El cardenal Poli a las mujeres embarazadas: «Porque la Virgen dijo sí, entró la vida a este mundo»

Misa por las fiestas en honor a San Ramón Nonato

El cardenal Poli a las mujeres embarazadas: «Porque la Virgen dijo sí, entró la vida a este mundo»

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, celebró el 31 de agosto la misa central de las fiestas patronales en honor de San Ramón Nonato, del barrio porteño de Villa Luro, donde valoró que a los devotos los motive el hecho de celebrar la vida de sus hijos o de las esperanzas que llevan en su corazón.

(Aica) El cardenal indicó que «en este día en que celebramos la vida junto a San Ramón quiero hablarles del amor de Dios, y quiero hablarles con las palabras de papa Francisco. Ustedes saben que el estuvo varias veces aquí. Le gustaba venir también a San Ramón, como a todos los santuarios. Y entonces, todos los que lo escucharon aquí lo recuerdan con mucho cariño».

El purpurado porteño citó la exhortación postsinodal «Vive Cristo», en la que el pontífice dice que «hay una verdad muy grande que no podemos desconocer. Y la primera verdad del cristiano que celebra la vida es esta: Dios es amor y te ama. Dios te ama».

«En cualquier circunstancia de la vida. Donde te encuentres. Esperando al hijo que todavía no viene, ya embarazada y con el temor de tenerlo, ante las enfermedades de los hijos. Recuerden que Dios nos ama. Que Él siempre quiere la vida», sostuvo.

El primado argentino invitó a confiar en el amor a Dios, al subrayar:

«Su amor, el amor por la vida de cada uno de nosotros, el amor que estás engendrando, el amor de la vida que estás esperando es incondicional, gratuito. Y tampoco lo podemos decir así, es porque hemos hecho algo para merecerlo. Es el amor del Señor un amor de todos los días. Discreto y respetuoso. Amor de libertad y para la libertad. Amor que cura y que levanta».

«Es el amor del Señor que sabe más de levantadas que de caídas, de reconciliación que de prohibición, de dar nueva oportunidad que de condenar, de futuro que de pasado. ¿Por qué? Sencillamente porque Dios nos ama. Dios te ama», sostuvo.

El cardenal Poli pidió recordar que «la vida siempre vale la pena. Toda vida vale. Porque es de Dios. Porque es un milagro. Porque es un acontecimiento de su misericordia, su amor. Porque la Virgen dijo sí, entró la vida a este mundo. El quiso ser uno de tantos, y entonces nos enseñó no solamente el misterio de la vida sino el camino de la vida».

«El camino de la vida comienza en la concepción y termina cuando Dios quiere. Pero no termina nunca. Estamos con Dios. Por eso hoy celebrando esta gracia que Dios nos regala en San Ramón vamos a decirle sí siempre a la vida. Porque la vida se espera con amor», afirmó.

«¿De qué amor hablamos? Del amor infinito de Dios que se reparte en el corazón de sus hijos y sus hijas. Porque el deseo de todo cristiano y de toda cristiana es amar como Dios nos ama. Devolverle un cachito apenas, un poquito de ese infinito amor que Dios nos tiene a cada uno de nosotros», concluyó.

El lema de la fiesta de este año fue «Junto a San Ramón celebramos la vida» y durante todo el día hubo bendiciones a embarazadas, a niños y a quienes anhelan tener un hijo. También hubo bendición de las manos de obstetras y parteras en su día.

 

3 comentarios

PEDRO
La Iglesia no fracasa; son algunos miembros de la Iglesia los que sí han fracasado por cobardia y por complejo. Si yo fuera cura quien me impediria insistir en el valor de la vida humana, y del terrible aborto.

Cuantas veces hemos escuchado en la Iglesia que un cura alce la voz en nombre de Dios y diga " hermanos, el aborto es un pecado horrible". Pues pocas, desgraciadamente, y los que se callan tendrán que dar cuenta ante Dios.

Y es que el " pecado " ha desaparecido del mensaje en los pulpitos, pues no solo deben preocuparse el cura de tener dinero para alimentar ( que es honroso y carititativo), pero la Parroquia no es " solamente " una ONG humana, sino que debe prevalecer el alimentar el alma, y para esto último no se necesita tener mucho o nada de dinero.

Es un drama humano la ausencia de eslabones de salvación como consecuencia del aborto, acaso 1.600 millones desde 1973, que ya no existen, y Dios no se dedica a clonar a los que se van matando; satanás odia al embarazo, porque viene a ser un simil de la encarnación del Hijo de de Dios, Los que han muerto por el aborto son martires. Sociedades a nivel internacional, que se consideran católicas, han abandonado a Dios, a traves de sus "silencios". Y mientras alguien sonrie, se esta desmembrando a una inocente e indefensa criatura. El mensaje de "creced y multiplicaos" es pisoteado.
3/09/19 1:32 PM
GALGANI
La religión no es un valor moral como si lo sacaramos del modernismo, la religión se basa en la FE, que es la seguridad o confianza en Dios, por encima de la necesidad de poseer evidencias que demuestren la verdad. La vida sin Dios carece de sentido. A que esperamos ¿ a caso a morirnos y mientras pasarselo bien ?. Nada de los humano y material se puede llevar con la muerte​, ni poder, ni riquezas, sólo el bien que hayamos hecho. Quieres conocer el valor de lo humano, pues visita una UCI de un hospital, y veras la fragilidad humana.

Y sino respetamos la vida humana, tampoco se respeta a la Familia, y sin las familias las sociedades " no pueden avanzar ", y menos el alma en pos de la salvación. LA FAMILIA ES LA GRAN EVAGELIZADORA, mas que el cura de una Iglesia. Es el pilar fundamente del edificio de la salvación. Y acude a llenar todo la cultura de la muerte. Una sociedad avanzando con muchas perfecciones tecnologicas, ¿ pero para que ?. ¿ De que te vale ese mundo lleno de teclas, si pierdes el alma ?.
3/09/19 1:49 PM
Pablo
Tienes miedo a seguir a Cristo, pues te equivocas, porque El te ama, y sigue sufriendo en la Cruz hasta el fin del mundo, y de forma recia, rescatando una y otra vez almas para la eternidad.

Dame un alma en oración perseverante y veras el Poder de Dios. El Rosario - ese humilde objeto tan preciado para la salvación y tan barato economicamente - no sabes el inmenso poder que tiene. Comienza. Ya sabes " Dios cura y el médico pasa la factura ".

Y hay tanto aborto, y tanta destrucción, simple y llanamente porque no se reza. Y el cura que no reza tiene una viña sin abono, y no dara frutos de salvación, por muchos sermones que lance. El ejemplo de unos Padres pueden salvar o condenar.

Decian que un alma joven condenada, maldecia a sus Padres, por no haberle dado ejemplo o instrucción cristiana. Una o uno "es" famosa /o - humanamente - e incluso aplaudido, y en un segundo muere, "y es olvidado". Reza por los pecadores, por las almas del purgatorio, por toda tu familia. Cuando hay oración hay "muchisimas menos desgracias", y " muchisima salvación " cuando llegue la hora.
3/09/19 2:04 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.