Mons. Gil Tamayo pide no resignarse ante las desigualdades territoriales en España

El obispo de Ávila recuerda que la provincia está a la cola de inversiones públicas

Mons. Gil Tamayo pide no resignarse ante las desigualdades territoriales en España

El obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, ha llamado este jueves a «no resignarse» ante las «desigualdades territoriales» que a su juicio hacen que provincias como la abulense se encuentren actualmente «en la cola a la hora de asignación de presupuestos».

(Efe) Mons. Gil Tamayo ha realizado esta reflexión durante la homilía pronunciada en la Catedral de El Salvador, dentro de la Misa Mayor con motivo de la festividad de San Segundo, patrón de la capital abulense.

En este marco, se ha referido al que se considera que fue el primer obispo de la Diócesis como «un referente y modelo en el seguimiento de Cristo», al mismo tiempo que ha recordado cómo este año se conmemora el V Centenario del descubrimiento de su sepulcro en «el lugar sagrado que hoy es su ermita».

En este contexto y tras señalar que San Segundo fue uno de los siete Varones Apostólicos, el prelado ha reivindicado el «orgullo» de los cristianos para reivindicar sus señas de identidad: «Sin ellas, no podemos comprendernos a nosotros».

«El secularismo, el obviar lo cristiano y cualquier hecho religioso en las manifestaciones sociales y públicas, no puede arrancar nuestra raíces y nuestra identidad», ha argumentado José María Gil Tamayo, antes de añadir: «A nosotros nos toca tomar el testigo de Jesús».

Asimismo, ha expresado el «respeto exquisito» hacia la «libertad de las opciones de los demás», teniendo en cuenta la «pluralidad» de España, sin que eso suponga «silenciar y disimular las propias raíces y la propia identidad».

Después de reivindicar la necesidad de que los cristianos sean «tenidos en cuenta», el obispo de Ávila ha expresado la necesidad de «hacer frente y unidos los problemas que tienen dimensiones concretas en la sociedad abulense actual», como la despoblación.

«No podemos resignarnos a una caída continuada ante el envejecimiento, ante las desigualdades territoriales, que hacen que injustamente estemos casi en la cola a la hora de la asignación de presupuestos», ha argumentado el prelado, para después precisar: «No me estoy metiendo en política».

Al respecto, ha asegurado estar haciendo un «llamamiento a un espacio común de entendimiento y a aunar las fuerzas sociales, entre las que están las políticas, pero no exclusivamente».

Desde su punto de vista, la ciudadanía, «que en su mayor parte es católica, no se puede desinhibir o dejar para las cuestiones privadas o de conciencia sus convicciones», ya que en su opinión «el catolicismo, el cristianismo es transformador por esencia».

En su homilía, el obispo de Ávila ha hecho un llamamiento a la «concordia», a la «amistad política» y a la «unión entre todos los hombres de la patria».

«En estos momentos históricos, no nos retraigamos, manifestemos con claridad, convicción y orgullo nuestra identidad, sin imposiciones de nadie. Seamos cristianos coherentes y elementos de cohesión en nuestra sociedad, que tanto lo necesita», ha concluido.

Tras la Misa Mayor, la imagen de San Segundo ha recorrido las calles de la ciudad hasta la ermita que lleva su nombre, hasta donde esta tarde se trasladarán cientos de abulenses para introducir su pañuelo en el sepulcro y pedir tres deseos al patrón de la ciudad.

 

12 comentarios

Luís Ignacio
Otro que hace política... de la mala
3/05/19 9:55 AM
Alfonso
"Seamos cristianos coherentes y elementos de cohesión en nuestra sociedad, que tanto lo necesita», ha concluido. " Igual que Jesucristo en su vida, que vino a traer la paz y no la espada. O fue al revés.
En fin :
-A todo se acostumbra uno, menos a no comer.
- A un clavo ardiendo se agarra el que se está hundiendo.
-El que vive de favores, sirve a muchos señores.
-Ojos que no ven, corazón que no siente.
-Ahora adulador, mañana traidor.
-El que asa dos conejos a la vez uno se le quema.
3/05/19 10:51 AM
Martinna
«En estos momentos históricos, no nos retraigamos, manifestemos con claridad, convicción y orgullo nuestra identidad, sin imposiciones de nadie. Seamos cristianos coherentes y elementos de cohesión en nuestra sociedad, que tanto lo necesita», ha concluido.

Empezando por los sacerdotes que, si lo son, no lo parecen muchas veces
—————————————————————————————————
3/05/19 10:57 AM
Fernando Cavanillas
Se mete en política... todas esas cosas son "del César". A estas alturas de la película los mismos que consiguieron que no haya partidos católicos se descuelgan con no se qué de "desigualdades" territoriales (nótese el vocabulario).

Señor Monseñor, en vez de hablar de despoblación... ¿por qué no nos recuerda que TODOS los anticonceptivos artificiales son pecado mortal y que no se puede comulgar si se usan? ¿por qué no nos habla de que el matrimonio católico está llamado por Dios a tener MUCHOS hijos y que la píldora es pecado mortal .y una grave ofensa a Dios?. ¿Por qué no les recuerda a los católicos españoles que votar a un partido que mantenga la ley del aborto libre es hacerse cómplices con el crimen del aborto, y que sólo UN partido propone reducir el aborto un 99% y que el resto aprueba la ley Aido?. ¿Por qué no nos recuerda que la homosexualidad es un pecado abominable a los ojos de Dios y que hay que defenderse del adoctrinamiento de los niños con la ideología LGTBI en las escuelas?.

Menos "desigualdades territoriales" y "concordias" y más valentía al proclamar la Verdad y la Doctrina católica.
3/05/19 11:23 AM
Ricardo de Argentina
Es liberalismo.
Es pecado, y público.
Y la España de la que habla no es la España de la Historia, es otra.
Así como es otra a la iglesia que me parece que representa.
3/05/19 12:23 PM
Cordá Lac
Pues las desigualdades son la ESENCIA de las Autonomías. Diferentes gobernantes (o es que seremos iguales tengamos buenos o malos gobernantes), diferentes leyes (o es que seremos iguales tengamos buenas o malas leyes), etc.
Si se desea la igualdad (¡Que igual no se desea!) hay que estar en contra de las Autonomías. Con un gobierno nacional y los gobiernos locales (estos últimos no pueden hacer leyes) vamos más que sobrados.
3/05/19 1:43 PM
Chico
Sermones así contentan a todos y a ninguno
3/05/19 2:01 PM
Miguel Hinojosa
Monseñor Gil Tamayo su discurso me parece repetitivo. Lo que hay que instar es a la busqueda de la verdad. Que no es otra que Jesucristo.

Cuando no se busca la verdad solo construimos puentes que nos llevan hacìa el abismo y derribamos muros que nos defienden del mal y nos protegen del enemigo.
3/05/19 2:22 PM
Tulkas
Con lo bien que estaba Ávila con su anterior obispo, teniendo incluso vocaciones.
3/05/19 5:17 PM
pedro de madrid
Estoy totalmente de acuerdo con el sr. Cavanillas
3/05/19 6:01 PM
Juan Mariner
Desde un punto de vista mundano, los burgueses de la provincia de Ávila miran hacia Madrid hace siglos (se dan de menos) como los burgueses de las provincias periféricas catalanas miran hacia Barcelona (hasta ya imponen diputados desde allí en determinados partidos caciquiles), se llevan lo mejor a su capital y nos dejan nucleares, prisiones, vertederos, aguas contaminadas, pantanos, torres de alta tensión y servicios tercermundistas: minicentralismos (estafa de las autonomías) en un centralismo mucho mayor (político, económico y cultural). La España "vaciada", Monseñor, es la España rural intervenida con bajos precios agropecuarios por la mafia intermediaria especuladora y el Estado de la cesta de la compra populachera desde hace decenios y decenios. O se ataja esto de raíz o el desierto demográfico está servido sin remisión, y ya puede decir Misa. Ya no digo nada de la parte espiritual, otros comentaristas lo han dejado más que claro.
3/05/19 9:30 PM
Chico
Tenga por seguro, señor Obispo, que ningún izquierdista, por este sermón y los demás así, le romperán un diente ni le partirán el labio.
3/05/19 9:39 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.