La condena del comunismo por el Parlamento Europeo

La condena del comunismo por el Parlamento Europeo

Lo que el Parlamento europeo pretende es indiscutiblemente la condena de todo totalitarismo, de los que sus formas más clamorosas han sido el nazismo y el comunismo.

En España cualquier persona que no viva en la Luna sabe que nuestros medios de comunicación, como pueden ser televisiones y periódicos no se distinguen precisamente por su objetividad e imparcialidad. Ello les lleva a resaltar las noticias que les interesa y silenciar las que no les interesa.

En estos días hemos tenido un ejemplo clamoroso de esto. Hace ya un mes, el 19 de Septiembre, el Parlamento europeo aprobaba con 535 votos a favor, 66 en contra, y 52 abstenciones, es decir con una abrumadora mayoría del ochenta y uno por ciento, una «Resolución del Parlamento Europeo sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa».

La resolución tiene una serie de considerandos y peticiones, de los que copio lo que me parece de más interés: «Considerando que hace 80 años, el 23 de agosto de 1939, la Unión Soviética comunista y la Alemania nazi firmaron un Tratado de no Agresión, conocido como el Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, por el que Europa y los territorios de Estados independientes se repartían entre estos dos regímenes totalitarios».

«Considerando que, tras la derrota del régimen nazi y el fin de la Segunda Guerra Mundial, algunos países europeos pudieron reconstruirse y acometer un proceso de reconciliación, pero otros siguieron sometidos a dictaduras, a veces bajo la ocupación o la influencia directa de la Unión Soviética, durante medio siglo, y continuaron privados de libertad, soberanía, dignidad, derechos humanos y desarrollo socioeconómico».

Sigue diciendo: «Recuerda que los regímenes nazi y comunista cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones y fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad; recuerda, asimismo, los atroces crímenes del Holocausto perpetrado por el régimen nazi; condena en los términos más enérgicos los actos de agresión, los crímenes contra la humanidad y las violaciones masivas de los derechos humanos perpetrados por los regímenes comunista, nazi y otros regímenes totalitarios».

«Pide a todos los Estados miembros de la Unión que hagan una evaluación clara y basada en principios de los crímenes y los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas totalitarios y el régimen nazi».

«Condena toda manifestación y propagación de ideologías totalitarias, como el nazismo y el estalinismo, en la Unión».

Lo que el Parlamento europeo pretende es indiscutiblemente la condena de todo totalitarismo, de los que sus formas más clamorosas han sido el nazismo y el comunismo.

Ahora bien ¿qué entendemos por totalitarismo? Creo que nos puede orientar bastante lo que dice la Iglesia sobre él:

San Juan Pablo II, en su Encíclica «Centesimus Annus» nos lo definía así: «El totalitarismo nace de la negación de la verdad en sentido objetivo. Si no existe una verdad trascendente, con cuya obediencia el hombre conquistasu plena identidad, tampoco existe ningún principio seguro que garantice relaciones justas entre los hombres: los intereses de clase, grupo o nación (hoy añadiríamos también sexo. La Encíclica es de 1991) los contraponen inevitablemente unos a otros. Si no se reconoce la verdad trascendente, triunfa la fuerza del poder, y cada uno tiende a utilizar hasta el extremo los medios de que dispone para imponer su propio interés o la propia opinión, sin respetar los derechos de los demás» (…). «La raíz del totalitarismo moderno hay que verla, por tanto, en la negación de la dignidad trascendente de la persona humana, imagen visible de Dios invisible y, precisamente por esto, sujeto natural de derechos que nadie puede violar: ni el individuo, ni el grupo, ni la clase social, ni la nación o el Estado» (nº 44).

Está claro que «no puede haber verdadera democracia si no se reconoce la dignidad de cada persona y no se respetan sus derechos» (san Juan Pablo II, Encíclica «Evangelium vitae» nº 101). Para un creyente, al ser la Verdad la que nos hará libres, es la fidelidad a la verdad la que es garantía de libertad y de desarrollo humano integral: «Creer en la posibilidad de conocer una verdad universalmente válida no es, en modo alguno, fuente de intolerancia; al contrario es una condición necesaria para un diálogo auténtico y sincero entre las personas» (san Juan Pablo II, Encíclica «Fides et Ratio» nº 92).

El considerar que estos derechos surgen de las leyes que se dan los hombres es una bofetada en toda su amplitud a los valores democráticos. Si mis derechos no son propiamente míos, sino una graciosa concesión del Estado, es indudable que el Estado puede en cualquier momento quitármelos. De ahí al totalitarismo no es que haya un paso, sino que ya estamos dentro de él.

Pedro Trevijano

 

12 comentarios

Cordá Lac
Ahora sólo falta utilizar los nombres completos y evitar la abreviaturas que la propaganda impone. Es decir, el partido se llamaba "nazional-socialista-obrero-alemán". Quedarse en la abreviatura "nazi" elimina de la mente la alusión a la ideología más mortífera de toda la historia de la humanidad: la socialista, sea la nazional-socialista-obrero-alemana, sea la socialista-soviética, y podríamos, incluso, incluir la china maoísta.
21/10/19 4:40 PM
Tito España
Continuando lo expuesto por 'Cordá Lac'/21/10/19/4:40PM, hay que utilizar el nombre completo del PSOE = Partido-Socialista-Obrero-Español. ¿No se asemeja su nombre al del partido nazi? Ellos, los del PSOE fueron los causantes de la ruina de su añorada II República española y los que sembraron la semilla de la llamada 'guerra civil', cuando fue un movimiento para expulsar a todos los marxistas que intentaban sojuzgar a España.

Pero de esta decisión del Parlamento Europeo no quieren acordarse aquí, pues todos aquellos republicanos de antaño creen estar hoy en situación de destruir a España y no quieren que nadie se entere de lo que aprobó el 81% del Parlamento Europeo, ya que consideran que la mayoría únicamente válida es la suya, aunque sea impuesta por la fuerza.
21/10/19 7:32 PM
sofia
Buen articulo
22/10/19 2:29 PM
Rafaelus
Es curioso que no se puede pronunciar igual condena contra el neoliberalismo, la ideología problemática hoy pero tan científica como el marxismo y el nazismo.
El neoliberalismo se salva porque la culpa la cargan las víctimas. Si Hitler hubiese predicado un discurso neoliberal hubiera podido culpar a judíos y gitanos sin tanto problema que tuvo, maxime si le agradecemos haber matado a tantos comunistas, más de diez millones.
Entonces la culpa de las matanzas nazis la tuvieron los cumunistas; los judíos y gitanos se fueron por "daño colateral"
22/10/19 8:39 PM
Hechos

Muy bien traído el artículo D. Pedro.

En España ha tenido difusión cero esta resolución en los medios de comunicación masivos y más lesivos por motivos obvios.

Desgraciadamente he de recordar que la resolución no es vinculante para los Estados miembros.

Lo de quitar nombres de calles de genocidas comunistas en España, como algún conocido mío pensaba, va a ser que no, desgraciadamente.

Lo que sí recomiendo a las personas de bien es que lo difundan por las redes sociales, yo ya lo hice antes de que D. Pedro publicara este excelente post.
22/10/19 9:01 PM
Fausto Marcotulli
Excelente pero......me pregunto porque nadie hace notar que estos regímenes eran totalitarios como consecuencia de que eran ateos!!!!!
24/10/19 1:34 PM
sofía
Sí que merece la pena que las personas de bien vean esa difusión de la publicidad de Hechos, en el blog de Don Jorge Soley, por ejemplo, en el último post.
24/10/19 11:27 PM
Francisco
El TONTO del pueblo se ha enterado de esto, o se esta limpiando las babas por lo de ayer.
25/10/19 12:27 PM
Palas Atenea
La condena del comunismo por el Parlamento Europeo no sirve para nada porque la historia no existe en el sentir popular, existe la pseudohistoria y ésta cuenta que los comunistas están completamente eclipsados por los nazis. La historiadora Anne Applebaum, que es especialista precisamente en historia de la Europa del Este, se quedó anonada en Praga cuando vio que la gente compraba como recuerdos todo tipo de insignias, banderas y bustos del periodo soviético como recuerdo y las camisetas del Che Guevara las hemos visto todos. El totalitarismo soviético ha sido visto con indiferencia o simpatía por gran parte de la población europea y seguirá igual porque, entre otras cosas, el nazismo hizo padecer a la Europa del Oeste, pero el comunismo no y conserva el romanticismo de la lucha por los pobres. Y eso no lo han borrado ni los Jemeres Rojos. Hay que sufrir en carne propia para saber lo que es algo, la información no sirve para concienciar.
25/10/19 10:57 PM
Palas Atenea
Los comunistas han tenido una suerte increíble porque los países bajo el comunismo han sido pequeños y de poco peso en la Comunidad Internacional, con la excepción de Rusia y China. Rusia, bajo Putin, ha decidido pasar página y los chinos siguen siendo comunistas de aquella manera. El sufrimiento de un rumano, un checo o un húngaro no tiene el mismo peso que el de un británico, un francés o un alemán (aunque Alemania estuviera dividida en dos). No todos somos iguales.
25/10/19 11:16 PM
Gregory
China vive una situación curiosa a nivel económico son casi capitalistas pero en lo político comunistas. No olvidemos Corea del norte un régimen contrario a las libertades más básicas. Por cierto en la Centesimus annus San Juan Pablo II afirma que la raíz del totalitarismo se encuentra en la negación de la dimensión trascendente de la persona
26/10/19 1:26 AM
templario
Los pactos y acuerdos de los políticos no se cumplen jamás.
Aquí en España en el año 1977, los políticos pactaron para NO volver a mirar atrás. Pero con el tiempo se ha visto que todo lo pactado quedó en papel mojado. El ejemplo de la exhumación de Franco ya dice bastante.
www.ehu.eus › ojs › index.php › Zer › article › download
7.2. El olvido del pasado como elemento fundamental.
Non Nobis.
26/10/19 12:05 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.