Objeciones contra el celibato sacerdotal

El celibato sacerdotal para el rito latino de la Iglesia Católica es una de las disciplinas más comúnmente cuestionadas hoy día, e inclusive se pueden encontrar católicos abogando por que los sacerdotes se casen. He querido hoy hacer un resumen del tema para disipar las dudas que pueden haber del mismo.

Punto 1 – El celibato no es una doctrina, es una disciplina.

Hay que comenzar por aquí, ya que el común popular suele confundir entre aquello que es disciplina eclesiástica con aquello que es netamente dogmático y doctrinal. Es importante entender esto, porque los dogmas de fe no cambian (aunque pueda crecer el entendimiento y comprensión del mismo a través de la historia), mientras que aquello que es disciplina eclesiástica puede cambiar de acuerdo al contexto histórico de la situación y al juicio de la Iglesia. Esto quiere decir que el celibato sacerdotal si pudiera llegar a ser opcional en un futuro para los sacerdotes del rito latino, al igual que lo fue en tiempos pasados.

Punto 2 – Razones del celibato.

El celibato era muy valorado por Cristo y los apóstoles como la máxima expresión de desprendimiento de quien quiere dedicarse de lleno al servicio del Señor. Un episodio interesante donde salió a colación el tema del celibato curiosamente ocurrió cuando Jesús hablaba del matrimonio.

“Y sucedió que, cuando acabó Jesús estos discursos, partió de Galilea y fue a la región de Judea, al otro lado del Jordán. Le siguió mucha gente, y los curó allí. Y se le acercaron unos fariseos que, para ponerle a prueba, le dijeron: «¿Puede uno repudiar a su mujer por un motivo cualquiera?» El respondió: «¿No habéis leído que el Creador, desde el comienzo, los hizo varón y hembra, y que dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne? De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre.» Dícenle: «Pues ¿por qué Moisés prescribió dar acta de divorcio y repudiarla?» Díceles: «Moisés, teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón, os permitió repudiar a vuestras mujeres; pero al principio no fue así. Ahora bien, os digo que quien repudie a su mujer - no por fornicación - y se case con otra, comete adulterio.» Dícenle sus discípulos: «Si tal es la condición del hombre respecto de su mujer, no trae cuenta casarse.» Pero él les dijo: «No todos entienden este lenguaje, sino aquellos a quienes se les ha concedido. Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda.» ” Mateo 19,1-12

Habla aquí Jesús habla de aquellos que “nacieron eunucos del seno materno” y de aquellos que “se hacen a sí mismos eunucos”. Diferencia así aquel que por condición propia de nacimiento está incapacitado para el matrimonio, y aquel que no estándolo opta por amor al reino de los cielos a “hacerse eunuco” o “célibe”.

Ahora ¿Por qué alguien se tendría que “hacerse eunuco por el reino de los cielos?, la razón es evidente: Es el estado perfecto para dedicarse de lleno al servicio de Dios.

San Pablo también da la misma recomendación: Optar por el celibato para servir a Dios “sin división”. Quien no pueda contenerse que se case, pero quien no se casa obra mejor. A este respecto recomiendo leer todo el capítulo 7 de la primera carta a los Corintios. Algunos extractos importantes:

“En cuanto a lo que me habéis escrito, bien le está al hombre abstenerse de mujer. No obstante, por razón de la impureza, tenga cada hombre su mujer, y cada mujer su marido.” 1 Corintios 7,2-1

“No obstante, digo a los célibes y a las viudas: Bien les está quedarse como yo. Pero si no pueden contenerse, que se casen; mejor es casarse que abrasarse.” 1 Corintios 7,8-9

“Acerca de la virginidad no tengo precepto del Señor. Doy, no obstante, un consejo, como quien, por la misericordia de Dios, es digno de credito. Por tanto, pienso que es cosa buena, a causa de la necesidad presente, quedarse el hombre así. ¿Estás unido a una mujer? No busques la separación. ¿No estás unido a mujer? No la busques. Mas, si te casas, no pecas. Y, si la joven se casa, no peca. Pero todos ellos trendrán su tribulación en la carne, que yo quisiera evitaros.” 1 Corintios 7,25-28

El texto más claro y donde da la razón por la cual el celibato es la mejor opción sin duda es este:

“Yo os quisiera libres de preocupaciones. El no casado se preocupa de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor. El casado se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer; está por tanto dividido. La mujer no casada, lo mismo que la doncella, se preocupa de las cosas del Señor, de ser santa en el cuerpo y en el espíritu. Mas la casada se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. Os digo esto para vuestro provecho, no para tenderos un lazo, sino para moveros a lo más digno y al trato asiduo con el Señor, sin división.” 1 Corintios 7,32-35


Concluye así:

“Por tanto, el que se casa con su novia, obra bien. Y el que no se casa, obra mejor.” 1 Corintios 7,38

Es lógico que tomando en cuenta estos consejos la Iglesia Católica haya optado para el sacerdocio del rito latino el celibato como una disciplina. Gracias a esto el sacerdote puede estar libre y dedicado 100% a la obra de Dios, y no dividirse en atender las cosas de su esposa e hijos.

Punto 3 – Algunas objeciones contra el celibato.

3.1. La Biblia dice que el obispo debe ser casado.

“El motivo de haberte dejado en Creta, fue para que acabaras de organizar lo que faltaba y establecieras presbíteros en cada ciudad, como yo te ordené. El candidato debe ser irreprochable, casado una sola vez, cuyos hijos sean creyentes, no tachados de libertinaje ni de rebeldía.” Tito 1,5-6

Este argumento es bastante flojo. Una simple lectura del mismo permite darse cuenta de que no está diciendo que el obispo DEBE estar casado, sino que si va a estarlo, debe estarlo 1 SOLA VEZ (y no más de una). Hoy día quizá eso nos parezca evidente, dado que todo (o casi todo) el que está casado hoy, tiene una sola esposa, pero en una época donde a la Iglesia cristiana tenía recién convertidos del paganismo y del judaísmo, podían encontrarse algunos que hubieran sido polígamos y otros divorciados y vueltos a casar, por lo que es normal que se pongan este tipo de limitaciones.

Esta aclaración incluso sería innecesaria analizando la Escritura en su totalidad. Absurdo sería a Pablo verlo hablando sobre que “el que no se casa, obra mejor”, “bien les está quedarse como yo”, etc. etc. cuando por otro lado dice que hay que casarse. Y es que el mismo y otros apóstoles, sin mencionar al mismo Jesús eran célibes.

3.2. El sacerdote debe ser casado para dar el ejemplo.

Un argumento que es utilizado a menudo por pastores protestantes, pero que si bien “suena bonito", carece completamente de sustento escriturístico. Dado que afirman regirse por la Sola Scriptura, el argumento es una absoluta contradicción a lo que suelen pregonar.

Como vimos anteriormente, ni Pablo ni Jesús mencionaron que había que casarse para dar el ejemplo, de hecho, de ser así ellos concientes de ser ejemplo y modelo para el cristiano lo hubieran hecho y no lo hicieron. Pablo mismo manda a los cristianos a ser “imitadores suyos” (Efesios 5,1) y no solo Jesús y él fueron célibes ("bien les está quedarse como yo"), sino otros apóstoles y profetas como Juan el evangelista, Juan Bautista, etc. (en el antiguo testamento vemos que Moisés incluso llegó a despedir a su esposa para dedicarse de lleno a su misión).

3.3. El sacerdote célibe es más propenso a cometer inmoralidades (pedofilia, homosexualidad).

Un trillado mito sobre el celibato sobre el cual se ha escrito mucho. Basta decir que no hay tiempo de abstinencia por más prolongado que sea que venga a hacer que una persona normal comience a desear infantes o a personas del mismo sexo. Quienes cometen este tipo de abusos, tienen desviaciones de otra índole, que no dependen de si está casado o no y tampoco se van a solventar si se casa o no. De hecho, los mismos casos ocurren entre pastores protestantes que no son célibes. Un sonado caso lo vimos con el pastor protestante Ted Haggard (presidente de la asociación nacional de evangélicos de Estados Unidos), quien a pesar de estar casado mantenía relaciones homosexuales con un prostituto gay, y como este muchos otros casos.

3.4. El celibato es una doctrina de demonios de la que habla la Biblia.

“El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe entregándose a espíritus engañadores y a doctrinas diabólicas, por la hipocresía de embaucadores que tienen marcada a fuego su propia conciencia; éstos prohíben el matrimonio y el uso de alimentos que Dios creó para que fueran comidos con acción de gracias por los creyentes y por los que han conocido la verdad.” 1 Timoteo 4,1-3

Este es otro argumento bastante flojo porque omite la diferencia entre el celibato (un voto de castidad voluntario que toman aquellos que quieren ser sacerdotes del rito latino, pero que bien pueden declinar) a la afirmación del matrimonio en sí como un acto ilícito y pecaminoso, del cual habla Pablo. Y es que habrían herejías surgidas del gnosticismo que llegarían al extremo de prohibir el matrimonio considerándolo intrínsecamente pecaminoso.

Pero quienes utilizan este argumento terminan adoptando una interpretación contradictoria e inconexa al mismo pensamiento de Pablo. De hecho en la misma carta Pablo habla de una orden de viudas que hacían votos de castidad:

Que la viuda que sea inscrita en el catálogo de las viudas no tenga menos de sesenta años, haya estado casada una sola vez, y tenga el testimonio de sus buenas obras: haber educado bien a los hijos, practicado la hospitalidad, lavado los pies de los santos, socorrido a los atribulados, y haberse ejercitado en toda clase de buenas obras. Descarta, en cambio, a las viudas jóvenes, porque cuando les asaltan los placeres contrarios a Cristo, quieren casarse e incurren así en condenación por haber faltado a su compromiso anterior. Y además, estando ociosas, aprenden a ir de casa en casa; y no sólo están ociosas, sino que se vuelven también charlatanas y entrometidas, hablando de lo que no deben. Quiero, pues, que las jóvenes se casen, que tengan hijos y que gobiernen la propia casa y no den al adversario ningún motivo de hablar mal;” 1 Ti 5,9-14

Leyendo detenidamente el texto anterior se puede concluir:

1) Existía en aquel tiempo una orden de viudas que hacían voto de castidad y celibato (Pablo hace referencia a el como el “catálogo de las viudas”
2) Ordena que para dicha orden hay que descartar a las viudas jóvenes.
3) La razón es que luego “quieren casarse” e “incurren en condenación por faltar a su compromiso anterior” . Se deduce que su compromiso anterior va en contra de su posterior deseo de casarse (voto de castidad). Se puede deducir también que la razón de esta orden es que ya se hubieran presentado precedentes de mujeres jóvenes que ingresaron a esta orden haciendo su voto y luego faltaron a su voto al querer casarse.

Ahora ¿Predicaba Pablo doctrinas de demonios o diferenciaba entre la prohibición del matrimonio del voto voluntario del celibato como compromiso ante Dios?. Esta es una pregunta que ningún protestante fundamentalista ha tenido la capacidad de responder de forma coherente hasta ahora.

——————————————————————————————————————

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

31 comentarios

  
ciudadano
La vocación nos llama a cada uno por caminos diferentes.
No obstante no es extraño que al cabo del tiempo podamos oir la llamada del Señor por caminos que no habiamos previsto.
Generalemente se habla del célibe que pretende cambiar el celibato y pasar a ser casado, en el caso de las religiosas no suele haber mucho problema, en el caso de los varones deben perder su condición sacerdotal (si es el caso). No obstante hay un buen número de casados que estarían dispuestos a recibir el orden sacerdotal si fuera posible.
En una situación como la actual en que bastantes sacerdotes, especialmente en zonas rurales, llegan a duras penas, no ya a atender a la feligresia adecuadamente, sino incluso a celebrar la misa semanal, teniendo que acudir en muchos templos a la liturgia de la palabra.
Pues bien, no acabo de entender la razón por la cual estas personas que anhelan alcanzar el orden sacerdotal sin tener que renunciar a su familia no pueden ser ordenados presbiteros. Creo que serviría para dar salida a una vocación y para que los feligreses pudieran estar mejor atendidos espiritualmente.
05/11/08 7:05 PM
Muy interesante tu comentario.

Ciertamente quizá habría muchos casados que querrían llegar a ordenarse de sacerdotes, pero esos mismos casados serían capaces de tener suficiente desprendimiento como para ir al pais que se les mande, o inclusive a la ciudad o parroquia que se les mande?

Una vez alguien ya tiene una familia con una vida establecida se ata y no puede servir con la misma libertad que alguien célibe, y me imagino que esto ha sido contemplado por la jerarquía eclesiástica.

Mi sugerencia es que si deseas que el celibato llegue a ser opcional para los sacerdotes del rito latino, ores. Quizá algún día, esta disciplina cambie. De momento no lo veo venir.
06/11/08 2:46 AM
  
Kike
Déjate de "chorradas" y dedícate a vivir lo que has prometido. Quien acepta el celibato acepta todo lo que comporta y conlleva. Si uno no está de acuerdo con con dicha opción, que se busque otra "vocación" cristiana. Si yo quiero jugar en el Ponciano, al entrar, asumo su ideología, su presupuesto, sus normas, ect de lo contrario debo buscarme la vida en otro lado. ¡No habrá otras preocupaciones pastorales en la Iglesia más importantes que ésta!
06/11/08 9:52 AM
  
Kino
Me parece que los católicos de rito oriental y también la Iglesia Ortodoxa estiman el celibato de manera distinta. Si se han ordenado solteros ya no pueden casarse. Los presbíteros casados es que ya lo eran al ordenarse. Y los obispos todos son célibes pues sus candidatos son cogidos de los monasterios. Si me equivoco desearía ser informado mejor.
Muy distinto a las iglesias de la Reforma en que el celibato fue desechado.
06/11/08 7:27 PM
  
Noby
Creo que lo relevante no es el celibato sino el fundamento, a veces superficial, en que el ordenando, además de saber mucha teología, ha basado su futuro sacerdocio. se habla mucho, y es necesario, de la formación,pero, sacerdotes formadísimos (vg L Boff) hancusado y causan gran daño.
Cuando en la Ceremonia de Ordenación se anuncia el escrutinio y a quien se ha consultado se dice "...oído el Pueblo de Dios",me pregunto, una y otra vez: ¿cuándo,dónde, a quién, con qué fórmula se ha preguntado?.
La Ordenación queda en el ámbito clerical, sin embargo en el Matrimonio se publican las "amonestaciones", que pueden dar lugar a recursos.
Suelen exponer en la radio los próximos ordenandos sus motivos y razones por la que se hacen sacerdotes : servir a los demás...¡poca cosa para llevar con garbo y dignidad el celibato!.
No está el problema en aspectos de forma, practicidad, administración de recursos u otros. Creo que si no hay en el candidato una madurez psicológica y afectiva, unidos a un maduro y explícito testimonio cristiano, la castidad, antes o después, saltará por los aires.Sin embargo el filtro que han de pasar los seminaristas es más un coladero que un verdadero proceso de selección.
06/11/08 8:06 PM
  
ciudadano
Comentario de: José Miguel Arráiz ·
Es claro y notorio que la movilidad de un casado es diferente de la de una persona soltera, aunque no siempre. No olvidemos esas familias misioneras que están en cualquier parte del mundo.
Pero aún con la poca movilidad que es propia de un casado, en la situación actual, y lo que parece venir, ¿no creen que puede ser una solución para atender las parroquias más próximas, pudiendo atender el resto los célibes, supuestamante con mayor posibilidad de movilidad (aunque no debemos olvidar que con frecuencia estos sacerdotes tienen madres/padres mayores a los que deben atender).
07/11/08 1:24 PM
  
dante
Los sacerdotes católicos del rito oriental son hombres casados, efectivamente, y sin embargo forman parte de nuestra Iglesia. Los sacerdotes ortodoxos también son hombres casados, y si bien no forman parte de nuestra Iglesia, por ahora, son muy cercanos a nosotros.

Con esto no estoy diciendo que nuestros sacerdotes deberían casarse, a mí me gusta el celibato de nuestros curas y lo admiro.
Pero no creo en el argumento del celibato necesario para el desprendimiento. Son muchos los sacerdotes católicos orientales y ortodoxos, y son muchos los rabinos y los pastores protestantes casados y sin embargo desprendidos.

Sencillamente, el celibato de los sacerdotes es nuestra tradición en la Iglesia católica occidental. Se trata de una buena tradición, sustentada en argumentos sólidos, pero los argumentos de nuestros hermanos orientales, protestantes y judíos también son válidos, más allá de los mencionados en el artículo.
07/11/08 3:41 PM
Ciudadano.

No se realmente hasta que punto podría ser una solución el que casados se ordenaran de sacerdotes. Habría que tomar en cuenta muchos otros factores.

Y es que la cosa no es tan simple como decir "levanten la mano los hombres casados que quieren ordenarse". Tendrían que pasar por un seminario, y a la vez conseguir un modo de estudiar y mantener su familia. Lo mismo allí y luego también estarían preocupados primeramente por su manutención y la de su familia. Yo la verdad no veo la cosa tan simple, y en cualquier caso la decisión no está en nuestras manos.

07/11/08 6:02 PM
  
Noby
En corto
1)¿La Evangelización es cuestión de movilidad o de santidad?
2) Si el celibato proporciona movilidad per se¿por qué no se ocupan las palzas vacantes,p.e. de Andalucía con sacerdotes de parroquias,p.e. del país Vasco donde, pese a las bajas, hay vicario parroquial en casi todas las parroquias?.
3) Si el célibe no es un enamorado de Cristo no va ninguna parte, será un "solterón".
4) Quede claro que aprecio, Evangelio en mano, el celibato como un signo del Reino de los Cielos, pero también,Evangelio en mano, el matrimonio casto conforme a la D. de la Iglesia.
07/11/08 6:04 PM
  
Petrus
Hay muchos diáconos permanentes, miles en todo el mundo -están casados- que compatibilizan perfectamente una profunda entrega pastoral/litúrgica/social con su vida de casados/laboral/civil... ¿qué problema habría si esos mismos fueran presbíteros? Creo que, hoy día, hay que abrirse ya a la realidad del celibato opcional
07/11/08 7:57 PM
El celibato deberia ser OPCIONAL y esto no le quita nada de vigor al mismo Celibato por el Reino de los Cielos. Quien se siente llamado al sacerdocio en cualquiera de las dos modalidades (casado o célibe) podria elegir. Los sacerdotes viajeros para mandar a misiones no faltarian nunca, los engendra el mismo Dios aunque los saque de las mismas piedras, y en esto carecen de confianza en el mismo Dios los jerarcas eclesiales. Actualmente en ciertas diócesis como la de Urgel (Cataluña) se han empeñado en introducir sacerdotes sudamericanos, pues el clero de Cataluña está falto de sacerdotes y tiene que "importarlos", pero este sistema causa problemas de inculturación con los nativos del lugar, y por cierto que los nativos no somos negritos en Cataluña, cosa que si fuéramos "negritos" la inculturacion del sacerdote venido de fuera seria una bendicion, y al no ser nosotros "salvajes" no precisamos en cierto modo de un sacerdote misionero, antes si, precisamos un sacerdote que celebre misa y atienda conciencias. Pero podrian muy bien coexistir los dos sistemas: sacerdotes casados con oficio y familia incardinados de forma "fija" en donde tienen el oficio y la familia, y los otros sacerdotes célibes para disposición de viajar y cambiar de aquí para allá. Creo que a los dirigentes eclesiásticos les falta "fe" para crear un sistema más complejo y FLEXIBLE de sacerdocio, actualmente el sistema es rígido y las rigideces favorecen los rompimientos. Falta este sistema más adaptable, más humano. En resumen: Roma teme que el celibato opcional haga caer por tierra al mismo celibato, y Roma no se cree que los sacerdoes celibes para misioneros los engendra Dios, se cree Roma élla única quien mediante el celibato, engendra los sacerdotes misioneros. Todo el problema reside en una falta de FE.
08/11/08 5:00 PM
  
garza
Yo estoy de acuerdo con kike,uno acepta una profesión con sus ventajas y desventajas,por otra parte creo que la Iglesia Catolica sin celibato ya no seria la misma,se cita a la iglesia anglicana,pues no me parece un buen ejemplo en estos momentos en que está peor que la nuestra a pesar del celibato opcional,creo que el celibato opcional,si se consigue,será el principio del fin del Catolicismo,la mayoria de feligreses son mujeres,que contemplan al sacerdote como un ser especial,casi santo,confian en el porque no ven un peligro en sus ojos,solo pureza,en el momento que haya una esposa por medio,eso se acabó,lo he visto en otras religiones.
09/11/08 8:32 AM
Garza: Exageras, pones en el punto de mira el Celibato como la principal "columna" sostenedora del Catolicismo. El Celibato nunca desaparecería con poner el "optativo" para los clérigos. El celibato seguiria siendo en donde deberia ser siempre: en las órdenes religiosas consagradas que viven en comunidades. Esta visión de considerar al celibato como un estado sublime y sagrado es emfermiza, y tambien es enfermiza la consideración del matrimonio como incompatible para el sacerdocio. En esto podemos discrepar sin carganos el dogma. El cura de pueblo si no vive en comunidad como los monjes padece la mayoria de veces una soledad nada recomendable, y por este detalle ya vale el matrimonio. En todo caso tampoco habria más sacerdotes, ya que las iglesias protestantes que dejan casar a los ministros demuestan que tambien estan faltos de éllos, pero quizas esto es otro problema más profundo de crisis del mismo Cristianismo. Por de pronto en nuestro pais de Cataluña si no se ordena a casados no veo solución, y no tienen porque entrar en el seminario en regimen de "internado" para nada, se puede estudiar Teologia hasta por correspondencia hoy dia. El "internado" del seminario era para proteger a los jóvenes del peligro mundano, y esto hoy ya esta superado.
09/11/08 10:10 AM
  
carlos
Me encantaría ver el día en que la iglesia saque la norma disciplinaria del celibato y permita la opción de casarse a los curitas ¿saben para qué? Para volver a leer todos estos comentarios vacíos de contenido. ¿van a seguir siendo católicos, si el celibato fuera optativo? Cuanta hipocresía, por favor...
Saludos.
09/11/08 4:11 PM
  
antonios
CReo que la mejor aportación que se puede hacer para profundizar en este tema es publicar ( no digo que sea secreto sino que no esta accesible) los debates entre los Pastores cuando se decidió imponer esta disciplina. Y cuál era su intencion o su problema cuando decidieron traer a concilio la posibilidad de imponer esta disciplina.

A posteriori podemos llenar de contenido la norma, pero quisiera saber cuál es el contenido que le daban los que la impusieron y los que se oponían a que fuese impuesta.

He leído sobre razones económicas o materiales para defender los bienes de la Iglesia de las "herencias" tambien he leido que en aquel concilio un monje (célibe por tanto) siendo llamado a dar su parecer por fama de santidad suplicaba que no se impusiese esa norma aventurando el grave riesgo para la salvación en que se iba a poner a muchos...como así a sido.. y yo no sé si todo ello es cierto.

sería interesante conocer cuáles fueron esos debates, eso sería una verdadera profundización en el tema. Qué contenido se le dió en aquel momento a la norma que se impuso en ¿concilio de Elvira?. Y si esas razones siguen vigentes. Si se decidió que sólo se ordenaría a personas célibes, o sea a monjes y ahora lo que se hace es ordenar a jóvenes celibes, pero sin un voto previo, sino con promesa que se hace durante la ordenación. Y eso no es lo mismo.

En fin estos estudios no los he encontrado en ningún sitio. sino libros con aportaciones como la de este post, que tiene su mérito, pero muchos son argumentos muy posteriores.
Los que impusieron la norma no pudieron utilizar algunos de esos argumentos. Otros, escriturísticos supongo que si. Por eso insisto en la importancia de conocer los razonamientos que se siguieron en su día.
10/11/08 12:46 PM
  
antonios
En este lugar (nada sospechoso) se habla del origen historico y apostólico del celibato:
Claro que es resumidísimo.

http://www.aceprensa.com/articulos/1996/sep/25/or-genes-hist-ricos-del-celibato-sacerdotal/

Es un item histórico.. dice que el celibato ha sido valorado y vivido desde tiempos apostólicos y al mismo tiempo se explica cómo la razon fundamental para que el II Concilio de Letrán (1139) imponga generalizándola, la ley del celibato es una razón fundamentalmente material.
En fin mejor leerlo todo. Pero curiosamente en los razonamientos actuales nunca sale a colación que la razon para obligar a todo clérigo por ley a no contraer matrimonio fue material no espiritual... con el argumento espiritual el celibato no estaba como ley obligatoria y generalizada.
La pregunta es si esa razón, para continuar con esta ley, sigue vigente.o la ley requiere una renovación y/o actualización.
10/11/08 7:22 PM
  
antonios
Otro detalle que quiero hacer resaltar es que en esos Concilios, en concreto en el de ELvira, se dá una doctrina más que discutible. Porque prohibir tener hijos en el matrimonio (a los sacerdotes) es un pecado contra el sacramento del matrimonio. y es facil imaginar qué mentalidad subsiste. para nosotros es algo reprobable.

En fin que de esto del celibato hay mucho que estudiar y no quedarse sólo con que es un gran valor que nos viene desde el tiempo de los apóstoles. y que aparece como tal en la Sagrada Escritura. No creo que eso lo discuta nadie.
10/11/08 7:31 PM
Antonios.

Te contesto brevemente porque con esto del postgrado ya no puedo entrar tan a menudo.

Si te fijas los argumentos que doy en el post ¿Cómo que no se pudieron haber utilizado en la época? ¿Cómo cual? –y enfatizo: del post. (porque es que todos me los he sacado de la Biblia).

No creo que el motivo haya sido el de las herencias, en primer lugar porque fuese casado la Iglesia no se heredaría porque no es patrimonio del sacerdote, y en segundo porque los sacerdotes célibes tienen el mismo derecho de dejar herencia que los casados.

Si quieres información sobre los concilios, hay en www.celibato.org. Puedes consultar por ejemplo la sección de lo que han dicho los concilios.

http://www.celibato.org/magisterio/concilios.htm

El concilio de Elvira fue solo un concilio Local, no se universalizó pero demuestra que ya en una época tan temprana lo estimado del celibato.
10/11/08 9:12 PM
  
antonios
Gracias por el detalle de contestar. No obstante no pretendía preguntarte nada sino lanzar unas preguntas al aire.

Con detenimiento verás que sí digo que los argumentos escriturísticos quizás si se tendrían en cuenta. No quería criticar tu post que, al contrario, alabo.

Pero hay que diferenciar entre el celibato por el Reino de los Cielos, que es una loable elección que, pienso, nadie discute y ahí está tu post recogiendo fundamentación bíblica; y otra la norma por la que se decide unir ordenación y promesa de celibato.

A raíz de este post me he puesto a rebuscar aquello que ya hace muchos años estudié en Historia de la Iglesia. y sí lo he encontrado, la razón por la que se decide imponer esa norma es:
"Fuera de los monasterios el celibato religioso tuvo su origen en el siglo IX con el reinado de Carlomagno. En principio fue una cuestión práctica y para impedir que los bienes y propiedades de los miembros eclesiásticos tuvieran ningún tipo de heredero por vía directa, es decir, los hijos y para evitar la partición de los territorios guardados por la Iglesia de Occidente. Carlomagno consiguió que la Iglesia se decantara por el celibato de todos sus miembros, desde el Papa hasta el último religioso del escalafón.

En 1123 el Concilio de Letrán hizo una reforma en cuyo Canon 3 hace insistencia en el estado civil de los sacerdotes:

Prohibimos absolutamente a los presbíteros, diáconos y subdiáconos la compañía de concubinas y esposas, y la cohabitación con otras mujeres fuera de... la madre, la hermana, la tía materna o paterna y otras semejantes, sobre las que no puede haber justa sospecha alguna."

Piensa que en la estructura feudal un Obispo era como un Señor propietario de su territorio. En fin no es cuestión de explicar aquí esa época...

Pues eso, que naturalmente hay que darle un contenido espiritual y sólo de este modo puede sobrellevarse. Pero la razón original por la que se decide imponer esta norma en occidente, está hoy superada. Posteriormente, y de inmediato se han unido los argumentos espirituales de la elección que hace el monje. Pero los argumentos escriturísticos-espirituales, no fundamentan unir ordenación y promesa de celibato.
En cuanto a la conveniencia actual de esa ley, es normal que haya diversidad de pareceres... Nada más. Un abrazo.

Si te parece bien no contestaré más, no quiero convertir esto en un pin pan. Espero que al menos, te haya iluminado conocer por qué se decide en la Iglesia occidental imponer esta norma, porque insisto, la razon primera de esta ley se hurta a menudo cuando se trata este tema.
11/11/08 11:08 AM
Antonios, puedes seguir escribiendo todo lo que quieras, no hay problema con eso.

11/11/08 5:59 PM
  
manuel torrero carrillo
Este debate no es nada nuevo.Mi aportación es una simple reflexión.Soy padre de 5 hijos y creo sencillamente que si fuera sacerdote no podría entregarme a los demás de la misma forma que lo haría uno célibe.El transporte, la salud, las academias, el deporte, la alimentación... de los hijos lleva muchísimo tiempo y luego vienen los nietos y..... los gastos los asumiría la comunidad.
No hace falta ser sacerdote para salvarse y entregarse a los demás y en la familia o el trabajo también nos quiere Dios.A lo mejor dejarían que de todo lo expuesto se encargara la mujer con lo que el avance parece un retroceso.
11/11/08 7:35 PM
  
Mikiroony
Petrus:

... Y si en vez de presbíteros se ordenan diáconos permanentes y dejamos de marear la perdiz? Conoces a algún DP que no esté contento con su ministerio?
12/11/08 10:04 AM
Un célibe se puede entregar a cualquier circunstancia que se presente, y un casado tiene que mirar por su propia familia.
Si se entrega a la Iglesia de Dios, lo mejor es dedicar todo su vigor a ella.
Es la mayor prueba de entrega, y también si tiene familia propia, estará entre dos juramentos de servir a la Iglesia como debe ser, es decir total y absolutamente; por otro lado tambien tiene a su familia, menoscabando así los intereses de la Iglesia.
Y esta sabe lo que hace, y solo su permanencia, aun en las circunstancias más malas ha mantenido su condición.
Y ahí está
Mudar con los tiempos, es depender de estos
Las palabras y la obra del Redentor son eternas, y solo en casos de una ineludible necesidad, podrían no vulnerarse, sino adaptarse para volver de nuevo e inmediato a la ortodoxia.
Bueno mal escrito pero creo que se entiende.
Y si no me explico mejor (si sé)
En Cristo
Rafael.
19/11/08 1:00 PM
  
Jose Maria
Comprendo que los cristianos que habeis tenido una vida recta tengais dificultades para la inmediata comunión con San Pablo. Pero así es, tal y com el dice. Los que por la Gracia de Dios hemos sido rescatados del "infierno" sabemos de la división. El matrimonio pertenece al mundo del "Ego". Dios nos habla con claridad a traves de San Pablo en Corintos 7. Tras la Cruz, esta el Reino de Dios.
21/11/08 6:36 PM
  
edelwais
no sé cómo hacer amistad con sacerdotes ortodoxos entre 50 y 60 años. Soy licenciada en Lengua y Literatura y también en teología
26/12/08 8:51 PM
  
edelwais
Bueno, ya veo que nadie me contesta nunca. También podría hacer amistad con un sacerdote católico pero secularizado. Soy católica.
26/12/08 8:55 PM
  
edelwais
a qué chat debería dirigirme ?
26/12/08 8:57 PM
Hola edelwais

No te había contestado porque no me había dado cuenta que habías escrito aquí (Este tema ya tenía tiempo y generalmente se comentan los post recientes y los antiguos los cierro).

La verdad no se como puedes establecer amistad con sacerdotes ortodoxos de esa edad, porque no conozco ninguno, y no me atrevo a recomendarte ninguna sala de Chat.
27/12/08 2:36 PM
  
monica
necesito saber porque tenemos que rezar a la virgen y santos si dios dijo que es el unico intermediario con dios, porque los evangelicos dicen que vamos a resucitar en la nueva venida de jesus y los catolicos dicen que apenas morimos resucitamos.porque resamos o adoramos imagenes si dios cuando le dio las tablas a moises dijo no idolatrar imagenes
08/06/09 2:33 PM
Mónica, si lees el título del epígrafe, este trata de las objeciones sobre el celibato sacerdotal, pero ahora que lo mencionas, en el blog no he publicado nada de la comunión de los santos. Bien puedes esperar a que lo haga o ir a apologeticacatolica.org donde hay una serie de estudios dedicados a responder puntualmente lo que preguntas.
08/06/09 2:36 PM
  
José Antonio
Referente al Padre Alberto

Este es un comentario personal, no de la Iglesia Católica, pero tomando en cuenta además de citas bíblicas, aspectos que a veces pasamos por alto y tal vez en alguna ocasión hasta criticamos sin reparar en algunos detalles.

Tal vez en este caso del Padre Alberto no se critique directamente a él, pues todos somos pecadores - Sal 51(50), 7-, sino que se cuestiona el por qué la Iglesia Católica no permite casarse a los sacerdotes.

Hay muchas cosas que se tienen que tomar en cuenta antes de hacer este cuestionamiento.
Habría que pensar antes que pasaría si se les permitiera casarse a los sacerdotes, es decir si no habría más problemas en la Iglesia de los que se dan como en este caso, pues en estos tiempos cuántos son los matrimonios “ejemplares”. Sin señalamientos pero sabemos de las situaciones o problemas que se presentan en la vida matrimonial. Además de las infidelidades que a veces se dan, hay muchos problemas que se presentan entre los casados, incluyendo lo económico.

Bueno, y los hijos que tuvieran también los tendría que mantener la Iglesia ¿?, tanto en la educación como en los demás gastos de salud, etc… Pero no son solo los hijos sino entre los cónyuges, todos los problemas que se dan, tendrían que vivir aparte lógicamente, etc.

El solo hecho de mantener un matrimonio es una gran tarea, si se quiere tener un matrimonio “como Dios manda”. Es una vocación.

Lo más seguro es que en vez de evitar problemas como en este caso se este añadiendo más problemas si tal vez los sacerdotes no fueran un ejemplo en su vida matrimonial. Por eso es que el Sacerdocio Ministerial es otra vocación.

Pero tomemos en cuenta la Biblia, Palabra de Dios, y veamos algunas citas bíblicas:

Mt 19, 12
Porque hay eunucos que nacieron así
del vientre de su madre, los hay que fueron hechos eunucos por los
hombres y los hay que a sí mismos se hicieron tales por el reino de
Dios. ¡El que sea capaz de hacer esto que lo haga!».

Mt 8, 21-22
Otro de sus discípulos le dijo: "Señor, deja que me
vaya y pueda primero enterrar a mi padre." 22 Jesús le contestó:
"Sígueme y deja que los muertos entierren a sus muertos."

Mc 1, 16-20
Mientras Jesús pasaba por la orilla del mar de
Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban las redes en
el mar, pues eran pescadores. 17 Jesús les dijo: "Síganme y yo los
haré pescadores de hombres." 18 Y de inmediato dejaron
sus redes y le siguieron.
19 Un poco más allá Jesús vio a Santiago, hijo de Zebedeo, con su
hermano Juan, que estaban en su barca arreglando las redes.
20 Jesús también los llamó, y ellos, dejando a su padre Zebedeo
en la barca con los ayudantes, lo siguieron.

Los que siguen a Jesús como los sacerdotes, tienen que dejarlo todo. Hasta su propia familia.
Además no sé qué tantas mujeres estarían dispuestas a casarse con un sacerdote si consideraran los requerimientos que pide Jesús:

Mc 8, 34-35
EL QUE QUIERA SEGUIRME, TOME SU CRUZ
34 Luego Jesús llamó a sus discípulos y a
toda la gente y les dijo: "El que quiera seguirme, que renuncie a sí
mismo, tome su cruz y me siga. 35 Pues el que quiera
asegurar su vida la perderá, y el que sacrifique su vida (por mí y) por
el Evangelio, la salvará.

Mt 10, 17-39
LOS TESTIGOS DE JESÚS SERÁN PERSEGUIDOS
17 ¡Cuídense de los hombres! A ustedes los
arrastrarán ante sus consejos, y los azotarán en sus sinagogas.
18 Ustedes incluso serán llevados ante gobernantes y reyes
por causa mía, y tendrán que dar testimonio ante ellos y los
pueblos paganos.
19 Cuando sean arrestados, no se preocupen por
lo que van a decir, ni cómo han de hablar. Llegado ese momento, se
les comunicará lo que tengan que decir. 20 Pues no serán
ustedes los que hablarán, sino el Espíritu de su Padre el que hablará
en ustedes.
21 Un hermano denunciará a su hermano para que lo maten, y
el padre a su hijo, y los hijos se sublevarán contra sus padres y los
matarán. 22 Ustedes serán odiados por todos por causa mía,
pero el que se mantenga firme hasta el fin, se salvará.
23 Cuando los persigan en una ciudad, huyan a
otra. En verdad les digo: no terminarán de recorrer todas las
ciudades de Israel antes de que venga el Hijo del Hombre.
34 No piensen que he venido a traer paz a la tierra;
no he venido a traer paz, sino espada. 35 Pues he venido
a enfrentar al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la
nuera contra su suegra. 36 Cada cual verá a sus familiares volverse
enemigos.
37 El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno
de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.
38 El que no carga con su cruz y viene detrás de mí, no es digno
de mí. 39 El que vive su vida para sí, la perderá, y el que sacrifique
su vida por mi causa, la hallará.

Mc 6, 7-12
JESÚS ENVÍA A LOS DOCE
Jesús recorría todos los pueblos de los alrededores enseñando.
7 Llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos,
dándoles poder sobre los espíritus malos. 8 Les ordenó que
no llevaran nada para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni
morral, ni dinero; 9 que llevaran calzado corriente y un solo
manto.
10 Y les decía: "Quédense en la primera casa en que les den
alojamiento, hasta que se vayan de ese sitio. 11 Y si en algún lugar
no los reciben ni los escuchan, no se alejen de allí sin haber sacudido
el polvo de sus pies: con esto darán testimonio contra ellos."
12 Fueron, pues, a predicar, invitando a la conversión.

Lc 10, 1
1 Después de esto, el Señor eligió a otros
setenta y dos discípulos y los envió de dos, en dos delante de él, a
todas las ciudades y lugares adonde debía ir. 2 Les dijo: "La
cosecha es abundante, pero los obreros son pocos. Rueguen,
pues, al dueño de la cosecha que envíe obreros a su cosecha.
3 Vayan, pero sepan que los envío como corderos en medio
de lobos. 4 No lleven monedero, ni bolsón, ni sandalias, ni se
detengan a visitar a conocidos.
5 Al entrar en cualquier casa, bendíganla antes diciendo: La
paz sea en esta casa. 6 Si en ella vive un hombre de paz, recibirá la
paz que ustedes le traen; de lo contrario, la bendición volverá a
ustedes. 7 Mientras se queden en esa casa, coman y beban lo
que les ofrezcan, porque el obrero merece su salario.
8 No vayan de casa en casa. Cuando entren en una ciudad y sean
bien recibidos, coman lo que les sirvan, 9 sanen a los
enfermos y digan a su gente: El Reino de Dios ha venido a ustedes.
10 Pero si entran en una ciudad y no quieren recibirles, vayan a sus
plazas y digan: 11 Nos sacudimos y les dejamos hasta el polvo de
su ciudad que se ha pegado a nuestros pies. Con todo, sépanlo bien:
el Reino de Dios ha venido a ustedes.


En realidad estaría dispuesta una mujer a estos requerimientos que pide Jesús.
En los evangelios se menciona que Jesús sanó a la suegra de Pedro, pero no se menciona nada más al respecto. No se sabe si era casado y dejó a la esposa, que es lo que se supone según lo que implica el llamado de Jesús.

San Pablo menciona algo que toma en cuenta la Iglesia sobre esto:

1 Cor 7, 1
LA CONTINENCIA EN EL MATRIMONIO
1 Ustedes me han escrito sobre varios puntos: es
algo excelente que un hombre no toque mujer alguna. 2 Pero no
ignoren las exigencias del sexo; por eso, que cada hombre tenga su
esposa y cada mujer su marido. 3 El marido cumpla con sus
deberes de esposo y lo mismo la esposa. 4 La esposa no
dispone de su cuerpo, sino el marido. Igualmente el marido no
dispone de su cuerpo, sino la esposa.
5 No se nieguen ese derecho el uno al otro, a no ser que lo decidan
juntos, y por cierto tiempo, con el fin de dedicarse más a la oración.
Después vuelvan a estar juntos, no sea que caigan en las trampas de
Satanás por no saberse dominar.
6 Lo que les digo es a modo de consejo, no estoy dando órdenes.
7 Me gustaría que todos fueran como yo; pero cada uno
recibe de Dios su propia gracia, unos de una manera y otros de otra.
8 A los solteros y a las viudas les digo que estaría bien que se
quedaran como yo. 9 Pero si no logran contenerse, que se
casen, pues más vale casarse que estar quemándose por dentro.



Lc 14, 25
LO QUE CUESTA SEGUIR A JESÚS
25 Caminaba con Jesús un gran gentío. Se
volvió hacia ellos y les dijo: 26 "Si alguno quiere venir a mí y
no se desprende de su padre y madre, de su mujer e hijos, de sus
hermanos y hermanas, e incluso de su propia persona, no puede
ser discípulo mío. 27 El que no carga con su propia cruz para
seguirme luego, no puede ser discípulo mío.
28 Cuando uno de ustedes quiere construir una casa en el
campo, ¿no comienza por sentarse y hacer las cuentas, para ver si
tiene para terminarla? 29 Porque si pone los cimientos y después
no puede acabar la obra, todos los que lo vean se burlarán de él,
30 diciendo: ¡Ese hombre comenzó a edificar y no fue capaz de
terminar!
31 Y cuando un rey parte a pelear contra otro rey, ¿no se sienta
antes para pensarlo bien? ¿Podrá con sus diez mil hombres hacer
frente al otro que viene contra él con veinte mil? 32 Y si no puede,
envía mensajeros mientras el otro está aún lejos para llegar a un
arreglo. 33 Esto vale para ustedes: el que no renuncia a todo lo
que tiene, no podrá ser discípulo mío.

Por eso dijo Jesús que los que si uno va a construir una casa debe planificar primero. Si bien no vamos a juzgar a nadie, pero es lo que estipula la Iglesia Católica para ser sacerdote y tiene autoridad para hacerlo:

Lc 10, 16
Quien les escucha a ustedes, me escucha a mí; quien les
rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza a mí, rechaza
al que me ha enviado."


19/06/09 2:46 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.