P. Juan Pérez-Soba: eliminar la pastoral familiar del Instituto Juan Pablo II «es una carencia muy grave»

«Es necesaria una pronta rectificación»

P. Juan Pérez-Soba: eliminar la pastoral familiar del Instituto Juan Pablo II «es una carencia muy grave»

El P. Juan Pérez-Soba, catedrático de pastoral ha denunciado en una entrevista a Aci Prensa la situación actual del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II. Asegura que el nuevo plan de estudios se les ha impuesto desde fuera y a él, siendo profesor, ni siquiera le han consultado.

(ACI Prensa) El P. Juan Pérez-Soba, profesor de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las ciencias del matrimonio y la familia, ha concedido una entrevista a ACI Prensa sobre la labor de esta casa de estudios y en la que critica los cambios realizados recientemente y que también han sido señalados por su vicepresidente y más de 240 alumnos y exalumnos.

A continuación la entrevista:

El Papa Francisco ha insistido en una visión pastoral sobre la familia. ¿Estaba esta visión ya presente en Juan Pablo II y en el Instituto?

Podemos decir que el Instituto Juan Pablo II se adelantó a la conversión pastoral que ha pedido el Papa Francisco con las familias. Recordemos la frase de San Juan Pablo II: ¡La familia es el camino de la Iglesia!

Juan Pablo II indicó entre los fines del Instituto la formación de agentes de pastoral. Si se compara con otras universidades y facultades de teología, sorprende el gran número de iniciativas pastorales que el Instituto ha emprendido.

El ejemplo más claro es el master universitario en matrimonio y familia dirigido precisamente a las familias. Cientos de matrimonios han acudido a formarse, en varios países de Europa. Lo que aprendían no solo les permitía trabajar en sus parroquias y diócesis sino que, según sus testimonios, potenciaba su vocación familiar.

¡Al estudiar en el Juan Pablo II comprendían el gran don que habían recibido y cómo cultivarlo!

¿De dónde vino esa fecundidad pastoral de un Instituto universitario?

La raíz está en el mismo sacerdote y obispo Karol Wojtyla. «Como joven sacerdote», decía, «aprendí a amar el amor humano». Cuando salió la encíclica Humanae Vitae no se limitó a enseñarla, sino que creó grupos de apoyo y de espiritualidad para poder vivirla porque entendía la necesidad de acompañar el amor verdadero que describe la encíclica de Pablo VI (amor humano, total, fiel, exclusivo hasta la muerte, fecundo).

Wojtyla aprendió además que la clave estaba en la misericordia divina. Solo la misericordia puede vencer al mal y permite al hombre vivir su vocación con dignidad y plenitud. ¿Cuál es el peor mal que aqueja al hombre y del que Dios le libra con su misericordia? Wojtyla respondía: el peor mal es no tener familia o que la familia esté rota. Y la mayor misericordia es reedificar la familia según el plan del Creador. Para eso es necesario reflexionar sobre la verdad del amor, tarea que asignó al Instituto que él fundó.

Otra genialidad de Wojtyla fue su deseo de aprender la vocación de las mismas familias. Por eso no quería un Instituto formado solo por profesores y estudiantes sacerdotes. Incluyó a las familias entre quien enseñaba y quien aprendía.

Se ha dicho que el Instituto Juan Pablo II ha realizado una propuesta demasiado idealizada. ¿Es esto lo que muestra la experiencia con las familias estos casi 40 años?

Juan Pablo II dijo: Familia sé lo que eres. Esta expresión la entendieron algunos como la búsqueda de una familia idealizada. Pero no era así. Juan Pablo II quería transmitir ilusión a las familias. Les decía: el camino depende de vosotras mismas, nadie lo podrá hacer por vosotras. Sois vosotras las que podéis responder a la llamada de Dios.

Así Juan Pablo II se oponía a una pastoral centrada solo en resolver problemas, porque esta es una pastoral miope. Es la mirada de quien ve en primer plano la fragilidad de las familias, y ya no mira a más y, por tanto, trata de excusar los comportamientos. Juan Pablo II, por el contrario, nos ha dicho: hay que estar cercano a la fragilidad de las familias, pero antes de la fragilidad hay algo más importante. ¡Antes de la fragilidad está el don que Dios hace a las familias y la fuerza de Dios para sostener a la familia en su vocación! De esta forma se abría una pastoral atrevida, que no iba a remolque de los problemas de la familia. Se superaba la visión del «Manual de pastoral» de Arnold y Karl Rahner, que desconfiaba de la familia. Fíjese que este manual, de sus 3500 páginas, ¡solo dedicaba 70 a tratar de la familia!

Ha sido usted testigo desde los comienzos de esta fecundidad pastoral del Instituto. ¿Puede hablarnos de esta experiencia?

Familiaris consortio pidió a cada país que elaborara un Directorio de pastoral familiar. Pero esta advertencia cayó en el saco roto de las buenas intenciones. Los que hacían pastoral familiar se desesperaban al ver crecer los problemas, como la falta de preparación de los novios ante el matrimonio o el número de divorcios. Entonces el Instituto, de forma callada, fue pionero de un modo nuevo de presentar la pastoral.

Todo esto lo pude experimentar junto con los profesores José Noriega y Juan Andrés Talens desde 1997 en España. Comenzamos a enseñar directamente a los matrimonios para que empezasen a trabajar en diócesis y parroquias. Se han formado cientos de familias que han vitalizado la pastoral familiar en España. Las personas venían con problemas y después, instruidos en la formación completa del Instituto, salían como verdaderos apóstoles. El enfoque lo han recogido los Sínodos de la familia convocados por Francisco, cuando dicen que la misma familia es el principal agente de la pastoral familiar.

¿Cuál es la clave de esta visión pastoral?

La clave está en partir de la vocación al amor con que Dios llama al matrimonio y a cada familia. Así es como comienza el Evangelio. Hay que empezar siempre con Dios y sus proyectos, no con el análisis sociológico de nuestros problemas. El Papa Francisco ha hablado de esto cuando ha dicho que Dios nos «primerea», es decir, él inicia la obra. El gran reto de la Iglesia nunca serán los problemas que le plantea el mundo, sino ante todo la gran llamada que Dios le hace, la llamada a una grandeza de vida, que contiene la fuerza para superar cualquier problema.

Hemos buscado siempre una pastoral familiar que llamamos «transversal». Quiere decir que la pastoral familiar no es solo un sector de la pastoral, sino que «atraviesa» todos los demás ámbitos. Por ejemplo: la pastoral de jóvenes es pastoral familiar, pues los jóvenes desean formar una familia; la pastoral de ancianos es pastoral familiar porque los ancianos reciben cuidado en sus familias. Y así en todas las demás «pastorales».

De esta visión brotó, mediante la ayuda y dirección del obispo Juan Antonio Reig Pla, el Directorio de Pastoral Familiar en España. A mí me tocó presentar este proyecto a la asamblea de los agentes pastorales de toda España. Mientras los anteriores borradores habían sido desechados, este se aceptó con entusiasmo. Recuerdo cómo todos preguntaban: ¿Por qué no se nos había dicho antes? Desde aquí recobraron los obispos la confianza en la pastoral familiar. Y es que contaban con personas que no les causaban problemas, y que tampoco aplicaban una pastoral rígida que impone normas. Al contrario, eran personas capaces de abrir caminos nuevos, pues acercaban a un amor verdadero capaz de vencer las debilidades humanas.

La verdad del amor es muy importante en esta pastoral, pues no todos los amores son iguales. Hay amores que destruyen y amores que edifican. Esto no significa que se idealice el matrimonio. Si un pastor olvida la verdad del matrimonio, se parece al médico de un hospital de campo que diga: no quiero saber qué es la salud, ni cómo es un cuerpo sano, porque esto me quitaría tiempo para ayudar a las personas. ¿No sería absurdo? Ningún médico obraría así. ¿Y los pastores?

¿Qué iniciativas concretas han surgido?

Han surgido muchas iniciativas pastorales, escuela de padres, formación afectivo-sexual, acompañamiento a novios, modos de educación integral y participativa, equipos itinerantes de pastoral familiar, estudios de políticas familiares que mostraban una creatividad enorme a partir de la luz que había recibido. Se ha conseguido la formación de modelos de Centros de Orientación Familiar evangelizadores de una atención integral y no solo centrados en los problemas.

Un momento precioso de experiencia pastoral fue la Jornada Mundial de la Juventud de 2011, en Madrid, donde por vez primera llevamos a cabo con mucho éxito la formación en la teología del cuerpo a los jóvenes. Ellos descubrían así un lenguaje nuevo para expresar sus experiencias más prometedoras. De este modo la pastoral familiar aparecía en su conexión profunda con la pastoral juvenil y social.

La enseñanza de pastoral familiar desde el año 2006 con alumnos de más de 52 naciones ha sido para mí una experiencia inolvidable, por ver la profunda unidad de un plan de Dios en a diversidad fascinante de las diversas culturas.

De aquí han surgido iniciativas interesantes de estudio como la pastoral en los primeros años del matrimonio, la atención de las víctimas del aborto (las madres que abortan) y del divorcio (los hijos de los separados). Hemos visto también cómo las fragilidades humanas pueden ser, como en Caná, un momento de gracia: fidelidad de los esposos separados, adopción en el abandono, fecundidad en la infertilidad... Y, además, estudios sociales en las favelas de Salvador de Bahía, llevadas a cabo por el obispo mons. Giancarlo Petrini, la atención de la familia con padres que están el cárcel...

El Instituto ha extendido su obra a los más diversos países: China, Corea, la India en sus diversas culturas, el mundo árabe, Zambia, Angola y todo el amplio espectro de América Latina. Una riqueza enorme que promete frutos mejores. Es la comprobación de una fecundidad pastoral impresionante, cuyo alcance real es muy difícil de medir.

¿Cómo valora, desde la teología pastoral, los nuevos estatutos?

Es un plan de estudios que se nos ha impuesto desde fuera. A mí, que soy catedrático de pastoral, no digo que no hayan tenido en cuenta mi opinión, sino que ni siquiera me han consultado. Me enteré por la prensa de los nuevos estatutos. Me ha extrañado que en la nueva licencia en Ciencias del matrimonio y la familia la pastoral no aparezca en todo el itinerario académico. Eliminar la pastoral familiar es una carencia muy grave, contraria a lo que dice el Papa en el motu proprio Summa familiae cura. Se refunda el Instituto para ser más fieles a Amoris Laetitia, ¡y se reduce la pastoral familiar, que es clave en Amoris Laetitia! Espero que sea un error por la precipitación con que se han hecho las cosas. Es necesaria una pronta rectificación, si no se quiere que esta nueva licencia tenga esta extrema pobreza.

¿Cómo ha acogido el Instituto la enseñanza de Amoris Laetitia?

El instituto ha desarrollado las intuiciones del Papa desde las claves de acompañamiento, integración y discernimiento. Frente a muchos que han visto una ruptura, hemos leído el magisterio en la necesaria continuidad eclesial. Sin esta continuidad es imposible hacer ninguna reforma. Fíjese: somos la única institución académica que ha hecho y enseñado un comentario a las Catequesis del Papa Francisco sobre la familia. ¿No será que a mucha gente le interesan solo los cambios sociológicos, pero le interesa poco dar vida a las familias?

En su carta dirigida al Gran Canciller y al Presidente del Instituto, los estudiantes aprecian la visión pastoral del Instituto. ¿Cómo se ha vivido este interés por una pastoral adecuada entre los estudiantes del Instituto?

Los estudiantes han percibido siempre que el Instituto, precisamente al ofrecer enseñanza, ofrecía también una visión pastoral. Estos últimos años, como profesor de pastoral en el Juan Pablo II, he experimentado esto. Los estudiantes me pidieron organizar, en sus ratos libres, un Grupo de Acción Pastoral donde compartíamos los enfoques de los distintos países. Incluso acudían alumnos del Instituto Pastoral de la Universidad Lateranense a nuestras clases de pastoral, precisamente por la visión original del Instituto.

Este proyecto se puede ver en el libro preparado por Mons. Livio Melina: «Conversión pastoral, ¡sí! Pero, ¿cuál?» Allí, se profundizaba en la expresión «conversión pastoral» del Papa Francisco en Evangelii gaudium. Este libro ayudó durante el Sínodo 2015, que partía de un Instrumentum Laboris muy pobre desde el punto de vista pastoral. Faltaba sobre todo lo que tocaba a la preparación al matrimonio. Estaba redactado sin duda por alguien que nunca había trabajado en este ámbito. Precisamente en el Instituto se ha dado una riqueza grande de reflexión sobre la familia. Todo esto es la manifestación sencilla y asombrada de la fecundidad de una enseñanza que ha sido fermento de auténtica conversión pastoral dentro de la Iglesia. Y de esto son testigos miles de matrimonios y cientos de pastores.

 

25 comentarios

Luis Fernando
P. Pérez Soba:
Frente a muchos que han visto una ruptura, hemos leído el magisterio en la necesaria continuidad eclesial.


Luis Fernando:
Hemos visto una ruptura porque HAY una ruptura. Y no puede haber continuidad entre la verdad y el error. Con lo cual, la labor que ustedes han realizado, con toda la mejor intención del mundo -eso no lo niego- es la de tapar la realidad y hacer creer que Amoris Laetitia es un texto plenamente ortodoxo cuando es, sencilla y llanamente, "otro evangelio":
http://www.infocatolica.com/blog/coradcor.php/1801150858-el-nuevo-paradigma-no-es-nuev


Por tanto, lo grave no es eliminar la pastoral familiar del IT JPII. Lo grave es cargarse la pastoral familiar y la moral católica mediante Amoris Laetitia.
13/08/19 10:21 PM
Raúl
Demasiado curas ordenados cobardes, ¡demasiados!
13/08/19 10:33 PM
Luis Fernando
La obra de S. Juan Pablo II no se defiende criticando el cambio de estatutos de un instituto teológico sino denunciando el cambio de paradigma, de evangelio y la falsedad de Amoris Laetitia y la interpretación que su autor pretende imponer a la Iglesia.

Obedezcan a lo dispuesto por San Pablo en Gal 1.8-9 o cállense.
13/08/19 10:40 PM
Manoletina
Pues en Murcia el obispo le acaba de dar el Instituto a la UCAM.
13/08/19 11:14 PM
Jove Llanos
Otra decepción más.
Lo que molesta a Pérez-Soba es que no se haya contado con él y con su disciplina en la nueva licenciatura o “licencia”, como dice. Cuando le echen el hueso que pide, ¡a callar y a acomodarse!
¡Qué inmensa responsabilidad la del clero en todo lo que está pasando!
14/08/19 12:20 AM
Alfonso
La interpretación de A.L. ha de hacerse de acuerdo al Magisterio.
El papa Francisco dijo el el apartado famoso "no hay otra interpretación posible".
Pienso que quizás el texto pueda ser correcto, pero esa frase dirigida a Argentina no. Quizás el texto de A.L. "sí puede interpretarse" en continuidad con el Magisterio, sólo que no será este pontificado en el que eso se dé, sino quizás en uno futuro.
Bendito sea Dios por las catequesis del amor humano.
Bendito sea Dios por el vicario de Cristo, que debe de ser la persona por quien más se reza en el mundo, por cierto. Nuestro últimos papas han sido elevados a los altares; tal vez nos estábamos malacostumbrando....
¿Cómo suele firmar LF?, ¡santidad o muerte! ;)
14/08/19 3:45 AM
hornero (Argentina)
Benedicto XVI dijo que la Iglesia se asemeja a una barca que hace agua por todas partes y amenazara hundirse; lo que no se dice es que navega a la deriva, como una nave fantasma, sin luces, sin timón y sin brújula, a merced de las olas, porque su tripulación ha abandonado a su Capitana, Madre y Reina.
14/08/19 7:20 AM
Marta
Si los laicos estamos consternados con ciertas palabras, acciones etc del Papa, imagino que los curas lo estarán mucho más. Por un lado la obediencia, la promesa de Cristo de no abandonar la Iglesia, la infalibilidad etc y por otro los hechos...
Hay que estar unidos al Papa, eso todos los católicos lo tenemos claro, pero en esta época cuesta.
Ellos, los curas, creo que hacen malabares para seguir adelante, a la espera de entender algún día que quiere Dios con todo esto. No se atreve nadie a más porque ir a más seria ir al cisma formal.
Ven pronto Señor.
14/08/19 8:29 AM
Susana
Totalmente de acuerdo. Amoris Laetitia es el comienzo o la consecuencia, no lo tengo claro, de un cisma que se está dando en la Iglesia Católica. El de los que están a favor del Dogma y la Tradición y el de los que no están de acuerdo con él y quieren cambiarlo. Es algo muy doloroso.
14/08/19 8:32 AM
Soledad
Ante esta situación, y otras sólo existe un camino:hablar alto y claro. El que quiera oír que oiga, el que quiera ver que vea. Por desgracia existe falta de fortaleza para decir las cosas, y mucho descamino. Años sin poner los puntos sobre las "ies", cada vez el descaro es mayor y más arriba. Ni se esconden, ni se reprimen.
Hablar y rezar. Esto solo lo puede arreglar Nuestro Señor. La prueba es durisima, no es ocultando la cabeza como se va a resolver,pero tampoco desde el desánimo, ni la falta de fe, ni los respetos humanos para poner a cada cual donde corresponda, con verdad y caridad.
La Iglesia debe ser purificada de arriba a abajo.
Hay infección e infestacion en ella. Unos necesitan ser curados y otros irse a donde consideren pertinente, son parásitos que conviven con nosotros robandonos el ser.
La familia es el punto donde el demonio está atacando con furia, derribada esta, derribado todo.
Dios lo permite, porque Dios exige. Todo es para bien.
Jesús en Vos confío!
14/08/19 8:43 AM
Mayte Torras
Jove Llanos, conozco a Pérez Soba y nada de lo que dices se acerca a la realidad
14/08/19 9:26 AM
Carmen
Sí, ahora se quejan, cuando les ha tocado a ellos personalmente, cuando aparecio AL no se dignaron en decir nada por defender la fe de ls Iglesia.
14/08/19 9:30 AM
Petra
Nada nuevo.
El programa de voladura interna de la Iglesia desde arriba, sigue su curso y desde varios puntos; Vida, sexo, FAMILIA. etc,..
No prevalecerán, pero estan haciendo un tremendo daño a las almas y a la Iglesia,
Recuerdos de parte de San Juan Pablo II
14/08/19 9:41 AM
Luis
Aprecio a Perez-Soba al que conozco.



Pero son necesarios algunos ajustes en el Instituto Juan Pablo II. La moral matrimonial redactada, muchas veces exclusivamente por clérigos se hace distante de quién la tiene que vivir. Hay que dar más participación a los seglares.



Los cambios actuales son impulsados por el Espíritu Santo, el tiempo quitará la cizaña. Demos gracias a Dios de estar en una iglesia viva.
14/08/19 9:53 AM
Oscar Alejandro CAMPILLAY PAZ
La obra del Espíritu Santo en su Iglesia no se defiende criticando soberbiamente a su Vicario, sino denunciando a los nuevos Luteros que convencidos de su santidad y con falsa autoridad quieren imponer su interpretación a toda la Iglesia o lograr su ansiado cisma.


Por amor a Cristo, Obedezcan lo ordenado por Nuestro Señor en S. Mateo 9, 13 o cállense.
14/08/19 10:16 AM
Luis Fernando
Luis:
Los cambios actuales son impulsados por el Espíritu Santo, el tiempo quitará la cizaña. Demos gracias a Dios de estar en una iglesia viva.

Luis Fernando:
Esos cambios, que desde luego no son impulsados por el Espíritu Santo, sólo serán definitivos si es mentira que la Iglesia Católica es la Iglesia de Cristo. Y algunos estamos dispuestos a dar la vida entera, de la forma en que Dios disponga, para evitarlo.
Esto último le tiene que queda bien claro a todos.
14/08/19 11:08 AM
Luis Fernando
Oscar Alejandro:



Por amor a Cristo, Obedezcan lo ordenado por Nuestro Señor en S. Mateo 9, 13 o cállense.


----


Luis Fernando: 
No somos pocos los fieles que pensamos que por amor y obediencia a Cristo, los obispos fieles a Dios deberían hacer lo que hizo San Pablo con San Pedro en Antioquía: "Ahora bien, cuando llegó Cefas a Antioquía, tuve que encararme con él, porque era reprensible.... Pero cuando vi que no se comportaban correctamente, según la verdad del Evangelio, le dije a Pedro delante de todos" (Gal 2,11-14) 




Por amor y obediencia a Cristo, un futuro Papa o concilio ecuménico probablemente tendrá que decir de este Papa lo que el III Concilio ecuménico de Constantinopla dijo del papa Honorio: 
«Junto con ellos, consideramos que debemos excluir de la Santa Iglesia de Dios y anatematizar también a Honorio, ex pontífice de la antigua sede romana, porque hemos visto en su carta a Sergio que ha seguido en todo su misma opinión y ratificado sus impías enseñanzas»

O lo que dijo de Honorio el papa León II:
«Declaramos anatema a los inventores del nuevo error, esto es a Teodoro di Faran, Ciro de Alejandría, Sergio, Pirro, Pablo y Pedro de la Iglesia de Costantinopla, así como a Honorio, que no se esforzó por mantener la pureza de nuestra apostólica Iglesia en la doctrina de la tradición de los apóstoles, sino que pemitió con execrable traición que se ultrajase a esta Iglesia sin mancha» 

En otras palabras, hay que obedecer a lo indicado por San Pablo:
 Pues bien, aunque nosotros mismos o un ángel del cielo os predicara un evangelio distinto del que os hemos predicado, ¡sea anatema! Lo he dicho y lo repito: Si alguien os anuncia un evangelio diferente del que recibisteis, ¡sea anatema!
(Gal 1,8-9)
14/08/19 11:11 AM
Alberto
Fui alumno de Pérez Soba. Las cosas de las que se le acusa en los comentarios son inaceptables. No es un hombre que se acomoda a la nueva situación. Cuando tiene que decir algo lo dice. Que pregunten acá en Madrid. El hecho que no le oigamos una palabra contra el Papa, no significa que esté de acuerdo con todo lo que dice. Eso demuestra su inteligencia y su calidad de persona y de cristiano.
14/08/19 1:36 PM
G Falvius
Muy flojo, Pérez Soba, muy flojo. Ya lo fue en sus primeros comentarios sobre Amoris Laetitia, al día siguiente o a los dos días de que fuera publicada. Afirmó entonces que AL no rompía con la Escritura, la Tradición y el magisterio anterior (cuando tal afirmación era más que dudosa ya en aquellos primeros momentos). Quizá lo hizo para intentar salvarse de la más que previsible quema que había de venir, porque se había significado críticamente con anterioridad con respecto a lo “aprobado” en los sínodos (preparatorio y definitivo) sobre la Familia.

Dice que eliminar la pastoral sobre la familia en el IJP II es “una carencia muy grave”, contraria a lo quiere el pontífice reinante. Pero, hombre de Dios: han transcurrido ya varios días desde el abuso de poder de Paglia, que tantas reacciones entre estudiantes y profesor del IJP II ha suscitado, vamos ya por el sexto / séptimo día de la novena a JP II (para que arranque del Cielo ni milagro...), es público y notorio el escándalo que todo esto suscita..., y ¿qué ha hecho Francisco para que se respete la supuesta voluntad que se le atribuye a partir de Summa familiae cura? ¿Se le conoce alguna reacción / rectificación de lo realizado por Paglia y / o por Sequeri?

La mansedumbre es una virtud, y la unidad es un bien que hay que preservar porque así lo quiere Nuestro Señor. Pero ni la una ni la otra están reñida con el látigo para echar a gorrazos de sus puestos a quienes los okupan abusivamente. Ya va siendo hora de hacer al
14/08/19 1:50 PM
Mercedes
Totalmente de acuerdo con el profesor P. Pérez Soba, tiene una gran categoría eclesial e intelectual. La AL como muy bien dice no rompe con la Escritura, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia, excepto un capítulo que habría que arrancar y quemar, el resto no es nada despreciable. No se si completa la han leído todos los que opinan, no se si la han leído a la luz de la fe o de las redes sociales
14/08/19 4:24 PM
Oscar Alejandro CAMPILLAY PAZ
Estimado Luis Fernándo:

1-Es innegable que el capítulo 8 de A. L. no ha roto con la ortodoxia en el sentido literal y estricto, y sí, solo si se la re-interpreta a la luz de las aspiraciones heterodoxas.
2- La lectura a la luz de la coherencia interna de la Exhortación, en donde abundan advertencias del Santo Padre a no malinterpretar su sentido, muestran la continuidad con la Doctrina.
3-Comparto plenamente que una aclaración formal tantas veces reclamada, se hace hoy imprescindible, debido a las ambiciones de los modernistas de llevar agua a su molino, y zanjaría definitivamente la cuestión.
4-El papel del Papa Honorio en la cuestión de la “Ecthesis”, el emperador y las cartas a Sergio, es históricamente cuando menos controversial, y su comparación a la actual situación de la Iglesia, no admite parangón por descontextualización.
5- Es no solo derecho de todo cristiano, seglar o no, sino deber grave, reclamar a su autoridad eclesiástica ante desvíos de la sana doctrina.
6- No se descubre nada, si se dice que esta corrección debe hacerse con espíritu de unidad, amor a la verdad, y exquisita caridad.
5-Lo que no comparto es que, vía bloggers o comentaristas, se condene al Santo Padre como Papa herético, cuando nada de lo que ha dicho en su pontificado sostiene materia para tal audacia.
6-Este Papa está sufriendo mucho y sufrirá aún más. La defensa que de él hace el Papa emérito Benedicto y su reconocida amistad, nos debería hacer reflexionar.
7- No se comprende
14/08/19 10:27 PM
Luis Fernando
Le respondo, Oscar:

1- Es innegable que el capítulo 8 de AL es heterodoxo

2- Es innegable que cualquier posibilidad de interpretar ese capítulo de forma ortodoxa fue descartada por el propio Francisco en su carta a los obispos de Buenos Aires, que luego hace formar parte de las Acta Apostolica Sede. O sea, pretende que sea magisterio la interpretación heterodoxa de un texto heterodoxo

3- No puede haber una aclaración formal sobre lo que es un texto heterodoxo.

4- Honorio, a pesar de ser condenado como hereje por un concilio ecuménico y como traidor por papas posteriores, fue un defensor de la fe comparado con Francisco. Ni se le pasó por la cabeza que su carta al Patriarca de Constantinopla con contenido monotelita fuera magisterio obligado para toda la Iglesia.

5- Estamos de acuerdo.

6- No ha servido de nada hacer tal cosa. El silencio, cuando no el desprecio, ha sido la respuesta..

5 bis- Yo no condeno al Papa como hereje porque no tengo autoridad para hacer tal cosa. Y de hecho, nadie la tiene mientras él viva. Sí digo, repito y repitiré las veces que haga falta que AL es heterodoxa. Y añado que el texto de Abu Dhabi firmado con un imán, también lo es.

6 bis. Más sufre la Iglesia por la actitud de quien teniendo el ministerio de confirmar en la fe, lleva 7 años causando confusión y difundiendo el error.

7- Le ha salido cortado. Los comentarios están limitados a 1500 caracteres.
14/08/19 10:51 PM
Oscar Alejandro CAMPILLAY PAZ
Estimado Luis Fernando

Le agradezco haberme redirigido a la lectura de la carta a un grupo de obispos argentinos que, reconozco humildemente para mi confusión, desconocía.

He leído con detenimiento el escrito de criterios de aplicación práctica y es imposible negar su heterodoxia. Tengo muy en claro que la acción pastoral debe estar unida a la doctrina a través del amor a la verdad. Todo discernimiento y acogida amorosa implica dar respuesta al hermano de su ansía de conocer la verdad, que por derecho también le pertenece.

En el texto faltante, palabras mas o menos, decía no comprender el tono de irrespetuosidad, sarcasmo y agresividad de algunos que opinan. Y les pedía que la apologética, animada de firmeza y valentía, no podía realizarse sin un gran amor a la unidad y a la verdad e impregnada cada palabra de manifiesta caridad, pues no quiero ver convertida a infocatólica en una nuevo infovaticana.

De nuevo gracias por orientarme a profundizar en la verdadera situación
15/08/19 3:29 AM
María
El problema es como siempre el dinero, si hay una oposición el resultado es que muchos se quedan sin trabajo, así que es mejor retorcer un poco la cosa con el idioma para que parezca lo que no parece. Como en Amoris Laetictia, que con discernimiento se admite la anulación, en definitiva el divorcio. En realidad ha quedado muy bien, se casa poca gente, y mucho menos por la iglesia, así que de los divorcios existentes entre los que lo hicieron por la iglesia, un escasísimo número piden la nulidad. No ven no hay nulidades en tromba.
15/08/19 8:59 AM
Mercedes
Luis Fernando, que manera más grande de mostrar Misericordia, que hacer las OBRAS DE MISERICORDIA ESPIRITUALES: -Enseñar a quien no sabe. -Aconsejar al que lo necesita. -Corregir a quien se equivoca.
Hay a-g-u-i-e-n e-n e-l V-é-r-t-i-c-e , infinitamente necesitado de estas TRES.
(Osacar Campilla Paz: "Por amor a Cristo, Obedezcan lo ordenado por Nuestro Señor en S. Mateo 9, 13 o cállense.")
17/08/19 5:28 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.