También a los desobedientes de Irlanda el Papa dice “basta”

Card. Ouellet, Prefecto de la Cong. para los Obispos y Legado Pontificio al Congreso Eucarístico de Dublin

*

Presentamos un artículo de Paolo Rodari sobre las acciones que la Congregación para la Doctrina de la Fe, por orden del Papa Benedicto XVI, ha comenzado a realizar contra el “líder” de los sacerdotes irlandeses desobedientes, marcando un nuevo paso en el proceso de sanación de la Iglesia en Irlanda, que en el próximo mes de junio acogerá, en Dublin, el Congreso Eucarístico Internacional, presidido por el recientemente nombrado Legado Pontificio: el cardenal canadiense Marc Ouellet, que, como Prefecto de la Congregación para los Obispos, se está ocupando del asunto pendiente de la reorganización y provisión de las diócesis irlandesas.

***

Las palabras que el Papa Benedicto XVI, el jueves antes de Pascua, ha dirigido a los “desobedientes” austríacos – el grupo de la Pfarrer-Iniciative (“iniciativa de los párrocos”) que, desde el 19 de junio de 2011, ha recogido en Austria firmas de casi cuatrocientos sacerdotes pidiendo la abolición del celibato eclesiástico junto a reformas sustanciales para la vida de la Iglesia, encontrando apoyo también en Alemania, Irlanda, Bélgica y Suiza – no han quedado sin consecuencias.


Por una parte, han dado vigor y nuevas energías a aquellos fieles y sacerdotes que no consideran oportuno que la Iglesia adopte reformas en discontinuidad con su tradición. Entre estos, el párroco de Stutzenhofen (en el norte de Viena, en Austria), padre Gerhard Swierzek, el cual, después que el Arzobispo de Viena y Primado del país Christoph Schoborn ha aceptado la entrada en el consejo pastoral de su parroquia de un homosexual que convive con su compañero, ha anunciado no sin polémicas su propia renuncia.


Por otra parte, las palabras de Ratzinger han hecho cerrar filas a los guardianes de la fe del otro lado del Tíber: en particular, es de estas horas la noticia de que el ex Santo Oficio, guiado por el cardenal estadounidense William Joseph Levada, ha decido silenciar a uno de los jefes del movimiento de los rebeldes irlandeses. Al padre Tony Flannery, de hecho, redentorista de Limerick, que desde hace tiempo, en la estela de la Pfarrer-Iniciative austríaca, guía una asociación de cerca de 900 sacerdotes que expresan posiciones favorables al sacerdocio femenino, denuncia la gravedad de los escándalos sexuales en la Iglesia y no comparte las posiciones del Vaticano sobre la contracepción, la Congregación para la Doctrina de la Fe ha pedido “terminarla”. Ha sido el superior de los redentoristas, padre Adrian Egan, quien explicó en las pasadas horas que desde la Santa Sede llegó a Flannery la dura y cruda intimidación “a no divulgar más sus ideas, a no escribir más en la revista de los redentoristas, a estar lejos de la televisión y de la radio”:


El Padre Egan – no hace nada para esconderlo – está de parte de Flannery. Se ha dicho “espantado, consternado, asombrado, estupefacto y desilusionado enormemente por la acción del Vaticano”. Ha explicado que con él comparten los mismos sentimientos “centenares de fieles”. Y también ha dicho que hoy, en las iglesias de media Europa, la situación es dramática porque dan vueltas “agentes de la ortodoxia” enviados por el Vaticano a verificar, “con una meticulosidad propia del FBI de los tiempos de Edgar Hoover”, cada frase o pronunciamiento que no esté en línea con la doctrina. En su opinión, estos “agentes” valoran a quien no recorre el camino justo y luego refieren a Roma, desde donde se hace partir con prontitud la “represión”.


El conflicto entre Flannery y la Santa Sede está abierto desde hace tiempo. Cuando en el pasado mes de junio, el primer ministro irlandés Enda Kenny había acusado al Vaticano de haber minimizado violaciones y torturas sufridas por niños irlandeses por parte de sacerdotes – Kenny basaba las acusaciones en el informe de la diócesis de Cloyne que había sacado a luz, según su opinión, el intento del Vaticano de obtaculizar la investigación sobre las molestias sexuales –, Flannnery se había agrupado abiertamente a favor del premier suscitando no poca irritación en el Vaticano: “Estoy feliz por la declaración del primer ministro”, había dicho. Y todavía más: “Muchos sacerdotes y fieles irlandeses están frustrados por el modo en que el Vaticano ha llevado adelante los propios asuntos aquí”.


Más allá de las posiciones sobre el celibato eclesiástico, sobre la Comunión a los divorciados en nueva unión y en general sobre la moral sexual, hieren mucho en el Vaticano las acusaciones de Flannery sobre los presuntos ocultamientos de los crímenes de los sacerdotes pedófilos. Hieren también porque las posiciones de Flannery son compartidas de algún modo por parte del episcopado del país y cada vez más parecen extenderse entre los fieles. Una voz significativa en este sentido es la del arzobispo de Dublin, monseñor Diarmuid Martin, que en la Curia Romana llevó a cabo un largo servicio de 1986 al 2001 como subsecretario y luego secretario del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Ha sido Martin quien recientemente afirmó que la Curia Romana ha hecho poco, muy poco, para encauzar el problema de la pedofilia. Ha sido él quien fue elogiado, por estas palabras, por el New York Times: la columnista Maureen Dowd llegó a escribir que “Martin, que desde siempre ha estado del lado de las víctimas, es un outsider” de una jerarquía donde despuntan en negativo los nombres del cardenal Bernard Law, ex arzobispo de Boston que luego de la explosión del problema en su diócesis se trasladó a Roma para convertirse en arcipreste de la basílica de Santa María la Mayor, y de Angelo Sodano, el ex-secretario deEstado Vaticano “que defendió al conocido pedófilo y padre de varios hijos Marcial Maciel Degollado”, fundador de los Legionarios de Cristo.


Detrás de la acción del Vaticano contra el padre Flannery parece estar la acción de Charles J. Brown, ex-ayudante de estudio de la Congregación para la Doctrina de la Fe, desde hace algunos meses nuncio en Dublin. Brown, estadounidense de nacimiento, se ha convertido en nuncio por voluntad del Papa con la delicada tarea de arreglar los desacuerdos entre Santa Sede y gobierno, y, al mismo tiempo, de referir al Vaticano quién, dentro de la Iglesia, está remando del lado equivocado. Todo en la conciencia de que hoy, como ha dicho el biógrafo de Juan Pablo II, George Weigel, “Irlanda es tierra de misión como lo eran tiempo atrás los Estados Unidos. En 1921, un irlandés, Michael Joseph Curley, se convirtió en arzobispo de Baltimore (Maryland) en un momento en que los prejuicios anti-irlandeses y anti-católicos eran muy vivos. Por eso no es extraño que un estadounidense, como es Brown, atravese el Océano Atlántico con destino a Dublin”. La intimidación contra Flannery suena como la primera estocada significativa en Irlanda de Brown, el estadounidense enviado a la tierra de San Patricio.


***

Fuente: Il blog degli amici di Papa Ratzinger


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

***

18 comentarios

Según informa Rorate Caeli, el Padre Flannery ha sido enviado a un monasterio para seis semanas de oración y contemplación.
12/04/12 4:41 PM
  
Luis Fernando
El paso siguiente es cesar al superior de los redentoristas. Hay que marcar el camino a los heterodoxos.
12/04/12 5:33 PM
  
Esteban
Osea que la represión al sacerdote no son por sus opiniones polémicas en cuestiones de doctrina, sino por denunciar la inacción de la Curia Romana en el tema de la pederastia (algo que es evidente, de no ser así no se hubiera llegado a tal nivel de encubrimiento)

Una pena que en Roma esten preocupados mas por reprimir a quienes denuncian sus fallas (como el encubrimiento), que por solucionarlas
12/04/12 6:15 PM
  
jose de maria
Al fin, espero que este sea el principio de poner las cosas en orden, incluyendo al Card. Martini y al de Viena que parece que no le aprendio nada a su maestro.
Aunque seamos menos pero todos fieles a Cristo y al Magisterio
12/04/12 6:54 PM
Esteban: Es evidente que no es así. En ese caso, también la Santa Sede debería silenciar al Arzobispo de Dublin. Este sacerdote, que lidera un movimiento de sacerdotes desobedientes y que no comparte la doctrina de la Iglesia, evidentemente es silenciado porque proclama una doctrina propia y no la de la Iglesia (muy en consonancia con lo que explicaba el Santo Padre el pasado Jueves Santo en la Misa Crismal). Es una opción coherente con los resultados de la Visita Apostólica a las diócesis irlandesas, en los cuales se enunciaba como prioridad pastoral para la renovación de la Iglesia en Irlanda la "fidelidad a las enseñanzas del Magisterio". Por otro lado, como es evidente para cualquier análisis bienintencionado, la Santa Sede ha asumido errores y ha emprendido hace tiempo toda una serie de medidas que tienden no sólo a reparar errores del pasado sino también a prevenir este tipo de males en el futuro.

Francesco
12/04/12 7:03 PM
  
PEDRO RODRIGUEZ OCAMPO
Lo que haga la Santa Sede me parece bien.

Mucho se tardaron en ir poniendo las cosas en su lugar. Juan Pablo II hizo mucho, pero no fue suficiente.
Y todavìa muchos sedicientes esperan su turno. Y nosotros estamos para ponerlos en su lugar.


La iglesia Madre y Maestra tiene sus hijos preferidos: La gente de fe sencilla.

Y es en los reclinatorios, en sus humildes banquitas donde se vive la mejor Teologìa.

¡Duele la disensiòn.... pero no cabe en la Iglesia!

Que se hagan anglicanos, o que se hagan luteranos o que funden su secta.... PERO QUE DEJEN A LA IGLESIA SEGUIR SU CAMINO, antes que se les llame la atenciòn y se vuelvan inutilmente las vìctimas.

[email protected]

12/04/12 7:47 PM
  
Gabar
Está muy claro el contenido del artículo. No entiendo como se puede tergiversar como hace Esteban, focalizando en algo ajeno al asunto principal, y que por otro lado, no ha sido evitado por el Santo Padre, pero si utilizado una y otra vez contra la Santa Sede.

Si molesta que se siga el Magisterio, es otra cosa.
Le vendrán muy bien al P. Flannery unos días de oración, y recogimiento,como nos convendrían a cualquiera de nosotros.
12/04/12 7:49 PM
  
Antonio A. Badilla
Ya era hora que la Santa Sede tomara decisiones drásticas. De no ser así, el cáncer crecerá y ¿que pasará con tantas almas necesitadas de salvación?
12/04/12 7:59 PM
  
Légolas
Concuerdo con Luis Fernando.
12/04/12 8:27 PM
  
Luis Fernando
El artículo de Rodari pone mucho énfasis en el tema de los abusos. Pero la cuestión no es esa. Más bien el redentorista ese pretenderá esconderse bajo esas faldas para hacerse la víctima. Pero la clave está en sus errores doctrinales y la difusión de los mismos.

Que no nos intenten vender otra historia, que no somos tontos.
12/04/12 8:48 PM
  
pedro de madrid
Observo que, de forma reiterada, cuando la Santa Sede trata de señalar a los párrocos "rebeldes" la doctrina a seguir, salen sus defensores, (que nada tienen que ver con la iglesia), diciendo lo mismo, que si no se quiere descubrir a los "detestables" pederastas, que hay que ordenar sacerdotistas, que si no hay libertad, etc,, cuando a ellos no se les ha dado vela en este entierro, que se guarden sus comentarios, los cristianos sufrimos esas desviaciones habidas y rezamos por las desviaciones. Ellos, que recen o a callar. Repito, la doctrina a seguir es una cosa y las desviaciones es otra.
12/04/12 9:46 PM
  
Légolas
Expulsión de heterodoxos, pedófilos, filo homosexuales y otros afines ¡¡Ahora!!
12/04/12 11:40 PM
  
Gregory
Es evidente que el asunto de los escandalos de pedofilia es algo secundario no es por eso que viene la reprimenda y llamada a capítulo eso lo saben muy bien en Irlanda sin embargo el tipo se victimiza con el asunto de la pedofilia es algo muy astuto no le faltaran defensores que se rasguen la vestiduras por él. Por otro lado si su superior inmediato coincide con él y se escandaliza por la promoción de la ortodoxia entonces digno superior de un párroco rebelde.
13/04/12 2:10 AM
  
pacomio
Los Redentoristas, como otras tantas Ordenes y Congregaciones están invadidad de herejes y cismáticos. HAY QUE BARRER CON ESCOBA DE HIERRO. Y retomar el camino de los santos Fundadores, sino nos comerán los piojos....
13/04/12 3:06 AM
  
Savonarola
Quisiera que todavía hoy el Papa pudiera ejercer su derecho de disolver algunas Órdenes Religiosas, como ésta de los Redentoristas, que no causan sino daño a la Iglesia. Por supuesto que muy probablemente se cause más contestación eclesial que solución... Pero creo que sólo así nos sacamos la podredumbre de encima. ¡Y que funden su "comunidad eclesial" cruzando la calle, si quieren!
13/04/12 4:07 AM
  
Javier
Pues no lo entiendo porque que yo sepa en Irlanda está la Iglesia de Irlanda (perteneciente a la comunión anglicana) que acepta el sacerdocio femenino y cambian los dogmas a golpe de votación; si creen que eso es lo "correcto" lo que deben hacer es afiliarse a la Iglesia de Irlanda, a la baptista o a la metodista (que también hay mucho de eso en Irlanda) y no hacer que la católica se vuelva protestante.
13/04/12 4:41 PM
  
juan manuel ramilo costas

Si este cura persiste en su error, reduzcasele al estado secular y asunto concluido.Llamese a Roma a su superior y obliguesele a una retractacion en rueda de prensa, so pena de reduccion al estado laical.Gracias a Dios, en diez años no quedaran ni redentoristas ni dominicos ni agustinos ni carmelitas descalzos o por descalzar ni otros muchos que son hoy la vanguardia de la destruccion y de la violacion sistematica del voto de obediencia que hacen al consagrarse.
13/04/12 8:55 PM
  
Esteban
, evidentemente es silenciado porque proclama una doctrina propia y no la de la Iglesia (muy en consonancia con lo que explicaba el Santo Padre el pasado Jueves Santo en la Misa Crismal). Es una opción coherente con los resultados de la Visita Apostólica a las diócesis irlandesas, en los cuales se enunciaba como prioridad pastoral para la renovación de la Iglesia en Irlanda la "fidelidad a las enseñanzas del Magisterio". Por otro lado, como es evidente para cualquier análisis bienintencionado, la Santa Sede ha asumido errores y ha emprendido hace tiempo toda una serie de medidas que tienden no sólo a reparar errores del pasado sino también a prevenir este tipo de males en el futuro.

Perdón blogger, pero según entiendo la noticia, la causa es mas bien lo otro, que denuncia el encubrimiento, y creo que tiene sentido, pues si fuera por ser un disidente, pues esos abundan y no veo a la Santa Sede censurando a los disidentes por ejemplo de Alemania (los sacerdotes que pidieron la dimisión del Papa) o de Austria
14/04/12 7:13 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.