Andrés Garrigó habla de Goya Producciones, una referencia en el ámbito católico mundial y de su próxima película "Corazón Ardiente"

“Corazón Ardiente” es un largometraje sobre el insondable misterio del Sagrado Corazón de Jesús

Andrés Garrigó ha dedicado la mayor parte de su vida al periodismo escrito. Su etapa más larga, casi treinta años, transcurrió en Bruselas como corresponsal de La Vanguardia y ABC para asuntos europeos, y luego como director “Europe Today” una agencia internacional especializada en temas de Familia y Vida, dirigida a medios. En esa época –años 70-80- prestó su ayuda a los pioneros del movimiento Pro Life, como el Dr. Lejeune, el Dr. Wilke, Fr. Paul Marx y otros. Luego, a partir del año 2000, dio el salto al sector audiovisual con Goya Producciones. Ha sido una etapa de casi 20 años, con una perspectiva más elevada y universal.

En esta entrevista nos habla precisamente de Goya Producciones desde su fundación hasta la actualidad, así como de los proyectos de futuro.

¿Cómo nace la idea de Goya Producciones?

A mi regreso a España, tras un breve intervalo como subdirector de un diario económico, viajé a Alabama para conocer EWTN, el canal católico mundial, y a su fundadora Madre Angélica. Aquello me impresionó. Una televisión que llegaba a millones de personas en inglés y español, sin publicidad, basada en la fe, y orientada a transmitir la fe. Madre Angélica estaba entonces (1999) en plena forma y me llenó de confianza y optimismo. Cambió mi vida. Dejé el diario económico, y en el 2000 lancé Goya Producciones que me parecía una aventura más original… y necesaria.

¿Cuál es la finalidad de la productora?

Contribuir a transmitir el mensaje cristiano y a llenar el inmenso agujero negro de ignorancia religiosa que crecía día a día en la sociedad española y occidental. Había que proponer de modo atractivo los valores de la fe, para influir en la cultura, en la enseñanza, en la vida de las personas. Ese trabajo estaba por hacer.

¿Fue complicado poner en marcha toda la infraestructura de la productora?

Al principio éramos dos personas, en dos pequeños despachos, sin equipos, sin experiencia audiovisual… Una locura. Lo alquilábamos todo. Gracias a Dios, conseguimos vender nuestro primer documental a Antena 3: “El Sudario de Cristo”, sobre el sudario de Oviedo. Lo vieron millón y medio de personas. El éxito me animó a seguir por esa vía. Empezamos a producir programas para EWTN y enseguida para TMT, la televisión católica que acababa de crear el Cardenal Rouco en Madrid, germen de lo que sería mucho después 13TV. En años sucesivos fuimos incrementando la plantilla, la producción, los formatos. Y crecía el número de televisiones que emitían nuestros programas en diversos países del mundo. También en los últimos años ha ido creciendo nuestra tienda web de vídeos: www.encristiano.com.

¿Qué balance haría de todos estos años de trabajo?

Hace veinte años no hubiera creído que aquella iniciativa, fruto de una corazonada, se consolidara. Y menos que llegara a convertirse en lo que es hoy: una productora de referencia en el ámbito católico mundial. Nuestros documentales han sido doblados o traducidos a más de veinte lenguas distintas, cientos de miles de personas han acudido a ver nuestras películas en cines de Europa y América y siguen multiplicando los proyectos…

¿De toda su extensa producción que trabajos han tenido más repercusión?

Si hubiera de elegir un título me quedaría con “Fátima, el Último Misterio”, un largometraje documental que muestra el dedo de Dios en la historia de los 100 últimos años. También han causado un fuerte impacto las películas “Poveda” y “Luz de Soledad”.

¿Hay alguno al que le tenga especial cariño?

Ponemos cariño e ilusión en todo lo que hacemos. Si hacemos una serie de documentales como “Sí Quiero” pensamos en el bien que puede hacer a los jóvenes que se aventuran a casarse. Si hacemos una serie como “La Cultura de la Vida” pensamos en salvar vidas inocentes del aborto o de la eutanasia. Si producimos “Cristianos en la Sociedad” tratamos de condensar la doctrina social de la Iglesia para iluminar a tantos ciudadanos tentados por ideologías anticristianas…

¿Qué testimonios le han marcado más en relación al bien que han hecho los vídeos?

Son muchas las personas que nos dicen que nuestras producciones les han hecho bien, que les ayudan. No faltan testimonios de conversiones. Con una sola persona que se hubiera acercado a Dios ya valdría la pena el esfuerzo.

¿En qué proyectos están inmersos en la actualidad?

En estos momentos estamos rodando “Corazón Ardiente” un largometraje que nos pone frente a frente con el insondable misterio del Sagrado Corazón de Jesús. Parece una devoción pasada de moda, pero es tan actual como el evangelio. Del Corazón traspasado de Jesús brota la Iglesia, la eucaristía, los sacramentos… La película lo cuenta con datos desconocidos y testimonios muy poderosos.

¿Qué nos puede decir del proyecto encristiano.com?

Se trata de la primera plataforma digital online en español que ofrecerá únicamente audiovisuales con valores cristianos o familiares. Estamos ya en pruebas y pronto saldrá al público. Se podrán encontrar películas, documentales, dibujos animados, vídeos de diversos formatos. En resumen: entretenimiento y formación para toda la familia… sin necesidad de filtros. Para mayor información el enlace es: encristiano.com

¿Cómo se puede colaborar con ustedes?

Acabamos de lanzar una campaña de crowdfunding para completar la financiación de “Corazón Ardiente”. Se puede encontrar más información en: www.corazonardiente.com Agradeceremos a los lectores también que hagan llegar esa información a sus contactos.

 

Javier Navascués Pérez

Comentario a la espera de moderación

Esta publicación tiene 1 comentario esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.