1978. Legalización de los anticonceptivos e irrupción de la pornografía en España

1978. Legalización de los anticonceptivos e irrupción de la pornografía en España

Pronto se cumplirán los 40 años de un funesto aniversario: la legalización de los anticonceptivos en España. Hecho que coincidió con la difusión de la pornografía en nuestro país. Jugada maestra de Satanás. Desde ese momento la sociedad española sufre un penoso exilio por las zonas yermas de la laicidad. Un hedonismo enfermizo que aleja a las almas de la tierra de promisión.

El 7 de octubre de 1978 (“casualmente” el día de Nuestra Señora del Rosario) fue aprobada en el Congreso de los Diputados la despenalización del uso, venta y promoción de los anticonceptivos en España. En realidad, el más usado de ellos, la píldora anticonceptiva ya se vendía en España desde 1964 pero solo bajo autorización médica como parte de tratamientos ginecológicos respecto a problemas menstruales. Ahora se abría la veda totalmente para usar sin ninguna restricción estos letales abortivos.

Recordemos que salvo los métodos de barrera y de esterilización (moralmente muy reprobables) no existe ningún fármaco ni dispositivo considerado como anticonceptivo que no tenga efecto abortivo, y que su fabricación, prescripción, dispensación y consumo tienen implicaciones morales tanto para médicos, farmacéuticos, fabricantes y consumidoras.

Lo que en su día se ocultó a la sociedad española por parte del gobierno de Adolfo Suárez (o apenas se le dio publicidad) es que la legalización total de los anticonceptivos era uno de los acuerdos entre Gobierno y oposición en el marco de los llamados Pactos de la Moncloa, de 1977 que, aunque se referían principalmente a cuestiones económicas también incluían cuestiones de tipo social “consideradas prioritarias”. Fue una de las grandes traiciones a la sociedad española conceder este grave derecho al mal .

En abril de 1978 había empezado en el Congreso el debate para esta despenalización, a propuesta del grupo parlamentario comunista y duró varios meses paralelamente a los debates sobre la redacción de la Constitución. Por supuesto, la legalización de los anticonceptivos fue aclamada por la mayoría de la prensa como un avance imprescindible “en la modernización del país”. Fue aprobada con los votos favorables de UCD, socialistas, comunistas y Minoría Catalana (Convergencia Democrática, el partido “católico” de Pujol). Se opuso Alianza Popular. La única discrepancia entre UCD, socialistas y comunistas fue que la UCD introdujo una enmienda (perfectamente irrelevante para el futuro) que contemplaba la posibilidad de prohibir anticonceptivos “nocivos para la salud”.

Paralelamente, la izquierda intentó debatir ya la despenalización del aborto. El gobierno no aceptó, de hecho, el presidente Suárez manifestaba estar en contra del aborto, pero el portavoz de UCD afirmó que su partido no se negaba a discutir este asunto más adelante, en un debate tranquilo y sosegado”. En realidad, pronto se vería que, en la Constitución, cuya redacción estaba a punto de concluir en aquel momento, brillaba por su ausencia la prohibición del aborto, con lo cual, de hecho, se abría la puerta a su legalización posterior.

Probablemente tampoco fue casualidad que la despenalización de los anticonceptivos coincidiera con la expansión de la pornografía en España, ya totalmente legalizada, después de su prohibición durante el régimen del General Franco. Una muestra muy clara de ello fue el aclamado (por la mayor parte de la prensa) aterrizaje en España de la revista Playboy, en noviembre de 1978. Su fundador el norteamericano Hugh Hefner había llegado a ser inmensamente rico gracias a su imperio pornográfico que constaba entonces de rascacielos en Nueva York y Chicago, 5 casinos, 3 hoteles de superlujo, clubs privados en ocho ciudades de Estados Unidos, una editorial, una productora de cine y 2 fincas de recreo.

Hefner vino a España y celebró el estreno de su edición en español (dentro del grupo de editoriales de José Manuel Lara) con una fiesta en el hotel Ritz de Barcelona. El diario EL PAÍS tituló “Llega a España el erotismo de calidad”.

También aparecieron en esa época otras publicaciones como la felizmente desaparecida “Interviu”, revista de gran tirada entonces, que con desnudos en la portada contribuyó a degradar a un gran número de españoles y ensalzar el culto a la indecencia.

Igualmente, la transición fue también la época más descarada del “cine del destape” en España. Mientras, en la prensa de la época aparecían con pequeños artículos o perdidas en páginas interiores las noticias sobre los cotidianos asesinatos de la banda terrorista ETA (79 en ese año), que, en plena campaña de limpieza étnica e ideológica en Vascongadas, había establecido ya su reinado de terror en esa región, antaño tan entrañablemente española.

La legalización de los anticonceptivos coincidió inmediatamente – y no puede ser casualidad- con el fin del baby boom que había vivido España en los años 60 y 70. Probablemente no fue la única causa y la grave crisis económica que vivió España coincidiendo con la llegada de la democracia también influyó desde luego, pero no se puede negar que la generalización y popularización de los anticonceptivos en nuestro país fue el inicio de la “cultura hedonista” de la búsqueda del placer a cualquier precio como único objetivo en la vida, que hoy padecemos con tanta magnitud y a tantos niveles.

Se implantó así en España el germen de políticas antinatalistas que el aborto vendría a apuntalar definitivamente pocos años después. Nadie pensó entonces en las terribles consecuencias, no solo morales, sino económicas de todo esto con la imposibilidad de mantener las prestaciones sociales en nuestro país para las generaciones presentes y futuras que hoy ya se percibe con nitidez a causa de la dramática caída del índice de natalidad que sufre España desde entonces.

Hoy por suerte ya son muchas las voces científicas que se alzan para denunciar el efecto moral nefasto que causa la pornografía con su capacidad para encadenar a la gente en una terrible adicción que puede llevarle a abominables crímenes. Es de esperar una reacción en algún momento contra la pornografía. No en vano, el sangriento y astuto dictador genocida comunista chino Mao Zedong ya escribió que “para destruir una nación hay una fórmula segura: inundarla previamente de pornografía”.

Javier Navascués

16 comentarios

Marc
Cuanta bilis

---

LF:
¿de parte de quién?
21/05/18 11:28 AM
YH
...la de los ateos nihilistas.
21/05/18 1:38 PM
Almudena1
Esto para los que desde dentro de la Iglesia aplauden esa época de dorada primavera y canonizan a Suárez.
21/05/18 2:19 PM
Jackino
Ciertamente, la legalización de los preservativos contribuyó a paralizar el baby boom y los problemas de la superpoblación en España. Quien rechaza los métodos anticonceptivos fomenta la superpoblación y sus problemas. De hecho, los católicos tradicionales que rechazan los preservativos suelen tener familias numerosas de tres o mas hijos. Por el contrario, la mayoría de las parejas españolas suelen tener un máximo de dos hijos con algunas excepciones de familias numerosas. Se imaginan una España superpoblada por 60 millones de personas? Como iban a subsistir? El católico tradicional se queda sin respuestas ante estas dos preguntas. Habría que recurrir a la importación de alimentos de haberlos. Y los precios de los alimentos subirían ante la escasez de la oferta y el aumento de la demanda. Y los alimentos importados serían más caros que los nacionales. Y habría que crear puestos de trabajo para el exceso de población. Por no hablar de una hipotética política colonialista para conseguir nuevos recursos de subsistencia. Sin mencionar los problemas económicos de las familias numerosas que tienen que recibir ayudas estatales. En fin, la Humanas Vítae, que rechaza el uso de los anticonceptivos, es una mala directriz para un estadista. Por eso, la mayoría de la población hace uso de los métodos anticonceptivos.

---

LF:
Usted debe ser el único que no se ha enterado de que el principal problema que afronta España es el desplome de la natalidad, que va a provocar que en un futuro cercano no haya manera ni de pagar las pensiones ni el gasto en tratamientos médicos para una población que tendrá un porcentaje de ancianos enorme.

O sea, la anticoncepción no solo es moralmente perversa, sino que económicamente es un desastre. Así que fíjese qué oportunidad más maja ha perdido de no decir típicos tópicos de los 70 que han quedado ya desfasados
21/05/18 4:57 PM
juanlui
Buenisimo el artículo.
Lo peor es que aquellos que hicieron tan aberrantes políticas se fueron de rositas y mucho menos se espera que alguien, salvo el autor, haga balance de 40 años de democracia del pueblo, que es el eufemismo utilizado por las corruptas elites para imponer un sistema de valores no pedido por el pueblo, salvo la siempre inmoral izquierda social, que en aquel entonces era una pequeña parte de la sociedad
21/05/18 6:34 PM
Francisco Javier
Jackino: "El católico tradicional se queda sin respuestas ante estas dos preguntas."
Mas bien un tal Jackino que de catolico tradicional no tiene nada es quien no las tiene.
21/05/18 7:15 PM
jorge
Jackino

A que llamas superpoblación y que problemas trae?.

La superpoblación es una conjetura y problemas que trae, ninguno.

Trae oportunidades de crecimiento, mejora de la calidad de vida, del ambiente, y fortaleza nacional.

Sucedió con los EEUU. De simples colonias del este, hoy tienen una población del tamaño de casi toda Europa occidental. Es la primera economía del mundo y la primera potencia militar.

China, ha dejado la política del hijo único atrás. Hoy es la segunda economía del mundo, y dentro de poco, la primera.
21/05/18 7:40 PM
Marcelo
No estoy tan seguro del mal hecho. Aclaro que estoy en contra de los males escritos, pero esto me demuestra que la población no es tan Cristiana como aparenta. El pagano o hedonista no le interesan estas cosas y si uno es religioso si. Creced y multiplicaos es para algunos el primer mandamiento. Es una ardua lucha, bendiciones
22/05/18 3:57 AM
Eiztarigorri
Una parte nada pequeña de la responsabilidad del anti-natalismo de España está en los docentes que son lo suficientemente estúpidos para alentar el anti-natalismo basándose en la divertido de la libertad sexual y quejarse de que no hay alumnos ni empleo cuando para los profesores que acaban la carrera, Lógico es como si alguien se quejara del tortazo después de serrar la rama en la que se apoya. Pero aunque parezca estúpido esto sucede.
22/05/18 4:48 AM
Tulkas
¿Y la clerigalla transicionista qué dijo o qué hizo?
¿Nada?
22/05/18 2:12 PM
Piotr Illich Kamenev
Excelente. Siga en esta linea. Es necesario poner blanco sobre negro todo aquello que pudrio este pais.
22/05/18 7:57 PM
Luis I. Amorós
Jackino es una demostración palmaria de cuánto daño ha hecho el maltusianismo a las mentes.
La pregunta que ningún maltusianista contesta es ¿por qué el aumento de población va a incrementar las bocas y no las cabezas que piensan o los brazos que trabajan?

¿una España de 60 millones? España está cerca de los 50 millones, si incluimos a los ilegales. Ha sido por una inmigración necesaria por falta de trabajadores, y no por ningún baby boom. Y yo no veo hambre por ninguna parte.

Más aún, la España que produce alimentos se despuebla, y aún así España produce cada vez más alimentos...

La visión catastrofista de la hambruna mundial por superpoblación, tipo "el futuro que nos llega" tiene lo menos 50 años o más, se demostró hace mucho que está basada en estimaciones falsas y no tuvo en cuenta el desarrollo tecnológico, que ha garantizado los medios básicos de subsistencia, ya hoy en día, para una población muy superior a la actual en la tierra.

Además, es bien sabido que aquella visión respondió a una campaña mediática deliberada de un lobby de millonarios llamado club de Roma, que hace ya muchas décadas debería haber sido declarado grupo terrorista intelectual.

La ciencia económica ha avanzado mucho. Hoy se sabe de sobras que la pobreza proviene de un injusto reparto, y de la explotación del hombre por el hombre. O sea, lo que enseña la Iglesia desde siempre. Lo de la ecuación pobreza-superpoblación está más que superado (basta ver ejemplos como la superpoblada y r
23/05/18 4:50 PM
Jackino
España no tiene un problema con la natalidad sino de mortalidad.... editado

---
LF
Mire, no estamos para perder el tiempo.
24/05/18 9:30 AM
Proby
Perdón: Cardona, no Carmona.
25/05/18 9:07 PM
Generalife
El enemigo ataca a la imagen de Dios en la naturaleza humana ,fuimos creados a su imagen y semejanza
26/05/18 4:21 PM
Joaquín
Lo de la superpoblación es un CUENTO CHINO. Y más en España, donde el problema que tenemos es que el país se nos despuebla. Tenemos unas pocas zonas superpobladas y el resto del país, semivacío (en zonas como Soria o Teruel ni "semi": esas provincias están ya, a todos los efectos, DESPOBLADAS). Muchos demógrafos ya hablan abiertamente de la "España vacía".
Sobre la alimentación, un detalle que "olvidan" mencionar los maltusianos como el tal Jackino es que según la FAO, aproximadamente la tercera parte de la producción alimentaria mundial acaba en la basura. Y España es de los más despilfarradores (según el Ministerio de Agricultura, tiramos a la basura como la cuarta parte de nuestra producción alimentaria). Así que no nos vengas con chorradas.
30/05/18 8:38 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.