La verdadera honra

La verdadera honra

¿Por qué cuesta tanto desprenderse de la fama? Porque la honra falsa va de la mano de nuestro ego. Cuando la honra se confunde con el buen nombre ante los demás y el halago ajeno, estamos ante una honra mentirosa, que no es honor.

Al pueblo fiel y también a los no creyentes les puede sorprender, escandalizar y hasta doler la mundanidad claramente perceptible en quienes debiéramos ser hombres de Dios. Mundanidad que se puede manifestar tanto en la adopción de ciertas formas externas (cuidado esmerado y extremadamente delicado en vestidos de marca, peinados, uso de colonias, etc.), como en actitudes más profundas (deseo de agradar a todos para quedar bien y tener buen nombre, anhelo de fama y de reconocimiento, ascenso en la vida eclesial y académica valiéndose incluso de inflar falsamente el currículum…) y en acciones tales como esconder la verdad de la fe y oscurecer la doctrina o pactar interesadamente con los poderes de este mundo renunciando al deber de defender lo que es de justicia para mantener ciertas prebendas. Por el contrario, cuanto más desprendidos de todo esto se muestran una religiosa, un religioso, un sacerdote o un obispo, tanto mayor es el reclamo para acercar a las personas a Dios.

A quienes debiéramos ser hombres de Dios, no habría de preocuparnos el éxito en esta vida ni el aplauso del mundo, ni la obtención o la conservación de un bienestar material. Todo ello, cuanto más lo tengamos y lo recibamos, mayor riesgo supone para que alcancemos a Dios. Y si es Él quien realmente lo da, debemos acogerlo con aceptación y sin una apropiación inadecuada, restituyendo siempre al Dador de estos bienes temporales y contingentes lo que le debemos y el agradecimiento por otorgárnoslos (cf. San Francisco de Asís, Avisos espirituales, 18), de tal manera que la codicia, la vanidad y la soberbia no se adueñen de nuestro corazón.

El mayor peligro para quienes debiéramos ser hombres de Dios es no esforzarnos en vaciarnos del «yo» para llenarnos sólo de Él. Esto pasa, evidentemente, por una renuncia progresiva y creciente de nuestra parte respecto de los bienes materiales de este mundo, de tal manera que dejemos de ser esclavos de ellos, usándolos únicamente en la medida en que los necesitamos, pero sin apegarnos a estos lastres que nos impiden elevarnos al Sumo Bien, a Aquel cuya única posesión debe ser toda nuestra riqueza.

Éste es el camino de las «nadas» de San Juan de la Cruz, el que enseña a «inclinarse no a lo más fácil, sino a lo más dificultoso; no a lo más sabroso, sino a lo más desabrido… no a lo más alto y precioso (humanamente), sino a lo más bajo y despreciado… no andar buscando lo mejor de las cosas temporales, sino lo peor, y desear entrar en toda desnudez y vacío y pobreza por Cristo, de todo cuanto hay en el mundo» (Subida del Monte Carmelo, I, 13, 6). Desnudez y vacío, no sólo respecto de los bienes materiales, sino también de todo aquello temporal que puede atar nuestra alma impidiéndola elevarse hacia Dios. «Para venir a gustarlo todo, no quieras tener gusto en nada. Para venir a poseerlo todo, no quieras poseer algo en nada. Para venir a serlo todo, no quieras ser algo en nada…» (Ibid., I, 13, 11).

Hay una cosa que ata muchas veces a quienes debiéramos ser hombres de Dios. Además del apego a los bienes materiales y al dinero que tristemente se apodera de nuestro corazón con más frecuencia de lo que debiera, y además del deseo de una vida cómoda y sin problemas, nos ata y nos esclaviza mucho el deseo de fama humana, de honra mundana, y nos preocupamos muy en exceso de aquello que Santa Teresa de Jesús llamaba los «puntillos de honra».

Este apego a la fama es una manifestación del ego que no quiere morir para que Dios lo sea todo en nuestro interior. Es una evidencia de la carencia profunda de humildad. Y el camino de la humildad, como enseña San Benito (sobre todo en los capítulos IV y VII de la Santa Regla), es un camino que pasa por sufrir humillaciones y menosprecios, hasta poder llegar a esa apatheia o «impasibilidad» a la que aspiraban los monjes antiguos del Oriente cristiano. Para ser verdaderamente poseídos del todo por Dios, es necesario ser capaces de estar por encima del respeto a nuestra propia fama; es imprescindible poder llegar a ser indiferentes tanto a los halagos como a los insultos, a los ensalzamientos como a los desprecios que recibamos. Pero este camino es, por supuesto, un camino de espinas y de cruz que pasa fundamentalmente por las humillaciones, por los menosprecios, a veces hasta por ser difamados y calumniados, padeciendo, con amor a Dios y a aquellos mismos que nos hacen sufrir.

¿Por qué cuesta tanto desprenderse de la fama? Porque la honra falsa va de la mano de nuestro ego. Cuando la honra se confunde con el buen nombre ante los demás y el halago ajeno, estamos ante una honra mentirosa, que no es honor. La verdadera honra que debiera asentarse y fructificar en nosotros, debiera ser únicamente la de sabernos hijos amados de Dios y llenos de su amor infinito. Entonces se llega a comprender aquello que decía Santa Teresa acerca de la fatiga espiritual que produce buscar esa falsa honra mundana, pues «la honra que el mundo llama honra» es «grandísima mentira». Por el contrario, «la verdadera honra no es mentirosa, sino verdadera, teniendo en algo lo que es algo y lo que no es nada tenerlo en nonada, pues todo es nada y menos que nada lo que se acaba y no contenta a Dios» (Libro de la Vida, 20, 26).

 

Santiago Cantera Montenegro, O.S.B.

 

57 comentarios

Blas Piñar Pinedo
Profunda y oportuna meditación en estos tiempos difíciles. Y además, convincente por el ejemplar testimonio que nos ha dado durante estos últimos meses. Gracias Santiago y mis oraciones.
28/10/19 3:18 PM
Alvar
La humildad que necesitamos nos la va a proporcionar Pedro Sánchez hasta hartarnos.
A ver si a fuerza de coleccionar humillaciones nos olvidamos de nuestra poltrona y desarrollamos querencia por el mazo.
28/10/19 4:07 PM
Alba Méndez
Gracias por esta meditación tan buena y verdadera. Rezamos por usted, y damos gracias a Dios por su fortaleza. El Señor nos dé su gracia para seguirle con la cruz. El Señor le bendiga copiosamente.
28/10/19 4:10 PM
Ana Díaz
Mucho nos queda por aprender,gracias Padre,por su ejemplo.
¡Dios le bendiga!
28/10/19 5:01 PM
Alicia María Nestares Gazol
Me parece un artículo profundamente espiritual,auténtica respuesta del Prior Cantera y de la fama de hombre valeroso de Dios ,que sin buscarla ha obtenido.
Su actuación, en el triste episodio que ha vivido España, y al lado de la cobardía y la traición de otros, ha resultado ,si cabe ,más brillante.
Sin embargo ,nada más lejos de sus aspiraciones de oración y estudio, así como su trabajo intelectual ,que le llevaron al Valle.
Su ejemplo está demasiado lejos, para nosotros gente corriente,sumergida en problemas cotidianos y demasiado prosaicos.
Su cercanía al Señor, es lo más parecido a la verdadera felicidad,él la tiene, porque "ha escogido la mejor parte".
28/10/19 5:10 PM
Elsa de Miguel Grigans
Meditación,una profunda enseñanza y un gran sosiego.Estas ,Padre Prior,son las sensaciones que he tenido al leeros.Dios os bendiga e ilumine.Con todo mi respeto.
28/10/19 5:13 PM
Scintilla
Qué rara es esta predicación entre nuestros sacerdotes, que tienen por patrón a san Juan de Ávila, cuyos consejos sobre el desprecio de la fama tanto bien han hecho a generaciones de ellos. Dios le bendiga también por recordárnosla.
28/10/19 5:31 PM
Helen
Lo de los perfumes y la ropa a veces me pasa. Pero no por agradar a la gente, si no por sentirme bien conmigo misma. El problema es que solo hay que agradar a Dios y a Dios le importa la "marca" del alma.
Que bonita diferenciación entre Fama y Honra, Honor
Dios le bendiga Padre Cantera.
28/10/19 5:32 PM
Mario
Es edificante cuando un hombre de Dios se expresa como tal. Gracias P. Santiago.
28/10/19 5:53 PM
Camilo Menéndez
Gracias P. Cantera por el ejemplo que nos está dando, pero sobre todo gracias por la defensa de la fe. Todos los días rezo por Vd., invocando a mi tío Eduardo Torroja Menéndez, mártir cuyos restos son custodiados por su Sagrada Órden.
28/10/19 6:08 PM
Hispalensis
Muchas gracias padre Cantera. En estos días, personas como Vd., que siguen fieles a la fe de los apóstoles son los que nos ayudan a perseverar a los "católicos perplejos" que vemos como una parte importante de la jerarquía se rinde al mundo.
28/10/19 6:27 PM
MARIELA
Gracias, Padre Cantera!! Por todo
28/10/19 6:56 PM
Maria
Si yo pudiera tener una hija la llamaría Valle. Precioso nombre que animo a los que todavía podais hacerlo llamarla así. Yo por edad ya no puedo.
28/10/19 7:26 PM
Trieste
Excelente meditación. Espero que se prodigue en este blog. Su testimonio es precioso en esta hora de la Iglesia y de España. Muchas gracias Fray Santiago.
28/10/19 7:29 PM
José Luis
Pues desen por enterados todos los católicos, especialmente los que obispos se dicen. Yo lo resumo todo en que siempre hay que estar al lado de la Verdad, porque en el lado de la mentira está satanás en todas sus formas. 
28/10/19 7:46 PM
Vicente
Buscar solamente la gloria de Dios.
28/10/19 8:03 PM
M A
Gracias. Vale para cualquier ocasión de persecución donde uno teme perder el prestigio para enseñar, evangelizar o cualquier otra cosa.
28/10/19 8:03 PM
Pedro Herran y Valle Piñar
Gracias P. Cantera. Esta meditacion sera para todos una guia espiritual en los tiempos que nos tocará vivir. Solo un hombre de Dios puede hablar asi. Ha sido todo un ejemplo. Hemos rezado por Vd. Y por toda la Comunidad y seguiremos haciendolo.
28/10/19 8:11 PM
Carlos Arnaus
Su mensaje es de gran aliento para que no desanimemos por la situación tumultuosa de iniquidad y apostasía en la que se encuentra el mundo y la Iglesia en estos momentos. Dios nos dé su sabiduría para conocer lo que realmente somos y la firmeza del alma, que usted bien infunde a los monjes para vaciarlos del "Yo". Cada día en la Santa Misa pedimos por su persona y la comunidad. Y como pidió nuestra señora de Fátima todos los días el Santo Rosario por la conversión de nosotros pecadores y de aquellos que quieren deshonrarlo. La Virgen lo cuide siempre en su camino y San Miguel los proteja contra los embates del maligno. En unión de oración.
28/10/19 8:30 PM
Residente en Fátima
Muchas gracias Padre Cantera por TODO. Dios le guarde ahora y siempre. Ave Maria gratia plena...
28/10/19 8:34 PM
Anacoreta
Muy estimado en Cristo, Reverendo Padre Santiago Cantera: Con el beneplácito de Dios, para nuestro sano orgullo, honor y honra le distinguen a usted. Por su valentía y honor, me cuadro ante usted, y cual sencillo monje me postro a su pies en el suelo que incautos de fe, plenos de venganza y odio a la cruz y a quien descansaba en su suelo, otros profanaron, de hecho u omisión, carentes de hombría, honra y honor, cegados por las prebendas terrenas que con la muerte perderán. Me acojo a su bendición, cuente con mi oración, y recuerde que no está solo, muy querido y estimado, Padre Santiago Cantera. ¡Honor y gloria a los hombres de bien, milicia de Dios!
28/10/19 8:55 PM
Ramvel
...ahora puedo entender por qué tantas y tantas personas se unían a la naciente iglesia de Cristo en los primeros siglos: sin duda, los cristianos de aquella era temprana, eran semejantes al P. Cantera, en su fe, su entrega, su pasión.
Gracias. Rezaré por usted, no se olvide de muchos de nosotros que tenemos una fe incipiente y rebosante cobardía.
28/10/19 9:39 PM
Javier
Gracias padre Cantera por este articulo-reflexion. Gracias por el ejemplo dado.
28/10/19 9:55 PM
Rafaela Rojas
Muchas gracias Padre Cantera por demostrar su fé ante Dios y ante el enemigo. Que Dios le proteja siempre
28/10/19 10:06 PM
Adriana
Padre Abad, desde Colombia mi admiración por su ejemplo, llevo orando por ustedes desde casi un año y por España mayor tiempo, país que en su día me acogió, me educó profesionalmente y amo profundamente. Seguiré orando por vosotros, hombres de DIos y los encomiendo a San Juan de la Cruz, Doctor de la nada.... así es Padre, morir a la falsa honra que da el mundo, es andar por la senda de la nada, en la más absoluta indigencia. Dios le bendiga. Gracias, mil gracias por su ejemplo...
28/10/19 10:15 PM
Fco José
Usted me confirma en la fe. Gracias por estar ahí, padre.
¡¡España entera con el Padre Cantera!!
28/10/19 11:17 PM
Juanjo
Enorme p. Cantera. Acertada reflexión que ademas se convieete en enseñanza y enseñanda con autoridad, con la autoridad evangélica del ejemplo. Un gran abrazo
29/10/19 12:02 AM
Pedro Amate
Muchas gracias padre Santiago por su reflexión cristiana muy edificante para toda la Iglesia.


Qué Dios lo proteja y lo Bendiga.
29/10/19 9:20 AM
Palas Atenea
La honra fue muy estimada y querida en el Siglo de Oro, siempre fue una joya cristiana y muy española. Por la honra se han perdido fortunas, se ha desafiado a las autoridades venales y se ha arrostrado la indigencia y la muerte.
Honra y honor pueden ser sinónimos algunas veces, pero el que tiene honra es un hombre honrado-cualidad estrictamente personal-y el que tiene honor se dice que es honorable, es decir merecedor de honores. En el testimonio de Pedro Crespo: «Al rey la hacienda y la vida se ha de dar, /: pero el honor es patrimonio del alma, /: y el alma sólo es de Dios...» la honra y el honor se confunden.
Creo que el honor puede ser falso pero la honra nunca y en eso discrepo con toda humildad del Abad Cantera. Ya sé que también se emplean frases como "es honrado por todos" o similares, pero la palabra honra es más profunda y más definitoria que la palabra honor que es ambivalente.
Lo que ha hecho el Abad con respecto a su abadía es propio de un hombre tanto honrado como honorable, pero dudo que su acción sea vista de la segunda manera por muchos que no le concederán eso, más difícil será quitarle la honradez de su conducta por mucho que traten de hacerlo.
29/10/19 9:58 AM
María José
Gracias Padre por su integridad de la que muchos miembros de la Iglesia deberían tomar ejemplo. QUE DIOS BENDIGA A LOS BENEDICTINOS DEL VALLE DE LOS CAIDOS!!!
29/10/19 10:10 AM
M. Isabel Martinez
Gracias por todo, P. Santiago.
No sabe cuanto bien nos hacen sus palabras y cuanto nos enseñan para llevar y conducirnos en esta vida. Necesitamos nutrinos de ellas siempre.
Reciba todo nuestro afecto y cariño de toda mi familia,(hijos, padres y hermanos), a la q tanto ha ayudado y escuchado.
No les olvidamos, ni a Vd., ni a todos los monjes del Valle. Siempre están en nuestras oraciones.
Un abrazo con todo cariño.
M. Isabel
29/10/19 10:45 AM
Chico
Me alegra. Me anima. Rezo mucho más. Ojalá El Gobierno Socialista no echen a los benedictinos de ese Santo Lugar en que viven rezando por EspañA.
29/10/19 11:14 AM
Ms
Edificante lectura en tiempos de componendas y mi admiración en estos tiempos oscuros que nos tocan vivir.
¡Qué el Señor le bendiga!
29/10/19 12:51 PM
M. Asuncion
Padre Santiago, que Dios lo Bendiga y adelante. Cuente con mis Oraciones.
29/10/19 3:45 PM
Uno de Aldovea
Gracias Don Santiago Cantera por su ejemplo en estos duros momentos de la historia de España.
Un abrazo.
29/10/19 11:45 PM
Nur del Sur
Gracias padre por su honradez, integridad y decencia y encomendémonos al Señor con toda el alma, "que suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas".
30/10/19 12:05 AM
templario
Querido P. Santiago Cantera:
Rezaré por Vd.

Non Nobis.
30/10/19 11:05 AM
Rosario
¡Cuánto me alegra verle por aquí, padre Cantera! Espero que nos visite a menudo. Yo leo todos los meses su artículo en la revista El Pan de los Pobres, y me sabe a poco.
Gracias por su rectitud y su ejemplo en estos duros momentos que le ha tocado vivir. Rezo por todos ustedes, y porque esa maravillosa básilica y su monasterio no desaparezcan.
30/10/19 12:10 PM
Forestier
Me uno a los participantes que agradecen tu escrito. No obstante, te matizaría tu frase: "El mayor peligro para quienes debiéramos ser hombres de Dios es no esforzarnos en vaciarnos del «yo» para llenarnos sólo de Él". Pienso que hay que ir con prudencia al utilizar términos como el "vaciarnos del yo" o "desaparecer ante Dios", etc. pues estas expresiones tienen un cierto sabor budista, que en el fondo, es una blasfemia, al fomentar disposiciones del tipo: "hay que anular el yo para sumergirnos en el "Nirvana", en el "Todo de la paz universal". Y digo que es blasfemo, porque Jesucristo nos aconseja perder la vida por Él, pero también nos anima a crecer interiormente (el reino de Dios está dentro de vosotros) para enriquecer nuestro "yo" que como "acto de ser", nos ha donado para toda la eternidad. Además es indiscutible la proposición: Cuando más enriquezcas espiritualmente y culturalmente tu interior y lo formes bien, estarás más en condiciones para ofrecer y dar más a las persona de tu entorno.
"
30/10/19 3:26 PM
Paloma
Apreciado Padre Cantera:
A mi tío abuelo lo llevaron a enterrar al Valle desde la fosa de Paracuellos. No se puede imaginar el consuelo que sentimos mi padre de noventa y cuatro años de edad y yo misma por saberle bajo su protección. Rezamos todas las noches por Vd. y por su comunidad.
Reciba un cordial saludo que, le ruego, haga llegar a todos los monjes con el agradecimiento y afecto de una familia católica de Madrid.
30/10/19 7:41 PM
JuanM
Mi admiración, respeto y oraciones por usted, padre Cantera. (Muy bueno su libro "Hispania spania").
30/10/19 8:37 PM
María Alejandra
Gracias, don Santiago Cantera. Su resistencia firme, valiente y digna ante los atropellos de un Gobierno que sólo ha buscado venganza y votos, despertando los fantasmas de viejos odios fratricidas que anidan todavía en muchos españoles; y su defensa en solitario de la Verdad constituyen enormes ejemplos de vida y de Fe. Confieso que nunca hasta hoy había leído escritos suyos y tengo que decirle que leer su profunda meditación me ha ayudado mucho. Es más, le diría que su artículo es lo que mi vida espiritual y mi forma de afrontar el mundo requería en este momento de mi existencia. Que Dios le bendiga e ilumine siempre. Cuente con mis oraciones y le ruego las suyas por mí y mi familia. Lo necesitamos, padre Cantera.
31/10/19 2:06 AM
Jose Vidal Floriach
Re a Forestier:

Re. El Orden sobrenatural procede desde la perspectiva de las enalogías. En sentido positivo la gracia es participación física y formal, aunque análoga y accidental de la naturaleza divina. No desaparece la propia identidad sino que queda realzada en la identidad comunicativa de Dios.
Item en sentido negativo: El Señor se anonadó -ekénosen-, lo cual significa vaciarse de su identidad, no en sentidoontológico sino vivencial, a causa del assumptus homo o naturaleza humana. Desde esta perspectiva nuestro crecimiento en la santidad es seguir la vía de la kénosis o anonadamiento. Nada que ver con el nirvana oriental, debido a la analogía.

31/10/19 5:22 AM
guillerma
Hace falta entre la jerarquía eclesiástica gente que hable tan claro y que no se venda al mejor postor.

La iglesia está falta de gente como Ud

Gracias Padre Cantera, la iglesia está a falta de gente como Ud .

Está presente en nuestras oraciones
31/10/19 10:57 AM
Milagro
Muchas gracias padre , con su reflexión ( para leer y releer ) y su actitud nos acercado a Dios .
31/10/19 1:07 PM
Javidaba
Muchas gracias, padre. Me acojo a su oración y bendición.
1/11/19 11:46 AM
ALFIL
Gracias, muchas gracias fray Santiago. Nada anhelo más que llegar a ser un buen discípulo de Cristo... Quiero negarme a mí mismo, cargar con mi Cruz, y seguir a Jesús...
Pero Dios me conoce bien, sabe también de mi debilidad...
Entonces, con Su amor infinito... pone entre nosotros a personas como usted...
Fray Santiago su vida y ejemplo como verdadero hombre de Dios aligera mi carga...
Gracias Jesús, María... san Benito, san Bernardo...
1/11/19 12:02 PM
Ramiro
Hace tiempo que no leía un texto espiritual de tanto contenido y continente.
¡Gracias, Padre Santiago, por estar ahí, y ser cómo es, dando ejemplo a esos malos Obispos cobardes y acomodaticios que tenemos la desgracia de sufrir!
Dios le bendiga.
Rezaré a la Virgen del Pilar por usted, y por todo la Comunidad Benedictina, para que Dios les de fuerzas -y nuestro apoyo- para seguir en esta lucha contra los enemigos de la Verdad.
1/11/19 7:46 PM
Madre de ex- Escolanos y de consagrada - Carta abierta al Pa
Fr. Santiago,

Santa Teresa daba gracias por morir "Hija de la Iglesia" y el camino que elige usted y, lo que es peor, se lleva a otros consigo, corre el riesgo de llevarle fuera de la Iglesia Católica.


Una Basílica no es un lugar para recibir frente al altar saludos fascistas brazo en alto, provocados tanto por Franco como por José Antonio. Hace tiempo tuvieron que salir de ahí, más donde hay niños cantando a diario la Misa. Ponga en práctica lo que dice, despréndanse de ideologías que les enfrentan con la Iglesia, la Católica del S. XXI, de edificios carísimos de mantener, y sobre todo, sea humilde y cumpla con obediencia lo que tanto la Justicia civil como la Iglesia han acordado.



Y por favor, no se deje canonizar antes de tiempo y sea de verdad humilde y rectifique.



Y no sea flautista de Hamelín para las Carmelitas, por favor, ni para otras almas ingenuas que le siguen por su carisma, sus conocimientos, su espiritulidad y tienen derecho a quedar en el corazón de la Iglesia, con sus obispos y el Papa.
2/11/19 8:11 AM
Javidaba
«la verdadera honra no es mentirosa, sino verdadera, teniendo en algo lo que es algo y lo que no es nada tenerlo en nonada, pues todo es nada y menos que nada lo que se acaba y no contenta a Dios»
Contrastar esta frase final del texto del P. Cantera ante la deshonra y fracaso aparente de Jesucristo en el Calvario...
Cristo, Héroe y Mártir en la Redención, es sostenido en y por el Honor de Su Padre, desprendiéndose de toda honra mundana.
"Todo está consumado".
Amén. Aleluya.
2/11/19 10:18 AM
Marie-Inès
Dios lo bendiga!

Gracias Padre Santiago por su enseñanza, la necesitamos mucho.
Un muy respetuoso saludo, unidos en la Fe..

San Benito, ruega por nosotros!
2/11/19 1:51 PM
MARIBEL
Al leer su artículo se me han llenado los ojos de lágrimas, por la profundidád y hermosura de lo escrito.
Soy creyente, pero de ideas progresistas, y siento por Vd un enorme respeto y admiración.
Dios permita su permanencia y la Comunidad en ese maravilloso y sereno lugar y nosotros poder compartirlo.
2/11/19 6:12 PM
Adriana
Su buen hacer, Padre Abad, me recuerda esta hermosa oración de abandono de San John Henry Newman: "Señor, te sacrifico este deseo tan querido, este anhelo, esta debilidad, este plan, esta opinión, haz de mi lo que Tú hubieras hecho de mi. No regateo en nada, no pongo condiciones, no te pido que me digas a dónde me llevarás, seré lo que Tu hagas de mí, y todo lo que Tú hagas de mí. No digo que te seguiré allá donde vayas porque soy débil, pero me doy a Ti para que me lleves a cualquier sitio. Te seguiré en lo oscuro, pidiéndote nada más que me des fuerzas día a día. Ponme a prueba, Señor, y busca el fondo de mi corazón, pruébame y examina mis pensamientos, mira bien si hay en mí cualquier forma de maldad. Rebusca cualquier pliegue oscuro con Tu brillante luz y llévame por el camino eterno." Dios lo bendiga.
2/11/19 8:06 PM
Diego Merry del Val
Una muy oportuna reflexión para los acontecimientos últimos en España. Aceptar mansamente el dolor de las humillaciones es algo difícil cuando se actúa de manera egoísta. Muchas gracias Padre Santiago Cantera por el valiente testimonio suyo y de toda su Comunidad en estas últimas semanas y mucho ánimo para lo que puede venir.
4/11/19 6:30 PM
anónimo
Escribió nuestro apóstol: "Et ego, cum venissem ad vos, fratres, veni non in sublimitate sermonis, aut sapientiae, annuntians vobis testimonium Christi. Non enim judicavi me scire aliquid inter vos, nisi Jesum Christum, et hunc crucifixum.
Et ego in infirmitate, et timore, et tremore multo fui apud vos: et sermo meus, et praedicatio mea non in persuasibilibus humanae sapientiae verbis, sed in ostensione spiritus et virtutis: ut fides vestra non sit in sapientia hominum, sed in virtute Dei."
Esto se lo escribió a sus hermanos de Corinto. Luego le cortaron la cabeza, porque era un ciudadano y no un bárbaro. La honra que no es de Dios siempre es el preludio de una gran desgracia. Pero el Señor lo hizo todo por nosotros: hay consuelo.
6/11/19 2:38 AM
Fernando Cavanillas
Don Pedro Calderón de la Barca:

Al Rey, la hacienda y la vida se han de dar, pero el honor es patrimonio del alma, y el alma sólo es de Dios.

------------------------------------------------
Don Pedro sobre el soldado español de los tercios:

[...]
Aquí la más principal
hazaña es obedecer,
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.

Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el honor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados.

6/11/19 7:04 PM
Maria Elizalde
Palas Atenea, Adriana...
El P. Santiago Carrera, no es Abad del Valle de los Caidos, sino Prior Administrador, hasta que sea nombrado el nuevo Abad.
6/11/19 10:39 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.