Por qué debemos proteger a nuestros hijos de la pornografía


Recientemente leí un artículo de Jonathon Van Maren por el el portal de noticias católico Life Site News que comentaba sobre la común actitud despreocupada de algunos padres al saber que sus hijos consumen pornografía, y lo he querido compartir con ustedes porque comparto prácticamente todo lo que dice. Y digo prácticamente todo porque él afirma que la pornografía violenta debería ser prohibida e ilegalizada, y a diferencia de él yo opino que toda la pornografía es un acto de violencia y explotación y por tanto toda debería ser ilegalizada.

Sin más preámbulo, les comparto mi traducción:

Durante las últimas semanas en los Países Bajos, he dado varias conferencias sobre el aborto, la pornografía y otros aspectos de las guerras culturales. En un evento, expliqué cómo la pornografía ha transformado en gran medida la sexualidad entre los jóvenes, especialmente en relación con el comportamiento sexual violento que ahora se ha incrementado. Un caballero de mediana edad objetó enérgicamente, señalando que tenía 2 hijos, que probablemente miraban pornografía y que estaba seguro de que nunca le harían nada horrible a una niña. Después de todo, señaló, ¿no todas las personas tienen los medios para discernir entre la fantasía y la realidad?

Respondí señalando una serie de problemas con su pregunta. En primer lugar, si la pornografía ha provocado que enormes cantidades de jóvenes fantaseen con la violencia sexual, ¿no es eso un problema en sí mismo? ¿No es también cierto que tenemos un solo cerebro y que no tenemos un cerebro separado para cortejar con la fantasía? Y finalmente: ver pornografía violenta es participar en violencia sexual. En una película cuando alguien recibe una paliza o un disparo, en realidad no recibió una paliza o un disparo. Pero en una película porno cuando una chica es asfixiada, abofeteada y maltratada, esa es una chica de verdad que es asfixiada, abofeteada y abusada.

El último punto que hice fue el siguiente: la razón por la que la pornografía ha sido tan venenosa es que ha incorporado la violencia sexual. Ha introducido asfixia, bofetadas, sadismo y masoquismo en nuestra cultura sexual no como una fantasía extraña, sino como algo normal en el que las personas pueden participar, independientemente de quién resulte herido. Es por eso que Fifty Shades of Grey vendió 100 millones de copias, mientras que los grupos de mujeres protestaron que estas «fantasías» iban a reflejar en que más mujeres resultaran gravemente heridas. Los depredadores sexuales ahora usan estas historias pornográficas como excusas para su comportamiento.

Para dar uno de los muchos ejemplos, vuelvo un momento a Australia, donde Plan Australia y Our Watch publicaron una encuesta encargada a Ipsos. Titulado «No me envíen esa foto», el informe de la encuesta fue el resultado de recopilar respuestas de niñas de 15 a 19 años en todos los estados y territorios de Australia. La encuesta indicó sin rodeos que el abuso y el acoso sexual, especialmente en línea, ahora eran «endémicos», y según Melinda Tankard Reist, que escribió para ABC News Australia, «el acoso y la intimidación sexual son parte de la vida diaria de muchas niñas. Los jóvenes hablan cada vez más sobre cómo estas prácticas tienen vínculos con la pornografía, y así deberían hacerlo, porque tienen más que perder».

Además de eso, Reist señaló que «la pornografía es moldear y condicionar las conductas y actitudes sexuales de los niños y las niñas, saturándolos de pornografía». También describió su propia interacción con los estudiantes y las experiencias reflejan la mía: «Mi propio compromiso con las mujeres jóvenes en los últimos años en las escuelas de Australia confirma que estamos realizando un experimento pornográfico con personas jóvenes, un asalto a su desarrollo sexual saludable». Aquellos que dudan de que esta sea la razón. El caso, continuó, simplemente debería preguntar a las niñas que se ven obligadas a vivir en este mundo: «Las niñas y mujeres jóvenes describen a los niños que las presionan para que hagan actos inspirados en la pornografía que consumen habitualmente. Las chicas dicen que se espera que aguanten las cosas que no disfrutan».

Cuando le preguntó a las niñas acerca de sus experiencias sexuales, Reist escribe, ellas le respondieron en términos de si el hombre lo disfrutaba. «Al crecer en un paisaje pornificado», observó, «las niñas aprenden que son estaciones de servicio para la satisfacción y el placer de los hombres». Cuando se les preguntó cómo sabían las chicas si le gustaban a un niño, una adolescente respondió que un indicador clave era si el niño aún quería hablar después de que la niña le proporcionara sexo. Se sabe que los chicos de secundaria prometen un beso a cambio de actos sexuales: «se espera que las chicas proporcionen actos sexuales por muestras de afecto». Las chicas también informaron que las solicitudes de fotos de desnudos son prácticamente omnipresentes, y que a menudo simplemente no saben cómo hacerlo. Los chicos, por su parte, intercambian las imágenes y las utilizan para humillar a las niñas.

No es sorprendente que las chicas jóvenes también estén preguntando sobre las llamadas prácticas BDSM. «Muchos de ellos habían visto 50 sombras de Grey», escribe Reist, agregando:

Preguntan: si él quiere pegarme, atarme y acosarme, ¿significa eso que me quiere? Las niñas están aguantando comportamientos degradantes e irrespetuosos y, por lo tanto, internalizan los mensajes de la pornografía sobre su papel desdeñoso. Conozco a chicas que describieron estar a tientas en el patio de la escuela, me dicen que los niños actúan como si tuvieran derecho a los cuerpos de las niñas. 

Las niñas saben que las están comparando con las estrellas porno, y como resultado, las solicitudes de cirugía estética para genitales femeninos se han triplicado en los últimos 10 años para las mujeres menores de 24 años.

Reist luego cita al director de un centro para víctimas de violencia doméstica que opera en la Costa de Oro, y señaló que las «lesiones relacionadas con la pornografía» incluso en las niñas muy jóvenes se estaban disparando dramáticamente:

En los últimos años, hemos tenido un gran aumento en las violaciones por parte de una pareja íntima de mujeres de 14 a 80 años o más. El mayor denominador común es el consumo de pornografía por parte del infractor. Dado que los delincuentes no pueden diferenciar entre la fantasía y la realidad, creen que las mujeres están «preparadas» las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y le atribuyen el mito de que «no significa sí», ajeno a las lesiones causadas y nunca ha considerado el consentimiento. Hemos visto un gran aumento en la privación de libertad, lesiones físicas, tortura, drogadicción, filmación y compartir imágenes sin consentimiento.

La evidencia de que la pornografía está devastando las mentes de los jóvenes en todo el mundo es cada vez más imposible de negar. En Australia, una investigación del Senado está reuniendo evidencia del impacto de la pornografía en los jóvenes, y recientemente se realizó un simposio sobre el tema. La profesora emérita Freda Briggs señaló recientemente que la pornografía está convirtiendo a los niños en «depredadores sexuales imitadores» y que las tasas de niños que abusan de niñas han subido astronómicamente en los últimos años. Tal vez aún más sorprendentemente, la Sociedad Psicológica de Australia ha estimado que los adolescentes varones cometen alrededor del 20% de las violaciones de mujeres adultas, y un total de 30% a 50% de las agresiones sexuales en los niños. El impacto que esto tiene en las vidas involucradas es devastador y de por vida.

El informe de la encuesta concluye con un consejo directo y muy necesario de Josie, de 18 años:

Necesitamos algún tipo de represión contra la pornografía violenta que actualmente es accesible para niños y hombres. Esta pornografía violenta debe ser ilegal de hacer o ver en Australia, ya que claramente tenemos un problema con la violencia y los niños están viendo mucha pornografía que puede ser muy violenta. Esto está influenciando las actitudes de los hombres hacia las mujeres y lo que creen que es aceptable. La pornografía violenta se está infiltrando en las relaciones australianas.

Y eso es lo que quiero decir cuando digo que la pornografía ha incorporado la violencia sexual: lo ha hecho normal. Se espera que las niñas acepten el abuso sexual, se espera que los hombres lo cometan, y la pornografía está impulsando la demanda.

Otro joven padre se acercó a mí al final de la conferencia para obtener más información. Tenía varios hijos y quería saber cuán preocupado debería estar por la pornografía. Le pregunté si tenía una hija y él dijo que sí. Le pregunté si se sentiría cómodo permitiéndole salir a una cita, solo, con un joven que regularmente mira pornografía que ahora es común entre los hombres jóvenes. Él se estremeció físicamente, pero eso es lo que se reduce a: niñas y mujeres que tienen que caminar por un paisaje donde los jóvenes se han criado en la pornografía, lo que habría sido difícil para nuestros padres encontrar e imposible de imaginar para muchos de nuestros abuelos.

La pornografía está destruyendo las relaciones y la sexualidad saludable, y le debemos a las generaciones venideras el solucionar esto, lo que probablemente signifique prohibir por completo el acceso a la pornografía violenta. 

14 comentarios

  
Chico
Esto es porque esos no viven en catolico ósea, como bestias, aunque se me este mal el escribirlo. Pero digo la pura verdad.
07/04/19 6:40 PM
  
José Luis (OFS)
Años atrás entrando en una librería, en un mostrador había revistas y periódicos a la vista de todo, un niño que iba con su madre, ella no se dio cuenta, cuando el niño se queda como petrificado, cuando ve una revista sucia, enseguida le alejé de allí, y me parece que tapé la revista con uno de los periódicos.

El Señor castigará a los culpables que de cualquier manera provoque escándalo. Los escandalosos, inmorales tienen su parte en el lago de fuego y azufre.
07/04/19 7:09 PM
  
maru
Madre mia, qué mundo.estamos sufriendo!Compadezco a padres con.hijos menores y también a las niñas que sufren.estas perversidades.
07/04/19 8:15 PM
  
Jaime Z
Conozco más de un caso de padres que pensaban que sus hijos podían tener tendencias homosexuales, y que se han alegrado al saber que su hijo consumía pornografía ya que ello indicaba que no era homosexuales.
08/04/19 9:27 AM
  
ms

Para mi desolación cuando estoy con mi hija pequeña en el parque veo a las adolescentes vestidas de modo absolutamente inadecuado y con un comportamiento absolutamente machista, retrógrado, sumiso y diría que imbécil. ¿cómo hemos llegado hasta aquí? Debemos enseñar a nuestros hijos a valorarse por sí mismos como persona valiosa a ojos de Dios. Estas niñas son preciosas a los ojos de Dios, únicas. Ellas no necesitan vestirse como fulanas. Hay que enseñar que para ser respetada lo primero es vestirse de forma que demuestre a todos que no es un cacho de carne, que puede ser guapa y vestirse guapa sin enseñar todo el repertorio, enseñar la importancia del decoro, como forma de respeto. Y enseñarles que Dios le mostrará la persona adecuada para ella cuando llegue el momento. Y que no... que huyan de los que las quieren utilizar porque ellas no son un objeto, este es el empoderamiento positivo no todo ese supuesto feminismo retrógrado que hay ahora.
08/04/19 10:07 AM
  
Soledad
Aquí se habla de manera reiterativa de pornografia violenta, pero la"no violenta" abre paso a esta. Pienso que no deja de ser no solo pecado, sino tb adicción.mayor dosis para igual efecto.,en algunos casos.
Por otro lado deforman todo lo que conlleva el amor humano bien entendido y la dimensión sexual. Vaya es como si viésemos a dos gatos cópulando en la calle, con la diferencia que en ellos es natural, en nosotros una degradación moral.

Después está el papel de los padres y el ejemplo.A mi no me entra en la cabeza que estas niñas y mujeres pasen por estas situaciones, libremente, tan degradantes, si ha recibido buena educación y el ejemplo de sus padres. Te puede coaccionar el grupo, pero todos hemos recibido algunas presiones en la adolescencia, los amigos pesaban más que los padres. Hay que educar para decir no.
Parte del problema esta en el ámbito familiar. Voy a contar dos hechos verídicos. Uno me sucedió ami, otro a una compañera.
Estoy en casa de una compañera de trabajo, madre de dos hijos, casada. Como tardaba Le pregunto si puedo poner la tele. Conecto. El grito que pegue debió de oírse en diez kilómetros ala redonda. Me explico
Mi amiga trabaja en un Servicio de Urgencias. Acude un niño de catorce años casi en coma etílico. Cuando aparece su padre la frase es:"Xa eres un home". Sin comentarios.Para algunos padres esto es normal, y se de lo que hablo.
Parte de todo esto está en ámbito familiar, a veces, hipersexualizado, igual que el ambiente. Y una falta de formación de los padres.

Yo creo que la solución más eficaz está en la familia.Acoge,enseña,protege,pero ahora está muy deteriorada.
08/04/19 12:09 PM
  
jose 2 catolico y español
Querido José Miguel:
Cuanto más tarde se conozca la pornografía, mejor para la unidad de vida; y si no se conociera, pues mucho mejor.
Hay que luchar por la santa pureza e imitar el modelo de la Sagrada Familia.
Y duro con martillo pilón y a no bajar la guardia en la lucha contra la pérdida de la inocencia.
In Domino.
08/04/19 9:21 PM
  
Horacio Castro
Estimado José Miguel Arráiz. Obviamente el autor del artículo originario rechaza la pornografía violenta o que represente placer por la degradación de la pareja sexual. Él consultó para su artículo a chicas dispuestas a mantener relaciones sexuales acompañadas por atracción afectiva.
14/04/19 9:16 PM
  
Hortensia Pithod
La educación sexual integral que impone el Nuevo Orden Mundial participa de este problema. Se escinde amor y sexualidad. LA SEXUALIDAD HUMANA ESTÁ AL SERVICIO DEL PLACER. Y, la realidad es que el orden verdadero, es al revés . Porque la persona humana es cuerpo y alma. Y cuando el alma ( entrega de uno al otro total ) se cumple, entonces el cuerpo goza de manera plena. Porque se entrega, a través de la materia, el espíritu humano.
Por eso el verdadero amor necesita la fidelidad.
20/04/19 1:01 PM
  
Jorge Cantu
"El último punto que hice fue el siguiente: la razón por la que la pornografía ha sido tan venenosa es que ha incorporado la violencia sexual."

La pornografía es venenosa, perversa y perjudicial "per se", no sólo porque incorpore violencia o humillación social.
21/04/19 3:27 AM
  
kerin
Y cuando van a publicar algo sobre como proteger a los ninos del abuso sexual? Es que ultimente he escuchado de muchos padre acusado de violacion a menores---- EDITADO: Al tema-----


------------------
JM: El tema de los abusos sexuales ya lo he tratado en el blog.

Pero lo que no tiene sentido es que desvie el tema por esos derroteros, ya que eso es síntoma de insuficiencia argumentativa.

Sucede mucho que si alguien no tiene argumentos en algo, suele evadir con lo que se conoce como falacia "tu quoque". Es como que si yo dijese "Está mal cometer asesinatos" y respondan "pero y cuando van a hablar de los curas pedófilos...".

Dele mejor uso a sus neuronas, no se subestime, puede hacerlo mejor, seguro que sí.
28/04/19 6:09 PM
  
kerin
La porno grafia solo es algo normal en estos tiempo. Al igual que cualquier pelicula todos sabes que ellos son actores y que esas cosas no se deven intentar en casa. Es muy dramatico de tu parte pensar de que algo como la pornografia puede ser extremandamente danino. Es mejor que mire pornografia a que violen ninos y que luego sen incubierto.


--------------------
JM: Su nivel de argumentación es tan pobre, que creo que no vale la pena ni contestarle. Cae de bruces en una falacia de dialéctica de los contrarios, con un argumento del estilo: es mejor que alguien robe a que mate. Pero habría que preguntarse si no sería mejor evidentemente no hacer ni lo uno ni lo otro.

Claro que está mal abusar de niños, pero precisamente puede ocurrir que quienes abusan de niños se sientan impulsados a hacerlo por consumir contenidos pornográficos.

Pareciera que su ardiante defensa de la pornografía se debe a que usted es un ávido consumidor de este tipo de contenidos, se entiende que no firme con su nombre y apellido sino desde el anonimato.
28/04/19 6:13 PM
  
Mª Virginia
Yendo un poco más atrás...¿cómo luchar eficazmente contra la pornografía, en una sociedad presuntamente católica que ya no se atreve a predicar decididamente la virtud del pudor y de la castidad? Si estos temas resultan "vergonzosos" a sacerdotes y catequistas, sólo quedan prohibiciones civiles, pero no estamos yendo al fondo de la cuestión.
Por supuesto, concuerdo con vos, José Miguel, en que toda pornografía per se, constituye violencia.
02/06/19 7:07 PM
  
Juana de Arco
Toda la pornografía es diabólica. Toda! Ante todo, es pecado grave, pecado mortal. En materia de castidad, no hay materia leve! La Santísima Virgen nos lo vino a recordar, los pecados de la carne, son los que más almas llevan al infierno. Conozco de cerca un triste caso de una muchacha, hija de una muy buena amiga, cuyo matrimonio acabó en divorcio y anulación porque su esposo era adicto a la pornografía y ella lo ignoraba cuando se casó con él. Su vida matrimonial fue un calvario. Quedan ahora una joven esposa y tres hijitos, abandonados. Es la causa número 1 de divorcios en USA!
19/08/19 1:51 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.