El P. Dupont niega que supiera las intenciones de Robert Fuller de quitarse la vida antes de bendecirle

«Habría reaccionado de forma completamente diferente»

El P. Dupont niega que supiera las intenciones de Robert Fuller de quitarse la vida antes de bendecirle

El P. Quentin Dupont, SJ, sacerdote que ofició la Misa tras la que impartió su bendición al suicida Robert Fuller, ha asegurado que no tenía la menor idea de las intenciones del hombre. que murió pocos días después tras ingerir un cóctel letal de forma legal.

(CNA/InfoCatólica) El sacerdote jesuita ha mostrado su estupor ante lo ocurrido:

«Creo que la vida es un regalo. Creo que es un regalo de Dios y todos los días son una oportunidad para aprender de Dios a amar, ya que Dios está tratando de enseñarnos a amar a través de las Escrituras y el ejemplo de Cristo y de los santos. Me siento horrible ante la insinuación de que yo, o un miembro del clero u orden religiosa o de esta archidiócesis, pensamos lo contrario o podemos pronunciarnos públicametne de otra manera».

El P. Dupont está completando estudios en la Universidad de Washington de Seattle y, mientras tanto, celebra regularmente Misa en la parroquia de Santa Teresa de dicha localidad estadounidense.

Ante el escándalo causado por la bendición que impartió, junto con niños de primera comunión, al suicida Fuller, el sacerdote asegura que «no era para nada consciente de la intención del señor Fuller. No tomo parte constantemente en las conversaciones que se dan en la comunidad parroquial. Me dieron información muy escasa y tenía un conocimiento muy limitado sobre la situación del señor Fuller».

Y añade:

«Hice lo que pensé que era pastoralmente conveniente con el conocimiento que tenía. Y resulta que no tenía piezas clave de la historia, de lo contrario habría reaccionado de manera completamente diferente»

El P. Dupont explica en detalle cómo ocurrieron las cosas:

«Llegué a la iglesia y vi a un feligrés allí y le pregunté cómo estaba. Él dijo: 'Bueno, esta es la última misa de Bob Fuller', ante lo cual me quedé perplejo y le pregunté qué quería decir. Respondió: 'Bueno, Bob va a morir'. No sabía mucho sobre el señor Fuller. Sabía que estaba muy enfermo y pensé que eso significaba que su tratamiento se había teminado, o que estaba abandonando el tratamiento y le quedaban solo unos días de vida. Continué mi camino hacia la sacristía y encontré a otra pareja de feligreses que dijeron lo mismo, que esta era la última Misa de Bob. A través de esas conversaciones, me di cuenta de que este hombre, que sabía que estaba muy enfermo, querría una bendición, así que hablamos de hacer una bendición al final de la Misa. Tuvimos Misa y al final de la misma le bendecimos. Pensé que la situación pastoral era que etaba ante un hombre muy enfermo que sabe que está a punto de morir y quería asegurarme de que la Iglesia le atendiera».

Fue poco después de la Misa cuando un feligrés le contó los planes de Fuller de quitarse la vida gracias a la ley de eutanasia del estado de Washington:

«No tenía ni idea de cuáles eran sus intenciones antes de eso. En el momento en que supe de sus intenciones, me quedé completamente atónito. Me quedé impactado; y estaba realmente muy perplejo. De hecho, sigo muy perplejo».

Preguntado por el hecho de que Fuller había escrito en Facebook que un sacerdote jesuita le había dado su apoyo para hacer lo que finalmente hizo, el P. Dupont ha asegurado que él no era ese sacerdote y que desconoce quién pudo ser, si es que finalmente es cierto que las cosas ocurrieron como las contó el fallecido. Ni la archidiócesis de Seatlle ni la Compañía de Jesús han mostrado intención de investigar quién pudo ser dicho sacerdote.

A pesar de que es evidente que, independientemente de la ignorancia del P. Dupont, sj, buena parte de la comunidad parroquial conocía las intenciones de Robert Fuller -hasta tal punto que el coro parroquial estuvo en la fiesta que dio el día que eligió para suicidarse-, la archidióceis de Seattle no parece tener la intención de abrir ningún expediente. 

Tampoco han querido explicar cómo es posible que, conociéndose las circunstancias de la muerte del señor Fuller, que el día de su suicidio además se «casó» por lo civil con el hombre con el que compartía su vida, se le celebrara un funeral católico.

Por último, el P. Dupont ha terminado sus explicaciones diciendo:

«Lo último que quiero hacer es formar parte de una confusión, y ciertamente no deseo cuestionar las enseñanzas de la Iglesia sobre la santidad de la vida».

16 comentarios

Luis Fernando
Yo creo a este sacerdote pero también creo que la archidiócesis debe investigar hasta el final si hubo otro sacerdote que apoyó a Fuller en su idea de suicidarse. Y desde luego, ese coro parroquial debe quedar "clasurado" ipso facto.
31/08/19 6:25 AM
Amalia
Hay una foto distinta a la que mostró infocatólica, en la que se ve a otras personas desde los bancos o cerca de este individuo, participando en la "bendición". Es un asunto muy enrredado ,sólo Dios sabe toda la verdad, pero el numerito de la "bendicion comunitaria", aunque sólo quedara en eso, es bastante chusco.
No se hasta que punto debió informarse mejor el sacerdote, pero de acuerdo en que los que conocían la situación y no lo advirtieron convenientemente , sobran. Cachondeos a costa de lo sagrado no.
31/08/19 8:31 AM
Generalife
Yo creo al sacerdote y me alegro de que sea una noticia errónea , aunque siento lo mal que lo está pasando .Rezo por el u por las situaciones que llevan a confusión
31/08/19 9:11 AM
Natanael
Con respecto al sacerdote, según los datos de las diferentes noticias, es imposible juzgar si lo que dice ahora es cierto o está quitándose de en medio. Pero ante la duda le supongo inocente.

El problema es que queda mucha turbiedad alrededor de todo este asunto: El coro lo sabía, muchos fieles también, se le ha oficiado un funeral católico* y, ¡la diócesis no piensa abrir investigaciones!

* Siendo suicida y homosexual activo, tanto que acababa de "casarse". Hecho que también debería explicar el sacerdote si conocía o no, porque no le negó la comunión.
31/08/19 11:06 AM
Jordi
Parece todo un ritual Nueva Era: todos supuestamente bendiciendo con las manos, como si fuera una suma de fuerzas y energías salidas de las manos: ven demasiado cómic de superhéroe.
31/08/19 11:34 AM
luismi
La vida no nos pertenece, le pertenece a Dios. Este asunto me parece muy feo, eso de una bendición a un suicida es demencial. Si estaba muy enfermo lo lógico sería que se confesase, y recibir el viatico. Pero una bendición comunitaria me parece ganas de contravenir la doctrina de la Iglesia, así como hacen con las bendiciones a parejas homosexuales, ganas de cargarse la doctrina so pretexto de misericordia y otras papanatas.
31/08/19 11:41 AM
Luis Ignacio
Los jesuitas de hoy siempre tienen a posteriori una explicación para todo. "Sí, pero no..." Siempre en la cuerda floja. Llego hasta el limite... pero no lo rebaso. Su sí no es un Sí, ni su no, un No.
31/08/19 12:26 PM
tarci
si alguien te dice que Bob va a morir hoy ...pues no sera de muerte natural porque la muerte natural no tiene fecha ni hora depende de Dios.

Si te dicem es su ultima misa es deber del sacerdote impedir que muera progrramadamentr...

Si te enteras despues de la Misa y eres pastor corres a buscar a la oveja para que no se condene eternamente..

Que nos sirva de escarmiento... nadie puede morir programadamente de muerte natural solo por eutanacia.

Tanto los fieles que acompanaban a la victima estaban preguntando indirectamente al Pastor.di eso era licito..

Faltan mas explicaciones y o mas arrepentimiento publico para reparar el dano...pidiendo misericordia a Dios en nombre de Jesucristo.
31/08/19 12:27 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Coincido con el comentario de Natanael.
31/08/19 1:23 PM
Carmen
Pues yo no me creo lo que dice Dupont. La foto es bien clara, sólo por esa bendición comunitaria en la que se hizo participar a los niños, pienso que bastaría para hacer una limpieza en esa parroquia y corregir debidamente a Dupont y otros posibles responsables.
31/08/19 3:03 PM
Percival
Todo enredado. Como suele estar la vida de este tipo de personas. Enredado y lleno de manipulaciones hasta el final, en el caso del señor Fuller.
Y una comunidad parroquial muy confundida y enredada también ella, por culpa de estos tiempos calamitosos para la fe sencilla y luminosa. Y lo mismo la diócesis, por lo que se ve.
Estamos en pleno "lío", y en una iglesia como "hospital de campaña"... o manicomio.
Como para orar más.
31/08/19 3:30 PM
Piedad
¡Ave María Purísima!...
Qué situación tan escandalosa y deprimente. Lo que más me impacta de este Artículo es que el P. Quentin Dupont no hace la más mínima manifestación de juicio moral por la situación que protagonizó, tampoco se leen expresiones de caridad por el suicida ni por los fieles que conocían las intenciones suicidas “legales” del señor Fuller ni por nosotros, los que todavía creemos en Dios y respetamos la Doctrina y el Magisterio de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo.
El Señor se apiade de todos nosotros.
31/08/19 4:45 PM
Maria
En Mar del Plata se ve en muchas Parroquias esa bendición de toda la Iglesia..a una persona que pasa adelante...no deja de sorprender cuántas cosas raras hay hoy día en la Iglesia. Parece Evangélico pentecostal o algo asi...ni idea pero raro..Triste.
1/09/19 7:47 AM
templario
Conozco el caso de un sacerdote que confesó a un joven y le dió la comunión, y al dia siguiente se suicidó.
Pero lo grave está en que en la homilía del sepelio, dijo el sacerdote: que el joven se habia salvado porque el le habia confesado y le habia dado la comunión el dia antes. Porque dice en el Evangelio: El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Vivimos unos tiempos de libre interpretación bíblica...
1/09/19 3:54 PM
Luis I. Amorós
Era precisamente san Ignacio el que recomendaba siempre salvar la intención. En estos tiempos en lo que si señalas las prácticas o palabras contrarias a la enseñanza de la Iglesia el aludido te ignora, o te acusa de retrógrada y de cristiano con cara de pepinillo en vinagre, que este sacerdote procure exculparse ya es un signo de que es probable que diga la verdad.

Sin negar que parece que se trató de una encerrona de algunos feligreses, a un sacerdote que por lo visto va a ayudar y no es un habitual de la parroquia, con fotos diversas subidas a redes sociales (de ahí lo saca el CNA para hacer la denuncia), en lo que parece una campaña premeditada, hay también que hacerle una crítica constructiva al señor presbítero, porque hay cosas que el sentido común, los conocimientos de su oficio y la gracia de estado deberían de haberle puesto en alerta.

Para empezar, eso de "esta es la última misa de Bob" suena extrañamente específico incluso para un moribundo, ameritaría una aclaración. En segundo lugar, si conocemos que un feligrés está desahuciado, es un fallo "presuponer" nada: hay que reunirse con él de inmediato para preguntarle, y si se confirma el estado terminal, ofrecerle confesión y viático, como manda la Iglesia y es bueno para su alma. Desentenderse de asunto tan inportante, y limitarse a "bendecirlo al final de la misa" es, cuando menos, tener una confusión importante sobre el orden de prioridades de un sacerdote.

sigue_
2/09/19 10:09 AM
Luis I. Amorós
_continua

Primero porque el final de la misa probablemente no es el mejor momento para tales cosas, segundo porque los laicos no pueden "bendecir" con el sacerdote, como es este caso, y este debería haberlo impedido, y tercero porque es muy sospechoso que aparezca semejante cortejo con fotos y todo, como si se tratase de una boda. Alguien con más luces que el padre Dupont hubiese dicho basta antes dellegar ahí.

Todo este asunto me huele a cura pobremente formado, acostumbrado a ser el animador social de la parroquia, que acepta peticiones como los DJ en las discotecas, a cual más imaginativa y disparatada, al que ha pillado el revuelo de improviso, y de ahí las excusas.

Hay aquí un fondo de pérdida de sacralidad de las funciones litúrgicas, que se ha hecho común: en este caos trincaron al cura despistado para que parezca de la Iglesia simbólicamente "bendice" (o sea, acepta), la sodomía y el suicidio, cosa que sin duda estaba muy lejos de la intención del padre Dupont. Pero es que hace mucho tiempo que los párrocos dejaron de ser pastores que conducían al rebaño a los verdes pastos del Reino de Dios, para convertirse en mayordomos del que bala más alto en la asamblea de borregos. Estas cosas no son más que síntomas de algo que ya existe hace mucho, y que probablemente se multiplican en muchos sitios con tonterías variadas sin que trascienda (sin ir más lejos, yo he tenido que sufrir curas que pedían aplausos en mitad de la misa, o cualquier otra ocurrencia estúpida,
2/09/19 10:18 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.