InfoCatólica / Caballero del Pilar / Categoría: Entrevistas

13.01.20

El marxismo sólo ha traído terror y miseria al mundo. Entrevista a Álvaro Ginebreda

Álvaro Ginebreda, licenciado en Derecho y Filología clásica, analiza en profundidad las funestas consecuencias que ha tenido el marxismo en la historia.

¿Podría hablar de las principales condenas de la Iglesia al marxismo?

El escrito en el que la Iglesia realizó su condena más contundente fue la Carta Encíclica Divini Redemptoris del Sumo Pontífice Pío XI sobre el comunismo ateo”. Su principal condena ha sido siempre la de su ateísmo sistemático. La Iglesia consideró que su doctrina política está fundamentada en un humanismo en el que la fe en Dios no sólo carece de sentido, sino que es criticada como un obstáculo para que el hombre llegue a su realización total, puesto que “la esencia de la libertad consiste en que el hombre es el fin de sí mismo, el único artífice y creador de su propia historia” (Gaudium et Spes, 20). De este modo, el error fundamental del marxismo según la Iglesia es considerar que la liberación del hombre se centra en cuestiones económicas y sociales.

Por otro lado, ha rechazado continuamente el odio que propagan entre los ciudadanos alterando la convivencia de la comunidad y los principios que atentan contra el derecho natural defendido tradicionalmente por la Iglesia, dado que “llevaría a la radical subversión de los derechos, bienes y propiedades de todos y aun de la misma sociedad humana”.

¿Cómo el marxismo ha traído muerte, destrucción y miseria?

Para ser justos, todas las calamidades de los sistemas comunistas han sido motivadas por el arbitrio de los políticos que dirigieron las diferentes insurrecciones y los que han ejercido el poder en estas dictaduras, de los cuales Marx y Engels, en parte, son responsables también por no completar su doctrina al respecto.

El marxismo es una doctrina de la acción y de lucha pensada para el proletariado: niega expresamente que sea un pensamiento inútil e ineficaz, una abstracción estéril. Marx, en cierto momento, quiso diferenciarse de los filósofos que no han hecho sino interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo, aplicando objetivamente una sociología científica.

Leer más... »

6.01.20

Análisis en profundidad sobre la figura de Marx y la maldad intrínseca del marxismo

Álvaro Ginebreda, licenciado en Derecho y Filología clásica, analiza en profundidad la deleterea ideología del marxismo y su maldad intrínseca. Principalmente explica en esta primera parte de la entrevista la perversidad del materialismo dialéctico y de la lucha de clases.

¿Quien era Karl Marx?

Marx fue un revolucionario, un “revolucionario desesperado”, tal como afirmaría su amigo Jung, a raíz de los sacrificios personales, persecuciones y penalidades económicas que tuvo que asumir al dedicarle toda su vida.

Esta tendencia no podría explicarse sin la influencia de su padre y su contexto social. Por un lado, Tréveris, situada en Renania, fue de las pocas ciudades alemanas que acogió bien la Revolución y el nuevo liberalismo. Su padre, Hirschel Marx, abogado de origen judío, fue un clásico liberal, admirador de Voltaire y Kant, que perteneció a un club de Tréveris llamado La sociedad literaria del Casino, francófilo y antiprusiano, por lo cual acabó siendo inscrito en las listas de “elementos subversivos”.

Así pues, Marx creció en un ambiente liberal en el que las nuevas ideas socialistas de Saint-Simon comenzaron a propagarse. En cuanto a su profesión religiosa, a pesar de su origen étnico, se puede considerar un desarraigado, lo cual explica que siempre fuera muy crítico con el judaísmo, al que no consideraba un lobby que luchaba por el poder material.

En sus años universitarios en los que estudió derecho y filosofía, siguió en la misma dinámica intelectual. En Berlín se hizo hegeliano de izquierdas y se dio cuenta de la necesidad de un sistema filosófico para fundamentar sus ideas políticas: “sin un sistema filosófico no se puede entender nada”.

Fue precisamente en esta tarea de construir un sistema filosófico en la que su gran amigo Engels, al que conoció en París, alcanzó una importancia esencial: gracias a él, con quien acabaría escribiendo El Capital, pudo desarrollar una auténtica filosofía del proletariado sustentada en un análisis exhaustivo tanto económico como social, después de centrarse en el estudio de Hegel y Feuerbach.

¿Cómo fue su vida personal?

En cuanto a su vida familiar, fue predominantemente bohemia y siempre tuvo una actitud alegre y equilibrada ante las circunstancias adversas de su situación. Con dieciocho años se prometió en secreto con Jenny von Westphalen, descendiente de condes escoceses por vía materna, con quien tuvo siete hijos, de los que solamente tres hijas alcanzaron la edad adulta.

Leer más... »

30.12.19

Luis Hernando de Larramendi nos habla de ASE-Acción Social Empresarial, basada en la Doctrina Social de la Iglesia

Luis Hernando de Larramendi y Martínez es Vicepresidente Segundo del Patronato de Fundación MAPFRE Externo y Vocal del Comité de Dirección. Desde un punto de vista personal, su actividad empresarial se centra en la actualidad en la presidencia de la fundación Ignacio Larramendi, en la administración de la empresa de DIGIBIS S.L., la pertenencia al Consejo de administración de Mapfre S.A. y algunas entidades filiales, y presencia en numerosos patronatos de fundaciones de diverso orden, entre ellas la fundación Alberto Elzaburu, ligada a la entidad Elzaburu S.L.P., de la que durante muchos años ha sido socio hasta su jubilación en ella en 2017.

En esta entrevista nos habla de ASE, la asociación que preside y de su finalidad y actividades para llevar la fe al mundo de la empresa.¿Cómo nace la asociación ASE-Acción Social Empresarial?

En 1931 se publica la encíclica Quadragesimo Anno por el Papa Pío XI, que relanza la preocupación de la Iglesia por el mundo del trabajo. Es aquella encíclica la que contiene esa referencia escandalosa a que “en la fábrica el material sale enaltecido y los trabajadores envilecidos”…

Al socaire de ese impacto, se funda una Federación de Asociaciones Patronales Católicas, en 1931, también con el nombre de UNIAPAC, Unión de Asociaciones de Patronos Católicos, que pervive en la actualidad y a la que, prácticamente desde su constitución, se asocia ASE-Acción Social Empresarial.

La asociación nace en 1951, dentro de lo que se ha dado en llamar el nacional catolicismo, precisamente para ahondar en la preocupación social, y nace con el nombre de Acción Social Patronal, siendo presentada en sociedad a los dos años de nacer por el cardenal de Tarragona don Benjamín de Arriba y Castro teniendo lugar la primera Asamblea General de Acción Social Patronal, que ya tenía comisiones de empresarios y delegados diocesanos en diversas ciudades, a finales de 1954.

Fruto de esa preocupación social era, en la revista de la asociación, la publicación mensualmente de un estudio que indicaba cuál era el presupuesto mínimo para sostenerse dignamente de una familia compuesta por el matrimonio y dos hijos. Esos estudios fueron clave, junto con la petición de la asociación, para la implantación del salario mínimo interprofesional.

Al nacer la sociedad se indica que se sienten parte de la labor de la Iglesia para poner en práctica su doctrina con el objetivo de la colaboración y el diálogo de todos los que sienten sobre sí el peso de la responsabilidad del puesto que ocupan en la sociedad, y que saben que pretender desentenderse de los demás es caer en la forma menos inteligente del egoísmo y la más dañina para el mismo que pretende tal cosa.

La Acción Social Patronal creía en un Estado moderno, inteligente y facilitador y decía “ni el abstencionismo liberal ni el estatismo a ultranza de nuestros tiempos".

Leer más... »

María Corredentora según San Alfonso María de Ligorio.

Hay tres motivos esenciales por los cuales María es corredentora, que quiere decir que colaboró en la redención:

1. Obedeciendo a Dios:

Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. (Lc 1,38)

2. Trayendo al Redentor al mundo:

Vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin(Lc 1,31-33) 

3. Sufriendo junto a su Hijo al pié de la Cruz:

Y una espada traspasará tú misma alma, para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones. (Lc 2,35)

El historiador Rafael María Molina, siguiendo la doctrina de San Alfonso de María de Ligorio, analiza la doctrina de María como Corredentora.

Javier Navascués y Rafael María Molina

28.12.19

La Industria de Género al desnudo de José R. Barrios (SND) pulveriza esta perversa ideología.

JOSÉ R. BARRIOS. Conferenciante, articulista y escritor. Coautor de Guía práctica para padres maltratados y autor del libro, El Psiquiatra de almas pequeñas, obra que describe de forma novelada el SíndromedeAlienaciónParental (SAP), una forma grave de maltrato emocional a los menores que afortunadamente, a día de hoy, ya está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Guía CIE-11.

¿Qué les diría a sus lectores acerca del contenido de su nuevo libro?

Pues que este libro, como refiere su título, deja al desnudo la Industria de Género, un negocio en nombre del feminismo radical, dado que analiza en detalle la llamada Ideología de Género española, mostrando su recorrido, estructura organizativa, modusoperandi y falsedades en las que se asienta. Se trata de una aportación documental rigurosa, completa y actualizada, absolutamente necesaria para quienes deseen conocer este nacionalfeminismo, un negocio clientelar de tráfico de votos a cambio de caprichos jurisprudenciales en beneficio de ellas y en contra de ellos.

He leído su libro y se distinguen en él dos partes o bloques, ¿Es cierto?

Sí, lleva usted razón, se trata de un libro eminentemente crítico y descriptivo de una industria a manos de un partido político concreto, pero a la vez se proponen numerosas alternativas al desgobierno actual.

La primera parte describe lo que viene ocurriendo en este país desde tiempos de Felipe González hasta llegar a nuestros días, poniendo al desnudo cómo y quiénes montaron la Industria de Género y cuáles han sido sus dos tóxicos logros: la Ley Integral contra la Violencia de Género 1/2004 y el reciente Pacto de Estado (2017). También se analizan conceptos clave como género, machismo, heteropatriarcado, violencia de género, violencia doméstica o intrafamiliar, denuncias falsas… términos que se acompañan con datos contrastados y noticias de prensa.

La segunda parte, al objeto de dar salida a un conjunto de políticas ineficaces y causantes de un creciente descosido del tejido social, propone un amplio catálogo de alternativas con las quereconducir esta Dictadura de Género que nos malgobierna y así poner rumbo a una democracia en la que por fin podamos tener una efectiva División de Poderes y leyes justas, sin sexo.

Leer más... »