Cardenal Blázquez: la Iglesia en España sufre una indigencia básica de vocaciones al sacerdocio

Discurso inaugural de la Plenaria de la CEE

Cardenal Blázquez: la Iglesia en España sufre una indigencia básica de vocaciones al sacerdocio

El cardenal Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Cnoferencia Episcopal Española, ha constatado y lamentado la grave crisis de vocaciones al sacerdocio que sufre la Iglesia en España desde hace mucho tiempo.

(InfoCatólica) El presidente de la CEE ha recordado que «desde hace mucho tiempo venimos padeciendo una penuria seria de vocaciones para el ministerio presbiteral. Si hace varios decenios la abundancia era extraordinaria, actualmente la escasez es también extraordinaria. Aquella abundancia impulsó a la construcción de muchos seminarios, que poco tiempo más tarde no fueron necesarios».

Y ha añadido que «debemos afirmar al mismo tiempo que el trabajo pastoral por las vocaciones sacerdotales es en general más intenso que en otros tiempos en que había un ambiente propicio constituido por las familias, las parroquias y las escuelas en que las vocaciones surgían fácilmente. El panorama actual generalizado es fuente de inquietudes y de sufrimiento para todos nosotros».

Lógicamente, ha señalado el cardenal, «las consecuencias de esta carestía larga y dura están a la vista: descenso del número de presbíteros y media de edad cada vez más alta. Nos puede acechar la tentación de cubrir la falta de vocaciones con soluciones improvisadas y atajos arriesgados; el marco de preparación para el ministerio es, en ocasiones, insatisfactorio, ya que el número de seminaristas es muy reducido, y pocos los formadores y profesores dedicados generosamente a este servicio precioso».

Dado que la crisis de vocaciones al sacerdocio lleva ocurriendo desde hace décadas, el cardenal ha hecho un repaso por los diversos análisis que los obispos han ido realizando durante ese tiempo sobre las causas de dicha crisis. Tras ello, ha indicado que «no podemos resignarnos a la administración de la escasez. Nuestra cuestión mil veces planteada es la siguiente: ¿cómo invitar con respeto, cómo alentar la decisión, cómo discernir la vocación, cómo crear las condiciones para que sea escuchada la llamada de Dios? El ministerio episcopal nos urge a buscar, todos unidos en el Señor y con creatividad pastoral, respuestas a esta necesidad básica que repercute decisivamente en la vida de la Iglesia».

Y ha sentenciado:

«Debemos decirlo con claridad: la Iglesia en España necesita vocaciones para el ministerio sacerdotal; y al hacernos eco de esta indigencia básica, no debemos olvidar, movidos por la solicitud católica, la colaboración con otras diócesis y la participación en la missio ad gentes

Texto completo del discurso del cardenal Ricardo Blázquez

39 comentarios

Luis H.
Pues se podría empezar por centralizar seminarios por regiones, para que los seminaristas puedan compartir vida y formación en un número suficiente y con profesores dedicados a ellos. Y cuidarles como oro en paño, ser firmes en el discernimiento de la Iglesia sobre estos chicos (también si se ve que no). Además de que el número de seminaristas responde al número de católicos comprometidos que hay. Así que igual si trabajamos por lo segundo, obtenemos automáticamente lo primero
16/04/18 10:32 AM
Eiztarigorri
Monseñor Blázquez se equivoca. España no tiene una crisis de vocaciones, tiene una crisis de Fe. Y no hay vocaciones porque nadie puede dar lo que no tiene. Y la pregunta del millón es ¿porqué? ¿Qué es lo que se ha hecho que España haya pasado de ser tierra de misioneros, luz de Trento, martillo de herejes, cuna de San Ignacio, etc ha ser cuna de la impiedad, la blasfemia las risas con los abortistas, el crimen contra natura y todo eso. Pues yo diría que eso sucedió el día que algún inteligente dijo aquella genialidad de que la dignidad del ser humano se basa en su libertad y no en la fidelidad a Dios y a los mandamientos de la Ley de Dios, empezando por el primer mandamiento que exige que toda rodilla se doble ante Nuestro Señor Jesucristo en el Cielo, en la tierra y el abismo y del cual no están eximidos no ya las personas sino las naciones. El error no tiene derechos. Y como no se haga memoria vamos mal.
16/04/18 10:44 AM
JuanM
¿Dónde estaban ustedes ayer, 15 de abril, cuando mucha gente de bien se manifestaba para defender la vigencia del 5º Mandamiento?
16/04/18 11:35 AM
ChemaV
Estoy con un comentarista: la crisis de vocaciones se debe a la crisis de fe de toda la sociedad española y occidental. Si hay menos cristianos, habrá menos jóvenes cristianos, y habrá menos vocaciones, al sacerdocio y al matrimonio, que también es una vocación
16/04/18 11:55 AM
Paul Sanders
¡Y crisis de pastores! Es cierto que hay crisis de vocaciones y tendría monseñor que preguntarse por qué, pero me parece aún peor la crisis de pastores.
16/04/18 12:06 PM
Philosophia Naturalis
Un sacerdote amigo mío dice que hay muchas vocaciones sacerdotales para la cantidad de jóvenes que practican la fe.

Estoy de acuerdo con los comentaristas anteriores respecto a la crisis de fe, así como en la recomendación de concentrar los seminarios. Es ridículo tener poquísimos seminaristas conviviendo y menos aun recibiendo clases en una aula; como ridículo es tener a tandos sacerdotes doctos formando a tan pocos alumnos.

Quisiera añadir algo más: no hay apenas vida de fe en los jóvenes ni vocaciones al sacerdocio por el lamentable ejemplo que damos los adultos (me incluyo).

Yo no quisiera estar en el lugar los obispos y agradezco al Cardenal Blázques y a toda la jerarquía que hayan aceptado la misión que les ha encomendado Nuestro Señor Jesucristo.

Deberíamos establecer una "Cuaresma permanente": Oración, ayuno, limosna, para hacer penitencia y convertirnos todos al Evangelio.

Que Dios, por intercesión de su Santísima Madre, nos ampare.
16/04/18 12:14 PM
teologo
Como suele suceder Blázquez sigue sin enterarse de qué va la película. Demasiadas vocaciones hay para la crisis de fe que ha causado el Episcopado taranconiano entre otros factores. Si pensamos, por ejemplo, que en la diócesis de San Sebastián la práctica no llega al 5% eso quiere decir que a misa dominical no van ni 35.000 personas. ¿ cuántos curas hacen falta para atenderlas? ¿ cuántos seminaristas debería haber? el problema es que parece que los obispos quieren atender kilómetros cuadrados , y no almas fieles; yo la pregunta que hago es ¿creen los obispos que es necesario tener fe e ir a Misa para salvar el alma?
16/04/18 12:23 PM
PMN
A día de hoy tener un hijo o hija que quiere ser sacerdote o religiosa se vive como una auténtica tragedia en la mayoría de los casos (y estoy hablando de familias todavía cristianas, no que hayan abandonado ya la fe) He oído casos de chicos y chicas q han tenido q llevar adelante su vocación contra la oposición férrea de su familia. Este es uno de los problemas de la falta de vocaciones: que no se anima dentro del ámbito familiar, sino todo lo contrario.
16/04/18 12:25 PM
maru
Digo lo mismo que Eiztarigorri. La crisis es de FE y, en una gran parte, que se pregunten los obispos que han hecho mal como: dulcificar al máximo la doctrina de la Iglesia, grandes abusos en la Liturgia, malas programaciones pastorales para los jóvenes. En las eucaristías, menos música sin más y más enseñanza sobre lo que es en sí la Eucaristía. Menos ''banquete de Jesús y sus amigos'', y más adoración y capacidad de asombro ante el Misterio, etc.etc. Y cuando ya te ordenan sacerdote, más cercanía y ayuda del.obispo de tu diócesis, en vez de decir siempre ''estoy muy ocupado'' y podríamos seguir....
16/04/18 12:36 PM
Catalán
Habla de la desaparición del "ambiente propicio" como si se lo hubiese llevado el viento.

Tiene más gracia (de humor negro, pero gracia) teniendo en cuenta que llevamos medio siglo supuestamente orientados a generar el "ambiente propicio a los tiempos que corren".
16/04/18 12:36 PM
Saulo
No hay que desanimarse, si no fuera por nuestro Señor Jesús, la iglesia no existiría, demos gracias a Dios.
16/04/18 12:40 PM
Jordi
Los obispos, en general, nos han abandonado. No nos dan directrices políticas según el Evangelio. Han tolerado y disimulado en la apostasía de fe, moral y costumbres, y culto y liturgia, frente al lobi modernista y progresista. El discurso de Blázquez es puro bla, bla, bla: no reconoce la culpa episcopal, no reconoce que deben abandonar el modernismo por la sana tradición.

Han dejado abandonado su carisma apostólico de juzgar desde el postconcilio: decir la verdad y castigar al dubitante y negador pertinaz.

La solución es simple: ejerzan su carisma apostólico de juzgar: recta y sana doctrina. Lo demás vendrá por añadidura.
16/04/18 1:00 PM
Enrique García
Como han dicho otros si no hay católicos no puede haber vocaciones al sacerdocio. Verlo de otra manera sólo pone de relieve el clericalismo que impregna algunas mentes encumbradas. A lo mejor si los obispos y sacerdotes se empeñaran en una vida de santidad y ejemplaridad más allá de parecer rectores de ONGs habría muchos mejores frutos. Sin embargo el modelo de clérigo Padre Ángel no mueve a nadie´para entrar en el seminario. Y mejor no hablar de la actitud de los obispos catalanes.
16/04/18 1:02 PM
solodoctrina
Estoy convencido que si le preguntan al cardenal Blázquez el por qué de la ausencia de vocaciones, se van a sorprender, desagradablemente, por la respuesta. Porque, aunque no lo crean, en este tema cuando les preguntan, también responden; y es mejor no escucharlos cuando aseguran que la Jerarquía no se hace en nada responsable por la falta de vocaciones.
16/04/18 1:10 PM
mauricio
Un comunicado, como siempre, para mi, carente de credibilidad.

1º Llega tarde. La CEE, como siempre, viene a denunciar lo que es vox populi hace largo tiempo: los seminarios se vacían.

2º Nos hubiera gustado ver y que monseñor hubiera hablado de datos por diócesis, para ver que son algunas diócesis más que otras las tienen una sequía pertinaz en número de vocaciones. ¿ Y qué tal si hubiera dicho que allí donde hay nacionalismo hay escasas vocaciones y los campanarios catalanes, llenos de esteladas, siguen contribuyendo a ello ?

3º Falta autocrítica: monseñor lo encierra todo en "la pastoral". ¿ Qué piensan hacer como comunidad de obispos ? ¿ Qué mensajes atrayentes lanzan ellos a los jóvenes ?

4º Los jóvenes son atraídos por la "autenticidad". ¿ Cree él que los jóvenes de hoy día perciben a la iglesia en España como institución que sin ambages denuncia el mal allí donde se encuentre ?

5º ¿ Están los seminarios ofreciendo una propuesta plenamente de acuerdo al evangelio ? ¿ Qué extrañas doctrinas se mezclan con la única doctrina que hacen que de los seminarios salga cada caso que es para echar a correr ?


---

LF:
Los datos sobre los seminarios en España se publicaron hace días. Y los dimos aquí.
16/04/18 2:15 PM
Jordi
Blázquez pregunta:

"Nuestra cuestión mil veces planteada es la siguiente: ¿cómo invitar con respeto, cómo alentar la decisión, cómo discernir la vocación, cómo crear las condiciones para que sea escuchada la llamada de Dios?"

La Tradición responde:

La fe une el amor, la verdad y la justicia. La fe viene de Dios. Ustedes los obispos complétenla, enseñen toda la verdad, esto es amor a los hermanos.

Sancionen a todos los herejes y desobedientes, pues la justicia es un acto de amor a los hermanos, aparta al infiel, a las malas compañías que corrompen. Separar al incrédulo santifica y salva almas, y sirve y da gloria a Dios.
16/04/18 2:16 PM
Carmen
Antonio de la posada....., por favor no hurge en la herida, mucha, muchísima paciencia y mucho respeto inmerecido tenemos gran cantidad de catolicos fieles a Cristo
16/04/18 2:28 PM
Adrián Ferreira
Vi hace días que 1 de cada 500 jovenes practicantes aceptan el llamado a la vocación sacerdotal o vida consagrada, cifra que no está nada mal, el problema es la cantidad de jóvenes practicantes. Si hubiera más coherencia, más predica de doctrina sana y menos edulcorante, como pasa en algunas ciudades de EEUU entonces habrían más vocaciones.
16/04/18 2:35 PM
Christopher
Esto es un fenómeno común a todo Occidente. La caída de vocaciones sacerdotales y religiosas, junto con la asistencia dominical a la Misa fue una consecut directa de las «reformas» litúrgicas tras el Concilio.

Mi sugerencia para Monseñor Blázquez: pruebe volver a la Tradición Católica y a ver qué pasa. Yo creo que saldrían tantas vocaciones que los obispos no sabrían qué hacer con ellas.
16/04/18 2:39 PM
cibereibol
No hay hijos......y para uno que tengo se mete cura/monja....NOOOO!
Eso piensan los padres.
La raíz del problema es de carácter demográfico. Y cómo no! de falta de valores cristianos desde un par de décadas que se han abandonado por la dejadez de unos e intereses de otros.
16/04/18 3:16 PM
Lector
"Por sus frutos los conoceréis".
(Jesús de Nazaret)
16/04/18 3:18 PM
Chimo
Difícilmente habrá vocaciones si se denigra la ortodoxia católica
16/04/18 3:57 PM
Argantonio
....y pobres de los escasísimos que sienten vocación y van a un seminario, tal como está el "ambiente" eclesial hoy día.
16/04/18 4:06 PM
Macabeo
Son tantas cosas que se podrían decir sobre la falta de vocaciones al sacerdocio y religiosas que haría falta escribir un libro sobre ello. Pero intentemos resumirlo.
Durante los años del inmediato posconcilio, se tiró la casa por la ventana. Es como si unos herederos descerebrados que acababan de recibir una herencia cuantiosa se dedicaron a dilapidar dicha herencia, tirando a la basura cosas que despreciaban por antiguas, malvendiendo otras y dedicándose a destrozar casi toda esta herencia. Al mismo tiempo compraban baratijas de escaso valor. Aunque hubo gente en la Iglesia que advirtieron sobre estos desastres, casi nadie les hizo caso, y la Jerarquía, menos que nadie. Fueron tiempos de vino y rosas. Era tan grande y tan rica la herencia que parecía inagotable. Pero, irremediablemente, se fue agotando. Hoy está casi exhausta. Aún así, todavía se sigue malgastando. La semana pasada alguien aconsejó a los religiosos españoles que no hicieran proselitismo... creo, en fin, que lo milagroso es que aún haya gente con Fe. Y que se den vocaciones es todavía mayor milagro. Porque se ha trabajado todos estos años para que no las hubiera en absoluto.
16/04/18 4:08 PM
Charo
Normal que no haya vocaciones. No hay fé.
Ayer leí un censo que han hecho en Burgos sobre los niños no bautizados entre los años 2000 y 2015: algo más del 40% del total. Si los padres no se preocupan de enseñar religión a sus hijos, evidentemente no habrá, no solo vocaciones, ni siquiera católicos. Las catequesis habrían de empezar por los padres de los jóvenes.
16/04/18 4:17 PM
Juan Mariner
Los comentarios me parecen muy sinceros, pero quizás confundimos "consecuencias" con "causas". Debemos liberar a la Iglesia de ser un campo de batalla entre grupos enfrentados y ser punto de encuentro al diálogo de todos los católicos. En mi tierra, cuando alguien reivindica públicamente Misas en lengua castellana, no lo hace para bien de la comunidad, sino que, a menudo, lo hace para violentar a los que las quieren todas en catalán. En zonas turísticas catalanas, en verano, no faltan las Misas en inglés, alemán o francés, como debe ser. Cuando alguien intenta organizar actos eclesiales progres, lo hace para molestar a los conservadores (en política): "conservador" y "progresista" son dos térmninos político-sociales antagónicos que no pueden extrapolarse al catolicismo (no tienen cabida en él) y, sin embargo, aparecen una y otra vez para que nos enfrentemos...

---
Dices:
En mi tierra, cuando alguien reivindica públicamente Misas en lengua castellana, no lo hace para bien de la comunidad, sino que, a menudo, lo hace para violentar a los que las quieren todas en catalán.

Digo:
Eso no es verdad. Y doy un dato que conozco de primera mano:
Santa Perpetua de Mogoda, principios de este siglo. Población mayoritariamente castellano-hablante. TODAS las Misas eran en catalán. Se perdió a gran parte de la feligresía. Llegó un cura catalán que había estado en Colombia y puso un par de misas en castellano. Recuperó a algunos fieles pero ya era tarde.
16/04/18 4:24 PM
Anacoreta
Es que se pensaron que con la primavera que anunciaban, las vocaciones saldrían espontaneas como las setas. Las familias desestructuradas, el nihilismo, el libertinaje por el derecho al goce sin límites, la falta de respeto que ello conlleva, los aplausos al derecho al aborto y demás, han sido y son el abono para la tan cacareada primavera, que expuesta la realidad del cardenal sobre la indigencia vocacional, no se la ve, ni ha visto, ni se la puede encontrar por ningún lugar, porque el suelo es estéril; demasiado ácido, calcáreo, pedregoso y sin humus que con el esfuerzo la enriquezca. Vamos, que el campo lo convirtieron en una completa ruina para su propia desgracia. Y encima, "fuera contemplación y tanta oración, y más acción y compromiso social" sin Dios, por un antropocentrismo exacerbado. Apláudase sus eminencias por el tal exitoso descalabrado, que Dios les pedirá cuenta. Que la Virgen María enjugue nuestras lágrimas porque no hay consuelo para nuestra desolación.
16/04/18 4:34 PM
Maite C


Las vocaciones al sacerdocio llegan cuando la Iglesia evangeliza, actúa siguiendo la Doctrina que Cristo Nuestro Señor nos enseñó, y hablando claramente sobre el bien y el mal, cosa que no ocurre desde hace muchos años.
16/04/18 4:39 PM
Hermenegildo
Y, si encima, descontamos de los pocos seminaristas actuales aquellos que no son aptos para el sacerdocio, el panorama es realmente desolador...
16/04/18 5:02 PM
Juan Mariner
LF: Me pilla muy lejos Santa Perpètua de la Mogoda (en Barcelona), me refiero al Sur de Cataluña y en el Campo de Tarragona (en Cambrils en concreto, como último caso más reciente). Los dos podemos tener razón. Ahora bien, yo, como catalanohablante, no dejaría de ir a Misa aunque todas se dijesen en castellano: aun a pesar de que en mi juventud tenía ciertos problemas de comprensión todavía de la lengua castellana. En los barrios del extrarradio de Tarragona y Reus casi todas las Misas son en castellano y la afluencia de fieles, desgraciadamente, es poca.

---

LF:
La afluencia de fieles es poca en toda España.
16/04/18 5:56 PM
Paco
Desgraciadamente buena parte de la Iglesia se arrodilla ante el mundo y ni ante Dios. Prefieren los Derechos Humanos y la Constitución a las leyes divinas y maturales del Señor.
Desde aquí quiero animar a los obispos valientes de S. Sebastián, Alcalá de Henares, Toledo a que sigan cuidando sus seminarios para que podamos percibir los frutos del trabajo bien hecho.
16/04/18 6:34 PM
El gato con botas
Juan Mariner: yo estuve viviendo en Gerona en 1969, en la parroquia que nos tocaba todas las misas en catalán, y si queríamos una en castellano, a las 8 de la mañana.
Los de la conferencia episcopal unos lumbreras. Ahora caen en que faltan sacerdotes.
16/04/18 7:37 PM
Jes
Los catolicos no saben lo que creen, no abren una biblia ni por asomo y no saben defender su fe...pues esta llena de lagunas. Tienen unos pastores distantes y que no se sienten representados. Descuidaron en sus colegios la enseñanza desde decadas, siendo colegios de curas y monjas, los mejores lugares para perder la fe.
Yo como cristiano me da pena, pero su Estado Vaticano, su Curia, su ejercito de juguete, sus bellos museos tan de esta tierra....les separa del comun de los mortales.
Si solo cuentan procesiones y tradiciones van dados....
Los curas que luchan denodadamente se encuentran solos y arribconados. Saben que el nivel de formacion desde una catequesis es minimo y debe de dar pena celebrar primeras y unicas comuniones, celebrar bodas de no creyentes u oficiar funerales en donde nadie responde en la misa.
Debe de ser triste c estar cantando solo, no tener un monaguillo al lado, ver como se acercan a comulgar tantos, ver que las hojas parroquiales no se leen. Pero esto....quien lo permitio?.
Mientras tanto que hagan politicas en regiones, y los templos cada vez mas vacios.
Luego diran de los protestante, pero ni es comparable el conocimiento, ni la participación, ni el crecimiento.
Será porque leen la Biblia.
Pero señores, a que jugamos, si un catolico medio no sabe ni citar 10 de todos los libros de la biblia...porque piensan que es uno solo.
Ya preguntarle po
16/04/18 8:25 PM
Albatros
La sal que se vuelve insipida no sirve para nada.
16/04/18 8:27 PM
FJ
Faltan sacerdotes para España, pero no para la población católica. Algún comentarista lo ha dicho ya.

De aquí a 10 años nos vamos a ver los escasísimos fieles con el compromiso de sacar dinero para cuidar a tanto sacerdote. Porque sacerdotes se siguen ordenando, pero los fieles bajan y cada año más. Y no es raro ver que el sacerdote es más joven que su comunidad parroquial entera... ¡de largo!

Y por mi parte lo tengo claro: el que no trabaje que no coma. O Doctrina pura, o no hay lentejas.
16/04/18 9:19 PM
Maria
Volteen a ver a FSSPX .!! Ah ya !, Una poquita de humildad y reconocer que tanto y tonto modernismo ha casi derrumbado la fe!! Piensen Obispos !!
16/04/18 10:18 PM
Pepito
Veo que muchos hablan de crisis, pero no veo a nadie hablar de doctrina. ¿O es que en una iglesia donde se dice que los adúlteros pueden comulgar va a haber buenos frutos? ¿O es que en una iglesia donde se maltrata al Santísimo como si no estuviera en él Nuestro Seňor va haber vocaciones? ¿O es que en una iglesia que se ha protestantizado va a haber algo bueno? Si no se predica la doctrina católica, se cosecharán los frutos de otras doctrinas.
16/04/18 11:26 PM
Jesus Pereira
No es de hoy que los sacerdotes más alabados en la misma Iglesia son los que no se puede reconocer como sacerdotes en las calles.
¿Cuántos sacerdotes, en las últimas décadas suelen usar sotana? ¿Si es grande el número de sacerdotes que se avergüenzan de su vocación y cambian su mortaja por las modas del mundo, como van a despertar el interés de los jóvenes?
Y, por cierto, como han dicho, santidad, ortodoxia en la doctrina, sana liturgia, catequesis y disposición para, con la gracia de Dios, vencer el mundo; oración, alegría evangélica, sudor, sangre y lágrimas....
¿Pastorales? Mientras sean estrategias y vanidades humanas no van sino en dirección al fracaso.
17/04/18 1:36 AM
Juan Caballero
¿Cómo va a haber vocaciones cuando, como dicen muchos arriba que hay una crisis de fe y la gente no quiere hijos, que también tiene que ver con la falta de fe? Tampoco saben educar a los pocos hijos que tienen gracais a los anticonceptivos. Los obispos y demás clero se han empeñado en mantener un sistema que desde hace ya 50 años hace aguas. o hay ninguna estrategia ni plan pastoral que valga, sino seguir en el mantenimiento de lo que ya no sirve. Se habla de evangelización pero no se hace. No hay espíritu misionero. Cada vez más se van vaciando las Iglesias y no se hace nada. El buen cardenal estará esperando un milagro, pero no va a haber milagro. Se necesita cambios radicales en el modo de realizar la iniciación cristiana. Hay que salir a evangelizar, abandondar el intento de catequizar a gente que no tiene ni fe. Hay Hermandades cuyos miembros no pisan una iglesia hasta que llega la Semana Santa y anda a sacar sus pasos en el calle en un acto de foclore. .
17/04/18 5:56 AM

Esta noticia no admite comentarios.