver qué relaciones misteriosas se tejen Allí entre la fiesta de Ntra. Sra. de Lourdes, que hoy celebramos, y la sesión plenaria que hoy dedicó la Asamblea Nacional de la ONU para celebrar el 20ª aniversario del Año Internacional de la Familia, en donde se examinaría el papel de las políticas sobre la familia desde el 2015.

Con el informe de días atrás elaborado por la Comisión de Derechos del Niño, pidiendo a la Iglesia un cambio en su doctrina moral más elemental, no podemos pensar que se detengan en su ofensiva anticristiana.

Estamos, pues, en pie de guerra completamente desembozada ya, según parece. Pero cuando empiezan los “bombardeos”, a muchos distraídos que aún no se han dado por enterados de la situación, no les queda más remedio que ponerse el casco y tomar las armas, correr a los refugios seguros…o quizá también, lamentablemente, pasarse al bando enemigo para obtener alguna tranquilidad espuria.

De alguna manera, pues, esta divisoria de aguas cada vez más profunda va sirviendo para despabilar a más de uno, y por otra parte, saber quiénes son los camaradas.

Será la hora de las grandes paradojas…porque no faltarán en estos tiempos algunos bautizados que –ya por incomprensión, sin culpa alguna, ya sea por franca apostasía, serán arrastrados por las olas del mar embravecido que es el Mundo, corifeos de las mentiras de los “sabios”, sirviendo a la confusión general, como necios.

Leer más... »

13.12.13