Somos hijos de Dios

Somos hijos de Dios

En pocas palabras, nuestra grandeza consiste en estar unidos a Dios, en ser y actuar como hijos de un Dios que sabe lo que nos hace falta incluso antes que se lo pidamos

La realidad de la muerte nos recuerda algo clarísimo: por muchos años que vivamos, aunque lleguemos a la ancianidad, la vida no deja de ser, si lo comparamos con toda la eternidad, nada más que un breve soplo, pero con una enorme importancia, porque en ella nos jugamos nada más ni nada menos que cómo va a ser nuestra eternidad.

Sobre nuestra importancia podemos decir que nos movemos entre dos extremos: por una parte Génesis 2,7 nos dice: «Modeló Dios Yahvé al hombre de la arcilla y lo inspiró en el rostro aliento de vida, y fue así el hombre un ser animado». Es decir Dios nos ha creado como el alfarero del barro de la arcilla, lo cual sin embargo no significa que esta creación del hombre sea incompatible con la evolución, mientras por otra parte en Génesis 1,27 se nos dice: «Creó Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios, lo creó, y los creó macho y hembra». Pero no sólo esto, sino que en el Salmo 8 se nos dice: «lo has hecho poco menor que Dios, lo has coronado de gloria y honor» (8,6).

Pero en el Nuevo Testamento se va todavía más allá. Uno de los dones más grandes que Dios nos concede es el don de la fe. La gracia del Espíritu Santo, que Cristo ha prometido a los que creen en Él (Jn 7,39), nos ilumina y mueve para que vayamos avanzando en el camino de la perfección. El fin de la Ley de Cristo es transformarnos en hijos de Dios y consecuentemente en hermanos entre nosotros, Dios nos ama y quiere que seamos sus hijos (cf. 1 Jn 3,1-2) y ha demostrado su amor enviando su Hijo al mundo «para que nosotros vivamos por Él» (1 Jn 4,9). Somos nacidos de Dios (Jn 1,1-13) y renacidos del agua y del Espíritu Santo (Jn 3,5). Para San Pablo somos hijos de Dios por adopción (cf. Gal 4,4-7; Rom 8,14-17; Ef 1,5), mientras que San Pedro nos dice que somos partícipes de la naturaleza divina (2 P 1,4) y santificados por el Espíritu Santo (1 P 1,4). Por ello san Juan XXIII cuando le preguntaron cuál había sido el día más importante de su vida contestó: «el día de mi bautismo».

El retrato divino que somos, pues Dios nos creó a su imagen (Gén 1,26), se vio quebrantado, pero no aniquilado, por el pecado, ofreciéndonos nuevamente la filiación divina gracias a la salvación de Cristo, y si bien permanece en nosotros la inclinación al mal, ello no obsta para que la salvación divina se nos dé incoativamente como prenda (2 Cor 1,22), pero que puede perderse (1 Cor 10,12; 2 Cor 5,10), si bien la podemos también recuperar gracias al Sacramento de la Penitencia y al perdón de los pecados que Cristo confió a los Apóstoles y sus sucesores (Jn 20,23). Gracias a este perdón y a la actuación de la gracia en nosotros el Cristianismo hace de nosotros hijos de Dios, de tal modo que nuestra actuación sea también e, incluso sobre todo, actuación del Espíritu Santo que actúa en el mundo a través nuestro. Es algo que no debemos olvidar, Dios se fía de nosotros y quiere actuar en el mundo por medio de nosotros.

En pocas palabras, nuestra grandeza consiste en estar unidos a Dios, en ser y actuar como hijos de un Dios que sabe lo que nos hace falta incluso antes que se lo pidamos (cf. Mt 6,8). Pero como nos dice Jesús en la Última Cena «sin Mí, no podéis hacer nada» (Jn 15,5). No nos olvidemos que, si estamos en gracia, Dios habita en nosotros y está en el centro de nuestro corazón y de nuestra alma, y ojalá pueda estar muy a gusto en nosotros, aunque nuestra plena perfección sólo la alcanzaremos en nuestra unión plena con Dios en la vida eterna. El Reino de Dios ya se ha iniciado en este mundo y en nosotros, aunque todavía no ha llegado a su plenitud. Pero nuestra tarea en esta vida es contribuir a su extensión y desarrollo.

Pedro Trevijano

 

22 comentarios

Hechos.

"Nuestra grandeza viene de ser hijos de Dios".

¡Qué grsn y consoladora verdad, D. Pedro!

Con su permiso me voy a referir a otro tema más pragmático que usted señala de pasada.

El magnate Rockefeller prolongó su vida en este mundo hasta los 114 años (creo, no voy a mirar el dato) a base de cinco transplantes de corazón (imaginen cómo los consiguió).

Un hiprrmegasuper millonario magnate empleando su inmensa fortuna para conseguir una prórroga efímera en esta vida.

Ese hombre debía vivir sin Dios o su dios era ña su fortuna, y se murió como todo quisque.

De la parca. nadie se libra, así que podemos vivor con la alegría en la Certeza de Otra Vida mejor o acongojados por la llegada de ña muerte como Rockefeller.

No es sólo Fé, que también, es cuestión de inteligencia.

Gracias por el post, D. Pedro y que tenga un Feliz y Próspero Domingo.
7/09/19 4:27 PM
enri
Desde mi punto de vista el enfoque correcto va en la línea de la Parábola del Hijo Pródigo:
Todos somos hijos de Dios porque es Dios Quién ha creado un alma en nuestro ser (en todas las personas) a imagen y semejanza Suya.
Si estamos cerca de Dios Padre y ello significa acercarnos al máximo posible (hasta dónde Dios Padre disponga) al pensar, sentir, intuir y actuar de Jesucristo, nos acercamos a ser Verdaderos Hijos de Dios. Pero sólo lo seremos (VERDADEROS) cuando seamos santos mediante la Gracia de Dios.

Hablar o matizar sobre las diferentes "categorías, niveles" de hijos pródigos o de hijos camino de ser santos o verdaderos hijos de Dios, únicamente Dios está capacitado para hacerlo. Quizás alguna persona como por ejemplo el Padre Pío podría sugerir desde la humildad algo que nos alentara a maximizar nuestra fe y nuestra fuerza de voluntad para rezar más, para amar más a Dios y a nuestro prójimo y sobre todo para ser más receptivos a la voluntad de Dios, al plan que Dios tiene con cada persona que siendo receptiva a Él le guiará en el camino de la salvación, que como expresaba BXVI la mayoría iremos al Purgatorio.

Este mundo es como un purgatorio en el que tenemos que purgar todos nuestros hábitos, tendencias y estados negativos para crecer en Sabiduría y Amor. La sinceridad, la voluntad, la introspección, la oración. meditación, las buenas obras, la constancia y una firme resolución por alcanzar la santidad es la manera de avanzar en nuestro Camino de Regreso a
11/09/19 6:10 PM
Hechos

No.No todos somos hijos de Dios, únicamente los bautizados.

Todos somos seres humanos aunque algún especimen con coleta y sus secuaces y amigotes no lo parezcan.
12/09/19 2:42 PM
Pedro Amate
Los " hijos de Dios " ,son los hermanos de Nuestro Dios y Señor Jesucristo. El verbo Encarnado ,es el Primogénito entre " muchos hermanos ".Muchos ,no somos todos.

Jesús hablaba del " rebaño pequeño" ,que heredaría el Reino de los Cielos ; el Gobierno de,Dios.

También el Apocalipsis nos habla del "rebaño pequeño ". ( Apocalipsis :14 )." Éstos son los qué siguen al Cordero a dónde quiera que va "....

También nos habla el Apocalipsis de una inmensa muchedumbre que no se puede contar de toda raza,pueblo,tribu y nación ; éstos también son hijos de Dios ,por el Sacrificio de Rescate de Nuestro Señor Jesucristo ,y de sus Hermanos corredentores y coherederos con Cristo.

Ésta inmensa muchedumbre qué no se puede contar somos la inmensa muchedumbre de salvados y los dignos súbditos del Reino de Dios ; gobernados por el Verbo Encarnado y por sus Hermanos.

!!! VEN SEÑOR JESUS !!!
12/09/19 7:49 PM
boanerges
Hechos.- muy acertado su comentario, solo los bautizados somos "hijos de Dios". Por eso san Juan XXIII contestó que el día más importante de su vida fue el de su bautismo, claro, porque ese día adquirió la condición de "Hijo de Dios". Todos los demás comentarios, para mí, son un abundamiento de lo sustancial, que es el bautismo. Paz y bien.
12/09/19 11:25 PM
Hechos

Como ya lo he escrito bonaerges (gracias por el elogio, saludos cordiales) no voy a repetirme.

Cierto es que elegidos por Cristo, sólo serán unos pocos o esperemos que muchos y que estemos entre ellos.

Pero la condición de hijo de Dios nadie se la puede negar a un bautizado.

Paz y Bien.
13/09/19 9:44 AM
enri
En mi comentario anterior se cortó ( debió ser por sobrepasar los 1500 caracteres). (recupero el último párrafo y añado lo que faltaba)

Este mundo es como un purgatorio en el que tenemos que purgar todos nuestros hábitos, tendencias y estados negativos para crecer en Sabiduría y Amor. La sinceridad, la voluntad, la introspección, la oración. meditación, las buenas obras, la constancia y una firme resolución por alcanzar la santidad es la manera de avanzar en nuestro Camino de Regreso a Dios.

Creo firmemente en lo que he expresado con toda honestidad.
Esperando que sirva de reflexión reciban un cordial y fraternal abrazo.
13/09/19 5:33 PM
Maria
Creo , que realmente el bautismo nos hace hijos de Dios pero venidas a la gracia cosa que antes de la venida de Jesús a la tierra no teníamos las personas ahora bien Dios nunca deja sin recompensa ni un vaso de agua y si una persona no a tenido la posibilidad de una educación católica pero hace el bien en su vida Dios lo acepta como su hijo porque sigue su doctrina y práctica sus obras y esto es a lo que vino Jesús Paz y amor hermanos
14/09/19 11:40 AM
Hechos

Pues lamento decirle María que confunde los términos:

Todo ser vivo (Bibiana Aído😃) )es criatura de Dios. Todos los hombres son criaturas de Dios y seres humanos, Y todos los bautizados son criaturas de Dios, seres humanos y por el Bautismo hijos de Dios (adoptivos).

Con la primera Venida de Cristo a la Tierra, con su Pasión, Muerte y Resurrección el género humano obtuvo de manera universal la Salcación y el acceso al Cielo que permanecía cerrado por nuestros múltiples y continuados pecados.

Efectivamente Esta Salvación es Universal y no requiere estar bautizado sino llevar una vida de justo y honrado.

Pero al igual que se puede ir de Madrud a Cádiz andando, si se hace en Talgo resulta más cómodo y seguro..

Igual ocurre con los bautizados y los no bautizados.

Saludos cordiales.

16/09/19 12:16 PM
enri
Jesús siempre ponía el énfasis en el Espíritu de la letra. Porque la literalidad de la letra, en muchas ocasiones, lleva a una incorrecta interpretación. Es decir, el juicio inmediato es individual no cuenta el colectivo al que estemos vinculados. La forma de religarnos a Dios es también individual (aunque puede haber muchas similitudes en personas afines; el pensar, sentir, intuir, hacer, tiene, en cada persona, sus propios matices y por ello, en ese sentido, hay unas 7700 millones de “religiones” diferentes o formas diferentes (o parecidos pero con matices propios…que es lo que verdaderamente cuenta) de religarse a Dios).

Si el símil fuera que la religión católica “llegar de Madrid a Cádiz” (de donde nos encontremos en nuestro camino de regreso a Dios , hasta Dios) es "más seguro y cómodo, que ir andando". Habría que subrayar (en ese supuesto) que tiene mucho más mérito ir andando (porque hay más esfuerzo y más inseguridad) que en “Talgo” y por ello la morada en el cielo tendría que ser mejor. Al mismo tiempo que yendo al purgatorio las penas serían menores (porque ha sido más difícil y complicado). -------------> Sigue
17/09/19 10:00 AM
enri
(Continuación)

Simplemente no es así (desde mi punto de vista):
El Camino es el mismo. El punto en el que nos encontramos depende de múltiples factores. El Bautismo nos sitúa en un buen punto. La Confirmación auténtica (en la que consagramos nuestra vida a Dios con absoluta sinceridad y honestidad) nos sitúa en punto todavía mejor. La Confesión y Comunión nos ayudan a conservar la brújula orientada a Dios.

El pecado es lo que nos aparta del camino recto y nos hace dar vueltas y retroceder, haciendo “el doble, el triple de Km…..o más” de los necesarios.
La voluntad, la sinceridad, la honestidad (etc) son los que nos ayudan a discernir si vamos rectos o no.

(sigue)
17/09/19 10:01 AM
enri
Ahora viene la clave:

Si la religión a la que estamos vinculados (por ejemplo los que somos católicos practicantes) nos ayuda a cada uno a reorientarnos para caminar rectos con paso firme hacia Dios. A cada uno que le ayude puede inferirse que su religión le guía bien para que su forma individual de religarse a Dios sea directa.
Pero esto, es extrapolable a todas las religiones verdaderas (entendiendo por tales las que tengan presentes el AMOR y el PERDÓN).
Al final, en el juicio individual, simplemente se nos va a valorar en base a si hemos superado o no la prueba de AMOR que es la vida. Y si las “pequeñas” ausencias de amor son perdonables desde Dios, va a influir mucho si nosotros perdonamos las ofensas de las personas que no nos amaron o nos trataron mal (seguramente por ignorancia o porque la tentación les venció pero que con otra oportunidad o siendo conscientes podrían no volver a caer en la tentación y rectificar).

Pido perdón por extenderme tanto (es un tema que no es fácil sintetizar).
Que el Amor y el Perdón siempre estén presentes en nuestro corazón pues son la ESENCIA de Dios.
Ánimo y un abrazo.
17/09/19 10:04 AM
Hechos

Enri:

He utilizado un símil entendible según el interlocutor a quién iba dirigido.

No soy experto en Teología, ni necesito serlo.
Me interesa la Deofilía que es lo que a mí me compete.

Sin embargo, con afecto, le comento:

Religión es lo que nos une, religa,verdaderamente a Dios. Y sólo hay una verdadera: La que fundó Cristo N. S. Y cuya depositaria, garante de la Doctrina y Fedataria es la Iglesia. La Católica ( Universal).

Eso descarta per sé que todas valgan. Lo que sí valen son los hechos de nuestra vida en esta Tierra, y si la pifiamos, como habitualmente hacemos, tenemos los Sacramentos para volver a Dios, especialmente el de la Reconciliación, la Confesión de toda la vida.

En términos humanos cuenta más la dificultad del camino, sí. Pero en términos divinos, es claro que no.

Porque, por ejemplo, en la parábola de los viñadores, Cristo nos enseña, que ante Dios vale lo mismo el honrado desde el inicio de su vida que quién se convierte en honrado al final de ella.

No obstante, parece claro que en el Cielo hay diferentes moradas, Cristo nos lo dijo, por lo que todo lo que hagamos y digamos en esta vida tiene sus consecuencias en el Premio Final.

Por otra parte tenemos la parábola del rico Epulón, que parece confirmar que lo que penemos en esta vida, sin buscarlo adrede, resta Purgatorio, no por Epulón sino por el mendigo despreciado por éste.

Por último quiero afirmar con rotundidad que el Sacramento del Bautismo es fundamental por todos
17/09/19 11:22 AM
Hechos
Se cortó el comentario por exceso de caracteres, mis disculpas.



Continúo:



... los beneficios que supone en esta vida y en la Otra: Queda resumido en convertirnos en hijos de Dios.



Enri: Presupongo que conoce todos los beneficios del Bautismo, no obstante, si usted lo desea se los enumero con mucho gusto.



Saludos cordiales.



Y gracias a D. Pedro por aguantarme y publicar mis comentarios.
----

LF :
No los publica él sino los que nos encargamos de las noticias y artículos de opinión. 
En los blogs sí dependen los comentarios de los blogueros. 
17/09/19 11:44 AM
Hechos
Gracias entonces LF. y redactores por aguantarme y publicarme los comentarios.



Los blogueros autorizan, por supuesto, pero el redactor jefe tiene sus privilegios.



Del "gentil" comentario de la pérdida de papeles, nothing de plasti, ¿verdad?



Entonces: Hasta pronto.
---

LF:
No, yo no tengo ningún privilegio, salvo quizás el poder responder a la gente en su propio comentario.  Por lo demás, me limito a cumplir las indicaciones de la dirección. Soy un mandado.
17/09/19 1:48 PM
enri
Persona X = Nick Hechos:
Perdone que me dirija así a usted, pero es que no sé su nombre y no me puedo acostumbrar a dirigirme a una persona como "Hechos".

Considero mucho más inteligente el comentario de María. La Sabiduría espiritual reside en las personas que captan el Espíritu de las Sagradas Escrituras.

No es necesario hacer alarde del conocimiento de la literalidad de las palabras (la letra) sino de tener un corazón puro que capte el Amor y el Espíritu del Amor (El Espíritu de la letra).
Comprendo que hay muchas personas que piensan como usted y lo respeto. Pero mi punto de vista va más en la línea de María.

Las cosas de Dios realmente no son tan complicadas si una persona tiene el corazón puro como el de muchos niños. No es fácil, pero con la ayuda de Dios no resulta complicado.

Ánimo y un abrazo
17/09/19 4:41 PM
Luis Piqué Muñoz
Reconozco Humildemente que quizá me Equivoqué al decir que los Hombres son Criaturas y No Hijos de Dios, si No se Convierten antes. El Hombre Pecador es Hijo No Criatura de Dios, salvo que esté en Pecado Mortal ¡aunque No Pierde el Espíritu Santo, que está Siempre, aunque en ese Caso arrinconado! entonces debe Arrepentirse y hacer Penitencia para ser Hijo de Dios ¡Si me Equivoco, Pido Humildemente Perdón, es mi Opinión! ¡Muchas Gracias y saludos muy afectuosos, querido Amigo! ¡Viva el Hijo de Dios! ¡Viva el Espíritu Santo! ¡Viva Dios!
17/09/19 6:53 PM
Hechos

Persons Y= Nick enri.

Usted, al igual que yo, es libre de creer, pensar y gustsr lo que desee; siempre que ello no comprometa a los demás.

Pero sepa usted que ni mi crencia ni la suya, ni mi pensar ni el suyo, ni mi gustar ni el suyo son relevantes ni importantes.

Lo relevante, lo verdsderamente importante es lo que dice Cristo, lo que gusta a Cristo y lo que enseña Cristo.

Saludos cordiales.
17/09/19 8:06 PM
enri
Todo parece indicar que Hechos=Luis (o no ).
En cualquier caso estoy básicamente de acuerdo con sus comentarios de ayer a las 6.53 y 8.06. (por supuesto siempre hay matices).

La soledad es el precio para encontrar a Dios.
Un santo es un pecador que nunca se da por vencido.

Que el Amor y el Perdón estén siempre presentes en nuestros corazones y que seamos capaces de despertar el Amor y el Perdón (capacidad de perdonar) en todos los corazones.

Ánimo y un fraternal y afectuoso abrazo.

18/09/19 10:28 AM
Hechos

Todo psrece indicar que enri = Enrique o no.

Los matices pertenecen al don que Dios nos ha concedido para ejercer el Libre Albedrío.

Ya que insiste en conocer mi nombre, llámeme Calixto.

Existen dos maneras de alcanzar la santidad, una al modo monástico, basada en la renuncia y que incluye a los eremitas.

Otra al modo seglar, los que podemos casarnos, que se basa en la utiluzación, excepto lo que desagrada a Dios.

Ambas son queridas y concebidas por Dios.

Es evidente que yo pertenezco a los católicos seglares, que disfruto plenamente de la vida y veo en la Belleza de la Creación y en mis semejantes el Santo Espíritu de Dios.

Saludos cordiales.
18/09/19 12:56 PM
Hechos

Se me olvidaba, no tengo costumbre de fijarme en la hora que figura en los piés de comentarios.

D. Luis Piqué Muñoz es comentarista habitual en esta página, en infocatólica, se prodiga en muchos artículos y blogs con el mérito de tener importantes responsabliidades matrimoniales, ¡Qué Dios le bendiga!

Pero yo no tengo el gusto de conocerle, él está jubilado y es más veterano que yo.

Saludos cordiales.

Calixto
18/09/19 1:02 PM
enri
Muchas gracias, Calixto.

Como conclusión importante destacaría:
Que hablando, comentando, expresando con sinceridad nuestro interior se puede apreciar que cada persona busca en su interior la salvación, la felicidad y cada persona concibe la manera de alcanzar la salvación desde su interior con su recorrido en el Camino de Regreso a Dios; de pequeño, en el seno de su familia y así, hasta hoy. Todos coincidimos que buscamos a Dios, buscamos la salvación, buscamos la Verdadera Felicidad.

Que Dios siempre nos guíe en este Camino que cada uno debemos recorrer con fe, esperanza y sobre todo mucho Amor.

Ánimo y un abrazo.
P.D. Mi nombre de pila es Enrique y me llaman también : enri, enric y quique.
19/09/19 10:20 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.