El cardenal Urosa considera un atropello las elecciones convocadas por Maduro

«Convocatoria adelantada y ventajista, totalmente abusiva e irregular»

El cardenal Urosa considera un atropello las elecciones convocadas por Maduro

El cardenal Jorge Urosa Savino manifestó su rechazo a las elecciones presidenciales, convocadas de forma anticipada por el gobierno de Nicolás Maduro, por considerarlas un atropello a los derechos políticos de los venezolanos.

(dVOX) «Se trata de una convocatoria adelantada y ventajista, totalmente abusiva e irregular», afirmó el purpurado en un comunicado divulgado el martes 20 de febrero por la oficina de prensa del Arzobispado de Caracas.

Las elecciones presidenciales venezolanas deberían realizarse el segundo semestre de 2018, sin embargo, el régimen bolivariano las ha fijado para el próximo 22 de abril. La propuesta fue lanzada el 23 de enero por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que opera de forma ilegítima, y la nueva fecha fue divulgada el pasado 7 de febrero por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Urosa alega que con la modificación arbitraria habrá menos de tres meses entre la convocatoria y la realización de los comicios, lo que coloca en condiciones claramente desventajosas a los partidos opositores al régimen, que además tendrán que lidiar con un CNE controlado por el gobierno.

«Es un atropello a los derechos políticos imponer unas elecciones sin condiciones mínimas de equidad, con los líderes políticos y los principales partidos políticos invalidados, y con la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) descalificada. Es imposible competir en esas condiciones leoninas que el Gobierno», dijo el arzobispo.

Urosa respaldó las consideraciones del padre Luis Ugalde que, en un reciente artículo, llama a los que los venezolanos rechazar la elección no yendo a votar. «Están manipuladas, no son justas, libres ni democráticas», dice el jesuita Ugalde.

El texto del sacerdote, que fue rector de la Universidad Andrés Bello, detalla que tal abstención - firme, masiva y unificada - es una forma con la que los ciudadanos podrán defender sus derechos políticos y exigir un proceso electoral bien organizado, en tiempos adecuados y que ofrezca condiciones de justicia, equidad y libertad para todos los candidatos y para los electores.

En esa línea, dice el cardenal, se entiende el rechazo a la elección anticipada por parte de un gran número de países, a quienes debemos agradecer por preocuparse por la defensa de la democracia en Venezuela.

Cerco antidemocrático

Urosa también expresó su preocupación por el endurecimiento del gobierno en la aplicación de lo que llamó un «cerco antidemocrático» a la disidencia, cercenando cada vez más la libertad de opinión y de acción política de quienes discuerdan del régimen.

En su opinión una muestra clara de ello es la ejecución sumaria e ilegal de Oscar Pérez, el pasado 15 de enero, cuando ya se había rendido y estaba negociando su entrega.

«La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolano expresó nuestro rechazo a esa acción represiva que viola los derechos fundamentales de venezolanos», apuntó.

Además, denunció una «nueva oleada de ataques a la libertad de expresión» de los sacerdotes y obispos del país. Recordó que el 15 de enero, el presidente Nicolás Maduro atacó injustificadamente a Antonio López Castillo, arzobispo de Barquisimeto, y a Víctor Hugo Basabe, obispo de San Felipe.

«Los acusó de incitar al odio en sus homilías. Algo totalmente falso, pues ellos simplemente reflejaron en sus homilías la situación de dolor y sufrimiento del pueblo venezolano», dijo.

«De igual manera, se ha intentado amedrentar a los eclesiásticos de Caracas al convocar a una reunión en el Ministerio de Relaciones Interiores al monseñor Tulio Ramírez Padilla, y al padre Miguel Acevedo, excelente y prudente sacerdote, párroco de la iglesia de Candelaria».

El cardenal asegura que se acusó injustamente al padre Acevedo de haber agredido a una mujer que había entrado en la Iglesia protestando contra sus palabras en la homilía.

El presbítero no respondió a esos ataques y ni siquiera se acercó a esa dama. «No hubo agresión alguna por parte del padre Acevedo a ninguna mujer», subraya.

El cardenal resaltó que los clérigos no participan en la diatribas partidistas, pero sí defienden los derechos del pueblo, con el debido respeto a las autoridades, y sin incitar a la violencia o a la rebelión política.

 

3 comentarios

Huber Bech R.
Es importante reconocer que algunos jerárcas de iglesias católicas "locales", como es el caso de Venezuela, se involucran en luchas partidistas de derecha que lo único que logran es ensuciar a la amada Iglesia Católica Universal.



La relación de la jerarquía católica y el chavismo no se trata de un desencuentro circunstancial, sino de una relación accidentada que se remonta al año 1999, cuando el gobierno inicia la Revolución Bolivariana.

En abril de 2002 el máximo representante de la Iglesia católica de Venezuela, el cardenal Ignacio Velasco, avaló con su firma la Constitución del gobierno golpista que derrocó a Hugo Chávez y eliminó la Constitución y los poderes públicos.
En aquel entonces Juan Pablo II les pidió que no tomaran parte del golpe de Estado, pero no atendieron a su petición.

El "punto de quiebre" entre los jerarcas de la iglesia y el chavismo, es el momento en que Chávez comienza a hablar de un Estado revolucionario y socialista.

El año pasado el ministro de la Defensa de Venezuela, el general Vladimir Padrino López, expuso en su cuenta Twitter la imagen de un obispo católico bendiciendo a un grupo de guarimberos que se disponía a enfrentarse con la Policía. También fue difundido en las redes un video similar. En las imágenes puede verse a una columna de encapuchados que levantan sus escudos mientras desfilan por la nave central de una catedral católica ubicada en la ciudad de Barquisimeto (estado Lara), luego de recibir la bendición de un reli
23/02/18 9:35 PM
Huber Bech R.
Para finalizar presento los conflictos de interés del cardenal Jorge Urosa:



Es tío del alcalde de El Hatillo -David Smolansky Urosa- quien comenzó su carrera política en los inicios de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) donde integró el equipo de Comunicaciones. Paralelamente, fue miembro fundador de Voluntad Popular donde ejerció el cargo de encargado nacional de Juventudes VP y posteriormente fue escogido como miembro de la dirección nacional del partido. En 2014, a raíz de su elección como Alcalde fue uno de los fundadores de la Asociación de Alcaldes por Venezuela, como miembro de la directiva, la cual tiene la finalidad de hacer frente común de los alcaldes pertenecientes a la Mesa de la Unidad contra Maduro. Actualmente, en Venezuela hay alrededor de 77 alcaldes de oposición con procesos judiciales abiertos entre los que se encuentra David Smolansky.

---

LF:
Hechos: Maduro es un miserable dictador que tiene a su pueblo sumido en el hambre.

A partir de ahí, todo su discurso es simple complicidad con el mal.
23/02/18 9:36 PM
Percival
Apoyo a LF en todo y con conocimiento de causa.
Desde el inicio de Chávez la Iglesia intentó comunicarse con él. La respuesta fue siempre una patada en el trasero... hasta que lo apresaron en el autogolpe depurador de la FANB, cuando pidió asistencia "espiritual". Para luego, alcanzado el poder de nuevo, y continuando la nefasta entrega de Venezuela a Cuba, volvió a dar una patada en el trasero a la Conferencia Epìscopal en conjunto y a cada Obispo en particular. Y así hasta su muerte. Y así todos los que estaban con él, hasta el día de hoy. Y usted con ellos.
Huber Bech, lo que escribe es una vergüenza de suma de mentiras. Y ofensivo para el Cardenal y para toda la Iglesia. Usted tiene de católico y veraz lo que yo de húsar polaco.
Pero aún, cuando fuese verdad, no quita para nada el valor de lo anotado en este artículo. Y sí: Maduro es un miserable dictador. Y usted, un cómplice y un estéril apologista adulador
24/02/18 2:46 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.