Carl Anderson lamenta que el fanatismo anticatólico sigue existiendo en Estados Unidos

No es algo nuevo

Carl Anderson lamenta que el fanatismo anticatólico sigue existiendo en Estados Unidos

Tras las objeciones de dos senadores a un candidato para el Tribunal de Distrito de Nebraska.(EE.UU) por el mero hecho de ser Caballero de Colón, el líder de dicha organización, Carl Anderson, ha recordado que el anticatolicismo no es algo nuevo en su país.

(InfoCatólica) Los católicos pueden ser buenos ciudadanos estadounidenses y servidores públicos honestos, escribió el jueves el Caballero Supremo de los Caballeros de Colón en un mensaje a los miembros de la organización caritativa católica.

Carl Anderson recordó que «han habido momentos en el pasado de nuestro país en que personas desinformadas o con prejuicios cuestionaban si los católicos pueden ser buenos ciudadanos o servidores públicos honestos Lamentablemente, parece que en algunos sectores este prejuicio permanece».

Los senadores Mazie Hirono (D-HI) y Kamala Harris (D-CA) preguntaron a Brian C. Buescher, candidato a ser juez del Tribunal de Distrito de Nebraska, si su membresía en los Caballeros de Colón evitaría que escuchara los casos «justa e imparcialmente»

El Caballero Supremo señaló que Hirono y Harris cuestionaron la «aptitud para el banco federal» de Buescher «precisamente porque nuestra Orden se mantiene firme en las enseñanzas de la Iglesia sobre la santidad de la vida y el matrimonio».

Anderson dijo:

«Tales ataques sobre la base de nuestra fe católica no son nuevos. Los Caballeros de Colón se formaron en medio de un período de intolerancia anticatólica. Desde la fundación de los Caballeros de Colón hasta la elección presidencial de John F. Kennedy, muchos todavía sostuvieron que los católicos no eran aptos para el cargo público».

Los Caballeros de Colón siempre se han adherido a la enseñanza católica, dijo Anderson, y agregó que «nuestra principal motivación» es el mandamiento de Cristo para «que amemos a Dios por encima de todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos».

Es este mandamiento de amor lo que obliga al trabajo caritativo de los Caballeros, anotó, indicando que «este amor también nos motiva a apoyar a la Iglesia en los asuntos importantes de la vida y el matrimonio, precisamente porque la enseñanza de la Iglesia refleja y se basa en ese amor. Estamos con nuestra Iglesia porque creemos que lo que enseña nuestra fe es coherente con la razón, es atemporal y trasciende los sentimientos cambiantes de cualquier momento o lugar en particular».

El Caballero Supremo también señaló que en su carta a la convención de Caballeros de 2013, el Papa Francisco había pedido que la organización «fuera testigo de la naturaleza auténtica del matrimonio y la familia, la santidad y la dignidad inviolable de la vida humana, y la belleza y la verdad de la sexualidad humana».

Con información de CNA

6 comentarios

PEDRO
Sr.Carl Anderson , no se equivoca pues hay un odio a DIOS, es general, provocado y financiado por los ricos epulones. Los católicos son tratados como los " judios del siglo XXI ". ¿ Y esos ladrones de esperanza y e la salvación eterna que nos quieren ofrecer a cambio ?.

Es afortunada la frase de Ernst Jünger : "De los altares olvidados han hecho su morada los demonios".

4/01/19 10:53 AM
El gato con botas
La pregunta tiene fácil respuesta: ¿Pueden acreditar los dos senadores interrogantes si su pertenencia a alguna religión protestante o su no pertenencia a ninguna, evitaría que escucharan los casos «justa e imparcialmente». (No hay más preguntas, señoría, que dicen en los juzgados).
4/01/19 11:48 AM
Gustavo Lino
La noticia, tal cómo está dada, no transmite bien que es lo que está detrás de la noticia.

Mejor sería titular fanatismo anticristiano en vez de anticatolico, pues las dos denunciantes son demócratas, socialistas y feminazis.

Tal como está puede dar la impresión que los protestantes siguen siendo discriminadores intransigentes del catolicismo, cuando ya no es así. Más bien lo contrarios pues hay cada vez más colaboración entre conservadores protestantes y católicos, para desolación de Spadaro y cía.
4/01/19 12:37 PM
SR.
Muy bueno el comentario de Gustavo Lino. Tradicionalmente los protestantes blancos de EEUU eran los anti-católicos (el KKK sin ir más lejos, era tan racista anti-negro como anti-"papista"). Ahora el anticatolicismo viene de un Partido Demócrata que flirtea con el laicismo y el progresismo más izquierdistas. Paradójicamente, es el partido más votado por minorías tradicionalmente muy católicas como los irlandeses o los mexicanos.
4/01/19 1:02 PM
Jaime Fernández de Córdoba Soto
Es absurdo pretender que en USA no hay partido de izquierdas, esa idea es producto de la propaganda de la Guerra (no tan) Fría. La hay y de lo más radical, representada por el partido "demócrata".
5/01/19 12:33 AM
Juan Mariner
Sr. Fernández de Córdoba: antaño, en EEUU, el Partido Demócrata sólo tenía implantación en los Estados del Sur (racista y conservador a ultranza), el Norte era para los progresistas republicanos, es a partir de las reivindicaciones obreras cuando el Partido Demócrata (Roossevelt) adquiere en el Norte un granero de votos con los trabajadores asalariados. El Partido Demócrata hacía políticas en pos de los derechos de los trabajadores para conseguir el voto norteño y el Partido Republicano hacía políticas conservadoras para conseguir el voto de los sureños. De aquella división territorialista aún queda mucho...

Los padres de la patria norteamericana provenían de los "divains", sectas de origen europeo de raigambre antipapista católica y hasta antianglicana: en la estructura de poder norteamericana queda mucho de aquello.
6/01/19 12:57 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.