Destruyen Via Crucis en Henan en la persecución a los cristianos en China

En el camino al Santuario de la Virgen del Carmen

Destruyen Via Crucis en Henan en la persecución a los cristianos en China

Con excavadoras y martillos neumáticos, las autoridades de Anyang (Henan) han demolido un Vía Crucis a lo largo del sendero que lleva hasta el lugar más antiguo de peregrinación, el santuario de Nuestra Señora del Carmen en Tianjiajing.

(AsiaNews)  Las 14 estaciones del Vía Crucis, en pizarra, representaban los varios momentos de la pasión de Jesús con dibujos y esgrafiados en estilo chino y con comentarios devocionales. Desde hace años el gobierno amenazó la destrucción del Vía Crucis y del Santuario (o lo que queda de este).

El santuario de Nuestra Señora del Monte Carmelo es el único lugar de peregrinación en la provincia de Henan. Se ordenó que fuera construido por sacerdote del Instituto Pontificio para las Misiones Extranjeras Stefano Scarsella, entonces vicario apostólico en el norte de Henan, en 1903-05, para agradecer a la Virgen María por preservar a los misioneros locales de los peligros de la persecución de los Boxer en 1900.

La iglesia sufrió destrucciones por parte de los japoneses en la Segunda guerra mundial y por parte de los Guardias Rojos durante la Revolución cultural. Se convirtió en un sitio de peregrinación popular para los católicos de las provincias de Henan, Hebei y Shanxi, y la celebración principal se lleva a cabo el 16 de julio de cada año.

Se dice que el 16 de julio de 1986, casi 10.000 peregrinos de las tres provincias peregrinaron hasta allí. En 1987, el gobierno local envió tropas y vehículos blindados al sitio después de estimar que habría 50.000 peregrinos. En el mismo año, el sitio de peregrinación fue declarado ilegal por el gobierno de Henan. Desde entonces, el gobierno ha controlado la cantidad de personas y vehículos. No se permitían más de 300 peregrinos.

Desde mayo de 2007 el gobierno provincial de Henan prohibió las peregrinaciones nacionales; el gobierno de la ciudad de Anyang revocó el permiso al santuario y a la peregrinación, definiéndolos como “actividades religiosas ilegales”. 

Aumenta la persecución en los últimos nueve meses

Desde que una cruz en una iglesia protestante fue desmantelada en Henan en septiembre pasado, la Iglesia Católica ha sido también el objetivo del incremento de la persecución en la provincia.

En febrero, las ciudades y pueblos de Henan recibieron una circular que prohibía la publicación de folletos religiosos. Las cruces en una iglesia católica fueron demolidas más tarde y las guarderías administradas por la iglesia fueron incautadas y obligadas a cerrar permanentemente.

En abril, la represión de Pekín se intensificó cuando fueron suprimidas ocho diócesis de 10 en la provincia de Henan (Anyang, Luoyang, Xinxiang, Puyang, Zhengzhou, Shangqiu, Kaifeng y Zhumadian). 

Una iglesia católica y la tumba de un obispo fueron demolidas; los sacerdotes de la iglesia clandestina fueron expulsados ​​de sus parroquias; las propiedades de la iglesia fueron confiscadas; y las autoridades enviaron funcionarios a las iglesias todos los domingos para evitar la entrada de menores.

Aunque las estadísticas oficiales no están disponibles, se cree que la población cristiana en la provincia de Henan es la segunda más alta del país después de la provincia de Zhejiang.

5 comentarios

Biciente
Pues nada, sigan negociando desde Roma, traicionando a los católicos chinos.
11/06/18 9:40 PM
Vladimir
Pobres hombrecillos, ¿qué pueden hacer contra el avance del Reino de Dios?
11/06/18 9:51 PM
Spes
Que Dios les aumente su amor a Él, ya que les esperan tiempos más difíciles, si nunca la han tenido fácil, ahora menos
12/06/18 3:57 AM
X
¡Dios quiera que se nos pegue algo de la perseverancia en la fé de los cristianos chinos !. Virgen Maria , ora pro nobis.
12/06/18 7:51 AM
maru
Bueno y, ahora, qué dicen en el Vaticano????
12/06/18 9:19 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.