Pruebas de la estrecha relación del rock con el satanismo y otros graves desórdenes

El P. Juan Gonzalo Callejas, sacerdote exorcista colombiano, ha estudiado en profundidad la relación existente entre el rock y el satanismo y las nefastas consecuencias que tiene en muchas almas que han acabado consagrándose a Satanás. No es simplemente puro marketing, como nos quieren hacer creer, es algo real y perfectamente demostrable como explicará en esta entrevista. Acompáñenos en un viaje apasionante a las entrañas e inframundos del rock y de toda la ideología que hay detrás.

¿El tema del rock y el satanismo es más serio de lo que parece?

Efectivamente y creemos estar en la obligación de dar un toque de alarma sobre una realidad que amenaza a nuestra sociedad, a nuestra fe: los mensajes satánicos en la música rock y la música latina. Se trata de un peligro que va dirigido especialmente contra uno de los sectores más indefensos de la sociedad: los jóvenes.

Queremos atraer la atención sobre todo de los adolescentes, por ser ellos el objetivo directo del mal que se esconde en la música. Así mismo nuestra alarma la dirigimos a los padres, educadores, y a toda autoridad constituida, porque estamos seguros de que nos encontramos ante una de las armas más peligrosas para la misma convivencia humana.

Muchos lectores en este primer punto, pueden pensar que exagera, ¿Todo el rock es satánico o sólo el más duro?

Para entender la maldad encerrada en este tipo de música, debemos partir del presupuesto que, desde la antigüedad, las culturas han vinculado cierto tipo de música a los rituales procreativos. Con este fin los creadores o inspiradores del heavy metal llevaron a cabo una intensa investigación de los ritmos de tribus africanas y de los ambientes vudú, recopilando todos los ritmos de ritos copulatorios, de encantamientos y de los conjuros mágicos.

El beat martillea con insistencia todas las pulsaciones emotivas, físicas y sicológicas, buscando el modo de excitar el sistema nervioso de los oyentes y de paralizar el proceso mental de la conciencia. Podríamos decir que el ritmo o “beat” es el arma principal del rock para atacar las conciencias. Desafortunadamente no es la única, es sólo la primera de una larga lista.

La propia palabra rock significa fornicación en ambientes marginales y está basado como dice en ritos copulativos tribales…

En 1954 el músico Bill Haley se hace famoso con el tema Rock around the clock y un disc-jockey acuña el término “Rock and roll” para identificar este nuevo ritmo musical, en aquel entonces no significaba lo que hoy entendemos por rock and roll. Esta frase está tomada de la jerga popular de los guetos americanos y describe los movimientos del cuerpo durante el acto procreador humano.

Según esto, podemos apreciar que ya desde sus orígenes este ritmo lleva en sí la impronta de una revolución sexual, que llevará su manifestación más descarada en el cantante Elvis Presley, que se consagró a promover el sexo libre entre los jóvenes, a la par que una rebelión contra todo lo puritano y religioso.

Este verdadero ídolo de tantas generaciones se complacía en incitar a la juventud, no sólo con la música y las letras, sino sobre todo con gestos provocativos que acompañaban sus espectáculos. Por esa razón, desde el principio de su carrera fue apodado Elvis, “The pelvis”, por los movimientos rotatorios de su cintura.

Las letras son abiertamente satánicas e invitan a una consagración a Satanás aquí y en la eternidad.

Para citar nada más que un ejemplo, el grupo “Dead Kennedys” tiene una canción titulada “Yo mato a los niños” que dice algo así: “Dios me dijo que te desuelle vivo, yo mato a los niños, me gusta verlos morir, yo mato a los niños, yo hago llorar a sus madres, los atropello con mi coche, quiero oírlos gritar, darles caramelos envenenados…”

No se trata de un caso aislado, o de un desequilibrado que se sintió movido a cantar sus excentricidades. La presencia del satanismo en el rock es manifiesta por varios factores:

-La simbología ocultista que predomina en las carátulas de los discos, en la vestimenta de los artistas y en la decoración del escenario.

-Los nombres de las agrupaciones y el contenido de la letra de las canciones. Las declaraciones de los mismos cantantes y su comportamiento, que para nadie resulta ser un misterio.

Este primer factor es muy fácil verificarlo. Es común encontrar en las carátulas de discos y estampados de camisetas, símbolos usados en el ocultismo y magia negra, por ejemplo una cabeza de chivo (símbolo del demonio); un triángulo invertido (que es una parodia de la Trinidad); una pirámide, como símbolo del contacto con los espíritus; un triángulo con un ojo en el centro, que es el ojo de Satanás; un trébol con un círculo, (la trinidad satánica y el círculo mágico del hechizo); la letra S, (que significa Satanás); tres círculos anudados, (que es la trinidad esotérica = aire, tierra, fuego); un círculo sólo, (que es un elemento requerido para los ritos, encantamientos, sortilegios, hechizos, posesiones, etc.).; una estrella de cinco puntas, usada para el rito de encantamiento y conjuro; un octograma que es símbolo de la destrucción y del desorden y, finalmente, la letra A mayúscula encerrada en un círculo que simboliza la anarquía.

Por otra parte, los títulos de las canciones y los nombres de las agrupaciones son también un exponente claro de la presencia del satanismo en este tipo de música. Basta mencionar algunas agrupaciones como Ángeles del infierno, Deicidas, Sepultura, Slayer (asesino), Kiss (Kings in satan service = reyes al servicio de Satanás), Angel Witch (Ángel brujo); aC/dC (antichrist death Christ = anticristo, muerte a Cristo), Judas Priest (Judas Sacerdote); Christian Death (Cristiano muerto) Possessed (Poseídos); Necrodeath (muerte-muerta), Megadeath (megamuerte).

Respecto a los títulos de álbumes: tenemos por ejemplo “666 el número de la bestia”, de Iron Maiden; “Devil come to me” (un demonio vino a mí) del grupo Dover; “Holly Hell” (infierno santo); “The ultimate sin” (El pecado final) de Ozzy Osbourne; “Alice Cooper goes to Hell” (Alice Cooper va al infierno) y “From Alice with Malice” (desde Alice con malicia) ambos de Cooper; “Autopista al infierno” y “Campanas del infierno” del grupo aC/dC. Esta última canción fue compuesta para celebrar la condenación eterna de Bob Scott, el vocalista del grupo, que murió atragantado con su propio vómito.

Como tercer factor están las declaraciones de los mismos cantantes y su comportamiento. A nadie se le oculta que cantantes de la línea de Alice Cooper, Mick Jagger, Ozzy Osbourne, King Diamond, están consagrados a Satanás, pues lo dicen abiertamente. Por ejemplo:

Richard Litle, el pionero del rock and roll, dijo: “Algunos grupos de rock se reúnen en círculos, y beben tazas de sangre. Algunos se arrodillan y rezan al diablo. El rock and roll nos hipnotiza y controla nuestros sentidos”.

John Lenon en 1966, durante la rueda de prensa donde presentó su álbum blanco dijo: “El Cristianismo desaparecerá. Ahora nosotros somos más populares que Jesucristo”.

David Bowie, una de las grandes estrellas del rock, en 1976 declaró: “El rock and roll siempre ha sido música del diablo”.

Luego está el tema de los mensajes subliminales….

Efectivamente, este tipo de mensajes escapa al oído, a los ojos, a los sentidos externos y penetra en el subconsciente profundo del oyente, que se ve imposibilitado de defenderse, y es manipulado por esta información que recibe de forma tan disimulada.

Es una especie de hipnotismo o lavado cerebral que penetra sin permiso en nuestras mentes, infiltra datos en ellas y puede ser factor de cambio en nuestra conducta.

¿Cómo se camufla un mensaje subliminal?

Hay tres maneras, que son las más utilizadas:

Bajando el volumen: el mensaje se mezcla con la canción a un volumen muy bajo, prácticamente imperceptible para el consciente, pero que nuestro cerebro es capaz de procesar a través de sus mecanismos subconsciente e inconsciente. El mensaje va infiltrado en frecuencias distintas, muy bajas, 14 o 20 ondas por segundo, o muy altas, 17.000 o 20.000 por segundo. Es parecido este tipo de subliminal a esos silbatos para perros que nuestro oído no oye, pero que los canes si escuchan perfectamente.

Variando la velocidad: el mensaje se mezcla a una velocidad más lenta, de tal forma que mientras el ritmo de la canción ha pronunciado diez palabras, el subliminal solo ha pronunciado una sílaba. Es como cuando escuchábamos casetes y se nos estaban acabando la pilas de la grabadora, que la voz sonaba arrastrada y difícil de captar, y si a eso le sumamos que por encima está sonando una canción a velocidad normal, cuanto más difícil será descubrir ese subliminal que parece un ruido de fondo que se mezcla con la batería y el bajo.

Por ejemplo, dos mensajes que son audibles a 1/8 de su velocidad son: Blue Oyster Cult, “Estoy cansado de hablar con Benjabel… aún mejor, padre nuestro que estás en el cielo, Satanás…” En Cheap Trick se escucha a una persona diciendo el padrenuestro a Satanás.

Invirtiendo la onda: Este es el más común de los métodos para introducir subliminales, y se hace invirtiendo las palabras que conforman la letra de la canción, de forma que el mensaje solo se oye correctamente cuando se invierte el sentido de la canción, es decir, como si tomásemos los antiguos vinilos o discos negros y en vez de ponerlos a girar en el sentido de las manecillas del reloj, como lo hacen habitualmente, los pusiésemos a dar vueltas en sentido antihorario.

El propio ritmo fomenta las pasiones y hace bajar los resortes de la conciencia, y en definitiva el rock es un gran grito de rebeldía contra toda jerarquía, toda moral y todo orden social….

Aparte del satanismo, el rock contiene en todos sus géneros, elementos negativos, como son los ritmos sensuales, que incitan a promover desordenes morales entre la juventud, especialmente la homosexualidad. Igualmente están presentes las manipulaciones psíquicas, causadas por los ritmos, que generan a su vez desórdenes psiquiátricos con cuadros lastimosos de depresión o de violencia casi animal.

Asimismo, no es de subestimar el hecho de que el rock genera dependencia; salta a la vista que los jóvenes lo usan como un medio para desahogar sus instintos reprimidos, como norma de su manera de pensar, vestir y vivir, como estimulante o calmante de sus estados de ánimo.

Háblenos de sus consecuencias visibles letales: violencia, mutilaciones, suicidios….

No hace mucho dio la vuelta al mundo la noticia de tres adolescentes de 15, 16 y 17 años, Jacob Delashmutt, Joseph Fiorella y Royce Casey, que sacrificaron a una amiga de su edad, Elyse Pahler, para ofrecerla en sacrificio a Belcebú, con el fin de que se les concediese ser cantantes famosos de rock.

Otro caso similar, un chico de 15 años, José Rabadán Fuentes, decapitó a sus padres. Se acusa la influencia del rock no solo en el campo del culto al diablo, sino también en los desequilibrios síquicos que genera este tipo de música.

Ciertamente no podemos afirmar que toda la música rock sea satánica, pero el satanismo no es el único elemento perjudicial del rock, aunque indudablemente es uno de los más nocivos. Por tanto, para determinar la perversidad de este tipo de música, hay que tener en cuenta todos los elementos que hemos mencionado de una forma global.

¿Podía citarnos más ejemplos de rockeros entregados a Satanás y Lucifer?

El grupo Black Sabath invita a los jóvenes presentes en sus conciertos para que vengan y ante la multitud consagren su vida a Lucifer.

Ozzy Osbourne, exvocalista de Black Sabath, fue uno de los primeros en vincular públicamente su música al satanismo. En su álbum “El mago de Oz” dedica una canción a Mr. Crowley, padre del satanismo moderno. Aparte de esto, ha declarado en varias ocasiones que cuando canta entra en trance, y siente que es otro el que canta por él. Además, hace parte de su espectáculo el descabezar murciélagos con sus propios dientes y beber su sangre.

Mike Jagger confiesa haber hecho un pacto con el diablo vendiendo su alma para alcanzar fama; es más, llega a decir “soy la encarnación de Lucifer”. En una ocasión reconoció que al escribir la canción Satanic Majestics Request fue asesorado por Anton Szandor La Vey, fundador de la iglesia de Satanás y autor de la Biblia satánica. Otro dato interesante sobre este cantante es que adquirió la casa de Aleister Crowley, que, como ya dijimos, es el padre del satanismo moderno y contemporáneo, quien se autodenominaba “La gran bestia” con su número 666. Por último hay que notar que la canción de Jagger “Simpatía por el diablo” ha sido adoptada por las iglesias satánicas como su himno por antonomasia; y la canción “Sopa de cabeza de cabra”, en la que enseña cómo ser admitido en una iglesia de Satanás, fue grabada durante una ceremonia vudú en Haití.

¿Cómo podemos combatir los efectos del rock en nuestros hijos?

Si queremos evitar ser programados, contagiados, hipnotizados, invadidos, etc. por los mensajes subliminales, le invitamos a vivir una serie de reglas de vida que lo harán inmune a su influencia:

Escuchar lo menos posible las canciones que declaradamente tienen mensajes, o que de un día para otro se hacen sospechosamente exitosas, a pesar de su baja calidad de interpretación. La repetición es una de las armas más efectivas del subliminal, por tanto debemos de tener en cuenta que si nos ponemos a cantarlas en voz alta y logramos que otros repitan las letras, transmitiremos los mensajes subliminales y terminamos siendo sus secretarios. Debemos sospechar muy especialmente de canciones excesivamente pegajosas, las cuales no podemos quitar de nuestra mente haciendo que la repitamos una y otra vez, hasta el punto de indignarnos con nosotros mismos porque tardamos en dejar de cantarlas.

Analizar las letras en forma normal, en estas se encuentran indicadores que nos llevan a sospechar de las mismas, porque si ya la letra al derecho tiene mensajes que van en contra de nuestros principios católicos, se entiende que ya nuestra religión no nos permitirá escucharlas, por tanto no hay necesidad ni siquiera de ponerla marcha atrás para saber si nos conviene o no escucharlas.

Nunca dormir escuchando ningún tipo de música. Porque al estar dormidos el consciente descansa, pero el subconsciente y el inconsciente están trabajando a su máxima capacidad, por tanto captarán más rápido el subliminal y lo instalarán más profundamente en nuestro interior, lo cual provocará que lo que antes veíamos como pecaminoso, luego se nos convierta en algo normal o incluso bueno.

Evitar la música a niveles de volumen altos: este exceso facilita la penetración de los mensajes. Por tanto es mucho más fácil poner por obra, lo que un mensaje subliminal nos dice, después de salir de un concierto o una discoteca, que después de escucharla en casa o en un autobús.

No escuchar música bajo los efectos de drogas, alcohol o habiendo permanecido muchas horas sin dormir convenientemente. Esto baja las defensas ante los posibles mensajes porque nuestro nivel consciente disminuye y empiezan a trabajar el subconsciente y el inconsciente.

Cultivar el conocimiento de diferentes tipos de música y autores, sin fanatizarse por los ídolos del momento, ni dejarse llevar por la publicidad. No tener miedo a ser diferente, porque esto nos puede salvar.

Mantener amistad con personas que muestren buenas cualidades cristianas y nos puedan aconsejar sobre lo que es conveniente para nuestra alma. Evitar las malas compañías a toda costa, en especial si tienen vicios fuertes como: droga, alcohol, sexualidad desordenada, etc.

Si somos fanáticos de un tipo de música o ritmo, tratar de ir reemplazándolo por las canciones cristianas o católicas que sean del mismo género, las cuales al ser vaciadas del contenido mundano y convertirlas en alabanzas a Dios, no son tan perjudiciales. Digo no son tan perjudiciales porque al tener los mismos ritmos mundanos, suelen evocar los contenidos sensuales o morbosos que tienen en su género mundano, pero por lo menos al hacer referencia a lo divino se equilibra el mensaje que pueda estar transmitiendo el ritmo por su cuenta, como ya lo dijimos anteriormente cuando hablamos que el subliminal puede estar escondido también en el ritmo.

Recuperar la espiritualidad que nos hace amigos de Dios: si Él ocupa nuestra alma, ni el diablo ni sus seguidores podrán entrar de ninguna manera. Para esto es indispensable:

Rezar diariamente, en lo posible el Rosario.

Asistir a Misa cada domingo.

Confesarse con un sacerdote católico, al menos una vez al mes. El pecado abre nuestra alma para la entrada del enemigo: la gracia de Dios nos protege.

Comulgar cada domingo, solo si nuestra alma está limpia por habernos confesado recientemente.

Hacer obras de caridad, según nuestras posibilidades: visitar enfermos, ayudar a los pobres, rezar por los difuntos, perdonar a los que nos ofenden, pedir perdón a los que hemos ofendido, etc..

Información y contacto

Los que quieran profundizar en los estudios que el P. Juan Gonzalo Callejas ha realizado acerca de estos temas les recomendamos su libro Contra la Oscuridad, que pueden comprarlos por Amazon en formato digital o físico, haciendo clic en este enlace.

Más información sobre los trabajos del padre en: www.victoriadelacruz.com

Javier Navascués Pérez

59 comentarios

  
Luis Fernando
No se puede meter en el mismo saco a Elvis y Judas Priest, a Lennon y Barricada, a Ozzy Osbourne y Mark Knopfler, al rock sinfónico y el trash metal.

Dentro del rock, que es variadísimo, hay auténticas obras de arte y auténticas obras satánicas.

Incluso dentro del rock duro, o heavy metal, hay de todo. No es igual Stryper que Black Sabbath.

Dicho lo cual, sí que cabe decir que la música puede ser instrumento de corrupción moral de primer orden. Tanto por determinados ritmos como, sobre todo, determinadas letras.
30/11/18 9:35 AM
  
Ronin
Está claro que el autor del desafortunado post, similar al otro de los tatuajes, no ha escuchado nunca grupos de rock cristiano por poner un ejemplo.
30/11/18 10:00 AM
  
gringo
Ya no me quedo más dormido escuchando rock, no sea que me despierte homosexual y satanista.
30/11/18 10:14 AM
  
Javier Navascués
Es evidente que hay grados y no todo el rock es satánico, pero que fomenta las pasiones como la lujuria y la ira (y más unido al alcohol y las drogas) es evidente y que puede llevar a cosas peores también, no subestimen el poder de los mensajes subliminales y el veneno blasfemo de ciertas letras. El rock, (palabra que significa fornicación en ambientes marginales estadounidenses) es un grito de rebeldía contra todo orden y autoridad establecida. El Padre Callejas, exorcista colombiano, lleva muchos años estudiando estos temas y da pruebas suficientes de ello. Que el demonio existe es dogma de fe y es evidente la existencia del satanismo o adoración a Satán. Simplemente el rock y más el duro, es una gran puerta de entrada.
30/11/18 11:21 AM
  
Néstor
Todo bien, excepto lo que sea decir que hay tipos de música que son intrínsecamente malos. Eso me suena a maniqueísmo.

Saludos cordiales.
30/11/18 12:49 PM
  
Samuel
Antes de entrar a rebatir o apoyar lo que dice este sacerdote, habría que saber si las declaraciones de señor tienen el apoyo de la Santa Sede, o al menos, de su obispo.

Lo que no puede ser es que nos hemos acostumbrado a que todos los días vengan saliendo toda clase de sacerdotes y religiosos a pontificar sobre toda clase de temas. Da igual, políticos, culturales, científicos...lo que sea, y lo hacen apoyándose especialmente en su condición de sacerdote, exorcista, fundador, eremita, misisonero, etc...

Si este señor ha descubierto algo a este respecto, que informe a su obispo, y después a la Santa Sede. Lo que es una irresponsabilidad nada desdeñable es hacer este tipo de declaraciones cuando es perfectamente conocedor del tipo de música que usan movimientos de la Iglesia como los Carismáticos o, la cada vez más frecuente existencia de grupos de rock duro formados por sacerdotes o monjas.

Asi que el tema no se basa en discernir si Queen es satánico. No hay que ser muy espabilado para comprender que buena parte de todo el ambiente cultural (y cada vez más y más) en la segunda parte del S XX no es precisamente cristiano. Pero ese no es el problema que se menciona aquí. El problema, como tantas veces, es que señor menciona a Cooper, los Rolling y otros y dice que hay que "tratar de ir reemplazándolo por las canciones cristianas o católicas que sean del mismo género" porque no son tan perjudiciales.

¿Pero oiga, no era precisamente la música el problema?, ¿y ve como un mal menor que se use un elemento que Vd. tacha de satánico, para evangelizar, alabar a Dios, rezar y crecer en santidad?. Que el palomo de turno sea satánico no me preocupa tanto como que en la Iglesia haya aprobado y fomentado a nivel mundial modos de oración y evangelización que se basan en la música rock, que Vd. define como una arma de Satán.

El problema aquí y ahora, es que cuando en la Iglesia se trata de enseñar, hay decenas de francotiradores con unas tremendas incoherencias en su discurso que no crean más que cristianos confusos, malformados y, a la postre, alelados. Lo que dice este señor está muy débilmente fundamentado y es atacable con inumerables argumentos por su falta de precisión.

Y no digo que no tenga parte de razón, pero no se puede exponer de esta forma.
30/11/18 12:51 PM
  
Ricardo de Argentina
Javier, muchísimas gracias por este artículo, que comparto en su totalidad y es más, si me apuran diré que en algunas cosas se queda corto.

Con mi esposa tuvimos, apenas casados, la intuición de que las cosas en música eran como las explica este artículo, y en consecuencia decidimos evitar que la música mundana en boga (básicamente rock) entrara en nuestro hogar y al mismo tiempo, hicimos todo lo posible para que nuestros hijos evitaran concurrir a lugares adonde se tocara. No nos arrepentimos en absoluto, es más, aconsejo vivamente a los padres jóvenes que lo hagan, porque el rock (y no sólo él, claro) es un vehículo eminente de descristianización, animalización y finalmente, de satanismo, que son los tres escalones de degradación del alma.

(Aclaro que no pusimos a nuestros hijos dentro de una campada de cristal sino que nos tomamos el trabajo -a veces penoso- de buscarles alternativas, que ellos aceptaron encantados).

Este artículo es muy importante porque si bien es muy probable que a un cristiano bien formado le repugnen las contorsiones de macho en celo de un Elvis Prestley y en consecuencia reaccione, puede en cambio comerse inadvertidamente el veneno que un clásico del rock, Lennon, inocula en "Imagine":

----

"Imagina que no hay paraíso, es sencillo si lo intentas
"No hay infierno bajo nosotros , Y arriba solo tenemos el cielo
"Imagina a toda la gente , Viviendo para el día de hoy
"Imagina que no hay países, No es tan difícil de hacer
"Nada por qué matar ni por qué morir, Y ninguna religión tampoco
"Imagina a toda la gente, Viviendo en paz
"Puedes decir que soy un soñador, Pero no soy el único
"Espero que un día te unas a nosotros, Y el mundo entonces será mejor
"Imagina que no haya propiedad, Me pregunto si tú puedes
"No necesitar ganancias ni tener hambre, Una hermandad de seres humanos
"Imagina a toda la gente, Compartiendo todo el mundo

---

¡Esto es ni más ni menos que el ideario del liberalismo!

Y tanto es así que me atrevería a afirmar que la música que padecen nuestros jóvenes -por culpa de los padres, por supuesto- es una de las principales causas de abandono de las prácticas religiosas y posterior apostasía de buena parte de la juventud católica.
30/11/18 1:14 PM
  
Dylan bob
Me quedé un poco indignado con este post. De chico al perder a mi padre a los 12 años escuchaba rock a la noche para dormirme en la radio. Me confieso semanalmente voy a misa. Aspiro a la santidad ...la lujuria esta en la moda en la televisión. Pensar que el pecado de la sexualidad comienza el el 50 por el rock. Es cosa infantil. Ahora vamos a empezar con que los Beatles son satánico. En cuanto al me tado disco de los Rolling stones no es verdad que hagan apología del satanismo. Pero bueno hoy hay que ir al himalaya a vivir . Lo raro que no mencioné este sacerdote bailes colombianos y latinos que son mucho más sexuales que Elvis. Eso si es muy llamativo.
30/11/18 1:32 PM
  
Javier Navascués Pérez
En este post y en el blog en general se admiten discrepancias y a ser posible con educación. Si no público algún comentario es porque el tono es inaceptable, por ser agresivo o por insultos o descalificaciones etc...o porque no proceda en relación al tema.
30/11/18 2:30 PM
  
Ricardo de Argentina
Este artículo es tan interesante en su redacción como en los comentarios, por donde se ven los goles que nos mete el enemigo.
Una goleada, oiga.
30/11/18 2:47 PM
  
Polión
A este paso, hasta se volverá a arremeter contra la zarabanda...
30/11/18 4:11 PM
  
Català
Pues qué quieres que diga...
Aquí uno que va a misa diaria, se confiesa semanalmente, procura rezar una hora al día y reza la liturgia de las horas y... que le gusta el rock, el heavy metal, el jazz, la música clásica, etc. (Y, obviamente, no quiere para nada ni rock ni jazz, ni blues en Misa, ahí toca gregoriano, polifónico y rescates como los que hace Marcel Perès de canto romano y similares).

Me parece, además, una preocupación anacrónica. En tema sexual no es nada comparado con lo que actualmente se oye en las radios, con videoclips ultraerotizados, etc. ¿En el rock hay canciones con referencias sexuales? Pues a veces, generalmente con letras nada explícitas. Por ejemplo, me viene a la cabeza Led Zeppelin con canciones como The Lemmon Song (con unas líneas de bajo muy buenas) en que uno puede escucharla y no entender de qué se habla, así como también puede escuchar del mismo grupo In My Time Of Dying de alguien suplicando a Pedro entrar en el reino de los cielos lamentandose de haber pecado.

¿Que algun grupo ha usado simbología ocultista? Pues sí. ¿Pero es que es acaso exclusivo del rock? Traed canciones que sean explícitamente satánicas, por favor. Porque veo las críticas infundadas, por ejemplo la referencia a Mr. Crowley de Ozzy Osbourne no es apologética ni mucho menos, símplemente manifiesta no comprensión hacia este personaje, e incluso Black Sabbath tiene una canción explícitamente ctólica como es After Forever donde pone a Dios como la razón para el amor y habla de la figura del papa como algo que no puede descartarse así como así.

¿Qué problema puede haber con la música Rock? El mismo que puede haber con cualquier otra cosa, que es el "ismo"; hacer de el rock un estilo de vida, cosa que solo debe ser con la fe cristiana. Idolatrar a figuras humanas que tampoco destacan por su virtud (habrá siempre gente que sí, excepcional) (y tampoco destacaban en virtud personajes como Miguel Ángel o Mozart, e incluso la Flauta Mágica tiene trasfondo masónico sin que a nadie se le ocurra hablar satanismo) y configurarse a ello. Pero eso puede pasar con el Rock, puede pasar con el manga o el anime (pudiendo llegar a aberraciones) o con cualquier otra cosa.

De hecho, el rock es algo pasado de moda. El problema en los jóvenes si acaso ahora está en el reggaeton o cosas similares, donde las canciones hablan específicamente, sin ya ningún tipo de musicalidad (porque en rock encontramos gente que realmente sabía de música, con improvisaciones que podían alargar canciones a media hora, etc.). De hecho, quienes hoy en general escuchan rock es gente que vive al margen de estas modas y con cierto sentido crítico.
Creo que hay que diferenciar un producto, también, del autor, y relativizar el mensaje que puede contener. ¿Que Pink Floyd puede tener ideas progresistas en sus canciones? Pues muy bien, grandísima parte de la literatura inglesa, siendo de gran calidad, es específicamente anticatólica sin que por eso haya que decir que es nocivo leerla, simplemente hay que tener criterio y saber ver qué tomar, qué no, etc.

Y conspiraciones de mensajes subliminales, por lo general, me parecen estupideces, viendo por ejemplo las conspiraciones sobre Stairway to Heaven del revés.
30/11/18 4:20 PM
  
Piedad
Muchas gracias y felicitaciones para Javier Navascués, por su valentía para presentar este y otros temas tan incómodos para ésta generación, especialmente para los padres de familia que han sido “formados” en ésta cultura ausente de Dios y de sus Principios, en la que todos están convencidos del “bien”, siempre y cuando sea a su manera y coincida con su forma de vivir y de pensar. ¿Qué tal?, en algunos comentarios puede entenderse que sólo si existen pruebas “científicas” o certificadas por algún Obispo, sería correcto lo que aquí se habla del Mal y de su presencia en este mundo. Vivir para ver... Dios tenga misericordia de todos nosotros.
30/11/18 5:23 PM
  
Ecclesiam
En el hombre adámico, herido por el pecado original, las pasiones no se someten a la razón.

Todo lo que cause un movimiento desordenado en las pasiones, necesariamente moverá aún más a nuestras pasiones contra el uso recto de la razón. Y por lo tanto, hay que evitarlo.

Esto se ve claramente en ciertos tipos de música: rock, techno, metal, etc. Pues estos causan movimientos desordenados de las pasiones (en quienes no tengan algún tipo de anormalidad piscosomática)

Por lo tanto, estos tipos de música hay que evitarlos.

Si, por ejemplo, el 'rock cristiano' causa algún bien, es sólo accidentalmente; como cuando la muerte de una persona hace que otra se convierta, al pensar esta en la vida futura.


Estaría muy bueno sugerirle al sacerdote que haga un tratado extenso sobre el tema, escribiendo un libro, por ejemplo. Dando más y mejor fundamentación que la que es posible en una entrevista. La causa lo amerita, y más viendo los comentarios de este post.
30/11/18 5:32 PM
  
hornero (Argentina)
Ricardo de Argentina, lo felicito y comparto vivamente todo lo expresado por usted. El demonio, príncipe de este mundo, domina múltiples recursos para corromper a los hombres y someterlos a su dominio; la música, sabemos, es un lenguaje que expresa un contenido que puede ser genial en belleza como la música clásica, en santidad como la música sacra, y también en humanidad a distintos niveles culturales, folclore por ejemplo, pero hay sin duda composiciones perversas, como bien lo explica el P. Callejas. Hoy es uno de los medios con que atruena las 24 hs. del día, imbecilizando, descalibrando y corrompiendo a los seres humanos.
30/11/18 5:37 PM
  
Oscar
Christopher Fleming, que también es músico, abunda aún más sobre el satanismo de este tipo de músicas y letras en varios de sus artículos muy interesantes.
Ratzinger menciona la música rock, los conciertos de música de rock duro, como contrarios al logos, en su "El espíritu de la liturgia"
Es curioso que a los amantes del heavy mental siempre les veía con la música a tope, eso no puede ser casualidad; como tampoco lo era que en los antros de drogatas la música era siempre heavy metal.
30/11/18 5:40 PM
  
Tulkas
Hay que diferenciar.

1-Ciertas músicas SIEMPRE han tenido una finalidad procreativa. Hombre, las Misas de Victoria ciertamente no, pero sí la danza. ¿Vamos a prohibir los valses y las polkas de Strauss porque son “procreativos”? Eso ya está inventado, se llama calvinismo, se llama puritanismo, se llama régimen de Ginebra. ¡Hasta la Octava de Bruckner tiene una finalidad procreativa! (“En el Adagio he mirado demasiado profundamente los ojos de una mujer”). Y esas obras para piano a cuatro manos de Schubert pensadas para acariciar las manos de una alumna... ummm satánico satánico.
30/11/18 5:43 PM
  
hornero (Argentina)
Leo las objeciones a este artículo por parte de algunos comentarios, su general aceptación de esta música moderna, lo cual me hace pensar en la gran astucia con que el demonio viene actuando, ciertamente ocultando su identidad, rechazando teorías "conspiracionistas" o apocalípticas, grita, chilla, hace estruendos, genera violencia, idiotiza, se manifiesta de mil modos canallescos, pero desparrama por todas partes la ingenuidad de creer que se priva de actuar en cosas como la música, las modas, los tatuajes, que crean el ambiente favorable para su silenciosa penetración.
30/11/18 5:56 PM
  
Tebasxr
Yo he leído en Internet y he visto documentales donde se dice que miembros de grupos como Led Zeppelin, The Rolling Stones o Iron Maiden practicaban el espiritismo o la magia (que son formas de tratar con los demonios).
30/11/18 5:56 PM
  
Antonio
Nestor, es cierto que es difícil de asimilar por ese posible tiente a maniqueísmo pero es un hecho que hay música intrínsecamente mala, cualquiera que haya conocido/escuchado música como el psytrance, goatrance, darkpsy... puede dar testimonio de ello, es música especialmente "compuesta" para hacerte entrar en un estado alterado de conciencia y que está basada en unos ritmos repetitivos y unas frecuencias determinadas que consiguen poner el cerebro en "trance". El mismo Mircea Eliade hablaba del "enstasis" en el que los chamanes y brujos han entrado con mucha más frecuencia gracias a este tipo de ritmos que usando plantas psicoactivas.

Con el tema del rock no me meto porque no lo conozco, pero que existe musica capaz de influir en los procesos cerebrales hasta el punto de hacer perder la conciencia y por tanto, que es intrínsecamente peligrosa es un hecho que, para mi está, más que demostrado.
30/11/18 6:07 PM
  
Néstor
Recuerdo un artículo creo que de Mons. Franceschi llamado "El hombre del tango" en que también hacia una dura condena de este género musical, basada en muchas verdades muy grandes, pero que evidentemente no llegaba a decir todo sobre una actividad en la que sin duda se ha ejercido también el talento artístico del ser humano.

El maniqueísmo es la tesis que dice que hay cosas intrínsecamente malas, hablando de la maldad moral. Lo único que es malo moralmente en forma intrínseca son algunas acciones libres de las creaturas racionales. En el mismo Satanás, lo único que es malo intrínsecamente, desde el punto de vista moral, son sus acciones. No su ser esencial y sustancial, que en tanto creado y conservado continuamente por Dios, es bueno.

Algunas sectas fundamentalistas llegan al extremo de poner buena parte de su atención en el café , el alcohol o el cigarrillo. Cosas que no sólo no son intrínsecamente malas, sino que tampoco es intrínsecamente malo el consumirlas. Por supuesto, se vuelve malo por la falta de moderación, pero eso es una circunstancia.

Si algo de bueno tuvo cierta paganización de la Corte Pontificia durante el Renacimiento fue el dejar claro de una vez para siempre que la Iglesia no es puritana y que los puritanos no son católicos. Bien sabía esto Cromwell cuando se dedicaba a "purificar" a la religión inglesa de todo resto de "papismo".

El terreno artístico siempre es conflictivo, por eso tampoco se puede desestimar las advertencias que se hacen contra los aspectos inmorales de ciertas obras de arte. Pero la Iglesia prefiere correr el riesgo, parece, al menos, diría yo, cuando es solamente un riesgo y no una certeza de desastre.

Otra cosa, por supuesto, es el "arte" como mero pretexto para la blasfemia o cosas de ese tipo.

Hay un discurso del Card. Newman, creo que en "Idea de una Universidad", donde defiende el uso de la literatura pagana en las Universidades católicas. Dice Newman que si queremos educación superior, pasa por ahí, también. El arte lleva también la huella del pecado original. Pensemos en la Ilíada, por ejemplo, en Shakespeare, etc.

Dios reparte la genialidad artística sin mirar credos ni calidades morales. Benevenuto Cellini, gran orfebre renacentista, autor entre otras cosas de esa soberbia escultura de "Perseo con la cabeza de Medusa", era también envenenador.

Savonarola organizó una quema de obras artísticas en Florencia, y en aquella época, nada menos, pero al final no se pudo vivir así. Es cierto que también dicen que eso promovió la fervorosa conversión de Botticelli, que ahí es nada. Pero "El nacimiento de Venus", de este último, totalmente pagana en su inspiración, sigue siendo bellísima.

En "Time", de Pink Floyd, se conjugan uno de los solos de guitarra eléctrica más impresionantes que se hayan grabado nunca, con una especie de ataque a la fe católica en las líneas finales, que felizmente escapan a la mayoría del público hispano, porque están en inglés. Es conocida la militancia anticristiana de Roger Waters, pero el guitarrista era David Gilmour...

Obviamente, el individuo no necesita ni el rock, ni la música, ni el arte en general, para salvarse. Pero a nivel de la sociedad humana, e incluso de la sociedad eclesial, las cosas son ligeramente diferentes.

En fin, ni satanismo, ni puritanismo. Es difícil. Pero todo es posible con la gracia de Dios.

Saludos cordiales.
30/11/18 6:09 PM
  
Ricardo de Argentina
Hornero, muchas gracias, y me alegro de que compartas mi punto de vista en este ambiente donde quedamos en absoluta minoría.

Justamente eso es lo llamativo: que en un foro como Infocatólica, adonde el nivel de ortodoxia católica supera la media de internet, se ande tan desprevenido frente al hecho de la disolución moral que se cuela por medio de la música.

Conozco españoles que vinieron durante el franquismo a la Argentina, que se muestran totalmente desolados por la deriva moral de su patria a manos de la democracia. Incluso conozco a tres que me han expresado que no quieren volver más a la península porque cada vez que lo hacen, se amargan.
Cuando yo les he preguntado cómo creen que ha sido posible un cambio tan brutal como inesperado, no atinan a dar con la causa. Pero por lo que yo voy viendo, una de las brechas por las cuales se les ha colado el enemigo a los españoles -que a todo el mundo, pero allí de manera eminente e inadvertida - ha sido por la música.
30/11/18 7:10 PM
  
Samuel
Piedad:

No sé exactamente a qué se refiere o qué no le gusta de lo que he escrito. Intento precisarlo mejor.

No me importa que D. Fulano opine que la musica tal o pascual es satánica, y que sus artistas son colaboradores del demonio. D. Fulanos de este tipo los hay a miles desde hace un buen porrón de años.

Me importa que D. Mengano, sacerdote y exorcista, vaya diciendo por ahí que la música rock es satánica en si misma. Utiliza su estado sacerdotal, y por lo tanto una cierta autoridad eclesial, no para dar su opinión, sino para enseñar a los fieles. Repito, no da una opinión, esta enseñando a los fieles sus teorías como defensa de la fe católica:

"Efectivamente y creemos estar en la obligación de dar un toque de alarma sobre una realidad que amenaza a nuestra sociedad, A NUESTRA FE: los mensajes satánicos en la música rock y la música latina."

Si está enseñando a los fieles, como sacerdote, de lo único que debería hablar es de doctrina católica. Pero se mete a declarar teorías pseudocientíficas altamente cuestionables como:

"El beat martillea con insistencia todas las pulsaciones emotivas, físicas y sicológicas, buscando el modo de excitar el sistema nervioso de los oyentes y de paralizar el proceso mental de la conciencia."

Así estamos. Que algo de lo que dice tenga cierta veracidad no significa que quede justificado que pueda decir otras muchas cosas que no lo son. Y mucho menos en nombre de la Iglesia, aunque sea de forma indirecta. Y en todo caso, está abusando de su misión sacerdotal que no puede utilizar para hablar de lo que le venga en gana por muy importante que le parezca.

Por eso decía lo de su obispo. Porque ante ciertos temas conviene pedir permiso al obispo para que, al menos, no tengas la plena responsabilidad de estar confundiendo y malformando a los feligreses que te escuchan.
30/11/18 7:31 PM
  
comentarista
A mi me gusta el rock y el pop, disfruto mucho de estos generos especialmente canciones de la decadas 50s-80s o el blues de los años 40s (gran precursor de la musica rock), pero por supuesto tengo de regla el no seguir a grupos o cantantes o incluso canciones que el fin de sus liricas sea la blasfemia y la promocion de cosas como el aborto, crimen, el descarado uso de drogas, las burlas hacia nosotros los cristianos o nuestros simbolos, la pedofilia, la homosexualidad o el lenguaje soez. No es lo mismo que un cantante sea ateo o miembro de seguidor de otra religion no cristiana a que este se dedique en nombre de su s creencias a ofender a cristianos con su musica.
30/11/18 8:17 PM
  
Luis López
Hay que distinguir siempre. A mi me repugna enormemente la masonería, pero me encantaría que en mi funeral -ademas de gregoriano- mis parientes y amigos escuchasen la estremecedora pieza de Mozart "Música para un funeral masónico".

¿Jagger demoníaco? Bueno, la letra de una de sus canciones -Paint in black- es siniestra, pero asociada -como se ha hecho- a la barbarie de la guerra del vietnam, observamos que es una inmensa obra de arte. Ergo, lo que es diabólico es la guerra no la música.

No creo que haya grupos musicales demoniacos. Hay mala música y buena música. Eso es todo.

30/11/18 9:10 PM
  
Alejandro Galván
Yo no soy experto en el rock, ni en su historia, pero ese comentario que pregunta si las afirmaciones del Sacerdote son corroboradas por su obispo..... la historia es la que es.

Si (realmente ) el origen del ritmo del rock, su generacion, son los ritmos africanos animistas...

Si (realmente) la simbología, temática de letras, nombres de grupos suelen ser o demoníacos o paganos (todos los dioses de los paganos son demonios, decía alguien)...

Si los exorcistas (realmente) están acostumbrados a encontrar episodios de perturbación preternatural vinculados al uso del rock....

Yo no jugaría con fuego. Sobre todo con el eterno.....
30/11/18 9:26 PM
  
hornero (Argentina)
El satanismo constituye un amplio campo en el que algunos se atreven a discutir en nombre de sus conocimientos de orden común, y como no están preparados para comprender el intrincado mundo del demonio, responden como los adolescentes a los que se les advierten del peligro del cigarrillo, del alcohol, de las velocidades o de las malas compañias: ¡pero qué tienen de malo, no podemos ver peligros por todas partes!. Cuando se ningunea al demonio, es porque no se lo conoce, no se sabe de su astucia, poder y ejercicio actual de su absoluto dominio sobre las cosas temporales, desde la mente y sensibilidad humana hasta el saxo o la guitarra eléctica. Si algo hay en el hombre que puede hurtarnos, y de hecho obra allí constantemente, es en nuestro sistema nervioso neuronal, donde interviene sobre la imaginación, el entendimiento, la emotividad y demás operaciones de la mente que, si Dios no nos defendiera, seríamos víctimas fáciles, como lo muestran los casos extremos. Por eso, Cristo envía a Su Madre comandando las milicias angélicas encabezadas por San Miguel Arcángel, porque sabe la impotencia de los miembros de la Iglesia y de la humanidad para repeler el ataque de las huestes del infierno. Por eso, también, “el dragón arroja el río de aguas” (Apoc. 12) de las doctrinas que buscan disminuir o neutralizar la presencia de la Virgen en el mundo actual. Mas no podrá con la Señora Vestida de Sol, su suerte está echada, Ella le pisará la cabeza. Nada de jocoso en todo esto.
30/11/18 9:30 PM
  
Pepito
Por las rendijas del arte se cuela también, muchas veces, bajo excusa de belleza, el humo de Satanás. !Ah, maestro Braghettone, vuelve, te necesitamos¡
30/11/18 11:28 PM
  
Jorge
El Rock no es sino la expresión moderna del romanticismo, donde la estética simplemente está ausente.... Kant de vivir, hubiera quedado más que satisfecho con todo lo que hoy se conoce como Rock.

01/12/18 2:21 AM
  
gedeon
Los comentarios negacionistas de lo que dice el post deberían dar sus opiniones basadas en datos y argumentos. Es increíble el comentario de que solo el Vaticano tiene la autoridad para decir lo obvio .... al parecer solo el Vaticano puede decir que el sol existe
01/12/18 9:40 AM
  
hornero (Argentina)
No existe incompatibilidad entre la inteligencia y Luzbel, el más inteligente de los ángeles, por lo mismo no existe incompatibilidad entre el arte y el demonio, porque el demonio supera a los artista en capacidad, pero en vez de valerse del arte para manifestar la belleza se vale de él para expresar lo deforme, lo inicuo, lo perverso, lo satánico, es decir, lo contrario a la belleza. No hay duda que puede hasta crear los instrumentos "musicales" afines a su espíritu siniestro. Así como usa el arte de la literatura, mediante escritores de talento, para corromper, emplea la filosofía y la ciencia para difundir el error, para ocultar la verdad, y se vale de la técnica y demás recursos humanos para destruir el orden creado por Dios. El demonio odia la Creación, en primer lugar al hombre, imagen y semejanza de Dios, quiere borrar de ella el orden de armonía que la rige,para ello cuenta con infinidad de medios. Pero, su principal recurso es la astucia, la que empleó en el paraíso para inducir a Eva a comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, mostrándole su fruto como “hermoso a la vista y agradable” (Gen 3,7); así ha obrado siempre revistiendo sus infamias de ropajes atrayentes, presentándose como “ángel de luz” (II Cor 11,14 ). El mundo moderno está todo maravillado de los prodigios del progreso, la tiniebla esparcida por el demonio, se muestra como luminosa, merecedora de alabanzas, y así, con su gran astucia, está conduciendo al mundo al abismo del infierno. Pero, cuidado, hoy actúa a cara descubierta, se siente vencedor, y propone abiertamente sus invitaciones a servirle, a rendirle culto. No juguemos con el fuego, menos con el fuego del diablo. Tolerancia cero.

01/12/18 11:17 AM
  
hornero (Argentina)
Este comentario lo envié con anterioridad - falta publicar.
A mí también me ha sorprendido el número y contenido de los comentarios que de algún modo contemporizan en lo sustancial con lo inofensivo de la música en cuestión, es decir, de este vociferar estruendoso de sonidos, ruidos, percusiones, gritos, voces, gestos, luces y demás espasmos "artísticos" que integran el espectáculo sonoro llamado música moderna, de los tablados multitudinarios y delirantes. Creo comprender que el modernismo ha calado hondo en muchos que no están prevenidos suficientemente contra las formas sutiles derivadas de los errores filosóficos, teológicos, pero fundamentalmente derivados de la acción solapada, astuta y perniciosa del misterio de iniquidad que ha corrompido a buena parte de la humanidad y de los miembros de la jerarquía de la Iglesia. Creo que es un signo, una advertencia que debe ser tenida muy en cuenta, que a la disminución de la fe sigue una disminución en la percepción de la presencia del demonio en el mundo, hasta reírnos como de exageraciones cuando de él se habla como invitado partícipe necesario y principal en nuestros festines musicales y en otros que, para no alargarme, no menciono. Creo que el misterio de iniquidad a esta altura del partido no deja resquicio dónde penetrar, si ha llegado a apoderarse de una buena parte de la estructura humana de la Iglesia, podemos tomar nota de lo que hace en sitios más vulnerables como la ciencia, la técnica, el arte, la cultura, las costumbres,la política,etc. etc., en su condición de príncipe de este mundo, hasta que la Virgen lo venza con el triunfo de Su Corazón Inmaculado en el mundo.
01/12/18 11:29 AM
  
Ricardo de Argentina
Cosas veredes: hace poco a un conocido bloguero de IC se le ocurrió sacar un artículo minimizando la gravedad moral y religiosa de Haloween, y los comentaristas se lo comieron crudo. Aquí es al revés: el bloguero nos trae a un sacerdote que nos advierte sobre la gravedad de la música rock, y aparecen en masa los negacionistas.
¿Cuál es la diferencia?

Creo que está en que el rock ya está en el ADN de muchos católicos, que de jóvenes lo han consumido sin reservas y hasta es posible que hayan acomodado su estética a ese paradigma, entonces cuando te advierten de que tragaste basura...¡glup!
En cambio Haloween es nuevo, todavía no nos ha involucrado, vemos claro de qué se trata (aunque no todos, señal que ya se nos va metiendo), y entonces le disparamos a discreción.
01/12/18 12:27 PM
  
Tebasxr
He escrito un comentario aquí que no ha sido publicado. No entiendo porqué.
01/12/18 1:15 PM
  
antonio
A los jovenes de España y sobre todo los de mi patria, no escuchen, pongan filtros, a la pornografia, a la peliculas violentas, no vean la TV, basura, y menos escuchen esta franca porqueria.
Son el futuro de una y de otra, y esto demuestra, como se va a descuatizar a una jovén, que pueden ser más, es francamente de locos!!!!!
Y tambien hagan silencio, apartense un poco, si tienen una idea unica, se filtro el enemigo. Si en una renión de amigos, hablan de un mismo tema se filtro el enemigo. También en grupos de formación católicos, no acepten una idea unica, siempre el que sabe más debe enseñar, con mucho amor, y paciencia, al que sabe menos, vencer el individualismo, unirse unos con los otros. Leer muy buenos libros, libros, que sean bellos, la belleza salvará al mundo, como dicen muchos pensadores.
Escuchen a Bach, Bethoven, Mozart, por muy buenos interpretes, y los que sean Creyentes a Raúl de Toro, que tien ahora su propia página.
Y los que no lo sean también es musica muy hermosa!!!.
En la humanidad del relativismo, total, la sociedad del yo lo siento, es mi verdad, busquen la verdad en la musica, de a poco, siempre de a poco. Huyan de lo ordinario, de lo vulgar!! Por lo que veo,linguisticamente, el enemigo usa la palabra conservador, ultra conservador,son malos, malisimos, desconfién de los buenos.

Un Argentino que quiere a España, y a mi Patria.
01/12/18 1:19 PM
  
Carlos Bockor
A mis amigos argentinos (soy de Almagro ) . Decir o confundir liberalismo con rock es, como lo digo , penoso. Imagino que la mayoria son tradicionalistas que vieron espantados que San Juan Pablo II invitará a Bob Dylan al Vaticano. Ricardo así que las contorsiones de Elvis te repugnan? Por Dios que nunca hayas visto un vídeo de música latina o a Tinelli? Que dirías? Bueno no creo que sean del Opus Dei como yo ya que en la Obra nos dan libertad para todo menos para pecar. Libertad que supone saber disfrutar de las cosas buenas que puede tener un libro malo. Y así también poder refutar lo malo. Pero con los caponetto no se puede ni siquiera disentir. Nosotros los que amamos a Jesús Sacarmentado y queremos odiar con todas nuestras fuerzas el pecado venial nos condenaremos eternamente por ricardo Galván y otros por escuchar rock si rock y del condenadamente bueno. AMGD.
01/12/18 2:09 PM
  
Javier Navascués
Si alguna vez no público un comentario es por considerarlo ofensivo o inconveniente. Si no es así pueden volverlo a mandar avisando que no se publicó.
01/12/18 2:36 PM
  
antonio
Muchas Gracias, Don Javier, siempre oportuno.



Que Dios lo bendiga, bendiga a España , a la Iglesia, a mi patria, y al mundo.
01/12/18 2:51 PM
  
antonio
Raúl del Toro Sola, blog "Con arpa de diez cuerdas" Este es!!!! Muchas Gracias.
01/12/18 2:59 PM
  
hornero (Argentina)
No es con emotividades como podemos tratar esta cuestión tan grave, que presenta opiniones muy respetables de una y otra parte. No es con ironías, ni intentando ridiculizar a quienes condenamos esta música por satánica, cuando se trata de personas maduras, que escribimos casi a diario nuestros comentarios bien recibidos por nuestros amigos de Infocatólica. Es conveniente no tomar a mal los juicios condenatorios que podamos formular hacia una música que ofrece flancos de satanismo manifiesto. Respondamos con argumentos bien fundados. Será un buen ejercicio de diálogo constructivo. Respetemos y honremos la seriedad de esta página católica tan útil para unos y otros.
01/12/18 4:37 PM
  
antonio
Y si tambien hay algo sobre las ondas musicales, sepalo, no lo cuente y no lo publique, porque seria un tarado, es para ganar plata. Padre Castellani, para mi es un Gran Santo.

Tirelo a la papelera.
01/12/18 5:06 PM
  
Tulkas
La deriva de los comentarios es tal que ya no sabes por dónde abordar el tema.

En lo esencial parece que dado que una parte del mundo del rock es explícitamente satánico, todo el fenómeno rock and roll es condenable porque, incluso lo no explícitamente anticristiano, está vinculado, por origen, por estética o por cercanía, a ese núcleo anticristiano y satánico.

Vale. Pero esto es puritanismo y por lo menos.

Yo voy a lo concreto. Supongamos que existiese en el mundo un movimiento, sociedad, grupo de perdonas constituyendo un cuerpo organizado con unos documentos explícitamente blasfemos. Supongamos que la adhesión formal a esos documentos fuese requerida en ese grupo humano, y que la adhesión explícita a esos documentos fuese condición para sus dirigentes.
Yo creo que en este caso sí se podría hacer una condena global, sin paliativos, sobre ese grupo humano, sobre esa corriente o movimiento.

¿A dónde llego? Sencillo. No me gustaría ver q los legítimos Pastores de la Iglesia besuqueándose y reuniéndose y abrazándose con miembros de ese grupo humano, y menos aún con sus dirigentes.

Pero lo cierto es que ese grupo humano existe, esos documentos existen y esa ashesión formal existe: los herejes, la Confesión de Westminster que llama BLASFEMIA a la Misa y los pseudopastores herejes que adhieren a la misma. Y nuestros obispos ¡dale que te pego! con el ecumenismo. ¿Quieres blasfemia, quieres Demonio? Mira la herejía protestante, ¡y déjate de rock and roll, hombre!

Este doble rasero, esta gazmoñería, este colar el mosquito y tragarse toda una división Panzer es lo que quita credibilidad a algunos artículos como el presente.
01/12/18 5:40 PM
  
Ricardo de Argentina
Que sí Carlos Bockor, las contorsiones de Elvis eran piadosas, cuasi litúrgicas, porque la música latina y Tinelli son ahora peor, ¿sí?
Te soy franco, que un consumidor compulsivo y confeso de rock me salga con esa no me asombra en lo más mínimo, antes me asombraría lo contrario.

Si a pesar de todo no has perdido la fe, debes estarle a Dios inmensamente agradecido, ha hecho maravillas en vos. Pero no pretendas ponerte como ejemplo, que una golondrina no hace primavera.
01/12/18 5:44 PM
  
Pepito
Se ve que hay bastantes infocatólicos rockeros.Va a ser verdad eso de que los viejos rockeros nunca mueren, je, je. El liberalismo se ha infiltrado por todas partes en la Iglesia: en el arte, en la política, en la economía. en la sexualidad y hasta en la Doctrina y la Moral. Creo que tendremos que librar una dura batalla para vencer al liberalismo, que como dijo el eximio presbítero Sardá y Salvany es pecado.

En cuanto al rock si que pienso que es una forma de liberalismo artístico musical que ha comido el coco a las modernas generaciones de fieles católicos. Pocas canciones de rock serían dignas de salvarse de la quema en la hoguera de las vanidades de Savonarola, pues la mayoría de las canciones rockeras exaltan el amor libre, la fornicación, el adulterio, la rebelión, el gamberrismo, cuando no la tontería de tener unos zapatos de gamuza azul.
01/12/18 8:12 PM
  
Sara
Recomiendo ampliamente las entrevistas a Zachary King, ex High Priest (sumo sacerdote) satánico y convertido milagrosamente por intervención de Nuestra Santísima Madre a la fe Católica. Relata como la inmensa mayoría de grupos de rock, de todo tipo, recurrian a sus "servicios" para alcanzar el éxito y la fama. El que quiera creer, que crea, el que no, pues no.
Bendiciones.
01/12/18 8:24 PM
  
Tomás de Kempis
Todo lo que hace falta saber sobre el rock and roll, música de la revolución anticristiana: sobreelrockandroll.blogspot.com

Puede empezarse leyendo este artículo, convenientemente todo el librito:
sobreelrockandroll.blogspot.com/search/label/Bach%20y%20Pink%20Floyd

Gracias, saludos en Cristo.
01/12/18 8:40 PM
  
Víctor
Totalmente cierto el informe. Es una máquina de lavar cerebros gigantesca la industria de la música en general. He ido a decenas de recitales y doy fe de lo que dice la nota.
02/12/18 12:04 AM
  
Juan Arida, de Buenos Aires
Pío XII dijo una vez algo así como que el arma más eficaz del demonio es hacer creer que no existe.
02/12/18 12:34 AM
  
Fernando
Muy de acuerdo con el artículo. Sigan adelante.
Muchos en los comentarios aquí aseguran ser buenos cristianos, que van a misa, se confiesan, etc. Y que su adicción es ser sanamente "rockeros" y que no pasa nada. ¡Vayan a otro lado con ese cuento¡ No mencionan nada de la otra adicción que va de la mano con ese vicio. Por si no entendieron les diré algo que tal vez les suene más familiar: "limpiate la nariz". Así conocí a muchos en mis años de estudiante. Primero hay que empezar reconociendo el problema y no negarlo. Bendiciones.
02/12/18 5:09 AM
  
Català
De verdad que me sorprenden algunos comentarios.
Que si escuchar rock implica ser liberal, que si escuchar rock implica se adicto, que
no tenemos estética, que escuchemoss música clásica...
Parecería que efectivamente efectivamente, nos reconocen como satanistas empedernidos

Aquí servidor puede leer a Miguel Ayuso, escuchar música clásica, leer filosofía y teologia, desear una monarquía tradicional, clamar por la falta de belleza en el mundo y, en momentos concretos escuchar rock.

Se ataca con perjuicios y creo son conocer la música rock. A mí me gustan varios estilos musicales y me parece una sandez avisarle a esta música de todos los martes, decir que todas las letras animan al sexo, etc. En ese sentido (así como ritmos y demás) es cincuenta veces peor la música contemporánea de la qual bastir ser lleva Ladd macos a la cabeza: búscame a un rockero perreando.

Según los criterios de algunos de aquí, no se podía escuchar ni a Bach (protestante) ni a Mozart (masón) ni a Chopin (líos con George Sand) ni Vivaldi (que vivía a costa de si sacerdocio) ni a Wagner (elementos neopaganos) ni tampoco nada de jazz ni de blues (pues cambian la escala y los tiempos siendo ahora satánicos por influencia Arrixaca, ni absolutamente nada. Lo mismo con literatura.
Si alguien fuese al pie de la letra con trajes gobernar categóricas, las únicas películas que podía ver son las de Control y de la RAI que tienen "éxito"en si público cautivo.

02/12/18 9:11 AM
  
Oscar Alejandro CAMPILLAY PAZ
Luis Fernándo, una obra humana será arte solo en la medida que sea bella, transmita verdad y lleve al bien. "Artistas" hay que presentaban un inodoro con excremento y decían que su obra era arte. El nazismo y el comunismo contaron con directores de cine que filmaron obras de altísima factura técnica y sin embargo eran vehículos de mal. Me parece que si "filtramos" con los criterios de belleza, verdad y bien, poquísimo rock nos quedará (en realidad, poquísima música que hoy nos venden nos quedará). Pero, ni modo, esto es así si queremos ser consecuentes con seguir a Nuestro Señor, y no al señor del mundo, porque recordemos: NO SOMOS DE ESTE MUNDO.
Carlos Bockor: no es lícito probar todo, para luego poder hacer una crítica y quedarnos con lo bueno; basta pensar en la pornografía, las drogas, el satanismo. Hay pozos a los que no hay que mirar...

02/12/18 9:53 AM
  
Tulkas
“Nunca dormir escuchando ningún tipo de música”.

Ayer me dormí eschuchando la Missa en sol menor de Hesse, hace fos días la sexta de Bruckner y hace unos días no sólo yo, sino !mi hija mayor tb! escuchando “Media vita in morte sumus”.

¿Estaré poseído?

Yo también he descubierto mensajes subliminales en algunos sitios. Por ejemplo:
“la Misa es la INJURIA MÁS ABOMINABLE al único sacrificio de Cristo”.

A la persona que me diga qué grupo de rock, qué disco y a cuántas revoluciones por minuto en sentido antihirario hay que escucharlo le invito a UNA CAÑA Y UN PINCHO de Jabugo.

Si la Jerarquía de la Iglesia es capaz de hacer ecumenismo con los perros que juran esas palabras, yo, personalmente, quiero ECUMENISMO CON EL MUNDO DEL ROCK.

02/12/18 10:52 AM
  
jose luis
DOMINAR A LOS ADOLESCENTES Y A LOS JÓVENES de eso se trata, la música es uno mas de los medios utilizados para imponer el GLOBALISMO en el planeta.
EL ATURDIDOR SONIDO DE LAS DISCOTECAS.
Los ejércitos gritaban para atemorizar y paralizar al enemigo, cuando alguien es atacado grita como defensa para aturdir y paralizar al atacante, recordemos el efecto de las ondas sonoras en la biblia, sobre las murallas de Jerico que fueron derribadas por el sonido de las trompetas. ¿Porque desde los años 80 en TODO EL MUNDO OCCIDENTAL las discotecas atrasaron su horario de apertura pasada la medianoche y elevaron los decibelios a mas de 100 ?, ¿porque los politicos que tanto empeño ponen en sacar leyes para matar niño no nacido con la excusa de la " salud" de la madre, no les importa el nefasto efecto que sobre la audicion, el cerebro y la salud de los jovenes tiene ese RUIDO?, ¿no saben ademas que abrir de madrugada incrementan el uso de drogas en los adolescentes?. ¿No sera eso lo que buscan los políticos?. Los niños no nacidos son frágiles y van a por ellos, los niños nacidos son frágiles y van a por ellos, los adolescentes son frágiles y van a por ellos. Son el futuro, si queremos defender el futuro debemos protegerles de las leyes que los políticos sacan para destruirlos o neutralizarles. SEÑOR DIOS, JESÚS, MARÍA AYÚDANOS EL ENEMIGO ES DEMASIADO PODEROSO PARA PARA ALGO TAN PEQUEÑO COMO NOSOTROS.
02/12/18 12:09 PM
  
Ricardo de Argentina
Catalá, quizás con consumir rock en dosis homeopáticas no pase nada, así como hay drogas que en bajas dosis son medicinales, pero ése no es el argumento del artículo.
En vez de dispararle a un hombre de paja con sarcasmos y con ironías, ¿no crees que mejor te lees el artículo y refutas sus argumentos con otros argumentos?
02/12/18 7:38 PM
  
Pepito
Totalmente de acuerdo con José Luis. Nuestros inefables políticos se preocupan mucho de que el humo del tabaco no dañe los pulmones de los jóvenes, pero no se preocupan nada de que el ruido de la música en discotecas, bares, conciertos, et. dañe el cerebro. Calles hay en algunas ciudades en las que los vecinos son torturados, con el beneplácito de los políticos, por los altos decibelios que emiten las discotecas, discobares y demás locales de ocio nocturno. Hay señores alcaldes que conceden licencias a bares, discotecas, etc. a los que les importa un pimiento el malestar que causa a los vecinos la música a altos decibelios y el griterio de la gente del ocio nocturno. Muchos españoles sufren una verdadera tortura por los altos decibelios y la juerga nocturna que permiten los desaprensivos alcaldes y concejales.
02/12/18 7:39 PM
  
Tulkas
Abundando en lo de Català:

Tampoco podemos escuchar a Haydn, por adúltero; ni a Schubert por agnóstico; ni a Tchaykovsky por gay y suicida; ni a Prokofiev por soviético; ni a Johann Strauss por apóstata; ni a Beethoven por borracho e irse de prostitutas; ni a Victoria porque vivía preocupado de sus negocios más que de rezar; ni a Brahms por apóstata; ni a Sibelius por masón; ni a Berlioz por mujeriego; ni a Mussorsky por alcohólico; ni q Debussy por divorciado; ni a Falla por pusilánime; ni al Códice Calixtino por francés; ni a Byrd por cobarde.

Supongo que la müsica de todos ellos es medio de contagio de sus debilidades de espíritu.

De nuevo esto es puritanismo. Confesión de Westminster: “las buenas obras de los no regenerados SON PECAMINOSAS.”
02/12/18 9:16 PM
  
Tomás de Kempis
Di al pasar y discretamente las referencias a un blog y un artículo muy esclarecedores sobre lo que es el rock. Como sucede en los comentarios de los blogs, hay algunos acertados y una gran mayoría que se van por la tangente, dejándose llevar por la pasión o el sentimentalismo. Así es como se pierde de foco el problema. Lamentablemente no se indaga, no se investiga, y se terminan diciendo cosas desacertadas, por no decir disparates.
Copio debajo una cita introductoria de un librito magnífico del Padre Bertrand Labouche, músico y que en su juventud integró una banda de rock, así que sabe bien de lo que habla. Él hace un estudio comparativo objetivo entre la música clásica y la música rock, para que entendamos qué es el rock. Esclarecedor y sin discusiones.
Puede leerse entero junto con otros buenos estudios en este enlace:
sobreelrockandroll.blogspot.com


El propósito de este trabajo es considerar el “rock” como música y solamente como música que, como tal, está compuesta de elementos comunes a todo género de música: melodía, armonía, y ritmo.
Si estos elementos son comunes a toda música, esto no implica que sean idénticamente jerarquizados y dispuestos. Así pues, Bach y U2, Chopin y AC-DC, Dvorak y Black Sabbath, Haendel y los Rolling Stones, utilizan en sus composiciones melodía, armonía, y ritmo. ¿Cómo es que estos músicos utilizan estos elementos? En la práctica, ¿cuál es la diferencia, musicalmente hablando, entre un solo del guitarrista de Pink Floyd y una fuga de Bach? Responder a estas preguntas es preci¬samente lo que deseamos.
¡Pero —puede objetar, querido lector— es que la diferencia es evi-dente! Entonces ¿por qué tantas hojas para demostrar algo que es tan claro como el agua?: “¡Bach es la verdadera música, el rock no es más que ruido!”.
Pero si el rock fuese solamente ruido sin duda no habría tal éxi¬to: querido lector, grabe un embotellamiento en su ciudad, después di-fúndalo, eso no será suficiente para hacer de usted un ídolo. ¡Por lo tanto, demostrar que el rock no es música sino ruido no es tan simple! Los Beatles, agrupaciones como Pink Floyd, Yes, E.L.&P., el guitarrista Carlos Santana, por ejemplo, han compuesto varias piezas musicales que, sin lugar a duda, tienen algún valor musical. De hecho, en una obra que tiene autoridad en materia musical (“Guide iIlustré de la musique", tomo II, pág 545 Ulrich Michels, Ed. Fayard, Coll. “Les indispensables de la musique") se afirma lo siguiente: “Los Beatles han combinado el swing a un cierto refinamiento melódi¬co y armónico, instrumentaciones ricas, síncopas estremecedoras, co¬mo en el célebre Let it be’’.
Así pues, limitarse a acusar al rock —no sin razón— de ser una mú-sica para drogados, demoníacos y depravados, no constituirá una argu-mentación suficiente para los jóvenes que están apasionados por esta música; al contrario, esto les reforzará su apego a ella por el gusto de desafiar y de ser originales. Obtendrá así el resultado contrario al que se busca.
Pero colocarse en un plano puramente musical los puede llevar a es¬cuchar con interés a un interlocutor que, como un relativo experto, cri¬tica la “música rock”', así, es de esperar que descubran la “verdadera música”.
Este es igualmente el objetivo de este trabajo.
Así, después de haber definido los elementos de la música en gene-ral (I), veremos su aplicación en la música clásica (II), y finalmente en el rock (III). Esta comparación objetiva nos permitirá identificar clara-mente lo que es la música rock, evaluar este arte musical tan apreciado en nuestra época y predecir sus efectos en el oyente.

04/12/18 6:14 PM
  
CMR

Soy católico y escucho rock (entre otras cosas) desde hace muchos años. Las relaciones entre el rock y el satanismo es un tema en el que he pensado y que en cierta medida me preocupa. Veo que, por un lado, es innegable que cierta relación tienen; pero que, por otro lado, no hay una doctrina oficial de la Iglesia al respecto (como sí la tiene en ese sentido sobre la pornografía, por ejemplo). Lo que pienso actualmente al respecto es:

-El rock sí lleva intrínseco un mensaje de autodeterminación, es decir, de que uno tiene que hacer lo que le dé la gana sin someterse a una autoridad. Musicalmente, de hecho, la herencia musical del famoso Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band de los Beatles es la explosión psicodélica (me refiero al género musical de la psicodelia) cuyo mensaje viene a ser "todo vale". Este mismo fenómeno de sujetarse cada vez a menos reglas también ha ocurrido en nada menos que la música clásica, solo que el rock lo explicita en sus letras y además lo hace sonar muy divertido y atractivo. El rock suena a rebeldía. Y la autodeterminación, el poner de la propia voluntad por encima de cualquier autoridad objetiva, es la tentación fundamental.
En este aspecto, veo en el rock un PELIGRO de que jóvenes alocados se tomen demasiado en serio ese mensaje. PERO no veo que sea intrínsecamente pecaminoso escuchar rock. Lo veo un peligro al mismo nivel que las películas románticas sentimentaloides, que propagan la idea de que el amor es una especie de ente que va por ahí, le agarra a uno y ya es cuestión de suerte que le dure toda la vida o no. Esta idea que aparece en series, películas y novelas por doquier es indudablemente peligrosa y creo que ha calado en muchísima gente que se embarca en aventuras románticas con buena intención y fracasa sin remedio y sin tener ni idea de qué es lo que ha fallado. La cuestión es: ¿es pecado consumir ese tipo de productos? Creo que no, que PECADO como tal no es. Pero entraña un peligro real. A ese nivel creo que está la música rock... y otras muchas cosas. De hecho, la canción que más a las claras muestra ese mensaje de la propia voluntad como lo más importante no es de rock: es "My Way", de Frank Sinatra, que viene a decir que mientras todo lo hayas hecho como a ti te haya parecido está bien.

-En cuanto al satanismo, me parece una cuestión más difícil. Por un lado se suele caer en exageraciones, pero por otro lado me parece innegable el gusto que en el mundo del rock (y sobre todo del heavy metal) existe por el satanismo. Las exageraciones de las que hablo consisten en no admitir matices, y ese es el principal problema que veo en este tipo de artículos, que nunca me han convencido del todo porque introducen errores fáciles de observar por quienes gustan del rock/heavy, que son precisamente las personas a quienes se quiere advertir del peligro o la maldad de esa música (por ejemplo, ACDC significa "alternate current/direct current", nada relacionado con Cristo) y porque ignoran detalles que hacen que la cuestión no sea tan simple como meterlo todo en el saco del mal, en bloque. Por ejemplo, yo sé que Iron Maiden tiene una canción llamada "The number of the Beast", que utiliza imaginería satánica, esto es objetivo. Pero también sé que cita a Chesterton en "Revelations" y que hace corear a miles de personas en cada concierto "Hallowed be Thy Name" (Santificado sea Tu Nombre). También sé que la inmensa mayoría de sus canciones trata de sucesos históricos ("Alexander the Great" la más clara) o de literatura ("A Tame of Land" creo que trata de Dune). Qué decir de grupos de metal que ni se acercan a temas satánicos: por ejemplo, Sabaton, actual grupo de metal, habla en sus canciones casi exclusivamente de sucesos históricos, y de hecho tiene una, "The Last Stand", que habla con admiración de la resistencia de la guardia suiza para proteger al Papa (y no son cristianos: hablan, por ignorancia, de reencarnación en lugar de resurrección). Entonces, cuando veo advertencias de fuentes católicas contra el rock que parecen decirme que no debería escuchar ninguna de esas canciones y que todas están indisolublemente unidas al diablo no puedo evitar pensar que eso no es así, con lo cual el mensaje pierde credibilidad.

A la vez, no puedo ignorar que, de hecho, sí, Iron Maiden canta "The Number of the Beast", y en general es muy fácil encontrar referencias al diablo incluso en grupos que no hablan de satanismo (como en los mencionados AC/DC, en su disco Highway to Hell). Con lo cual cuando veo artículos como este me quedo pensando que no han analizado bien el tema. Si el rock es satánico porque habla del diablo, ¿por qué no se pueden escuchar canciones que hablan bien de Dios o de la Iglesia? Si es satánico por el sonido de la música, ¿por qué música absolutamente caótica como el free jazz o cierto tipo de música clásica no es satánica? Es decir, si frente a los ejemplos que me ponen para advertirme contra el rock encuentro contraejemplos, solo cabe una de estas soluciones: o bien el tema admite matices y no debe meterse todo el rock en el mismo saco; o bien el motivo por el que el rock es satánico es otro, y no se ha explicado bien.

Creo sinceramente que el tema admite matices. Hay grupos de rock que hacen letras cristianas (que sea una buena forma de alabar a Dios es otro asunto), grupos que exaltan la tentación fundamental de la autodeterminación sin obediencia a autoridad alguna, grupos que explícitamente alaban a Satanás y grupos que son totalmente superficiales (como Queen). No creo que sea lo mismo un grupo de black metal (género horripilante donde se acumulan muchos grupos que sí son satánicos) que un grupo de rock "fiestero" como Van Halen o un grupo de rock como Dire Straits.

La cuestión es si realmente en las formas de rock más tradicionales está ya anidada la semilla de esos géneros extremos explícitamente satánico. Y curiosamente lo que más cerca ha estado de convencerme de esto último no ha sido un artículo como este, sino un libro sobre la historia del heavy metal escrito por un aficionado al género. Se llama "El sonido de la bestia", y no lo leí entero pero sí algunas páginas. El autor parte de la premisa de que el sonido del heavy metal tiene su origen en la parte más oscura del ser humano, su inclinación al mal, y lo que "mola" del sonido heavy es que recuerda a esas cosas. Me resultó sorprendente la facilidad con que el autor, partiendo de eso, traza las líneas centrales de toda la historia del heavy metal dándole un sentido y una continuidad que realmente parece "planeada". Como si fuera una cosa que se mueve por sí misma, sirviéndose igual de personas malvadas y despistadas, para extender un mal por el mundo. Al autor esto le parecía fenomenal porque no creo que se lo tomase en serio. Pero a mí me hizo ver que no es desquiciado pensar que ya en el Sgt. Pepper's el diablo estaba preparando géneros musicales que fomentan el gusto por la blasfemia y la fealdad. Pero ya digo, fue un libro sobre heavy metal el que más me convenció de esto, curiosamente.

En fin, tengo bastantes dudas sobre el tema, y si hablo de matices y todo eso no es porque tenga ningún interés en defender a ultranza el rock. Total, el rock no va a salvar a nadie. Pero sí creo que es importante tratar la cuestión seriamente y con prudencia, porque lo que tampoco se debe hacer es meter todo lo que pueda entrañar cualquier tipo de peligro en el mismo saco: no es lo mismo luchar contra un apego, que contra un peligro, que contra un pecado. Llamar pecado a lo que no lo es creo que es un puritanismo que causaría más problemas de los que solucionaría.
05/12/18 6:41 PM
  
Vane Sandoval
Hay música que desvirtúa al ser humano, lo aleja de los valores morales y espirituales, bajo el falso dilema de libre expresión se permite una rebeldía que afecta la conciencia y la “música” es pretexto para ese tipo de mensajes.
Como católicos, debemos procurar seguir la palabra de Dios más que al mundo.
10/12/18 8:56 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.