Papa Francisco: el sufrimiento de los cristianos perseguidos es una llamada a la unidad

Encuentro con el Metropolitano ortodoxo de Chequia y Eslovaquia

Papa Francisco: el sufrimiento de los cristianos perseguidos es una llamada a la unidad

El Papa Francisco mantuvo el encuentro en el Vaticano con Su Beatitud Rastislav, Metropolitano de las Tierras Checas y de Eslovaquia. Recordaron la historia de los santos hermanos Cirilo y Metodio, evangelizadores en tierras eslavas, y trataron de la relación entre fe y cultura y del testimonio de los santos y mártires.

(AsiaNews/InfoCatólica) El Papa Francisco, al recibir al Primado ortodoxo de las Tierras checas y de Eslovaquia habló sobre la evangelización y la búsqueda de la unidad. «Para anunciar al Señor, no basta con reafirmar los esquemas del pasado, sino que hay que disponerse a la escucha del Espíritu, que siempre inspira caminos nuevos y valientes para evangelizar a los contemporáneos. Así lo hace también hoy, incluso en países tradicionalmente cristianos, a menudo marcados por la secularización y la indiferencia».

Los sufrimientos de muchos cristianos «perseguidos a causa del Evangelio es una llamada urgente, que nos interpela y que nos lleva a buscar una mayor unidad», una unidad que “no significa uniformidad, sino reconciliación de las diversidades en el Espíritu Santo”. Son algunas de las consideraciones expresadas por el Papa Francisco en el encuentro mantenido esta mañana con Rastislav,  el arzobispo de Prešov, metropolitano de las Tierras Checas y de Eslovaquia.

Respondiendo al Metropolitano, que se había referido a «un discípulo que se encuentra con otro discípulo”, a «discípulos que caminan juntos” y que «tienen el ardiente deseo” de unidad, el Papa habló de los «lazos espirituales que nos unen y que nos alientan a proseguir en la edificación mutua y en la búsqueda en común de la paz, don del Resucitado. Entre esos lazos, quisiera evocar la presencia, aquí en Roma, en la antigua basílica de San Clemente, de la tumba de San Cirilo, Apóstol de los Eslavos, cuya predicación difundió la fe en las tierras donde vuestra Iglesia desarrolla su misión”

Y precisamente, a partir de san Clemente el papa Francisco desarrolló tres puntos a considerar:  

El primero es que “según la tradición, fueron los hermanos Cirilo y Metodio, provenientes de Salónica, quienes llevaron al Papa Adriano II las reliquias de San Clemente, uno de los primeros Obispo de Roma, muerto en el exilio bajo el emperador Trajano. El gesto de Cirilo y de Metodio nos recuerda que los cristianos siempre hemos heredado –y que continuamente necesitamos compartir– un inmenso patrimonio común de santidad.  Entre los muchos testigos, son innumerables los mártires que han profesado la fidelidad a Jesús en los siglos pasados, como San Clemente, pero también en los tiempos más recientes, por ejemplo, cuando la persecución atea azotó vuestros países. También hoy, los sufrimientos de muchos hermanos y hermanas perseguidos a causa del Evangelio son un reclamo urgente, que nos interpela y nos lleva a buscar una mayor unidad. ¡Que el ejemplo de Cirilo y Metodio nos ayude a valorizar este patrimonio de santidad que ya nos une!”.

«Un segundo aspecto, que nos es recordado por los Santos apóstoles de los eslavos, tiene que ver con la relación entre evangelización y cultura. Nacidos en la cultura bizantina, los santos hermanos tuvieron la audacia de traducir el mensaje evangélico a una lengua accesible a los pueblos eslavos de la Gran Moravia. Encarnando el Evangelio en una determinada cultura, dieron pie al desarrollo de la misma cultura. El apostolado de los Santos Cirilo y Metodio, que el Papa Juan Pablo II proclamó co-patronos de Europa, sigue siendo hoy, para todos nosotros, un modelo de evangelización.  Para anunciar al Señor no basta con reafirmar los esquemas del pasado, sino que es necesario disponerse a la escucha del Espíritu, que siempre inspira caminos nuevos y valientes para evangelizar a los contemporáneos. Así lo hace también hoy, aún en países tradicionalmente cristianos, a menudo marcados por la secularización y la indiferencia».

Los santos Cirilo y Metodio, por último, «lograron superar las divisiones surgidas entre comunidades cristianas de culturas y tradiciones diversas. En este sentido, puede decirse que fueron auténticos precursores del ecumenismo (Juan Pablo II, Carta Enc. Slavorum Apostoli, 14). De esta manera, nos recuerdan que unidad no significa uniformidad, sino reconciliación de las diversidades en el Espíritu Santo. Que el testimonio de los Santos Cirilo y Metodio nos acompañe, a lo largo del camino rumbo a la plena unidad, estimulándonos a vivir esta diversidad en la comunión, y a no desalentarnos jamás en nuestro recorrido, el cual somos llamados a realizar por voluntad del Señor, y con alegría».

6 comentarios

Jordi
"De esta manera, nos recuerdan que unidad no significa uniformidad, sino reconciliación de las diversidades en el Espíritu Santo."

El Espíritu Santo es un Espíritu de Verdad, y no se puede ocultar ni tergiversar ni una sola, ni una sola, de las verdades divinamente reveladas, las verdades definitivas de doctrina católica y las verdades seguras que no son peligrosas, ni erróneas ni temerarias, contenidas en del Divino Depósito de la Una Sola Fé Católica de las Sagradas Escrituras y la Sagrada Tradición.

Sentado el principio de que el Espíritu Santo es un Espíritu de Verdad en el Amor a la Unidad de la Fe, Dogma y Doctrina, de la moral y costumbres, del culto y liturgia, y de la eclesiología, a partir de aquí, y sólo desde esta premisa, el Espíritu Santo derrama sus carismas, que son unas sensibilidades o diversidades de sus 7 acciones.

Hay 7 acciones del Espíritu Santo, dentro, siempre, del Amor a la Unidad en Plenitud de la Verdad de Fé Católica: 1./ carismas (sanación, liberación), 2./ dones (sabiduría, consejo), 3./ frutos de santidad (amor, alegría, paz), 4./ virtudes de fe y moral (fe, fortaleza), 5./ sacramentales (agua, sal), 6./ ministerios, y 7./ dones místico-ascéticos.

Por eso deseo que pronto, se despejen todas las dudas entorno a Amoris laetitia y la intercomunión de los luteranos, y se resuelvan a favor de la Única Fé Católica ortodoxa, a su vez único objetivo del ecumenismo: que protestantes y ortodoxos regresen a todas las Verdades de la Iglesia Cat
11/05/18 9:29 PM
La unidad es volver a la fe católica íntegramente. No hay otra vía.
12/05/18 3:59 AM
María de las Nieves
Con los cristianos ortodoxos es poco lo que nos separa el Filioque y la única autoridad papal para no ser acéfalas.
Y esto tiene buena solución ; es poner interés en la unidad.
12/05/18 8:05 AM
Jordi
María de las Nieves, también separa el canon bíblico, el santoral, el derecho canónico, la eclesiología, el purgatorio, las devociones, algunos dogmas, el magisterio, los concilios... pero es mucho menos que los protestantes...
12/05/18 3:28 PM
Fuenteovejuna
Unidad es creer en la misma cosa, lo contrario es amontonamiento.
En el mundo también hay muchos no cristianos perseguidos, palestinos en Israel, chiítas contra sunnitas y viceversa, paganos, etc.
¿Por qué no unirnos entonces también con ellos? ¿Porque las diferencias son aún mayores que las que tenemos con los protestantes?
Como se ve, el argumento de esa falsa unidad es absurdo, podemos sentir compasión y solidaridad con todos los que sufren, sean cristianos no católicos o infieles de todo pelaje, pero de ahí a unirnos en la fe con quienes rechazan la doctrina de la santa Religión, es una locura comprensible tal vez en un futbolista o en un herrero de caballos de tiro -con el respeto que esos oficios merecen- pero en el Sumo Pontífice de la Iglesia...
12/05/18 8:51 PM
PETRUS
Santo Padre, ¿ QUIEN ES EL CAMINO, VERDAD Y LA VIDA ? : Jesucristo fundó una sola Iglesia: «Habrá un solo rebaño y un solo Pastor». Esta Iglesia es la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Todas las demás Iglesias y religiones están equivocadas. Unas, porque no reconocen al verdadero Dios -como el Budismo-; otras, porque se separaron de la Iglesia verdadera -como el Protestantismo-, y el resto intentos de copiar a nuestra SANTA IGLESIA CATOLICA.

Según el Primer Concilio de Constantinopla, celebrado el año 381, la Iglesia, tal como la fundó Jesucristo, tiene cuatro notas características, es decir, cuatro señales distintivas, que son cuatro propiedades esenciales que, todas juntas, son exclusivas y manifestativas de la verdadera Iglesia de Jesucristo. Estas señales distintivas, estos atributos, son: unidad, santidad, catolicidad y apostolicidad.

Debemos rezar por los no católicos, para que se conviertan, y ellos y nosotros nos unamos en la única y verdadera Iglesia de Cristo que es la Católica. Al pan pan y al vino vino.
13/05/18 12:52 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.