Obispos catalanes sobre la condena por sedición a los políticos del 1-O: «Hay que respetar la sentencia»

Penas entre 9 y 13 años de prisión

Obispos catalanes sobre la condena por sedición a los políticos del 1-O: «Hay que respetar la sentencia»

Tras hacerse pública la condena a los políticos catalanes secesionistas que el 1 de octubre del 2017 proclamaron la República catalana, los obispos de las diócesis de Cataluña han hecho público un comunicado en el que piden tanto «respetar la sentencia» como abordar «un serio camino de diálogo entre los gobiernos español y catalán».

(InfoCatólica) El Tribunal Supremo de España ha condenado por el golpe del 1 de octubre de 2017 a Oriol Junqueras, ex vicepresidente del gobierno autonómico de Cataluña, a 13 años de prisión y 13 de inhabilitación absoluta; y a Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa a las penas de 12 años de prisión y 12 de inhabilitación absoluta, en los cuatro casos por delito de sedición en concurso medial con un delito de malversación de fondos públicos agravado en razón de su cuantía.

Asimismo, condena por el delito de sedición a Carme Forcadell, ex presidenta del Parlamento catalán, a la pena de 11 años y 6 meses de prisión e igual tiempo de inhabilitación absoluta; a Joaquim Forn y Josep Rull a las penas de 10 años y 6 meses de prisión y 10 años y 6 meses de inhabilitación absoluta; y a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart a las penas de 9 años de prisión y 9 años de inhabilitación absoluta.

En cuanto a Santiago Vila, Meritxell Borràs y Carles Mundó, son condenados cada uno de ellos como autores de un delito de desobediencia a las penas de 10 meses de multa, con una cuota diaria de 200 euros, y un 1 año y 8 meses de inhabilitación especial.

La Fiscalía y la acusación particular (Vox) habían solicitado condenas por delito de rebelión, con penas mucho mayores, pero el tribunal ha considerado que aunque hubo violencia, no se dio en el grado suficiente como para que sea aplicada ese tipo penal.

La Fiscalía había solicitado igualmente la aplicación del artículo 36.3 del Código Penal en su escrito de conclusiones definitivas, para evitar que los condenados a más de 5 años de cárcel puedan optar rápidamente al régimen de semilibertad penitenciario en Cataluña. El Supremo ha rechazado tal petición.

Los obispos catalanes han publicado el siguiente comunicado

Comunicado de la Tarraconense

En estos últimos tiempos, la situación social y política de nuestro país ha pasado a ser bastante compleja. Son tiempos en que vislumbrar soluciones se hace difícil porque se produce un atrincheramiento en las propias posiciones, con frecuentes descalificaciones del otro. Las razones quedan sometidas a menudo a los sentimientos de cada uno. Esto dificulta una mirada serena sobre la realidad. Fácilmente todo el mundo se siente ofendido: existe el peligro de que el agravio sea la actitud dominante.

Cataluña no es una sociedad violenta pero constatamos que en los últimos años ha disminuido la calidad de la convivencia por la vía del enfriamiento, de la ignorancia o del menosprecio. A pesar de ello, la convivencia es un bien precioso que hay que salvaguardar: la persona es primero que la idea, la unidad prevalece sobre el conflicto, el todo por encima de la parte (cf. Papa Francisco, Evangelii gaudium, 222-237) y, por eso, el instrumento esencial es la palabra y, por lo tanto, el diálogo es fundamental.

Como pastores de la Iglesia que peregrina en Cataluña, queremos ofrecer una mirada desde el Evangelio de Jesucristo y constatamos la existencia de sentimientos diferenciados y, a menudo, mezclados entre las identidades española y catalana. Tal como han mostrado los acontecimientos de los últimos años, particularmente las diversas elecciones, estos sentimientos se concretan en un amplio abanico de opciones políticas. Estas opciones se manifiestan de manera diversa sobre la situación de Cataluña en relación con el Estado español.

Los acontecimientos del año 2017 comportaron, entre otras cosas, el encarcelamiento preventivo de nueve personas, miembros del Gobierno, cargos electos y dirigentes sociales catalanes, y la salida de otros a un país extranjero. La prisión preventiva ha durado casi dos años, y la hemos vivido con pena en el corazón por lo que suponía para los presos y para sus familiares y amigos. El juicio llevado a cabo en el Tribunal Supremo durante este año 2019 y la posterior sentencia, se inscriben en el estado de cosas que hemos descrito anteriormente. El Tribunal ha dictado sentencia y, aunque existieran legítimos recursos y se puedan hacer valoraciones distintas, hay que respetar la sentencia emanada del poder judicial de un Estado de derecho, así como las eventuales decisiones que puedan venir de los tribunales europeos. En un estado democrático, las leyes fundamentales que regulan el sistema político y que han sido votadas y aprobadas por los ciudadanos, constituyen un referente básico del ordenamiento social.

Creemos también que el logro de un recto orden social que permita el desarrollo armónico de toda la sociedad necesita algo más que la aplicación de la ley. En el discurso de apertura del Concilio Vaticano II, el Papa san Juan XXIII afirmó que «es preferible usar el remedio de la misericordia que no empuñar las armas de la severidad; y piensa que no es precisamente condenando […], como se deben atender las necesidades de nuestro tiempo». Poco más adelante indica cómo los hombres y mujeres de hoy «cada día se convencen más de que la dignidad de la persona humana, así como su perfección y las consiguientes obligaciones, es asunto de suma importancia» (Alocución Gaudet Mater Ecclesia, del 11 de octubre de 1962, n.º 7).

Para poder vivir esto, es necesario, en primer lugar, que se aplique la vía de la misericordia para desactivar la tensión acumulada estos últimos años y volver al único camino posible: un serio camino de diálogo entre los gobiernos español y catalán que permita ir encontrando una solución política adecuada, sabiendo que dialogar significa renunciar en parte a lo que uno querría para aproximarse al otro e imaginar entre todos una solución satisfactoria.

En segundo lugar, se trata de devolver al pueblo el sentido de futuro, de dar a las personas un horizonte que disipe la sensación de que no hay caminos por donde andar. Todo proyecto humano se sostiene sobre la adhesión libre y democrática de las personas. Hay que convencer y persuadir, hace falta el debate político y social respetuoso, hace falta el intercambio de opiniones y la búsqueda en común de soluciones negociadas.

En tercer lugar, se trata de construir una sociedad justa, solidaria, respetuosa de la igualdad de las personas, próxima a quienes están en apuros, que se inscriba en el mundo global y no se refugie en un pequeño mundo local. La sociedad catalana tiene que hacer emerger las grandes energías que posee de creatividad e innovación, de proximidad a quienes vienen de lejos, de fomento de la educación y del tejido cultural y asociativo que la caracteriza.

El Papa Francisco, en el mensaje urbi et orbi del día de Pascua de este año (21 abril 2019), afirmaba: «Que, ante los numerosos sufrimientos de nuestro tiempo, el Señor de la vida no nos encuentre fríos e indiferentes. Que haga de nosotros constructores de puentes, no de muros.». Y rogaba porque Jesús resucitado «abra nuestros corazones» a las necesidades «de los menesterosos, los indefensos, los pobres, los desempleados, los marginados, los que llaman a nuestra puerta en busca de pan, de un refugio o del reconocimiento de su dignidad».

Los Obispos de Catalunya

14 de octubre de 2019

 

19 comentarios

alma
Son ganas de jugar ente dos aguas, y de verle al gatos más o menos pies de los que tocan .El asunto es muy sencillo, se trata de unos políticos que no han cumplido ni con sus obligaciones ni con su deber moral con el conjunto de la sociedad catalana. Para estos delincuentes ( ahora sí lo son) la voluntad del 53% de los ciudadanos catalanes no cuenta.Son unos embaucadores de la realidad histórica y presente de Catalunya. Solo son catalanes los que se doblegan a su voluntad, el resto son fascistas.Y ya no sigo. Me repugna la imagen de unos pastores serviles, en lo político y en lo social, capaces de abandonar a esa otra mitad de su rebaño.
14/10/19 2:28 PM
Chico
Para esto los Obispos hablan. Para lo de Franco, no. Aquí hay gato encerrado. Hay sentimentalismo pero no hay razón iluminada por la Fe. No hay Fe católica
14/10/19 2:34 PM
jandro
Es curioso, estos obispos nunca han dicho que hay que respetar los derechos de la población castellano hablantes.

Tampoco han dicho nada del régimen de apartheid al que están siendo sometidos los niños castellano-hablantes en el colegio.

Tampoco han dicho nada de cómo Torra utilizó recientemente el monasterio de Montserrat para una de sus monsergas politicas.

Tampoco dijeron nada cuando aquel cura puso una urna en el altar.

Tampoco dijeron cuando tantos y tantos companarios han lucido la bandera golpista.


¿ Que los obispos catalanes han dicho... ? ¿ Y qué si han dicho ?
14/10/19 2:42 PM
José
todo vale con la finalidad de apoyar las tesis ilegales de la declaración unilateral de la independencia, obispos y clero infectados por la dinastía Asmonea y Herodiana que compraban o vendían el sacerdocio según el viento político dominante. Clero cizaña para crear división entre españoles.
14/10/19 2:43 PM
Luís Ignacio
Yo creo que lo primero es un diálogo entre catalanes. Una parte importante de catalanes, tal vez incluso mayoritaria, hemos sido discriminados continuamente por los gobernantes de nuestro gobierno autónomo. Y lo seguimos siendo. Es muy doloroso. Por favor, escúchenos. Queremos lracticar el bilinguismo y no nos dejan, queremos ser fieles a nuestras raíces españolas y nos quieren echar de España, adoctrinan a nuestros hijos... Somos pacíficos. Por primera vez salimos a la calle hace dos años... pero ni siquiera estaba la tv de Rajoy y Soraya para filmarnos. A dwcir verdad, el único que nos defendió fue el rey. El único. Sres obispos: ¡dialogo entre catalanes!
14/10/19 2:49 PM
Mikel
La gente no es consciente todavía de que se ha declarado la guerra contra España por parte de poderes globalistas para conducirla hacia su disolución programada y su ensamblaje en estructuras supranacionales. El plan es que Pedro Sánchez pilote este proceso de disolución nacional durante los próximos 8 años y para ello se está anulando la independencia (si es que quedaba alguna) del Poder Judicial, es decir, estamos en una situación cada vez más parecida a la de la República con una democracia fallida que nos conduce hacia un régimen totalitario de corte socialista.

Hoy el Tribunal Supremo ha condenado por sedición a los golpistas independentistas catalanes, lo cual rebaja sustancialmente sus penas respecto a las de una condena por delito de rebelión, que es lo que objetivamente se produjo al existir violencia programada en el "referéndum" del 1-O. Mientras, este mismo tribunal político-judicial allana el camino para la profanación de la tumba de un Jefe de Estado que salvó a la Patria de la bestia del comunismo que devastó media Europa, atentando contra derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española. El último episodio ha sido restringir la libertad de culto católico en el Valle de los Caídos 
14/10/19 3:18 PM
Braulio
En caso de tener valentía o celo quizá se podría esperar algo de ellos. Por el contrario, siempre dando cobertura moral al delito, a la barbarie y a la mentira. Sólo releer sobre el genocidio católico practicado de la manera más cruel en su región, hace pocos años, por parte de los partidos a los que increíblemente apoyan, da cuenta de a dónde puede llegar el ser humano.
14/10/19 4:30 PM
maru
Pero de qué debate político y social hablan los obispos catalanes, si lo único que quieren los catalanes independentistas es la independencia sin más, valga la redundancia. El Parlamento catalán intentó romper la unidad española, no quieren ningún debate. En qué nación, tanto europea como de otro continente, se permite romper la unidad de la nación? Hablen claro, sres.obispos, los pro independencia , no quieren diálogo ni político ni social.
14/10/19 4:42 PM
Javi
Jugar con el lenguaje por si cuela.
Por ejemplo, lo de las dos identidades, la española y la catalana, como si eso se correspondiera con la realidad de manera absoluta o general. O la "salida" de políticos catalanes al extranjero en octubre de 2017.
Un tanto patética la contradicción de por un lado respetar el Estado de Derecho y por otro llamar "salida" a lo que debe ser denominado fuga o huida.
Pero lo peor de este texto es a mi entender: 1, un exceso de palabrería envolviendo la referencia concreta a la sentencia y 2, las omisiones (ya descritas por Jandro).
14/10/19 5:02 PM
Hernando
Seria mejor, muchisimo mejor, quie hubieran seguido callados. Usan terminos y conceptos que generan mas confusion que luz, mas desorientacion que guia. Es con palabras de Cantinflas: "Un como si sí..pero que no, un para qué...pero por si acaso, un sí..pero de ninguna manera...". Con tantos licenciados, estudiosos, doctores...y otras luminarias que existen en los obispados podrian haber hecho una cosa mas digna sobre este tema, porque sobre los verdaderos temas de la evnagelizacion, la fe y la doctirna haaaaaaaaaace muuuuuuucho que no dicen nada.
14/10/19 5:54 PM
pedro de madrid
No es pecado el no cumplir las leyes estatales, según el catecismo? o los separatistas no cometen pecado
14/10/19 6:02 PM
Rafael
Fariseos. Son ellos los que crean el "conflicto". Son ellos, en esa misma nota, los que contraponen España y Cataluña.



Hacen una cosa con las manos y pretenden ocultarla con bonitas y manipuladas palabras.



Larguísima la nota, como si estuviera preparada antes de conocer la sentencia.
14/10/19 6:07 PM
Ignasi
Han manipulado a San Juan XXIII. Han añadido una afirmación sin entrecomillado que no dijo el santo. Nunca dijo el verbo "condenando". Se creen muy listos en la era de internet...
14/10/19 6:12 PM
Jaume
Con lo fácil que era no echar gasolina al fuego. Ahora ganará la izquierda por goleada. Rey Felipe, arreglad este desaguisado para que vuelvan las aguas a su cauce. Eso solo beneficia a la masonería internacional que la tiene jurada contra España, pues esta sentencia va a ser un criadero de separatistas.
14/10/19 7:05 PM
Rafa
Y a estas alturas, ¿a quien le interesa lo que digan los obispos catalanes?
14/10/19 11:19 PM
Pepito
Lo que nunca entenderé de los obispos ni del clero catalán, benedictinos de Montserrat, etc. es como apoyan a un nacionalismo cuyo programa es claramente anticatólico por contener en su programa cosas tan contrarias a la ley de Dios como el divorcio, el aborto, el gaymonio, la gender ideology, eutanasia, etc. Si todavía el nacionalismo catalán propusiese para Cataluña un orden político social conforme a la moral católica, lo entendería, para así liberarse Cataluña de las impías leyes del Estado Español. Pero con el programita de marras anticatólico del nacionalismo catalán, la verdad no entiendo como lo apoyan los clérigos. Debo ser muy torpe y no entender nada de la alta política.
14/10/19 11:43 PM
Enriqueta
Todos, hablan de todo, menos de lo único que importa y es la pasta. Si el nacionalismo no hubiera sido una fuente de enriquecimiento y de corrupción descomunal, toda esa patulea de políticos y medios de comunicacion hoy estarían en su casa o en un trabajo como cualquier andaluz, asturiano, madrileño o cualquier español. Pero para atornillar el tafanario a la silla de la moncloa, se hizo todo tipo de dejacion de funciones, desde permitir la desaparición del español de la escuela, hasta el adoctrinamiento y la prostitución de la historia en todos los rincones de Cataluña.
Hay justicia para que paguemos hacienda, hasta el último centavo. Ahí la ley es implacable!! . Ahora bien, para cumplir y hacer cumplir la Constitución, no. Para ser iguales ante la ley, tampoco! Para el dinero sustraido, por personajes como los Pujol, tampoco.
Monseñores de Cataluña, todo bien? Bien, gracias
14/10/19 11:51 PM
Rafael
Lo que dijo el Papa Juan XXIII según la traducción al español que está en la web del Vaticano, fácilmente accesible:



?Siempre la Iglesia se opuso a estos errores. Frecuentemente los condenó con la mayor severidad. En nuestro tiempo, sin embargo, la Esposa de Cristo prefiere usar la medicina de la misericordia más que la de la severidad. Ella quiere venir al encuentro de las necesidades actuales, mostrando la validez de su doctrina más bien que renovando condenas. No es que falten doctrinas falaces, opiniones y conceptos peligrosos, que precisa prevenir y disipar?.?



Lo que le hacen decir esos obispos falsificando:



«es preferible usar el remedio de la misericordia que no empuñar las armas de la severidad; y piensa que no es precisamente condenando [?], como se deben atender las necesidades de nuestro tiempo»

«cada día se convencen más de que la dignidad de la persona humana, así como su perfección y las consiguientes obligaciones, es asunto de suma importancia»


La segunda frase ??cada día?-, de relleno para el caso, aunque cortada, es literalmente la versión del Vaticano. La primera -la de ?condenando?- es completamente distinta a la versión del Vaticano. Otra traducción, con otro estilo. Todo para introducir falazmente ese ?no es precisamente condenando? -con la evidente intención de condenar ellos la sentencia, aún dictándose esta en beneficio de los juzgados-. Al que le añaden la coda final que no dice el Papa. Juntando palabras de unas frases y otras se puede hacer decir al Papa, y a cualquiera, lo que se quiera.
15/10/19 12:10 AM
Victor
Dicen los obispos de la Tarraconense que: *Cataluña no es una sociedad violenta pero que.....ha disminuido la calidad de la convivencia "...

Cierto,Cataluña no es una sociedad violenta en los catalanes que no son separatistas, pero no en los independentistas con los que ustedes paracen entenderse mejor...

Dicen que..."constatamos la existencia de sentimientos diferenciados y, a menudo, mezclados entre las identidades española y catalana". ¿Me están ustedes hablando de dos naciones diferentes según su ideología y creencia?. Pues miren ustedes por dónde, no hay sentimientos diferenciados de ninguna clase, salvo los existentes con los violentos y alglo más,que están dispuestos a socavar los cimientos de una nación como España y a un territorio español que se llama Cataluña. Esto es así, les pese o no.

Dicen ustedes que: "La prisión preventiva ha durado casi dos años, y la hemos vivido con pena en el corazón por lo que suponía para los presos y para sus familiares y amigos" Cierto, se han preocupado ustedes por separatistas catalanes que quieren desmembrar España y crear un nación nueva cuando nunca fueron nada algo cuando estuvieron unidos y dependientes del reino de Aragón, pero: ¿se han preocupado ustedes por otros presos en parecidas condiciones cuando éstos no pretendían romper España, sino reforzarla del racista nacionalismo tan malo como perverso? ¿Se han preocupado el recibimiento y trato dado a las Fuerzas de Seguridad del Estado, que fueron vejados, insultados 
15/10/19 12:38 AM

Esta noticia no admite comentarios.