Nuevo libro de apologética: Quienes son Realmente los mormones

Quiénes son realmente los mormonesHoy quiero recomendarles un libro que ha sido recientemente publicado. Me refiero a “Quienes son Realmente los mormones”. Respuestas católicas a sus creencias y prácticas”, escrito por la ex mormona Yasmín Oré. En él nos presenta un estudio teológico para el conocimiento profundo de sus doctrinas y facilita al lector católico, una serie de argumentos apologéticos para saber responder a cualquier miembro o misionero mormón en diálogos o debates surgidos en sus visitas proselitistas.

También nos presenta información importante de la secta sobre su influencia social en el mundo, datos estadísticos, otras sectas surgidas del mormonismo original, así como una serie de consejos para relacionarse o tratar con todo tipo de mormones (familia, amigos, parejas, etc.)

Un apartado especial esta dedicado a la relación del Mormonismo y la Masonería a través de sus templos, ritos, símbolos, prendas y primeros líderes mormones que pertenecieron a dicha sociedad secreta. Esta información es poco conocida entre los católicos.

En la segunda parte del libro, Yasmin Oré nos cuenta propiamente su testimonio de conversión en primera persona y las razones que la llevaron nuevamente a regresar a la Iglesia Católica. A su vez nos ofrece información detallada de las costumbres, pensamiento y hábitos mormones que sólo un miembro que ha estado dentro puede conocer.

El libro ha sido publicado por la editorial católica española SEKOTIA y se puede adquirir en librerías religiosas de España aunque también se puede pedir en Latinoamérica a través de ciertas librerías como San Pablo o Paulinas para que sea enviada en algunas semanas a las mismas, dando los siguientes datos:

Otra modalidad de compra fuera de España es pedirlo a través de Amazon:

Quienes son realmente los mormones - Amazon

Sinopsis:

El mormonismo es uno de los credos más enigmáticos que existen hoy en día y que ha sabido expandirse con mayor rapidez en los últimos tiempos debido a la acción proselitista que realizan en distintos países del mundo. Sus misioneros y misioneras trabajan a tiempo completo intentando captar más adeptos para lo que ellos llaman la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días. Construyen capillas y templos lujosos e imponentes por doquier y en tiempo récord. Todas estas labores son financiadas con grandes sumas de dinero provenientes de sus mismos miembros a través del diezmo, así como de empresas multimillonarias que ellos mismos administran.

Los mormones se jactan de promover los valores familiares más que ninguna otra creencia. Sin embargo, su pasado polígamo le hace reflexionar a más de uno que conoce de ello. También, su relación con la masonería y sus ritos secretos han causado gran controversia y cuestionamientos por parte de la Iglesia Católica y de otras denominaciones cristianas.

11 comentarios

  
Padre Federico
La secta mormona es politeísta.
15/01/18 9:35 AM
  
maru
Si es que los mormones no tienen nada que ver con la Iglesia de Cristo, que es la Católica, la de los Apóstoles a quienes Cristo se la encomendó. Todas las demás , serán iglesias, pero no de Jesucristo.
15/01/18 10:00 AM
  
Carlos de Mexico
Por lo que he sabido de ellos, mas que una religión es un gran negocio.
16/01/18 1:04 AM
  
Joao
Buenas buenas, no tiene que ver con el tema pero quería hacer una pregunta y luego de estar leyendo su blog creo que podrá darme un respuesta satisfactoria. Estuve viendo vídeos de gente que vive en Japón ,y, en uno, un youtuber se puso ha hablar del sintonismo, él no era ciertamente un experto en ese tema pero dijo algo interesante, al menos a mi me pareció así, ahí va:

Un sacerdote se pone a conversar con un japonés para intentar convertirlo al catolicismo... El japonés le hace una pregunta: ¿Cómo puedo estar yo feliz en el cielo sabiendo que mi vecino (pecador) irá al infierno al morir (y estará allí por siempre)?. Acto seguido el sacerdote se fue, o así recuerdo el cuento.

¿Cómo respondería Ud. a está cuestión?

Saludos.
16/01/18 5:14 AM
  
Ictus
Excelente post!!! Se necesitan libros de apologetica bíblica contra las sectas es un buen camino para evitar que muchos abandonen la fe. Europa está muy mal en la fe y los últimos números que tenemos de Latinoamérica son decepcionantes es hora de dar a la apologetica el lugar que se merece. No solo informar también refutar!!!!

Bendiciones
17/01/18 7:24 AM
  
karl
iGLESIA= EKKLESIA= ASAMBLEA.
CONVOCADA POR DIOS. REUNIDA POR ÉL.
Si no la fundó Dios, no es iglesia.
Pasa a ser una congregación con pretensiones religiosas y ambiciones de superación personal = Negocio.
Negocio sucio, grado 33. Compran la fe de los ignorantes., que obviamente se la dejan comprar y la pagan caro. Como toda la masonería politeista disfrazada. Secuaces luciferinos de Baphomet. Engendritos del gnosticismo, nietecitos de la nueva era. Polígamos politeistas pusilánimes.
Como dice mi amigo, el padre Abelardo: "Lo que está flojo, que se caiga"
A los católicos que huyen a otras sectas: No han entendido nada; empezando por su ignorancia Bíblica de proporciones Bíblicas.
Finalmente todas las sectas protestantes seudocristianas están repletas de católicos ignorantes. La verdad no es para todos; como los que abandonaron a Jesús porque les parecía caníbal: Jn 6, 60-66.
17/01/18 5:14 PM
  
Luis López
Joao, si me permite D. José Miguel, le respondo: el Cielo es el lugar (o el estado, como se dice hoy) de la plena felicidad del hombre, y precisamente por eso, allí se produce una absoluta identidad de nuestro ser con la perfección de la acción divina. Incluida su misericordia y su justicia, infinitamente perfectas.

Lo más curioso es que también los condenados comprenderán que, aún en el inimaginable sufrimiento de estar apartados eternamente de Dios, han sido objeto no sólo de su juicio justo sino también de su inmensa misericordia, pues serán conscientes de que lo que se merecían por su maldad sin duda era bastante más gravoso que lo que están padeciendo. Pero aun conocedores de eso, no les quedará ninguna posibilidad de agradecimiento, sino sólo de odio y maldición. Eternamente.

Por supuesto, como otros misterios de nuestra fe, es imposible entender en este mundo con precisión todo esto que le he referido; todo lo vemos borroso...por ahora...pero tenemos la certeza de la fe de que será así, como lo he expuesto.

Negar el infierno porque ahora no lo entendamos con claridad -como hacen las sectas milenaristas tipo Testigos de Jehová o Mormones- es un camino fácil pero erróneo, contrario a la Palabra de Dios.
18/01/18 11:23 AM
  
Martinna
Joao,
El japonés del cuento tampoco será feliz en toda su vida sintoísta hasta que se muera, si para serlo le preocupa su vecino y las penas de tantos hijos de vecinos... No sé qué dirá el sintoísmo sobre eso.
El sacerdote se fue no porque no tenga respuesta adecuada, sino porque, así a bote pronto, es perder el tiempo, primero hay que orar mucho por la gente y pedir a Dios que abra su mente y su corazón a recibirle. En un pedregal tan seco no se puede arar de inmediato, hay que pedir al Señor que prepare el terreno para que la semilla pueda crecer.
A veces me viene un pensamiento que dejo de lado para no confundirme. Es que Dios se revela a cada uno que llama a su reino según su singularidad... Quiero decir que en el entorno del Mediterraneo se nos muestra hablandonos de vides, ovejas, y demás. Pero si hubiera nacido Jesús en el Polo Norte las parábolas serían sobre focas, renos, icebergs.
Así que al Japonés del sintoísmo se le acercará como precise para ser como Dios quiera que sea.
Así que no lo pienso, rezo y pido a Dios por todos para que le conozcan muchos.
18/01/18 2:45 PM
  
Jorge Cantu
Joao:

Dice Nuestro Señor Jesucristo: "El que ama a su padre o a su madre más que a Mí no es digno de Mí". Mateo 10,37.

Si el vecino del personaje del cuento es tan malo como para irse al Infierno, es inexplicable que alguien considere justo, rescatable y hasta caritativo, desear que alguien así de malvado (si no se arrepiente de corazón) y por más cariño que sintamos por él/ella, sea acogido y premiado con la Gloria Eterna por nuestro Dios que es Santísimo.

Doy por seguro que el sacerdote del cuento se fue porqué se dio cuenta que hablaba con un necio.
19/01/18 4:56 AM
  
Alejandro González Perez
El japonés le hace una pregunta: ¿Cómo puedo estar yo feliz en el cielo sabiendo que mi vecino (pecador) irá al infierno al morir (y estará allí por siempre)?
Dios no condena a un pecador. Envió a su Hijo para que todo el que crea en el sea salvo.se juicio es sobre el amor. El es Duos y busca las personas para el.paraiso que quiere formas con nosotros. Es tan grande eata maravilla que no quiere que nadie lo pierda. El no quiere destruir lo que ha ceado. No.o stante si pesamos en Hitler que quemo, torturo, masacro a miles y miles de personas y niños no parece que la justicia de Dios termine cuando muere. En la misma tierra quien comete un delito tiene una pena. Y el japonés podría decir no puedo ser feliz en mis vacaciones mientras mi vecino esta en la cárcel. El vecino esta en la cárcel por ser un delincuente. Son sus aciones las que les condenaron y además nunca pidió perdón.

-------------------
JM: Dios, al ser juez y supremo legislador es a quien corresponde premiar el bien y castigar el mal. Dios también condena, al pecador que hasta el último momento rechazó la gracia que le dio para salvarse. Decir que la persona se condena y Dios la condena, son simplemente sinónimos que expresan una misma realidad desde dos puntos de vista distintos, de la misma manera que podemos decir respecto a un examen: me rasparon, o raspé.
20/01/18 12:44 PM
  
victor
Jose Miguel, tu que bien conoces la apologética y el combate, seguro que conoces bien el libro del combate espiritual de Lorenzo Escupulli, es un libro que hace mucho bien y que recientemente en España ha reeditado ADAP (siervos reparadores) al noble precio de 2 euros. SI puedes hacer un artículo sobre este libro que lo conozca bien la gente estoy seguro que salvará almas tribuladas.
Dios te bendiga siempre
27/01/18 4:57 PM

Esta publicación tiene 1 comentario esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.