¿Por que triunfó el cristianismo frente al paganismo del poderoso Imperio romano?
La Caridad en los Primeros Tiempos de la Iglesia - Jose Maria Ibarraran y Ponce (1883) | Museo Nacional de Arte de México

¿Por que triunfó el cristianismo frente al paganismo del poderoso Imperio romano?

En tres siglos el cristianismo, que empezó para los romanos como una pequeña secta de herejes del judaísmo, se convirtió en la religión dominante del todopoderoso Imperio romano, sobreviviendo a persecuciones y marcando la vida en Occidente durante siglos. Siguiendo las huellas de autores como Aldobrando Vals o Rodney Stark, analizamos tan interesante proceso.

Un factor muy importante fue el comportamiento público de los cristianos en comparación con la población pagana, por ejemplo durante las epidemias públicas. Durante las nuemerosas epidemias, por ejemplo, los cristianos atendían a los enfermos, al contrario que los paganos, quienes por miedo al contagio, abandonaban muchas veces a sus propios familiares aunque fueran sus padres, hermanos, esposos o incluso a sus hijos.

Cuando estalló la devastadora peste del año 165, el célebre medico Galeno, considerado la mayor eminencia de la época (aún hoy a veces se llama «galenos» a los médicos) huyó de Roma, mientras los cristianos se quedaron y atendieron a los enfermos, no sólo cristianos sino paganos. De hecho dos siglos más tarde el emperador anticristiano Juliano el Apóstata se lamentaría ante sacerdotes paganos del hecho de que una de las claves del éxito cristiano fue el mal ejemplo dados por los sacerdotes paganos no sólo durante las plagas sino en la atención a los pobres mientras los «impíos galileos atendían no sólo a sus pobres sino a los nuestros». De hecho Juliano intentó, sin éxito, crear una red asistencial pagana para competir con la cristiana.

El comportamiento tan heroico de los mártires cristianos en las persecuciones ante las que no respondieron con la guerra ni con la violencia fue, sin duda un factor que a la larga convenció a muchos de la moralidad de la religión cristiana.

El hecho mismo de la comparación entre la conducta y el excelso ejemplo moral de Jesucristo por un lado y el comportamiento immoral y depravado de los supuestos dioses griegos y romanos, cuya conducta estaba llena, según sus propios relatos mitológicos de crueldad y arbitrariedad por un lado y depravación sexual por el otro, tuvo que impresionar a los romanos más sensibles y morales. Jesucristo, además, se sacrificó a sí mismo por la redención de la humanidad mientras los dioses paganos frecuentemente, según sus relatos, sacrificaban a la humanidad en beneficio de sus propios intereses y caprichos. También la figura femenina más importante del cristianismo, la Santísima Virgen María era incomparablemente superior moralmente a las igualmente depravadas y crueles deidades femeninas grecorromanas.

La esperanza de una vida eterna de plena felicidad en la compañía de Dios era un componente fundamental del Cristianismo, mientras que los paganos sólo tenían en comparación un impreciso Hades o reino de los muertos muy poco atractivo.

Pero al margen de este tipo de cuestiones morales y doctrinales hay una serie de motivos sociales, culturales, demográficos y económicos que resultan extremadamente interesantes porque nos traen a la mente más que inquietantes parecidos con el mundo occidental apóstata y cuasipagano de nuestros días.

En los últimos siglos de su existencia el Imperio romano padeció una terrible crisis demográfica hasta tal punto que apartir del siglo III d C numerosas ciudades quedaron prácticamente abandonadas y deasparecieron. Todo ello llevó al Imperio a verse obligado a pactar con los pueblos bárbaros cuya fecundidad era mucho mayor para que éstos se asentaran en el interior del Imperio. De hecho las incursiones bárbaras violentas fueron la excepción. Lo normal fue la penetración lenta, pacífica, legal y gradual de los bárbarosdentro del mundo romano.

Todo esto estaba relacionado con las egoístas prácticas reproductivas, (o mejor dicho, antirreproductivas) y «bioéticas» de los romanos paganos. El infanticidio era frecuente, sobretodo el femenino. El aborto era muy frecuente, aunque se practicase con medios y herramientas que hoy nos parecerían de carnicero y fuera una práctica de altísimo riesgo para la madre. Aún así muchas romanas llevadas del mismo espíritu egoísta que el de muchas mujeres de hoy en día, se sometían al aborto, que aunque en teoría estaba prohibido gozaba de una amplia tolerancia por el poder romano. (De hecho las crueles prácticas de extracción del feto eran las mismas que hoy en día aunque hoy se hagan con material esterilizado)

Prácticas sexuales egoístas como la masturbación estaban ampliamente difundidas y también muchos varones usaban rudimentarios pero efectivos preservativos. El matrimonio cayó en una gran decadencia (de la que ya se hicieron eco siglos antes y lamentaron Julio César y Augusto) y muchos hombres no se casaban prefiriendo tenir concubinas esclavas. La homosexualidad estaba a la orden del día. Aunque en teoría estaba prohibida, de hecho estaba bien vista o por lo menos aceptada socialmente entre los paganos. Incluso algun emperador como Heliogábalo iba habitualmente, incluso en público, vestido con ropa y peinados femeninos.

Frente a toda esta «cultura» del hedonismo, el cristianismo reverenciaba la vida y el matrimonio y respetaba mucho más la dignidad de la mujer (aunque las feministas de hoy en día lo oculten y nieguen). No practicaban el infanticidio femenino. Uno de los resultados de todo ello fue que mientras los paganos iban siendo víctimas de la crisis demográfica, los cristianos aumentaban cada vez más su número. Rechazaban las prácticas sexuales depravadas y predicaban la castidad prematrimonial tanto para mujeres como para hombres (y no sólo para las mujeres). «No asesinarás a tu hijo mediante el aborto ni le matarás cuando nazca», dice un texto cristiano de finales del siglo I.

El matrimonio cristiano era muy respetuoso con la dignidad de la mujer, considerando a la mujer igual en dignidad al hombre a diferencia del pagano y, de hecho, consideraba a la mujer el pilar de la familia y la educadora de los hijos. Así pues triunfó la cultura que honraba a la vida y su transmisión frente al egoísmo hedonista del paganismo.

En el plano político, a partir del siglo IV d C, la cristianización del Imperio demostró definitivamente que el cristianismo lejos de ser un peligro para Roma y Occidente venía a salvarlo y fortalecerlo, evitando su caída inminente y proporcionando al Imperio dos siglos más de vida como base de la futura civilización cristiana europea de los próximos siglos.

Todo esto son evidencias históricas frente al sectarismo anticristiano políticamente correcto que hoy nos quiere vender como «el cristianismo destruyó la cultura clásica» y otras falacias similares que intentan ocultar y tergiversar la verdad histórica.

Javier Navascués Pérez

17 comentarios

Libertódulo
"Prácticas sexuales egoístas como la masturbación estaban ampliamente difundidas"

No digo ni mucho menos que la sexualidad humana haya sido igualmente depravada en cualquier época de la Historia. A la vista salta que no es así. Pero me cuesta creer, dada nuestra condición, que haya existido época o sociedad alguna en la que la masturbación no haya estado ampliamente difundida entre los varones, sobre todo a según qué edades. Una cosa es que exista mayor o menor conciencia de su carácter pernicioso e inmoral (y mayor propósito de evitarla), y otra cosa muy distinta es dar a entender que hubo un tiempo en que la generalidad de los varones adolescentes no incurrían en ella. El mero hecho de sugerirlo roza el ridículo. IHS
10/10/18 2:41 PM
Alex
El decir que Jesús era mejor persona o mas justa en comparación a sus dioses y eso fue un factor para convertirse al cristianismo, no implica que los romanos se convirtieron al cristianismo por "conveniencia"?
10/10/18 4:02 PM
Oswaldo de la Rosa
Excelente artículo!
Me interesa mucho y le agradeceré al autor si me puede dar unas referencias bibliograficas para consultar esa estapa histórica porque quiero ampliar en ese estudio.
Saludos
10/10/18 6:10 PM
Javier
Simplemente se dice, según afirman los historiadores mencionados, que en aquella época esa práctica egoísta estaba muy difundida para entender el proceso de decadencia al que aludo. En ningún momento se dice que hubo un tiempo en el que la generalidad de los varones no ocurrían en ella. El pecado ha existido siempre, incluso en el apogeo de la cristiandad. Simplemente estamos analizando la decadencia moral de un Imperio frente a las buenas costumbres que trajo el cristianismo, aunque en su seno obviamente hubiese pecadores.
10/10/18 6:46 PM
Javier
No quiere dice eso exactamente, sino que Jesucristo, Dios y hombre verdadero, se sacrificó a sí mismo por la redención de la humanidad en un acto supremo de generosidad y amor.

Mientras que los falsos dioses paganos (que obviamente no existen) actuaban al revés, sacrificaban a la humanidad en beneficio de sus propios intereses y caprichos.

La gente de buena Fe acogió la verdadera religión de doctrina tan sublime frente a la mezquindad de una religión inventada por hombres. Y no fue por conveniencia, pues el cristianismo imponía renuncia y sacrificios frente a la laxitud pagana, sino por amor a la Verdad, a la verdadera religión y al verdadero Dios.
10/10/18 6:58 PM
Javier
Si quiere profundizar le recomiendo Historia de la Iglesia Católica de Berdardino Llorca y García Villoslada.
10/10/18 8:27 PM
Jackino
Muy buena síntesis histórica: para responder en un examen.
10/10/18 8:44 PM
JSP
1. Buen y necesario artículo para recordar la fe que obra en la Caridad, para recordar parte de por qué somos cristianos y para recordar las obras de los auténticos hermanos católicos muertos en Cristo.
2. Lo que es liviano para el católico en el mundo es pesado para el pagano y viceversa.
3. Pagano es no intentar hacer el bien, buscar la verdad y buscar la belleza mediante Cristo. No nos damos cuenta de nuestro mal mientras que no aceptemos a Cristo y vayamos recorriendo el camino de santificación.
4. Existen diferencias con el imperio romano pagano: los dioses del mundo pagano actual, la modernidad y postmodernidad es retorno al paganismo, no están prefigurados en estatuas es el hombre-dios: antropocentrismo; a muchos de los católicos de hoy en día les falta el valor suficiente para ir a las catacumbas/cárcel por ser perseguidos por hablar claro en público (evangelizar), rechazar de pleno leyes anticristianas, etc.
5. Vida cristiana personal y en comunidad o vida cómoda en el mundo. ¿Los católicos de hoy estamos dispuestos a sufrir con alegría la Cruz de Cristo?: recoger al propio o de la calle mendigo (material y/o espiritual), al enfermo (material y/o espiritual), al anciano, etc.
6. Celo por el alma del prójimo. Cuando toca la Verdad en un familiar o alguien próximo en algún aspecto de la vida: ¿cómo reaccionamos ante una joven embarazada que quiere abortar, ante una persona del colectivo LGTBI, ante un divorcio civil desde un santo matrimonio, ante la adopción de n
10/10/18 10:18 PM
JUan Antonio Hinojosa
El siglo lll es de crisis. Lo es politica y económica. Una serie de emperadores nombrados por la soldadesca ocupan el trono. Las fronteras estan en peligro. Para acentuar este estado de cosas sobreviene una epidemia. El valor demostrado por los cristianos es ejemplar. Cipriano de Cartago, obispo mártir describe bien la situacion en una de sus cartas. Corresponde al emperador Constantino el salvar la situacion. Lo hace deshaciendo politicas de convivir cuatro emperadores a la vez y adoptando el Cristianismo, ya que antes el paganismo habia fallado como sostén . Nacía asi el cesaropapismo.-Hijo este emperador se Santa Elena es posible alguna influencia maternal. Lo que si es cierto es que de la heroica postura del cristiano frente a la epidemia se pasa a perseguir de forma mas o menos solapada al pagano . Recordemos a Hipatia y al obispo Cirilo. Es de notar, que juega papel importante la idea de salvación del prójimo. Esa idea salvífica y el de asistir la razon convierte a los antes perseguidos en perseguidores
11/10/18 4:05 AM
JSP
6. Celo por el alma del prójimo. Cuando toca la Verdad en un familiar o alguien próximo en algún aspecto de la vida: ¿cómo reaccionamos ante una joven embarazada que quiere abortar, ante una persona del colectivo LGTBI, ante un divorcio civil desde un santo matrimonio, ante la adopción de niños por parejas del mismo sexo, ante el impudor, ante la castidad, etc.?
7. Anteponer a Cristo ante todo-mundano es estar en la gracia de Dios. Evangelizar no es imponer la Fe. Para evangelizar hay que entender lo que es la Fe católica, donde es necesariamente lógica la libertad humana concedida por el Creador. Los católicos fallamos muchas veces, sobretodo cuando anteponemos la palabra o el deseo humano a la Palabra o la Voluntad de Dios. Pero, si la fe obra en la caridad de Cristo se da el arrepentimiento, el dolor, la confesión, la penitencia y el alejamiento voluntario del pecado, que es guardarnos de la Stma. Trinidad. Aceptar a Cristo no tiene término medio o sí o no.
11/10/18 11:31 AM
Maria (PErù)
¿podría decir que tipos de deidades femeninas y masculinas eran esas? Me parecería un dato interesante de leer tambièn, algo màs documentado, seria buena idea, no ponerlo tan corto... no informa mucho asì y sobre cuando eran ellas, las romanas o no, que son egoístas, porque hay mujeres que llegan a cosas malas no por ser egoístas pero si por ignorantes , ingenuas o adoctrinadas con respecto a que es lo que se debe hacer
11/10/18 12:40 PM
Javier
El objeto del artículo no era otro que contraponer las virtudes de la religión verdadera, fundada por Cristo y su modo de vivir basado en la caridad, en la familia, en la moral etc frente al mundo pagano hedonista de costumbres muy relajadas que adoraba a dioses falsos, inventados por hombres y por lo tanto con los mismos defectos que ellos. Baste nombrar algunas de las principales deidades de la mitología romana y su herencia griega (Júpiter, Zeus, Minerva, Apolo, Juno, Diana, Baco, Neptuno, Marte, Venus etc...)

11/10/18 5:45 PM
Palas Atenea
Dice mucho en favor de los paganos que supieran apreciar comportamientos mejores que los suyos porque eso indica que distinguían el bien del mal. Hoy estamos mucho peor que entonces porque ya no se puede evangelizar por medio del ejemplo, ya que éste se percibe, no como algo mejor, sino como una opción más, lo que indica que la percepción del bien y del mal se ha perdido. Con razón Chesterton tenía cierta simpatía por los paganos.
11/10/18 11:54 PM
Jorge Cantu
JUan Antonio Hinojosa:

Necesitas estudiar más a fondo la historia antes de opinar y especialmente dejar de mezclar siglos enteros (III, IV y V) como si fueran la misma cosa y mucho menos cites el caso de Hipatia de Alejandría como ejemplo de persecución de la Iglesia a los paganos. Deja de abrevar en historia de pasquín y busca autores más serios.

Sin ir tan lejos, (no por lo necesariamente serios sino precisamente por su fama, bien o mal ganada, de anticatólicos) en Wikipedia puedes leer lo siguiente:

"Hipatia
Legado
Antigüedad tardía
Al poco tiempo de su muerte se publicó en su nombre una carta falsificada que atacaba al cristianismo. Varias décadas después, a comienzos del siglo VI, el filósofo pagano Damascio, último escolarca de la Academia de Atenas, exiliado en Persia tras su cierre por Justiniano el Grande en 529, culpó directamente a los cristianos y fue el primero en achacar expresamente el crimen al patriarca Cirilo, atribuyéndolo a los celos que sentía de la influencia de Hipatia sobre la oligarquía urbana. Al tener una intencionalidad tan manifiesta, Damascio es una fuente problemática. Brian Whitfield considera que actuó «deseoso de explotar el escándalo de la muerte de Hipatia», y que con él se inicia una larga serie de manipulaciones malintencionadas de los hechos históricos con objeto de convertir a Hipatia en una mártir del helenismo, víctima de los malvados cristianos —en buena medida al igual que otro mitificado personaje, el emperador Juliano
12/10/18 1:07 AM
Distrito Actuall
Magnífico artículo. Lamentablemente ahora son los musulmanes quienes han encontrado el modo de conquistar occidente utilizando la natalidad.
12/10/18 8:30 PM
Centurión Cornelio
Qué pensaría el pater familias al ver que tenía un esclavo que no le sisaba en las vueltas al ir a hacer los recados, que no protestaba al ser sometido a algún castigo y que jamás delataba el mal comportamiento de otros esclavos.
Y qué consecuencias tuvo el que el dueño de esclavos, movido por la curiosidad o por una profunda necesidad, terminase compartiendo la Cena, donde todos son hermanos, con el hijo de su esclava.
17/10/18 10:06 PM
Fernando Cavanillas
Interesantisimo y necesario artículo en unos tiempos en que los católicos somos unos completos analfabetos de nuestra doctrina y de nuestra historia, y en los que tristemente muchos consagrados abandonan su misión de evangelizar desde los púlpitos y los confesionarios. Se nota que la masonería conquistó la educación de los niños hace muchos años. Por poner un ejemplo los católicos ni siquiera saben que todos los viernes del año son abstinencia, ó tambien cómo muchísimas mujeres católicas y sus esposos comulgan mientras toman anticonceptivos... etc etc etc.

En todo caso me llama la atención cómo los cristianos ayudaban a todos los necesitados aunque fueran paganos... hoy en dia se hace una crítica a Cáritas ya que ayuda a centenares de miles de personas pero apenas consiguen unas pocas conversiones (diría que unas pocas decenas al año, aunque no tengo datos exactos). Incluso he leído que ha habido conversiones al Islam entre los que colaboran con los necesitados, que son en una gran mayoría de origen marroquí

¿Cómo compaginarías tú la caridad publica con la obligación de evangelizar? ¿Es suficiente el testimonio silencioso? ¿cómo evangelizaban los primeros cristianos, principalmente con el ejemplo?

Gracias por el artículo, gran tema el escogido.
18/10/18 7:31 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.