InfoCatólica / Caritas in Veritate / Categoría: apostasía

29.05.19

(251 - I) La existencia de la Verdad y el “veneno del ecumenismo” (un artículo de F. Mihura Seeber)

méjico

En medio de un bombardeo incesante de escándalos y litúrgicos y doctrinales sobre la cuestión ecuménica y de diálogo interreligioso (y sobre todo por la confusión entre estos dos conceptos, para nada equivalentes), se hace cada vez más difícil no ceder al “mareo", sobre todo a los jóvenes pero también a muchos mayores desprevenidos…

Por ello nos ha parecido oportuno resucitar un antiguo artículo del filósofo argentino Federico Mihura Seeber incluido al final de su obra “De Prophetia” (Gladius, Bs.As., 2010). 

Leer más... »

22.05.19

(250) Nueva profanación en la basílica de Luján -la perversión de la caridad-

basilica LS

“Ellos, entonces, poseen los templos. Vosotros, en cambio, la tradición de la Fe apostólica. Ellos, consolidados en esos lugares, están en realidad al margen de la verdadera Fe (…). Cuanto mayor es el empeño de éstos por dominar la Iglesia, tanto más están fuera de ella. Creen estar dentro de la verdad, aunque en realidad están excluidos de ella, prisioneros de otra cosa, mientras la Iglesia, desolada, sufre la devastación de estos supuestos benefactores”

(San Atanasio Patrología Griega, tomo 26, col. 118/90)

Como sugeríamos en el post anterior, el incendio de Notre Dame u otros similares constituyen en última instancia un gran símbolo de las tantísimas profanaciones de las que los templos están siendo objeto cada vez más, con total beneplácito de muchísimos miembros de la Jerarquía, quienes poco a poco, ya sea por comodidad, cobardía o malicia, consciente o inconscientemente, están contribuyendo a la formación de una nueva iglesia, que para muchos tiene cada vez menos que ver con la católica.

Leer más... »

10.05.19

(249) El fuego de Notre Dame y el humo de Satanás -pruebas y consideraciones-

Fuego y cortina de humo en NotreDame“¡Fuego! ¡Fuego! ¡Fuego! ¡Socorro! ¡Socorro! ¡Hay fuego en la casa de Dios! ¡Fuego en las almas! ¡Fuego en el Santuario!”  (S. Luis M. de Montfort, Súplica Ardiente)

Tras el silencio, el estupor y el llanto, todavía caben y urgen las palabras, y el buen tino cristiano nos debe llevar también a buscar respuestas tanto naturales como sobrenaturales.

Leer más... »

1.05.19

(248) Súplica a San Pío V en tiempos de apostasía

SPíoV y SIgnacio“Por el hecho de que los del cielo están más íntimamente unidos con Cristo, consolidan más firmemente a toda la Iglesia en la santidad […] No dejan de interceder por nosotros ante el Padre […] Su solicitud fraterna ayuda, pues, mucho a nuestra debilidad“  (Lumen Gentium, 49)

En tiempos de “turbulencia”, tanto para quienes emprenden viajes aéreos como para todos los que espiritualmente buscamos llegar al Cielo a través de este valle de lágrimas, lo fundamental es ante todo, no perder la serenidad, para nada reñida con la comprensión lúcida de la gravedad de esos momentos.  

Y la serenidad, el don preciado de la paz interior, es prácticamente imposible para un cristiano si no se practican las virtudes teologales. En el ejercicio de ellas, la conciencia de la Comunión de los Santos juega a nuestro juicio un papel fundamental.

Leer más... »

29.04.19

(247) China, pena de muerte y Doctrina social de la Iglesia -una oportuna Declaración-

China fiel1Como lo hemos hecho en alguna otra oportunidad, compartimos una nueva e interesante Declaración del Instituto de Filosofía Práctica, Asociación civil sin fines de lucro que hace varias décadas honra a los argentinos llevando a cabo una valiosa y seria labor a favor de la verdad, y en pro de la auténtica evangelización de la cultura.

Celebramos lo oportuno de la presente Declaración, en un momento en que numerosos pastores -ya sea por complicidad, ignorancia o cobardía- enaltecen las virtudes y “justicia” del marxismo a propósito de la reciente beatificación de los pseudomártires (ni mártires, ni riojanos). Y aprovechan así para defenestrar de plano, en buen juego dialéctico, a todos los miembros de las Fuerzas Armadas, incluso a los muchos que son sometidos a graves violaciones de los más elementales derechos, muriendo en prisión, sin juicio ni condena.

Se incurre de este modo en graves contradicciones tanto en materia de fe como de razón. Y en la adhesión a la verdad, no sólo es nuestro deber defender la fe, sino el principio de no contradicción, socavado cada vez más entre los argumentos de muchos católicos…

Leer más... »