Cardenales contra cardenales y muchas ideas erróneas sobre la familia

En medio de las polémicas que, en vistas al próximo Sínodo sobre la Familia, se han desatado sobre todo respecto a la cuestión de la recepción de la Comunión por parte de los divorciados en nueva unión, presentamos nuestra traducción de un lúcido artículo de Riccardo Cascioli sobre el tema, publicado en La nuova Bussola quotidiana, en el cual se analiza con precisión la cuestión, afrontando también la polémica provocada por el Cardenal Rodríguez Maradiaga al contestar irónicamente, en una entrevista, las posturas expresadas por el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

***

No ha bastado la concesión de la púrpura, signo de la confianza que el Papa Francisco deposita en él: el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Müller, continúa siendo objeto de ataques por parte de sus hermanos por haber recordado que no hay ningún problema pastoral por ser resuelto que pueda poner en discusión la indisolubilidad del matrimonio.


El último en enfrentarse con Müller ha sido el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa (Honduras) y coordinador del grupo de los 8 cardenales querido por el Papa para ayudarlo en el proyecto de reforma de la Curia. En una larga entrevista al periódico alemán Koelner Stadt-Anzeiger se dirige al neo-cardenal Müller incluso en un tono un poco sarcástico: “Creo entenderlo – dice Maradiaga -. Es un alemán, debe decirse, y sobre todo un profesor de teología alemán, en su mentalidad está sólo lo que es verdadero y lo que es falso. Sin embargo, yo digo: hermano mío, el mundo no es así, tu deberías ser un poco más flexible, cuando escuches otras voces. Y, por tanto, no sólo escuchar y decir no”.


El tema, como siempre desde hace un tiempo, es el de la comunión a los divorciados en nueva unión, pero también el de todas las situaciones familiares irregulares que hoy plantean a la Iglesia un desafío, como dice Maradiaga. Pero es bueno recordar que Müller nunca ha negado la necesidad de responder a los desafíos pastorales, simplemente ha aclarado que – siendo la Iglesia de Dios – no pueden ser los hombres quienes cambien lo que ha sido revelado. Y lo ha hecho por la necesidad de contrastar la “fuga in avanti” de los obispos alemanes, decididos a cambiar la doctrina en la materia previendo la posibilidad de comunión para los divorciados en nueva unión.


En la entrevista, Maradiaga se pone a mitad de camino entre Müller y el episcopado alemán (con el cardenal Reinhard Marx a la cabeza, otro del grupo de los 8). De hecho, dice Maradiaga hablando de la comunión a los divorciados en nueva unión: “La Iglesia está sujeta a los mandamientos de Dios” y a lo que Jesús “dice sobre el matrimonio: lo que Dios ha unido, el hombre no debe separarlo. Sin embargo, hay diversos acercamientos para aclarar esto. Después del fracaso de un matrimonio nos podemos preguntar, por ejemplo: ¿los esposos estaban realmente unidos en Dios? Allí hay todavía mucho espacio para un examen más profundo. Sin embargo, no se debe ir en una dirección según la cual mañana sea blanco lo que hoy es negro”.


Y todavía, refiriéndose a las muchas situaciones “irregulares” (separaciones, familias extendidas, matrimonios sin hijos, alquiler de vientres), afirma: “Todo esto requiere respuestas para el mundo de hoy y no basta decir: para esto tenemos la doctrina tradicional. Obviamente la doctrina tradicional será mantenida”, pero hay “desafíos pastorales” propios de estos tiempos a los cuales no se puede responder “con el autoritarismo y el moralismo” porque esto no es nueva evangelización.


Las afirmaciones del cardenal Maradiaga ofrecen, no obstante, la ocasión de hacer algunas reflexiones sobre este tema, dado que es de extrema actualidad.


En primer lugar, la reiterada proposición de frases y conceptos que suenan bien pero que, al fin y al cabo, no se sabe exactamente qué quieren decir. Por ejemplo, por una parte Maradiaga afirma claramente que la doctrina no se cambia pero, al mismo tiempo, invita a Müller – que, de hecho, había dicho lo mismo – a ser más flexible. ¿Qué quiere decir? Visto que se habla de comunión para los divorciados en nueva unión hay sólo dos posibilidades: o se da, o no se da. “Se da en ciertas condiciones” – como dicen los obispos alemanes - no es una tercera opción, es todavía la primera. El coordinador del grupo de los 8, ¿de qué lado quiere estar?


Otro ejemplo: dice Maradiaga que, después del fracaso de un matrimonio, debemos preguntarnos si los esposos estaban realmente unidos en Dios. Correcto, ¿pero no es exactamente esto lo que ya hace la Rota Romana? Entonces, tal vez sea preciso explicar mejor a dónde se quiere llegar.


Y es aquí que el problema debe ser afrontado en su raíz: de matrimonios celebrados con escasa o nula conciencia del valor del sacramento, de hecho, hay muchos, demasiados. Era esta conciencia que había impulsado a Benedicto XVI a pedir una profundización de la cuestión. En otras palabras, el caso de los divorciados en nueva unión no se afronta partiendo de la “comunión sí, comunión no”, sino de la verificación de las condiciones que hacen válido un matrimonio. Se trata, obviamente, de una cuestión que debe ser profundizada por completo, también para evitar que se convierta en una fácil escapatoria que se transforme en un “divorcio enmascarado”


Sin embargo, lo más curioso es que aquellos que se plantean el problema de la validez de tantos matrimonios celebrados en la Iglesia, no piensen en preguntarse también cómo tantas parejas son tan inconscientes del sacramento que celebran. Aquellos obispos y cardenales que tanto ironizan sobre la presunta rigidez de la Congregación para la Doctrina de la Fe deberían preguntarse qué hacen en sus diócesis para evitar que haya tantos matrimonios potencialmente nulos. Pensemos en Italia: para casarse por Iglesia es obligatorio asistir a un curso de preparación para las parejas. Si son tantos aquellos que, incluso frecuentado estos cursos, llegan inconscientes al altar, ¿no será que hay algo que no funciona en quien está llamado a explicar y testimoniar la fascinación de un matrimonio vivido cristianamente? ¿Hay cursos para novios donde al menos se haga intuir que el sacramento es algo serio y que no se reduce a un genérico “quererse mucho y soportarse con paciencia”? En este sentido, luchar por dar la comunión a los divorciados en nueva unión se convierte en un modo no ya de ofrecer misericordia, sino de librarse de las propias responsabilidades, moviendo el objeto de la discusión.


Hay luego otro aspecto fastidioso de este debate: en vista del Sínodo sobre la familia en realidad se discute sólo de comunión a los divorciados en nueva unión, como si la crisis de la familia y los ataques a los que está sometida se redujeran a este problema que – teniendo en cuenta quien frecuenta las iglesias – es, a fin de cuentas, marginal desde el punto de vista cuantitativo (¿cuántos son, efectivamente, los divorciados en nueva unión que piden la comunión?). Y sobre todo concierne a las Iglesias de los países occidentales y de larga tradición. Otros son los problemas que se encuentran en las Iglesias africanas y asiáticas y, más en general, en las Iglesias jóvenes, respecto a la familia: el rol de la mujer, las costumbres tribales, los matrimonios concertados, la promiscuidad sexual, por dar algunos ejemplos. Frente a un mundo pagano, como era por otro lado en el tiempo de los apóstoles, la Iglesia siempre ha seguido la ley de Dios, convirtiendo poco a poco el mundo a su alrededor. Si se aprobase el criterio de que es necesario “acomodarse” al mundo, y se hiciese pasar esto por misericordia, las consecuencias serían devastadoras, también en las Iglesias jóvenes: ¿por qué entonces, por dar sólo uno de los miles de ejemplos posibles, no tener “misericordia” con quien practica la iniciación sexual de las niñas, dado que en ciertos lugares es la regla general?


Una última cuestión hace surgir el cardenal Maradiaga: siempre refiriéndose a las tantas situaciones familiares irregulares, afirma que se necesita “más pastoral que doctrina”, proponiendo así nuevamente un dualismo incomprensible. En realidad esto se ha convertido en el estribillo desde que ha sido elegido Papa Francisco: “Ahora basta de doctrina, pensemos en la pastoral”, dando por descontado que los Papas precedentes han quitado importancia a la pastoral y no han hecho más que pegar golpes de doctrina. Lo que es absolutamente falso, y sobre todo es falsa esta contraposición.


Dejando de lado el hecho de que también la Misericordia forma parte de la doctrina, no puede existir una pastoral que no tenga contenidos doctrinales, sean los que sean. Por volver a un ejemplo precedente, si en la parroquia se organiza un curso para novios es necesario tener también en claro el camino que se quiere hacer. Ciertamente las personas deben ser acogidas en la situación en que se encuentran, hay un camino por hacer y es necesario respetar los tiempos y el camino de cada uno; pero el objetivo hacia el cual caminar debe ser claro para quien guía, y no puede no ser la Verdad toda entera, de otra manera sucede lo que está a nuestros ojos y que está en el origen de tantos problemas: parejas que se casan por Iglesia sin tener la mínima idea de qué significa. Pero más en general la consecuencia es aquel triste espectáculo que movió a compasión también a Jesús, “porque estaban como ovejas sin pastor”.


***

Fuente: La Bussola Quotidiana


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

***

27 comentarios

  
Gregory
"La doctrina tradicional será mantenida" todo parece quedar muy claro al leer este punto sin embargo es muy cierto lo que se dice pareciera que el unico problema que afrontan las familias hoy en día fuera el de la recepción de la comunión y comparto el hecho de que la doctrina es parte de la pastoral. La situación de los divorciados vueltos a casar es una realidad pastoral, ahor por sentido común no podemos decir "ahora si comulguen todos" el valor del Sacramento no es cualquier cosa.
24/01/14 6:17 AM
  
Hermenegildo
Si el Papa Francisco confía en Müller, también confía mucho en Madariaga, a quien ha confiado la coordinación del "grupo de los ocho".
24/01/14 7:25 AM
  
Saulo
Muy buen artículo. No es mi intención criticar gratuitamente a un cardenal de la Iglesia, pero me parece que es básico en cualquier organización humana, pero especialmente en una de origen divino aunque con soporte humano, el no contradecirse en público. Muller hizo su papel, pues su papel es la doctrina, y lo hizo muy bien. Si Maradiaga quería hacer referencia a Muller, como mucho tendría que haberse limitado a decir que lo que habría que considerar son las distintas aplicaciones pastorales de la doctrina correctamente expuesta por Muller. Las apreciaciones personales sobre el Prefecto sobran se mire por donde se mire. O es que ahora vamos a entrar en el juego de buenos y malos. Y más en el que se supone que tiene la máxima responsabilidad en el G8. Confío en que el Papa tome cartas en el asunto, sobre todo para evitar estas situaciones. La Paz.
24/01/14 10:15 AM
  
Alejandro Galván
Con el debido respeto a un sucesor de los Apóstoles, que además ha recibido la carga de la Púrpura Cardenalicia, me atrevo a continuar un razonamiento que expone en el presente artículo el Pastor de Honduras:

...“dice sobre el matrimonio: lo que Dios ha unido, el hombre no debe separarlo. Sin embargo, hay diversos acercamientos para aclarar esto. Después del fracaso de un matrimonio nos podemos preguntar, por ejemplo: ¿los esposos estaban realmente unidos en Dios?...

Continuando el rezonamiento:

Si alguien le arrebata algo a otro alguien: ¿este algo realmente le pertenecía? y por lo tanto, no ha sido robado....

Si alguien dice una cosa que no es verdad; ¿la afirmación contraria era realmente verdadera?, y por lo tanto, no ha mentido...

Si alguien desea al conyuge de otro; ¿realmente estan casados?...

Si alguien desea los bienes de otro; ¿realmente estos bienes le pertenecen?...

Y así ad infinitum.

Pero seguramente estoy entendiendo mal las palabras del Em. Cardenal, y por lo tanto NO PASA NADA; Tout va très bien ...
24/01/14 10:23 AM
  
Maricruz Tasies
Dos cosas quedan en evidencia:
1. Se casan sin tener idea de para qué.
2. Los cursos de preparación no sirven para hacerlos caer en cuenta de la razón.

Cuál es la raíz del problema? Lo doctrinal o lo pastoral?
La raíz del problema es que se ofrece lo pastoral sin contenido doctrinal.
Así de simple.
Quienes hemos sido catequistas de adultos lo sabemos.
Se requiere de mucho más que un curso para preparar a cualquier persona a un sacramento.


24/01/14 11:22 AM
  
Martin Ellingham
Madariaga podría imitar el dignísimo gesto de Billot.
24/01/14 12:47 PM
  
Enrique G. B. A.
"... la reiterada proposición de frases y conceptos que suenan bien pero que, al fin y al cabo, no se sabe exactamente qué quieren decir..."

De acuerdo.
24/01/14 1:45 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Son las "Cartas pastorales" (I - II Timoteo y Tito) las que más insisten en la "sana doctrina".
Siendo "arzobispo en "Honduras", se ve que no va muy "hondo" en sus apreciaciones.
Que el Espíritu Santo conceda al papa Francisco el más fino "discernimiento de espíritus" entre los integrantes de su más cercano círculo de consejeros.
24/01/14 2:04 PM
  
luis
Madariaga se equivocó de profesión, como Lugo. Es político, se debe dedicar a eso.
24/01/14 2:18 PM
  
luis
Y no se engañen, en la mente de estos obispos populistas, pastoral=política.

Son versiones quasirreligiosas de estrategias políticas, caracterizadas por la captación de mayores consensos y de mayor cantidad de adeptos nominales. En función de esos objetivos se flexibiliza la plataforma partidaria, perdón, la doctrina. Nada más.
24/01/14 2:56 PM
  
Juan Stuse
¡Madariaga es el "progre" y Müller el"ortodoxo"!
Lo lleváis claro... Pobre Iglesia
24/01/14 3:26 PM
  
Raymundo Esteban Tristán González
La familia, con todas las situaciones complejas que hoy enfrenta, es valiosa para Nuestro Señor, es parte del plan divino de salvación, si qieremos que siga siendo así como Iglesia debemos ofrecer un respuesta madura, seria y que parta por supuesto de lo que nos ha sido revelado; una solución facilona no solo no ayudará a las familias, las irregulares inclusive, sino que perjudicará aun más la realidad familiar y sería una franca ofensa para todos aquellos matrimonios que se esfuerzan por vivir diariamente lo que Cristo les ha dado en el sacramento. Hay que pedir al Papa y a los Obispos que se pongan los pantalones y que ofrezcan para toda la Iglesia un camino más profundo de formación al matrimonio, que tome en cuenta las consideraciones humanas y religiosas necesarias para que la preparación sea realmente efectiva, sin olvidar que todos tenemos libertad y que a veces hacemos un uso inadecuado de la misma, también los que toman la decisión de divorciarse.
24/01/14 6:13 PM
  
Maga
Mi total apoyo a Muller es el que está defendiendo la Fe de la Iglesia. No así, por desgracia, Madariaga.
24/01/14 6:15 PM
  
Maga
Madre mía, esto es gravísimo y espero que esto no sea el comienzo de algo más gordo.
24/01/14 6:17 PM
  
Daniel Morend
Le agradezco la traducción del artículo.
Hace poco descubrí el sitio del que está tomado, y me gustó mucho, pero no leo tan fluidamente el italiano.
Me encantaría que traduzca el último de Palmaro.
Bendiciones!
24/01/14 8:27 PM
  
Juan de los Palotes
La oposición a Müller es la misma máquina, y con el mismo método, que terminó provocando la renuncia de Benedicto XVI.
Si el Papa Francisco no se muestra severamente dispuesto a sostenerlo, van a terminar provocando su alejamiento, que es el objetivo.
24/01/14 11:18 PM
  
Néstor
"...la reiterada proposición de frases y conceptos que suenan bien pero que, al fin y al cabo, no se sabe exactamente qué quieren decir..."

En efecto, así es. La confusión no ayuda, y menos cuando tenemos Iglesias locales como la alemana que al parecer ya se han despedido de algunas partes de la doctrina católica.

No sólo en cuanto a que anunciaron la comunión para los divorciados vueltos a casar, sino también porque autorizaron las píldoras abortivas del día después en los hospitales católicos.

Problemas como éstos no se arreglan mirando para otro lado y si se hace eso estallan tarde o temprano.

Saludos cordiales.
25/01/14 1:43 AM
  
Légolas
Concuerdo con las críticas a los desatinos de Madariaga. Parece que ahora muestra su juego. Debiera ser excluido de responsabilidades.
25/01/14 2:34 AM
  
José Amado Mendoza
Saludos cordiales desde Lima, Perú, en la importancia del Matrimonio que es un sacramento de tanta importancia que con lleva a la familia, es de tal importancia que no deben llevar a encuentros de dialogos abstractos o iracundos, si bien es cierto que la vida católica se rige por el tradicionalismo, debemos meditar que primero es la fe de nuestra fe católica, lo digo yo y mi esposa que tenemos 44 años de matrimonio con mucha humildad, antes 5 años de enamoramiento y noviasgo, de nuestro matrimonio dos hijos adultos y 3 nietos de uno de mis hijos, la vida es de triunfos y derrotas, pero hay que tomar conciencia de nuestro compromiso con madurez, Dios no es tradición, esto viene desde la creación, de igual es la unión de un hombre con una mujer. bendiciones.
25/01/14 3:50 AM
  
Luz Guerrero
El matrimonio no es la adquisición o compra de un bien, por ejemplo una casa. Que después de vivir en ella, mucho o poco tiempo, diga: me equivoqué al comprarla, ya no me gusta, no me siento cómodo en ella, y quiere cambiarla por otra que le ofrezca mas satisfacciones.

Esta situación de contradicción que se esta dando entre cardenales fue anunciada en Fatima. Con sus palabras confunden e infunden cierto temor y desconfianza.
Estos Prelados,mas que contradecirse, deben consultar todo asunto delicado de la Iglesia con el Papa, para que a la luz del Espíritu Santo se haga un discernimiento. En oracion unidos sus corazones para que latan al unisono, el pensamiento de su mente sea uno, y sus labios supliquen juntos al Padre Eterno. En comunión con el Papa buscar siempre la Voluntad de Dios, no la de ellos mismos, mucho menos la del mundo. Estamos en el mundo pero no somos del mundo, dijo Jesucristo. Si la Iglesia sigue consintiendo, dando concesiones contrarias a la santa Doctrina, este mundo a donde ira a parar? BASTANTE HA CAÍDO YA!!! Busque la Iglesia la manera concientizar, de levantar esta humanidad que va declinando, a la deriva. Seguir siendo la Iglesia que Cristo nos dejó, con sus enseñanzas y promesas. Hay cosas que se pueden hacer y otras no deben ni tocarse. DIOS NOS BENDIGA A TODOS.
25/01/14 9:44 AM
  
miguel
Me parece escandaloso que el C Madariaga quiera enmen darle la plana al Cardenal Müller, Prefecyo para la Doctrina de la Fe. Madariaga estando don de está no le compete ser crítico ni ignorante .
Si todo va a ser opinable rompa el Catecismo, la Biblia los escritos de los Santos Padres y de los Concilios y Papas y ofrézcanos su doctrina nueva.
Mejor se va a Honduras a cuidar bien su parroquia.
Gracias Papa Francisco por el Cardenal Müller, firme teólogo alemán .
25/01/14 8:16 PM
  
J
- El caso de los divorciados en nueva unión SÍ se afronta partiendo de la “comunión sí, comunión no”, y el Evangelio y Juan Pablo II lo dijo claro: "misa sí, comunión no".


- La verificación de las condiciones que hacen válido un matrimonio y el “divorcio a la católica”: un alud de nulidades y todos contentos. No parece serio.

Además, hay que volver a reconsiderar el tema de la preparación matrimonial. No es lógico que una parroquia tenga que aceptar la solicitud de matrimonio sin verificar una vida católica seria.
26/01/14 1:18 AM
  
Epifanio
Los cargos tanto del Cardenal Müller, como del Cardenal Madariaga son exclusiva responsabilidad del Santo Padre. ¡¿Él sabe lo que hace?!
27/01/14 7:58 AM
  
Menka
“Creo entenderlo – dice Maradiaga -. Es un alemán, debe decirse, y sobre todo un profesor de teología alemán, en su mentalidad está sólo lo que es verdadero y lo que es falso. Sin embargo, yo digo: hermano mío, el mundo no es así, tu deberías ser un poco más flexible, cuando escuches otras voces. Y, por tanto, no sólo escuchar y decir no”.

Card. Maradiaga, ha sido usted muy elocuente.
También estuvo en Honduras con el vidente Ivan de Medjugorje, después de la advertencia de Müller a las diócesis americanas.
Triste, pero Dios proveerá.
28/01/14 8:59 AM
  
Ignacio
¿Es la comunión el premio merecido de quien se cree justo o es el alimento del pecador que busca encontrarse con aquel que se "hizo pecado" por amor a nosotros?. La indignidad de la que habla San Pablo no sé refiere a la condición de pecador, ya que el se consideraba el peor de todos, si no a la conciencia de a quien se recibía.
A los que se creen justos y merecedores de la eucaristía les recordaría que esta es don inmerecido y que su actitud refuerza su ser pecadores ya que los hace pecar de soberbia, al creerse merecedores de tal sacramento.
Creo que los divorciados en nueva unión están en una situación irregular y triste. Nadie se casa deseando separarse. Me parece que si reconocen esa irregularidad y son conscientes del inmenso don que Jesús les hace al darceles como alimento que los ayuda a sobrellevar su carga, es un exceso de parte de la Iglesia impedirles acceder a El.
Lo que esta mal, esta mal... pero ello no debe ser motivo para no dejar que se acerquen a El.
Para los que digan que entonces para que confesarse les recordaría que el esplendor del sacramento de la reconciliación no esta en ser el quiosquito donde saco la entrada para comulgar si no en la experiencia descomunal de un amor que conociendo mi verdad es capaz de perdonarme incondicionalmente.
29/01/14 11:11 PM
  
Pancho Poncho
Me asombra tanto bla bla bla de gente sin formación teológica, bíblica, patrística, tomista, en fin, ná de ná. Pero ya se sabe, hablar es gratissss...
05/02/14 1:29 PM
  
María Isabel
Ohh...pero sí es tan fácil de entender, no es que cancelen la doctrina o se olviden de ella , es solo que al fin la pondrán en práctica...o sea: se la saben¿sí o no?(jajaja, esta la saqué de la canción "Azúcar").
Pero al ponerla en práctica y ya conociendo las reglas, la enseñarán y difundirán cómo lo hubiese hecho Cristo, ...a eso se refiere, tomándose enserio su misión, pero siguiendo las reglas, perdonando , pero haciendo que los fieles cambien: "Cambiad vuestros corazones y senderos , que el reino de Dios está cerca"...lo saqué de un pasaje de la Biblia ¿a ver cual?
05/02/14 4:19 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.