Carta de un cura de a pie a los obispos de Cataluña

Perplejidad y tristeza, sí. Porque ustedes, señores Obispos, se han posicionado públicamente a través de su Nota afirmando la realidad nacional de Cataluña, concepto no pastoral sino político, no fermento de unidad, sino de discordia.

Reverendísimos Sres. Obispos de Cataluña:

La Nota del 11 de mayo firmada por todos ustedes me ha dejado sumido en la más absoluta perplejidad y tristeza. Afirman sin embozo que se sienten herederos de la larga tradición de nuestros predecesores, que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña, y al mismo tiempo nos sentimos urgidos a reclamar de todos los ciudadanos el espíritu de pacto y de entendimiento que conforma nuestro talante más característico. Seguidamente, para que no haya lugar a dudas, vuelven a insistir: Por eso creemos humildemente que conviene que sean escuchadas las legítimas aspiraciones del pueblo catalán, para que sea estimada y valorada su singularidad nacional, especialmente su lengua propia y su cultura, y que se promueva realmente todo lo que lleva un crecimiento y un progreso al conjunto de la sociedad, sobre todo en el campo de la sanidad, la enseñanza, los servicios sociales y las infraestructuras.

Perplejidad y tristeza, sí. Porque durante meses se me ha conminado a evitar cualquier connotación, en mis palabras y actuaciones, que pudiese ser interpretada como un posicionamiento a favor de la unidad de España, que forma parte de las legítimas aspiraciones de la mitad del pueblo catalán; porque se me indicó que cualquier manifestación pública en ese sentido podía provocar crispación y división entre los fieles católicos que viven en Cataluña. Por tanto, que la procesión con el Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios en Hospitalet estaba fuera de lugar; que la Santa Misa celebrada por los difuntos en acto de servicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no era de mi competencia; que la atención pastoral prestada a los nonagenarios socios de la Hermandad de la División Azul y el posterior acto académico eran una provocación en toda regla; y que la manifestación contra la cristianofobia y por la libertad de culto y de expresión en la Plaza de San Jaime -con la imagen de Cristo crucificado- no era conveniente que estuviera acompañada por ningún sacerdote porque producía crispación social.

Me siento profundamente engañado por unas palabras que llegué a considerar hasta sinceras por el empeño que se ponía en hacérmelas comprender casi al precio de parecer tonto. Y referidas en cualquier caso a actuaciones meramente evocativas, sin una directa operatividad política y social. Capítulo aparte merecen los posicionamientos y actuaciones de algunos obispos ante mi participación en las manifestaciones mensuales contra el aborto en el Hospital de San Pablo, intentando desactivarlas a causa de la incomodidad que les generan. 

Perplejidad y tristeza, sí. Porque ustedes, señores Obispos, se han posicionado públicamente a través de su Nota afirmando la realidad nacional de Cataluña, concepto no pastoral sino político, no fermento de unidad, sino de discordia. Porque consideran legítimas y ahora legitimadas por ustedes, las  aspiraciones de menos de la mitad de los catalanes (aunque por bastante más de la mitad del poder político y eclesiástico) a estimar y valorar una singularidad nacional fabricada hace cien años por Prat de la Riba y las Bases de Manresa. Aspiraciones ahora concretadas en el empeño de esos poderes por un referéndum para consumar la destrucción de una unidad que ha durado siglos. Unidad no sólo de España, sino también de Cataluña, en la que el autodenominado “pueblo catalán” pretende someter a los que tan atinadamente llamó Candel “els altres catalans”. De momento, mediante un referéndum que los enfrente y los confronte.

Ustedes, Sres. Obispos ¿se sienten herederos de la larga tradición de sus predecesores que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña? Pues yo también me siento heredero, junto con esa otra mitad de catalanes silenciados también por la Iglesia, de una tradición muchísimo más larga y más catalana que la suya.

Me siento heredero de aquellos que en las Navas de Tolosa unieron las fuerzas de toda la España cristiana -Asturias, Castilla y León, Navarra y Aragón- para defender la libertad de profesar la fe verdadera frente a la intolerancia sanguinaria del Islam. Me siento heredero de aquellos sacerdotes y obispos que enviados por Isabel y Fernando al Nuevo Mundo, evangelizaron las Américas y confirieron la dignidad de hijos de Dios a hombres y mujeres de otras razas que se convirtieron por la fe no en esclavos, sino en súbditos libres de su Madre Patria, iguales en derechos a los demás españoles.

Me siento heredero del Somatén de Sampedor que se levantó con el timbaler del Bruch el dos de mayo de 1808 para defender una patria española que, invadida por los ejércitos de la atea Ilustración francesa, amenazaba con destruir la fe de una nación constituida sobre ella. Me siento heredero también de Mossén José Palau, Sacristán mayor de Nuestra Señora de Belén, bárbaramente mutilado y quemado vivo en su iglesia cuando la multitud anarquizada arrasó con todos los templos de Barcelona el 19 de julio de 1936,  y arrebató la vida de cientos de sacerdotes y religiosos, a los que siguieron luego varios miles bajo el mandato de Companys. Me siento heredero de aquellos catalanes que bajo la advocación de la ahora profanada Virgen de Montserrat, levantaron la bandera de la Tradición catalana y regaron con su sangre los campos de España, muriendo por Dios y por su Rey católico. Soy heredero de aquellos hombres y mujeres honrados que prefirieron permanecer fuera, vigilantes, a cielo raso, antes que participar en los restos desabridos de un banquete sucio. Me siento heredero de aquellos que se jugaron la vida para sacar a la luz las catacumbas de Cataluña, y para dar testimonio de la Fe de Cristo en sus calles y en sus plazas; y de aquellos que murieron en un sucio paredón de cara a la madrugada con la mirada puesta en su Dios y en su Patria.

Con el mismo derecho que ustedes se declaran “herederos” de los unos, me declaro yo heredero de estos otros como catalán que soy. Con el mismo derecho conque ustedes toman una opción tremendamente discutible, yo tomo la contraria y lo hago también públicamente desde mi conciencia de sacerdote y de cristiano, de la cual ni siquiera la Iglesia puede juzgar. Soy heredero de una tradición que me ha hecho, por la gracia de Dios, ser lo que soy. ¿Ustedes obran en conciencia? Yo también. No les juzgo, no me juzguen ustedes a mí. Dios ya lo hará con todos. Pero ese “pueblo catalán” que está en el poder y aspira a ver reconocida su singularidad nacional,no deja de ser una elucubración hegeliana al servicio de ese poder absoluto e intolerante, no sólo político, sino también moral (desde la perspectiva católica, inmoral) que en Cataluña impide toda discrepancia, hasta la de los obispos. Pero insisten en que se ha de dialogar con ellos. ¿Sobre qué? ¿Sobre el calendario de imposición de la corrupción moral?

Ustedes, Sres. Obispos, mantienen impertérrito el ademán ante la “Constitución” inmoral y anticatólica del nuevo Estado Catalán que parecen aceptar de buena gana, con la única condición de un pacto y un entendimiento que saben que no llegará nunca por la absoluta incompatibilidad de principios y por el carácter rabiosamente totalitario de ese poder. ¿Debemos entonces aceptar que se abra el camino a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas de sus diócesis para que se pongan al servicio incondicional del nuevo Estado inmoral y tiránico que se quiere refrendar contra la mitad del pueblo catalán y contra el resto de España?Me duele profundamente que en su nota conjunta, los obispos de Cataluña no hablen del Pueblo de Dios (que es el que la Iglesia nos confió), sino sólo del pueblo de Cataluña(el medio pueblo de Cataluña que tiene el poder y por el que parecen apostar) elevándolo así a categoría teológica; me duele que no se nombre en ningún momento ni a Cristo ni a su Iglesia y se prescinda del anticristianismo radical de ese “pueblo de Cataluña” que ha profanado ya los símbolos más sagrados de nuestra fe.

Y resulta sorprendente, Sres. Obispos, que apuesten ustedes por una Cataluña cuyos servicios sociales, tan fuertemente anclados en el progreso que ustedes desean, ofrecen niños en adopción al Lobby LGTB; que apuesten por una sanidad que cultiva el aborto, la eutanasia y la experimentación con embriones humanos; y por una enseñanza que adoctrina ya hoy en ideología de género y en plurisexualidad desde la educación primaria. De momento, han conseguido ostentar la tasa más alta de abortos -también en hospitales participados por la Iglesia- pagados con dinero público por la Generalitat. Este progreso que ustedes, señores obispos, desean que se promueva, se cimienta en la nueva Cataluña sobre la más deplorable corrupción moral: contra la que ustedes evitan toda crítica; y se quedan en la calderilla de la corrupción económica. ¿De Cataluña? No, del “conjunto del Estado”: que para eso pertenecen a la Conferencia Episcopal Española. La calurosa felicitación de Carles Puigdemont no se hizo esperar.

Podría haber desahogado mi tristeza y perplejidad en cualquier tertulia de sobremesa en una recóndita casa parroquial. Prefiero hacerlo así, públicamente, como ustedes lo han hecho y con la lealtad de aquel que no puede ni debe esconderse, pues no ha dicho nada ni contra la doctrina ni contra la moral cristiana. Sólo he roto el bozal del pensamiento único y he entrado en la arena del ruedo por la puerta que ustedes mismos me han abierto.

Si defienden la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en la dignidad inalienable de los pueblos y de las personas, espero que respeten también la mía y de tantos otros, pues ustedes ya se han posicionado con la suya; y que no reduzcan al silencio a los discrepantes, con el argumento de autoridad de la obediencia debida.

Ya sé que la discrepancia contra el pensamiento único se castiga severamente. Ya han visto cómo han reaccionado contra el autobús discrepante. Estoy dispuesto a pagar el precio con que se castiga ésta. La defensa de la verdad tiene un precio, ya muy alto en esta sociedad que galopa hacia el totalitarismo. En la refriega en que estamos, es difícil evitar el fuego enemigo, tan fanático. Por eso daré gracias a Dios si consigo esquivar el fuego amigo. Y me aplico el cuento del cartel de esos reivindicadores del derecho a decidir (sólo lo que el poder decida que podemos decidir): Procura que tu prudencia no se convierta en traición. En mi caso, traición al Evangelio, a la Iglesia y al Pueblo de Dios. 

 

Custodio Ballester Bielsa, pbro.

Cura párroco de la Inmaculada Concepción de Hospitalet de Llobregat

www.sacerdotesporlavida.es

 

 

 

 

 

66 comentarios

Juan Mariner
Mossèn Custodio Ballester es la antítesis de los párrocos que dejan colocar las banderas independentitas catalanas en los campanarios de las parroquias que rigen: todos politizados hasta el tuétano. Sin embargo, le disculpo por su sincera defensa de la vida ante el abortorio de Sant Pau i la Santa Creu.
17/05/17 9:18 PM
Mikel
Actitudes valientes como la del P. Ballester son tan excepcionales hoy entre nuestros pastores que nos resultan como una bocanada de oxígeno a muchos fieles y nos tienen que servir para despertarnos y reaccionar a todos. Pienso que si en España el mal ha avanzado tanto a todos los niveles es en buena medida porque en el clero y entre los laicos han faltado voces valientes como la del P. Custodio, por favor que la feligresía le respalde más que nunca. Gracias P. Ballester, el Señor te bendiga y nuestra Madre del Cielo te cuide.
17/05/17 9:41 PM
Gilberto de la Porré
Me solidarizo completamente con Ud., mosén Custodio.
Esos no son pastores, son gestores (del sol que más calienta).
Cada vez confío menos en nuestros obispos.
17/05/17 9:42 PM
Pilar Martínez
Comparto en su totalidad lo que dice este sacerdote. Como a él, me produce tremenda tristeza ver cómo unos pastores de la Iglesia se acomodan sin ruborizarse a los criterios del mundo, en clara dejación de la fe cristiana que supuestamente profesan; En su caso es más grave todavía , pues como pastores tienen la grave responsabilidad de mirar por las ovejas que el Señor les ha encomendado, de dirigirlas y confirmarlas en la fe. En su lugar, en vez de tratar de unir y reconciliar " Que todos sean UNO, como tú Padre y Yo somos UNO", siembran división y confrontación , creando grave escándalo entre los fieles. Dios juzgará.
17/05/17 10:05 PM
jordi
els bisbes no han de ser partidistes sinó homes de pau
17/05/17 10:15 PM
Strauch
¡Bravo, Padre!

Verdades como puños, sí señor. Que Dios le bendiga con abundancia.,
17/05/17 10:31 PM
Curro Estévez
Oír a un sacerdote expresarse así es insólito, pero se agradece.
Los obispos retratados. Estoy con Vd. don Custodio, que el Señor le bendiga.
17/05/17 10:39 PM
alma
Pater, ánimo, ya lo dijo una gran santa, " la verdad padece, pero no perece";...Se les debe respeto a los obispos de la Iglesia, pero NO obediencia ciega, propia de sectas ,en temas puramente temporales.Se equivocan al crear división entre los fieles.Son apóstoles de Cristo, no políticos!.Y acabo con otro dicho de un intelectual católico: "Yo cuando entro en la iglesia, me quito el sombrero pero no la cabeza".
17/05/17 10:43 PM
Antonio
Un abrazo muy fuerte, confiemos en nuestro señor Jesucristo.
17/05/17 10:59 PM
Fulgencio
Qué valiente y qué bien dicho. Dios le bendiga padre y ánimo para seguir defendiendo la verdad. Le encomiendo a la Santísima Virgen. Saludos cordiales.
17/05/17 11:05 PM
José Manuel
Muy bien dicho < la verdad nos hace libres>
18/05/17 12:26 AM
Rafael
El problema está en el Vaticano, en lo que haga el Papa. Los obispos catalanes han seguido el camino que les marcó hace unas semanas el de Tarragona, el obispo Jaume Pujol. En la festividad de la Virgen de Montserrat concluyó así su homilía: "para que ilumine la tierra catalana en estos momentos de su historia para que encuentre el camino de la afirmación nacional” Omella, y el resto, ha queda como un auxiliar de Jaume Pujol.

Viene de lejos. Es una larga marcha, más o menos subrepticia, desde hace un siglo, para convertir a la Iglesia en instrumento de los intereses supremacistas de la oligarquía catalana. La nota responde a ello. La pujanza de los industriales catalanes procede del comercio con Cuba. Basada en la esclavitud que allí se permitía. Ante los intentos de abolir la esclavitud en Cuba los industriales catalanes se organizaron, creando en Cataluña la LLiga Antiabolicionista en 1872, procurando extenderla a toda España. A la junta directiva de esa Lliga Antiabolicionista pertenecieron José Morgades y Gili y Salvador Casañes. El primero era rector del seminario de Barcelona. En 1899 José Morgades fue nombrado obispo de Barcelona, sustituyéndole tras su muerte en 1901 Salvador Casañes, otro firmante del manifiesto esclavista. Ambos promotores del uso exclusivista del catalán, por lo que tuvieron enfrentamientos con el cardenal Rampolla.


El Papa dijo hace unos días en Egipto:

“Tenemos el deber de quitar la máscara a los vendedores de ilusiones sobre el más a
18/05/17 4:11 AM
Gilberto de la Porré
Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. ¿Qué les parecería a estos obispos las injerencias de la generalidad catalana a la hora de nombrar obispos en aquellas provincias?
18/05/17 7:53 AM
José Manuel
Bravo por Don Custodio Ballester, un auténtico pastor preocupado por su rebaño, no como los obispos catalanes, tan sólo interesados en ejercer la servidumbre con los políticos.
18/05/17 8:42 AM
Maite C
Gilberto de la Porré.
No debía leer el comentario dirigido personalmente a Vd. en otro artículo de hace unos dos días que Vd. se dirigía a mí, y le respondí a la vez que le pedía el poder contactar personalmente para rematar lo dicho.
Le decía que se ponga en contacto con Luís Fernando que le dará mi correo; o en todo caso dele Vd. el suyo, que él me lo hará llegar.
Gracias.
18/05/17 9:09 AM
chico
Toda España tiene que estar empapelada con esta carta. Incluso el Congreso de los Diputados. Yo he asociado enseguida la carta a la Proclama del Alcalde de Móstoles contra los franceses. Sencillamente es que no hay derecho a tanta mentira eclesial con apariencias de medias verdades.
18/05/17 9:18 AM
Pilar
Muchas gracias D. Custodio porque nos ha hecho comprender lo que es nuestra Patria, con sus valores y sus ideales por los que tantos han dado su vida defendiendola.
Hoy, cumpleaños de San Juan Pablo II, que tanto demostró su cariño a España, le pido con toda el alma que nos preserve en la unidad y la caridad.
18/05/17 9:53 AM
amparo
gracias, padre Custodio.
18/05/17 1:29 PM
josep
lo que hoy necesita España: a Cristo, a Dios, a la Iglesia Católica, al Papa, el compromiso de todos los cristianos.
18/05/17 1:32 PM
Rexjhs
Todo mi apoyo, padre Custodio. Aquí padeceremos un breve tiempo pero luego nos espera la eternidad en el Cielo. Dios le bendiga y la Moreneta le ampare. Todos los católicos fieles de España le apoyan
18/05/17 2:37 PM
eduardo asensio zorrozúa
El caso es que no se ha tocado el aspecto religioso como si Dios no existiera,..Solo política y politicos. Un Partamento de tejas para abajo. Nada más. ¿Qué futuro esperamos? Y nadie piensa otra cosa.
18/05/17 4:18 PM
CIPRIANO PÉREZ BARROSO
Los Obispos catalanes defienden a los separatistas. Los separatistas tienen en su diana a los Obispos. Los independentistas tienen siempre encendido el fuego del odio (no del amor). Una pena, la sotana o el cleriman arden los primeros. Padre Custodio, desde hoy rezaré por usted.
Desde El Puerto de Santa María, por Santa María le deseo: Fe, salud y esa claridad tan grande. Un abrazo ¡valiente!.
18/05/17 6:52 PM
Rafael
Sorpresivamente, el Papa recibe hoy a la cúpula de la Conferencia Episcopal Española. Decisivo para el futuro de la Iglesia en España y para todos los españoles. Lo hace después de que sectores eclesiásticos hayan apoyado el robo del cupo vasco, realizado a la par que la mascarada de la marca ETA, usándola descaradamente. Y de la nota de los obispos catalanes proclamando ellos la nación catalana para consagrar la colonización y explotación de toda España. El Papa decide. El Papa decide si la Iglesia es un instrumento de esclavistas oligarcas o cumple su misión. Decide si cumple su deber, expresado por él mismo hace poco en Egipto: “Tenemos el deber de quitar la máscara a los vendedores de ilusiones sobre el más allá, que predican el odio para robar a los sencillos su vida y su derecho a vivir con dignidad, transformándolos en leña para el fuego y privándolos de la capacidad de elegir con libertad y de creer con responsabilidad.“ Decide si los que predican el odio –y ya explícitamente la guerra, como Francesc Homs coincidente con los obispos catalanes en su proclama de la “afirmación nacional”- nos roban a los sencillos españoles la vida y el derecho a vivir con dignidad. Dios le ayude a resistir las taimadas asechanzas.
19/05/17 3:34 AM
Ricardo
Animo D. Custodio. Un abrazo en Cristo, mi apoyo y oración están con Vd.
19/05/17 9:06 AM
Gemma
Hacen falta muchos sacerdotes como el Padre Custodio, que digan la verdad sin miedo a pensamientos únicos, sin edulcorantes. ¿Por qué es confrontación defender la realidad de España, una realidad asentada durante siglos y siglos, y no lo es en cambio, apoyar su ruptura, una ruptura que no se refleja en nuestra Historia ni en el deseo de una amplia mayoría? Que me lo expliquen los obispos, porque no lo entiendo.
Desde Barcelona. Gemma
19/05/17 11:03 AM
Abu
Enhorabuena a este valiente presbitero que ha hablado claro en el nombre del Evangelio.
Cuesta creer el sometimiento enfermizo al totalitarismo de los separatistas, q solo representa al 47% d los catalanes. Sereis juzgado muy duramente, habeis perdido el norte q es Jesucristo y el Evangelio.
19/05/17 2:08 PM
Muy bien padre, por poner los puntos sibre las ies. Parece que tenemos a los.obispos mundanizados, politizados y confundiéndolo todo.
19/05/17 2:32 PM
Eugenio
Totalmente de acuerdo Padre Custodio, ánimo porque le van a premiar con todo tipo de persecuciones, pero Ud. sabe que eso es de Bienaventurados y como muy bien les recuerda, el Señor nos juzgará a todos, pero a los pastores (los obispos) con más inflexibilidad por la responsabilidad que tienen con las ovejas que les han sido confiadas.
Rezaré por Ud para que el Espíritu Santo le de la Gracia de ser fuerte en las luchas que le esperan.
19/05/17 3:32 PM
chico
Ojalá que no le den uno o dos años sabáticos, de esos que son para estar en silencio, y alejados del mundo.
19/05/17 7:24 PM
Antonio José, desde Maracena
¡Magnífica carta!
19/05/17 7:49 PM
Macarena
Rezaré por usted. Cuánta razón y cordura, cuánta valentía en medio de tanta locura y mentira proveniente de quienes deberían ser referentes de verdad y de justicia. Es penoso lo de la Iglesia en Cataluña.
19/05/17 8:06 PM
Festivus
Celebro que, ante estos "Elipandos de Toledo" actuales, vuelva a surgir otro "Beato de Liébana" en la persona del P. Custodio.
Admiro su valentia y amor por la Verdad.
19/05/17 11:27 PM
Valertal
Admiración y profunda simpatía es lo que me ha despertado la carta del padre Custodio. NI una sola objeción, ni un solo pero a la lección magistral que ha dado a los separatistas y divisivos obispos catalanes. Por culpa de ellos las iglesias y los seminarios catalanes están vacíos de gente y de espíritu cristiano. Su cobardía raya en la traición a miles de sencillos católicos no separatistas. Muchos de ellos se sienten tan catalanes como españoles, y como dice el padre Custodio son la mayoría del pueblo silencioso.
Además, ésta formidable carta es una magnífica lección de la Historia real de Cataluña, para enmarcarla como recuerdo imborrable de su valiente postura ante la cobardía de unos obispos politizados hasta la naúsea y sometidos a la tiranía secesionista, que está ahogando toda discrepancia desde el parvulario hasta la universidad, así como en toda la Administración catalana, ahogando la democracia hasta crear una atmósfera irrespirable.
Esta es la cosecha de odio que los obispos catalanes elogian y hacen suya en su carta pastoral, mientras persiguen y acosan a un sacerdote servidor de Cristo y libre de toda politización en su quehacer pastoral.
20/05/17 1:13 PM
María Elizalde.
Genial. Se ha quedado a gusto, hasta no poder más con la doble vara de medir. Además con la labor pedegógica de enseñar la historia como ha sido. A pesar de todo lo estará padando muy mal, pero estamos con Vd.
Monseñor Blázquez dice que el Papa sabe muy bien lo que pasa en España. Seguro? Quien le informa de Cataluña? Los prelados catalanes? El abad fe Monserrat, que habla a menudo por teléfono? La Conferencia Episcopal, desde la verdad o desde el buenismo? Estos son los que llamaban al orden a Sor Lucía Caram y a Teresa Forcades. Hay no, que me he confundido.
Rezamos por Vd y por todos para que vean
20/05/17 3:29 PM
María Elizalde.
Se puede hacer una campaña de apoyo enviando mendajes a todos los obispados de Cataluña
20/05/17 3:32 PM
jordi
gracias padre Custodio B.
20/05/17 5:12 PM
Evangelizadora de medio orbe, luz de Trento, espada de Roma. Tierra de María. La España católica, universal, integradora de pueblos y razas ¿Será casual que la España católica, universal, haya sido históricamente la que logró la proeza de abrir las rutas marítimas para el mundo, la que hizo que este se completara en la mente de los hombres, que se volviese reveladoramente rotundo y próximo?

Esta es nuestra fuerza moral, nuestra divisa, la encomienda en la que Cristo nos ha comprometido. La reconstrucción de España ha de ser la reconstrucción de cristiandad, el foco de resistencia.
¿Frente a eso? El nacionalismo protestante, liberal, autocomplaciente, falso.
20/05/17 9:44 PM
Macabeo
No puedo por menos que quitarme el sombrero ante el P. D. Custodio Ballester. Porque, humanamente, hay que tenerlos muy bien puestos para enfrentarse diariamente a la jauría nacionalista como lo hace él. Y, espiritualmente, porque, lo hace defendiendo la doctrina católica de siempre, sin estridencias modernistas. Pido a Dios Todopoderoso que le conserve en la fe, y que tenga a bien suscitar sacerdotes como D. Custodio a lo largo y ancho de su Iglesia.
20/05/17 10:58 PM
Palas Atenea
Con tantos santos que tiene Cataluña, la comunidad con mayor número de ellos, es una pena que este santo varón sea el único que siga sus pasos.
21/05/17 2:08 PM
Joel
Formidable testimonio de hombría hispánica la del sacerdote y párroco, Rvd. D. Custodio Ballester que hace honor a su nombre y a su apellido de ballestero oscense al que no le tiemblan las piernas ante el abrazo del oso capcioso. Tierras de Sobrarbe, donde los Fueros del ciudadano en el Parque de Ordesa y Monte Perdido transitado por laVirgen María.
Hombre de una pieza y sacerdote católico en una España que desde los tiempos Apostólicos supo defender su Religión CATÓLICA con la ofrenda de la propia vida terrenal de sus habitantes contra toda suerte de sometimientos, manipulaciones o engaños porque SALVAR EL ALMA era lo esencial y el destino de venir al mundo, hasta estos tiempos de claudicación interconfesional en que solo importa la dignidad intramundana de haz lo que quieras si estás enamorado de la vida, a poder ser la buena vida.
Ha hecho su ofrenda vital y sacerdotal de sacerdote-liturgo de Cristo ante el asombro público por su libertad hispánica en esta hora del Poder de las Tinieblas y el escaqueo escandaloso de los supuestos acompañantes y discípulos del Señor nuestro Jesucristo.
¿Pero qué vamos a hacer nosotros cuando le hagan comparecer los anases y caifases de turno en el sanedrín, lo abofeteen y lo condenen a muerte civil y religiosa por no seguir los pasos de los mandatarios en el entramado interconfesional y anti-hispánico?
Esta es la cuestión que se plantea: Dar la cara a pleno mediodía o dejarse consensuar en el epicureismo.
Y la pobre víctima-las pob
22/05/17 3:50 PM
María
Doy gracias a Dios por sacerdotes como Ud. Los obispos catalanes recuerdan a los de la Iglesia China, sometidos al poder político. ¡Si siguen así, como ha dicho otro comentarista, los políticos acabarán nombrándolos! Allá ellos, "sarna con gusto, no pica" y que Dios se lo demande, cuanto antes, por favor!!!
23/05/17 12:33 PM
Luis Piqué Muñoz
¡Estoy completamente con usted, Padre Custodio, como con todos sus admirables Artículos que he leído! Hoy, para Catalunya y la Generalitat, ser Español es ser Satán y ser perseguido por Traidor. Yo también estoy con el glorioso Tercio de Montserrat ¡Y Creo en la Libertad, no el fascismo democrático, la Tiranía que se ha Impuesto dura y salvajemente en España y Catalunya! Nada más ¡Viva España! ¡Visca Catalunya! ¡Viva Dios!
23/05/17 5:59 PM
Esmeralda
Enhorabuena por su valentía.Yo creo que como personas , hemos de tender a unirnos y no a separarnos.
Como creyentes todos somos hijos de Dios.Entonces ni negros ni blancos.Y menos dentro de nuestra misma nación que es España
no tiene sentido estas cabezonadas ni fanatismos
esto son aberraciones
Que Dios no nos tenga en cuenta tanta ignorancia sobre como practicar el verdadero
mor .(Corintios. 13)@
24/05/17 5:57 PM
Tony de New York
Vamos, buscar la INDEPENDENCIA NO es DOGMA o DOCTRINA.

Yo estoy a favor de la UNIDAD de España!
27/05/17 2:12 PM
Manolo
Discrepo del articulista y de los comentaristas: que el cura le diga a su obispo lo que quiera por carta, teléfono o señales de humo, pero un solo cura dándoles lecciones a varios obispos en un medio de comunicación no me cuadra...
28/05/17 5:27 PM
david
Lo triste del caso (y a lo mejor el P. Custodio esto no lo sabe) es que su obispo ha llamado a todos los curas de la zona para que le hagan sistemáticamente el vacio. Esto lo sé de primera mano. Y la razón es la que él dice en la carta, porque con sus actuaciones y manifestaciones crea crispación y separación. Con dos coj...
Mucho ánimo Padre. No pasarán.
29/05/17 1:26 PM
c1
¡Ánimo y que Dios le bendiga!
30/05/17 2:07 AM
Luis Carlos
Respetado padre:
He leído su carta con atención y me ha gustado. Y ello porque coincide con mi forma de pensar. Pero tengo una enorme preocupación. Saco la conclusión que lo terrenal es lo que os mueve, a uno y a otros, y lo espiritual parece fuera de lugar, anticuado y propio de personas poco cultivadas.¿ Quien puede dirigir mi alma? Por supuesto no el que me habla de banderas y falta de caridad, no el que trata al aborto con grados de permisividad.Vuelvan a leer el muevo testamento señores obispos, y denle a Dios lo que en verdad le corresponde.
3/06/17 5:50 PM
chico
En toda mi larga vida no he encontrado nunca un cura que hable en España con tanta libertad, tan bien, y sin herir a nadie, y diciendo LA VERDAD.
24/07/17 9:06 AM
Néstor
Por si alguien creía que no hay más profetas. Gracias, P. Custodio, Dios lo bendiga y lo guarde.

Saludos cordiales.
24/07/17 1:43 PM
Silvia
Padre Custodio,
Venganse su señora madre y usted a Madrid.Los españoles de cualquier parte ,aquí son bienvenidos ,
porque están en su casa.
Un atento saludo
24/07/17 9:51 PM
Vincetore
¡Chapeau! Que más se puede decir que no se haya dicho ya. Hacen falta más pastores como usted.
Gracias y que Dios le bendiga.
24/07/17 10:09 PM
Alberto el retrógrado reaccionario y rigido
El Nuevo Orden Mundial En su intento de destruir a las naciones para crear un gobierno mundial, intenta debilitarlas provocando división dentro de ellas. Busquen quienes apoyan la independencia Catalana.
24/07/17 10:23 PM
Derrotar al Dragón
Neoliberalismo = "Todo esto te daré si te postras ante mí y me adoras."
25/07/17 12:53 AM
Nestor
La estrategia inglesa de siempre. Así vino el Uruguay a la existencia.
25/07/17 1:08 AM
Antonio de la Posada del Fin de la Tierra
Yo tengo un 25 % de sangre catalane, que se remontan a más allá de 1500.
No soy español, porque esos abuelo emigraron a Sudamérica.

Pero digo que Cataluña fuerade España es un adefesio.
25/07/17 7:22 AM
Desde Valencia
Padre Custodio: Reciba todo mi apoyo y mis oraciones por Ud. y por la Iglesia Católica. Con casos como éste y otros que no vienen al caso, a veces me he sentido tentada a apostatar, pero no he llegado a hacerlo porque por encima de todo está Cristo y el amor infinito que siente por todos nosotros. No, no voy a dejar de ir a misa y de comulgar, eso quisiera el Maligno, que seguro está detrás de todo este negro humo y otros incendios. Ofreceré mi comunión por la Santa Iglesia y por los sacerdotes que ejercen de pastores, también por Ud. y su anciana madre, a quienes Dios bendiga. Un saludo.
25/07/17 6:01 PM
Evelio
Que Dios le vendiga `[ Padre Custodio]
25/07/17 6:40 PM
Manuel Rodriguez Blanco
Gracias Padre Custodio
25/07/17 10:17 PM
x
Esto recuerda...
' Segundo mensaje:-18 de Junio de 1965-La Virgen dijo "Me da mucha pena decíroslo yo, pero os lo tengo que decir para vuestro bien", por esta causa fue el Arcángel San Miguel quien lo dijo a Conchita el día 18 de Junio de 1965.
El mensaje que la Santísima Virgen ha dado al mundo por la intercesión de San Miguel.
El Ángel ha dicho:
"Como no se ha cumplido y no se ha dado mucho a conocer mi mensaje del 18 de octubre, os diré que este es el último. Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando. Los Sacerdotes, Obispos y Cardenales van muchos por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas mas almas. La Eucaristía cada vez se le da menos importancia. Debemos evitar la ira de Dios sobre nosotros con nuestros esfuerzos. Si le pedís perdón con alma sincera, Él os perdonará. Yo, vuestra Madre, por intercesión del Ángel San Miguel, os quiero decir que os enmendéis. Ya estáis en los últimos avisos. Os quiero mucho y no quiero vuestra condenación. Pedidnos sinceramente y nosotros os lo daremos. Debéis sacrificaros mas, pensad en la Pasión de Jesús.".' (Garabandal.1965)
26/07/17 12:40 AM
José de La Roda
Mi apoyo incondicional al padre Custodio. Podríamos recoger firmas y, si procede, informar al papa Francisco.
El padre Custodio tiene que estar entre nosotros.
Viva Cristo Rey.
28/07/17 10:58 AM
Mª Socorro Gómez
Gracias Padre Custodio por su carta que leído con atención.Primero porque demuestra tener sentido común, no solo como sacerdote catalán, sino de la Iglesia católica al servicio de todos. Los católicos le agradecemos esta carta, ya que estoy escuchando a cristianos y no cristianos que con esas actitudes de algunos sacerdotes separatistas, no pondrán la X en la Declaración de la Renta y otras cosas peores. Eso no nos une en un solo SEÑOR, una sola FE, un solo BAUTISMO.. como cantamos. Muchos se sienten escandalizados por todo lo que está pasando. Solo queremos PAZ y UNIDAD ante nuestro Señor Jesucristo, nuestro Dios y Salvador, Camino, Verdad y Vida. que murió por todos. Saludos y muchas gracias por su sentido común y rezaré por usted para que se sienta orgulloso de ser hijo y sacerdote de la Iglesia Católica al servicio de las almas y con la con la única bandera de Nuestro Dios, Creador del universo, Padre de todos.
28/09/17 6:18 PM
David Otero Villar
P.Custodio. Es usted un hombre valiente y me subscribo íntegramente en sus pensamientos.
28/09/17 10:18 PM
MIiguek
Bueno,estos obispos son como fueron los vascos cuando el terrorismo golpeaba,cobardia,cobardi,cobardia,el proximo año que la cruz la marquen los de la cup o podemos,esto ya es demasiado,el comunicado de ayer a mi me dio ASCO
28/09/17 11:19 PM
MIiguek
Bueno,estos obispos son como fueron los vascos cuando el terrorismo golpeaba,cobardia,cobardi,cobardia,el proximo año que la cruz la marquen los de la cup o podemos,esto ya es demasiado,el comunicado de ayer a mi me dio ASCO
28/09/17 11:19 PM
Antonio
Leyendo su carta parecía que estaba meditando sobre los Evangelios, esa "Buena Noticia" que el Hijo de Dios nos trajo a toda la humanidad. Resonaban en mí, palabras, como..."sepulcros blanqueados, raza de víboras,....". ¡Qué pena de dirigentes tenemos en la Iglesia que -aunque minoría- se hacen notar! La Iglesia necesita una nueva evangelización donde impere: la humildad, la sencillez, los gestos de Jesús.... Por el Bautismo somos revestidos como : Sacerdotes, Profetas y Reyes; ésta debería ser la máxima jerarquía en la Iglesia. "El que quiera ser el más grande, entre vosotros que sea el servidor de todos", palabras de Jesús.
Padre Custodio, gracias por su valentía y seguimiento al Maestro.
30/09/17 8:47 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.