Hacia un pansexualismo

Se quiere imponer con la ayuda del Estado –y con prescindencia de los padres–, un modelo de vida que reduce a nuestros niños y jóvenes a la condición de animales, en que absolutamente todo se justifica y tiene su razón de ser en el sexo. En suma, arribar a un completo pansexualismo.

Parece que el delito de corrupción de menores (al menos en sus connotaciones sexuales), tendrá que ser derogado, en razón del documento elaborado por la Oficina Regional para Europa de la OMS y el Centro Federal de Educación para la Salud de Alemania (BZgA) titulado «Estándares de Educación Sexual para Europa. Marco para las personas encargadas de formar políticas educativas, responsables y especialistas de salud» (ver documento completo).
De acuerdo al mismo, «La sexualidad es un aspecto central del ser humano durante toda su vida y comprende sexo, genero, identidades y roles, orientación sexual, erotismo, placer, intimidad y reproducción. La sexualidad se experimenta y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, comportamientos, prácticas, roles y relaciones. Mientras que la sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no todas se expresan o experimentan. La sexualidad está influenciada por la interacción de los factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, étnicos, legales, históricos, religiosos y espirituales» (p. 23).
Es así como desde 0 a 4 años, los niños/as deben aprender a gozar tocando su propio cuerpo; de 4 a 6, deben poder hacer lo mismo con sus amigos/as; entre 6 y 9, deben poder defender sus «derechos sexuales de los niños y niñas» (a lo que luego se llama «ciudadanía íntima» –p. 27–); de 9 a 15, aprender sobre las enfermedades de transmisión sexual y a odiar una «maternidad imprevista» (considerada como otra enfermedad), lo que incluye la anticoncepción y el aborto a libre elección, sabiendo dónde practicarlo en caso necesario, sin conocimiento de sus padres; y también que su peor enemigo para el goce desenfrenado es la religión cristiana; desde los 15, deben dar rienda suelta a sus impulsos sexuales, incluso a cambio de ciertas contraprestaciones, si lo desean (dinero, diversión, regalos, etc.).
De este modo, se quiere imponer con la ayuda del Estado –y con prescindencia de los padres–, un modelo de vida que reduce a nuestros niños y jóvenes a la condición de animales, en que absolutamente todo se justifica y tiene su razón de ser en el sexo. En suma, arribar a un completo pansexualismo.
Ahora bien, ¿se imagina alguien qué pasaría si de verdad todo en la vida, tanto de los individuos como de las sociedades, se guiara por el sexo? Habría que cambiarlo todo, como quieren los nuevos sacerdotes de la ideología de género, dejando así obsoletas las nociones de padre, madre, matrimonio, familia, discernimiento sexual, y un largo etcétera.
Pero además, ¿por qué tanto interés en corromper así a las nuevas generaciones? ¿Quién sale ganando con este pansexualismo?
Ya es hora que por fin nos demos cuenta quién es quién en esta verdadera guerra cultural.

Parece que el delito de corrupción de menores (al menos en sus connotaciones sexuales), tendrá que ser derogado, en razón del documento elaborado por la Oficina Regional para Europa de la OMS y el Centro Federal de Educación para la Salud de Alemania (BZgA) titulado «Estándares de Educación Sexual para Europa. Marco para las personas encargadas de formar políticas educativas, responsables y especialistas de salud» (ver documento completo).

De acuerdo al mismo, «La sexualidad es un aspecto central del ser humano durante toda su vida y comprende sexo, genero, identidades y roles, orientación sexual, erotismo, placer, intimidad y reproducción. La sexualidad se experimenta y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, comportamientos, prácticas, roles y relaciones. Mientras que la sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no todas se expresan o experimentan. La sexualidad está influenciada por la interacción de los factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, étnicos, legales, históricos, religiosos y espirituales» (p. 23).

Es así como desde 0 a 4 años, los niños/as deben aprender a gozar tocando su propio cuerpo; de 4 a 6, deben poder hacer lo mismo con sus amigos/as; entre 6 y 9, deben poder defender sus «derechos sexuales de los niños y niñas» (a lo que luego se llama «ciudadanía íntima» –p. 27–); de 9 a 15, aprender sobre las enfermedades de transmisión sexual y a odiar una «maternidad imprevista» (considerada como otra enfermedad), lo que incluye la anticoncepción y el aborto a libre elección, sabiendo dónde practicarlo en caso necesario, sin conocimiento de sus padres; y también que su peor enemigo para el goce desenfrenado es la religión cristiana; desde los 15, deben dar rienda suelta a sus impulsos sexuales, incluso a cambio de ciertas contraprestaciones, si lo desean (dinero, diversión, regalos, etc.).

De este modo, se quiere imponer con la ayuda del Estado –y con prescindencia de los padres–, un modelo de vida que reduce a nuestros niños y jóvenes a la condición de animales, en que absolutamente todo se justifica y tiene su razón de ser en el sexo. En suma, arribar a un completo pansexualismo.

Ahora bien, ¿se imagina alguien qué pasaría si de verdad todo en la vida, tanto de los individuos como de las sociedades, se guiara por el sexo? Habría que cambiarlo todo, como quieren los nuevos sacerdotes de la ideología de género, dejando así obsoletas las nociones de padre, madre, matrimonio, familia, discernimiento sexual, y un largo etcétera.

Pero además, ¿por qué tanto interés en corromper así a las nuevas generaciones? ¿Quién sale ganando con este pansexualismo?

Ya es hora que por fin nos demos cuenta quién es quién en esta verdadera guerra cultural.

 

Max Silva Abbott

 

Publicado originalmente en Viva Chile

10 comentarios

Javier
Parece que el mundo imaginado por Huxley en los años 30 y plasmado en su libro "Un mundo feliz" se va haciendo realidad poco a poco... no creo ni que tengamos que esperara al año 3000.
30/09/13 12:13 PM
Ricardo de Argentina
Esto es satánico.
Ayer nomás se llenaban titulares y telediarios acusando a la Iglesia de corruptora porque algunos de sus miembros corrompían. Pero ahora vemos que se propone con total frescura una corrupción abierta, generalizada, justificada y sistematizada.
Esta tremenda contradicción se explica si se reconoce la acción del Maligno. Entonces, todo tiene su lógica.
1/10/13 4:19 AM
CarArri
Bueno, esto es un decir; a ver claro,que se está intentando cambiar todo, claro; para las nuevas generaciones, se desa un cambio del patrón de ser humano digno, libre e inteligente, en una palabra, feliz; desean esclavos, escalvos también de ellos mismos, de drogas sintéticas muy bartas que les dará cortas y míseras vidas, sin apenas memoria para reciordar, que les arrebatarán el sentimiento de amor, de familia, etc para que se aegure la sociedad elitista, la supervivencia de las clases en el poder.........somos demasiados, y claro, los recursos son limitados, No interesan las personas inteligentes, seres humanos bellos inteligentes y libres; de ahí que lso educadores lo tenemso difícil, pero no imposible.
1/10/13 1:45 PM
José Luis
En el fondo de todo esto está el querer prescindir de Dios, el Supremo Creador del hombre y todas las cosas y los animales. Cuando les guía el Maligno y se olvidan del Supremo Hacedor, ocurren estas inniquidades.
Cuando la persona cree que no necesita a Dios, es capaz de cometer las mayores barbaridades y atrocidades y no se dan cuenta que perecerán en sus propias perversiones y escándalos.
2/10/13 12:30 AM
carlos
Estimados hermanos y miembros del Cuerpo Místico.El Hedonismo es un arma ideologica,causa los abortos,violaciones,divorcios,enfermedades de transmisión sexual,que los jóvenes no piensen en el prójimo,sólo el placer egoista,hoy,a toda costa,busca la fragmentación de la sociedad,la gente cree que maneja su libertad pero son llevadas de la nariz,con sufrimiento y más sufrimiento,que por mi trabajo observo sin cesar,por algo en Rusia se oponen a está degeneración de Occidente CIVILIZADO??? Esto también tiene,que ver con la desnutrición infantil,y la iNJUSTICIA GLOBALIZADA su lider OBAMA y secuaces,hablan de la Injusticia pero viven de ella,hablan del sufrimiento,pero lo promueven,con ayuda de los nuestros?????Consumo a toda costa,sexo grupal,placer y más placer,se olvidan de algo muy importante que el que escribe tiene presente siempre,LA MUERTE,y ojala sea la NADA.El destino es el INFIERNO que es tan infinito como mirar el ojo de Dios para arriba y/o moléculas para abajo.Derechos humanos de quién????? a Cristo por Maria y con el Papa.
4/10/13 3:19 AM
María
Efectivamente, así es y "así nos luce el pelo" sólo con abrir los ojos ya se ve cuanta alegría, paz y justicia tenemos.Es lo lógico cuando se desconoce que somos racionales por naturaleza y libres para contolar los impulsos no racionales (se dan también en los animales)delos instintos y sentimientos.Además, si dejamos que la fe ilumine la razón, más facil será el autodominio propio y la convivencia con todos.El cristianismo es el verdadero humanismo. María
4/10/13 10:16 AM
Cipriano Ramirez,"EL PROFETA"
Todos los comentarios que se muestran acá reflejan una realidad que estamos viviendo y que no debe ser ajena a nadie, salvo a aquellos que quieran mantenerse ajenos a esta realidad, sea por interés o por ceguera y sordera espiritual.
La triste realidad es que estamos viviendo la etapa final de la historia de la humanidad y ya esto estaba predicho para estos tiempos finales desde hace muchos siglos atrás.
Que no nos sorprenda que cosas peores a estas tengamos que ver y vivir en esta etapa final de nuestra historia.
Oremos y confiemos en que el Dios Todopoderoso, Creador de todo lo que existe, venga a poner orden en este caos en que se encuentra sumida la humanidad, su amada Creación. Dios tenga piedad y misericordia de la humanidad que corre hacia el abismo más profundo a causa del pecado del hombre. Sólo Dios puede poner orden donde el hombre se ha dejado avasallar por el maligno Satanás. Dios nos llama a cambiar ahora. Si no lo hacemos, debemos sufrir las consecuencias. La fe en Dios ayudará a muchos a actuar con moral y rectitud. Lo contrario será perderse en un abismo de locura y de muerte. El Apocalipsis anunciado lo estamos viviendo ya. Rectificad vuestras vidas para que Dios os tome en cuenta a la hora de la prueba final. Dios os bendiga.
6/10/13 3:34 AM
José Luis
En el fondo de todo esto está el querer prescindir de Dios, el Supremo Creador del hombre y todas las cosas y los animales. Cuando les guía el Maligno y se olvidan del Supremo Hacedor, ocurren estas inniquidades.
Cuando la persona cree que no necesita a Dios, es capaz de cometer las mayores barbaridades y atrocidades y no se dan cuenta que perecerán en sus propias perversiones y escándalos.
6/10/13 6:59 PM
José Carlos.
Cuando el egoismo y la envidia se adueña de nuestras vidas, en definitiva, cuando nos olvidamos de
Dios, ocurren estos desgarros y descalabros de almas y conciencias. Porque el demonio, siempre está al acecho para pervertir a las almas y llevárselas al abismo, al infierno.
Pero podemos luchar contra el demonio, con la oración las buenas obras, la comunión frecuente, una vida de piedad y caridad para con el prójimo....
Cuando la envidia se aproxima a las inmediaciones de nuestro ser, hay una forma de desterrarla: La oración a Dios y la intercesión de nuestros benefactores los Angeles y los Santos. Si actuamos así, la paz espiritual estará con nosotros y tambien la Gracia, para llevar una vida cristiana y alegre conforme al Evangelio.
6/10/13 7:13 PM
José Juan.
Estamos en un mundo que se dice "civilizado", pero no es así. Nos están dando lecciones de fe y humanidad, los paises hispanos de Suramérica y América Central.
Creemos tenerlo todo y nos olvidamos de Dios, y nuestros hermanos necesitados y ahí empiezan nuestras desgracias. Dios nos ama, nos quiere, como hijos suyos que somos, pero nosotros nos apartamos de El. Elegimos el mal y dejamos el bien.
Cuando el hombre, da la espalda a Dios, se vuelve irracional y se animaliza de una forma perversa y agresiva. El egoismo, el odio, la envidia y el rencor se adueñan de su persona, y termina de mala manera. Pero aún estamos a tiempo de cambiar: De volver los ojos y el corazón a Dios, con la intercesión de la Vírgen y los Santos, que también nos aman. Solo así seremos felices aquí, y despues en el Cielo. Tengamos esto bien presente y nos irá mejor.
20/10/13 9:06 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.