El sacerdote polaco será beatificado el próximo domingo

La madre de Jerzy Popieluszko dice que su mayor alegría sería la conversión de quienes le mataron

Con ocasión de la beatificación de Jerzy Popieluszko, que se celebrará el próximo domingo 6 de junio, el semanario católico polaco Niedziela ha publicado una entrevista con Marianna, la madre del sacerdote mártir asesinado por el régimen comunista. En una entrevista traducida por Zenit, Marianna Popieluszko recuerda los años de la infancia y juventud de su hijo y asegura que su mayor alegría sería la conversión de quienes le mataron.

(Zenit/InfoCatólica) “Desde niño –relata la madre de Popieluszko– Jerzy rezaba en casa con toda la familia. Siempre hemos rezado todos juntos. Cada miércoles rezábamos ante la imagen de María del Perpetuo Socorro, cada viernes la oración era ante el Sagrado Corazón de Jesús, mientras que cada sábado rezábamos ante la Virgen de Czestochowa”.

En la entrevista, Marianna recuerda también que el lugar privilegiado de su hijo era Niepokalanów, la Ciudad de la Inmaculada, en las cercanías de Varsovia, fundada en 1927 por el padre Maximiliano Kolbe. “Tras el examen final del Liceo, Jerzy fue a Varsovia al Seminario Mayor para entregar los documentos. Recuerdo que mi hijo leía mucho el Rycerz Niepokalanej (Miles Immaculatae), la revista mariana comenzada por el propio san Maximiliano María Kolbe. Para Jerzy, san Maximiliano María Kolbe era el más grande ejemplo de sacerdote”.

“La muerte de Jerzy –prosigue la madre del sacerdote asesinado por el régimen comunista– ha sido para mí el dolor más grande. Pero no juzgo a nadie. Dios juzga. La alegría más grande será para mí cuando las personas que mataron a Jerzy se conviertan”.

A la pregunta de si reza por intercesión de su hijo, la mujer respondió: “Yo rezo a Dios. Hay que rezar cada día. Muchas veces he rezado por intercesión de Jerzy Popiełuszko, mi hijo, y me ha ayudado. Jerzy sabía que Dios es la presencia más importante en la vida”.

7 comentarios

Si se hubiese llamado Ellacuría lo tendríamos todos los dias en las televisiones, pero como no.. no lo conoce nadie.

No es culpa del Padre Ellacuría, solo faltaba, sino del asco y manipulación política que hacen todos los medios de comunicación de la realidad.

La opinión pública española y occidental es el mayor rebaño de borregos que se haya visto nunca, convencidos además de ser libres y estar "informados" de todo.
5/06/10 1:03 PM
Nova
Bueno, Catholicus, es que el padre Popieluszko fue asesinado por los comunistas y ya se sabe que los crímenes de los rojos hay que silenciarlos al máximo.

Si hasta la Iglesia, respecto a los Mártires del terror rojo en España, silencia que fueron asesinados por los rojos, qué vamos a esperar. Fueron asesinados, sí, pero, por lo visto, no se sabe bien por quién y además, a lo que parece, qué más da.

Eso sí, con una madre tan buena, no es de extrañar que el chico llegara a los altares. Qué importante es la familia para la vida de fe... y para la falta de ella, por desgracia... Doy gracias a Dios por haber nacido en el seno de una familia católica. Y cuando digo católica, quiero decir que practica la fe, esto es: Católica de verdad.
5/06/10 1:14 PM
Gregory
Estoy de acuerdo con una madre así, con una Familia así no es dificil que un hombre sea Santo. El mayor acto de justicia es que estos hombres se conviertan es un mensaje para este mundo de hoy sediento de venganza.
5/06/10 3:09 PM
Ana
Que importante es la formación en la familia. una familia que rezaba unida. una madre que no juzga, lo deja para dios y que desea la conversión de los asesinos de su hijo. Esto es vivir el evangelio
5/06/10 5:15 PM
La Iglesia Doméstica, nova, es el último Massada.
6/06/10 12:44 PM
Flavia
No me perderé la película sobre este sacerdote. Y la promocionaré todo lo que pueda.
Su madre, ejemplar. Doy gracias a Dios por estos testigos.
6/06/10 9:10 PM
Rosa
Gracias a Dios por el padre Popieluszko
16/07/10 5:04 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.