Mons. Auza: «La situación en Venezuela ha adquirido tintes dramáticos»

Observador permanente ante la OEA

Mons. Auza: «La situación en Venezuela ha adquirido tintes dramáticos»

Monseñor Bernardito Auza ha intervenido como observador permanente ante la 47º Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), para señalar la postura del Vaticano ante la situación en Venezuela.

(AICA) Permitir el ingreso de alimentos y medicinas; fijar la fecha de las elecciones y liberar a los presos políticos, son tres de las prioridades que pide el papa Francisco y la Santa Sede ante la dramática situación que vive Venezuela.

Destacando que la situación en Venezuela cobró últimamente «tintes verdaderamente dramáticos», Mons. Auza señaló, además, «que el actual clima de enfrentamiento también afectó a la Iglesia católica en Venezuela» y advirtió que «se verificaron episodios de amenazas a sacerdotes, irrupciones violentas durante las celebraciones litúrgicas, acusaciones injustificadas contra instituciones eclesiásticas y ataques difamatorios públicos contra algunos obispos».

Texto de la declaración del representante de la Santa Sede

Señor Presidente,

La delegación de la Santa Sede agradece la oportunidad que se le brinda de poder compartir su preocupación por la situación actual de Venezuela, así como su esperanza de que esta reunión en el marco de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos pueda ayudar a solucionar la grave crisis que vive el país.

Como es bien conocido, desde el inicio de la crisis, tanto el Santo Padre como la Secretaría de Estado y la Conferencia Episcopal Venezolana, en diversas intervenciones, han llamado a los poderes públicos y políticos a que, superando los intereses partidistas y las ideologías, escuchasen la voz del pueblo, defendiesen el bien común, creasen un clima de serenidad y de paz social, respetasen la institucionalidad en favor de la convivencia nacional y favoreciesen la acción social de las instituciones nacionales e internacionales para enfrentar la innegable crisis que sufre Venezuela y que golpea fuertemente a su población. Por ello, la Santa Sede ha mantenido siempre una posición clara, reclamando a todos los líderes políticos el cese de la violencia e instando al respeto de la verdad y de la justicia.

Sin dejar de exhortar a la negociación, ni de advertir de los peligros de los discursos belicistas y agresivos, la Santa Sede mostró, en todo momento, su disponibilidad a colaborar en la búsqueda de una solución pacífica, duradera y viable a la crisis venezolana, con la condición de que así lo solicitasen formalmente tanto el Gobierno como la oposición, como efectivamente ocurrió.

Como es sabido, en octubre y en noviembre de 2016, se celebraron encuentros de la Mesa del Diálogo Nacional en Caracas, y teniendo en cuenta que los acuerdos allí alcanzados no eran aplicados, el cardenal Secretario de Estado, en nombre y por disposición del papa Francisco, remitió una carta a las partes y a los restantes acompañantes el 1º de diciembre. En ella, en cumplimiento del papel de acompañamiento al que la Santa Sede había sido llamada, se solicitaba:

  • Que se tomasen las providencias necesarias para la implementación urgente de medidas destinadas a aliviar la grave crisis de abastecimiento de comida y medicinas que estaba sufriendo la población, a la vez que se aseguraba la plena disponibilidad de las instituciones de la Iglesia católica, entre ellas Caritas, a prestar toda la ayuda posible, con los medios a su alcance, para salir de esta situación de emergencia social;
  • Que las partes concordasen el calendario electoral que permitiese a los venezolanos decidir sin dilaciones su futuro;
  • Que se tomasen las medidas necesarias para restituir cuanto antes a la Asamblea Nacional el rol previsto en la Constitución;
  • Que se encontrase el modo de acelerar el proceso de liberación de los detenidos.

Con ocasión de la XXXVI Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano, celebrada recientemente en San Salvador, los obispos del continente han señalado que en Venezuela «se vuelve insostenible la falta de alimentación, la falta de medicinas y la falta de libertades».

La Santa Sede ve con preocupación cómo, pese a los esfuerzos realizados y que son por todos conocidos, la situación ha adquirido tintes dramáticos en los últimos meses. El 30 de abril, después del rezo del Regina Coeli, el Santo Padre hizo un llamado al Gobierno y a todos los integrantes de la sociedad venezolana para que fuese evitada cualquier ulterior forma de violencia, se respetasen los derechos humanos y se buscasen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está golpeando a la población.

Al respecto, mi delegación desea señalar que el actual clima de enfrentamiento también ha afectado a la Iglesia católica en Venezuela. Se han verificado episodios de amenazas a sacerdotes, irrupciones violentas durante las celebraciones litúrgicas, acusaciones injustificadas contra instituciones eclesiásticas y ataques difamatorios públicos contra algunos obispos.

Pese a ello, la Santa Sede, partiendo de la convicción de que deben ser los propios ciudadanos quienes pongan las bases para solucionar los problemas internos, considera que no deben escatimarse los esfuerzos para ayudar a que el país salga de su grave crisis, pues como ha dicho el papa Francisco el pasado 29 de abril «todo lo que se puede hacer por Venezuela hay que hacerlo, con las garantías necesarias».

Con la única finalidad de promover el bien de todos y cada uno de los venezolanos y de favorecer una solución pacífica y democrática a la actual situación, la Santa Sede reitera su posición, ya conocida, de que una negociación seria y sincera entre las partes, basada en las claras condiciones indicadas en la mencionada carta del 1º de diciembre de 2016, comenzando por la celebración de elecciones directas, libres y trasparentes previstas para los años 2016 y 2017, serían la única vía de salida a la grave crisis en que se ve inmerso el país. A tal propósito, la reciente decisión gubernamental de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, en vez de ayudar a solucionar los problemas, presenta el riesgo de complicarlos ulteriormente y hace peligrar el futuro democrático del país.

Por otro lado, se valora muy positivamente la posibilidad de que un grupo de países de la región o, eventualmente, de otros continentes, elegidos tanto por el Gobierno como por la oposición, acompañen las negociaciones actuando como garantes.+

 

9 comentarios

BOLIVAR
Mire Monseñor, soy católico, y Venezuela está bajo una dictadura comunista, que ha llevado al asesinato de 84 jóvenes en las protestas, y en un país cuyos habitantes se mueren de hambre; mire Monseñor hay militares que son valientes y " esos están en cárceles infectas"; Ud. no sabe Monseñor que Maduro fue instruido en el marxismo en Cuba y que los terribles hermanos Castro le indicaron directamente a Chávez, desahuciado por enfermedad, que Maduro era el sustituto, ¿ y porque ?, pues porque Venezuela le da a Cuba 13.000 millones de dólares anuales, y más del doble de lo que le daba la URSS en su tiempo. Cuba es quien manda en Venezuela. Hay torturas, violaciones y agresiones inhumanas contra los detenidos. Y altos cargos están metidos de lleno en el narcotráfico, y todos estos sanguinarios tipejos viven a costa de la sangre de los jóvenes asesinados. A los buenos lacayos como cobardes los tienen en libertad. Y esto no hay quien lo aguante. Y pregunte donde están o que hacen con las divisas de la venta de petróleo. No hay tiempo de dialogo, es tiempo de sacar a ese individuo Maduro, y a toda su banda criminal de matones armados. Venezuela que solo quiere trabajar, comer, y vivir en paz como en dignidad.
21/06/17 10:03 PM
Francisco Javier
Digamos que lo que pasa hoy en Venezuela es solamente la realización del "paraíso socialista" idealizado por la teología de la liberacion desde la decada de los 70s. Hoy ya lo conocieron, ya saben lo que esto trae y hoy si claman contra este, ojala el resto de conferencias episcopales latinoamericanas aprendieran la leccion y dejar sus paños tibios, palabras ambiguas y abrazos de amigos con demagogos de izquierda o intentos de canonizar a activistas politicos de izquierda.
21/06/17 10:23 PM
Fuenteovejuna
En las últimas semanas Maduro insistía en que el Papa apoyaba su gestión y rogaba que ambas partes retomaran el diálogo.
En la vereda opuesta, la oposición ratificaba su decisión de no volver al diálogo porque Venezuela se había convertido en una dictadura, al tiempo que denunciaba que la Santa Sede insistía en apoyar a Maduro.
Si las cosas fueron así, ahora el Papa cambió de posición. Esta presentación hecha por Monseñor Auza ante la OEA ha sido concluyente.
Maduro ha perdido el apoyo del Papa y la OEA está en contra suyo. ¿Cuánto tiempo puede demorar en perder el poder?
La única duda es el día y la hora, porque su suerte está sellada.
21/06/17 11:32 PM
BOLIVAR
Y ¡¡ lo increíble ¡¡¡, estos lobos degenerados de Maduro, que conforman la sala del Tribunal supremo de Venezuela (TSJ), completamente ilegal, con sentencias de párvulos, solicitan nada menos que la Fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, sea enjuiciada. La Fiscal General ha denunciado estos últimos días, delante de la prensa, que su familia era objeto de amenazas continuas, todo ello por no respetar las decisiones democráticas del propio Tribunal Supremo, indiscutibles lacayos de Maduro.

La iniciativa está propiciada por el inculto Maikel Moreno, presidente del tribunal, ampliando el enjuiciamiento a Pedro Carreño y los otros componentes del Consejo moral republicano.

La ponente de la sala, la inculta Marjorie Calderón Guerrero, presidenta de la Sala de Casación Social, explica que esta decisión fue tomada de acuerdo con la legalidad, ¿pero que legalidad ?, pero ¿cuál ?, pues los dictados del sanguinario e inculto comunista Maduro.

También se pide que se embarguen todos los bienes de la Fiscal General y se le retire el pasaporte, si bien se espera que se confirmen estos dos últimos aspectos.

Se olvidan estos lacayos cobardes e ilegalmente auto-nombrados magistrados, que “necesitan la mayoría absoluta de la Asamblea nacional, la cual esta inhabilitada”. La medida, contra esta voz, que grita el peligro de una destrucción jurídica del país, como de la tutela judicial, puede tener unas "gravísimas consecuencias", en una Venezuela llena de gente buena, qu
21/06/17 11:49 PM
Gregory
Nuevamente la OEA no emitió resolución alguna por falta de consenso, es decir división entre los que piden el pronunciamiento formal y aquellos que afirma la no intervención en los asuntos venezolanos a pesar de que se lamentan mucho por la situación del país. Maduro habla junto a la Canciller de victoria
22/06/17 12:52 AM
BOLIVAR
La mujer Venezolana no puede aguantar esta situación, que les bloquea el animo y les hace "llorar con ganas", pero no de rabia, sino de indefensión; y claro que las vi llorar de con esas lagrimas que emoción, porque les caen las gotas de su rostro profusamente; esa es la realidad de unas pobres mujeres que han venido a este país, consiguiendo traer a un familiar perseguido, y dejando - de los casos que conozco- a sus queridos Hijos, o a sus Padres ya mayores o a hermanos. Un de ellas me dijo llorando que esta situación es un " sin vivir ". Desde luego, la crueldad en este mundo, por parte de ciertas personas contra gente honesta e indefensa es intolerable , y clama al Cielo. ¡¡¡ Viva Venezuela ¡¡.
22/06/17 11:33 AM
Inés Cecilia Ferrero K.
Como católica pracaticante me duele cuando se ataca al Papa por la forma como ha tratado el tema venezolano. Entiendo perfectamente que prefiera el diálogo a una salida violenta. Pero el Papa es un jefe de Estado y no debe parcializarse abiertamente por alguna de las partes del conflicto. Quienes sí conocen bien nuestra realidad y ya han abiertamente declarado su apoyo al pueblo que sufre son los obispos de Venezuela (CEV). Aunque el régimen se valga de dos o tres sacerdotes de la izquierda, no representan para nada a la feligresía venezolana.
22/06/17 9:05 PM
Gustavo Perez
Inés Cecilia, Ud tiene sobrada razón el Papa no puede parcializarse ni menos defender y dale más oxígeno a este tirano de Maduro. Necesitamos que hable claro o si no le gusta ir contra los castros de cuba y los tiranos de latinoamericana, que se calle y no diga más sandeces ni invite a dialogar para ganar tiempo...
23/06/17 8:15 PM
Ali Rene Quintero
Triste decirlo pero la mayor culpa recae sobre nosotros mismo y sobre la Iglesia tanto Católica como la protestante, sobre nosotros porque cuando hubo la abundancia mas de una organización social, llámese consejo comunales, campesinos, ONG, y demás se hicieron cómplices con el robo a la nación pues daban recursos para proyecto sociales que nunca llevaron acabo se compraban carros se iban de viaje arreglaba sus casa, las iglesia pues jamas admitieron nada bueno de lo que hacia por que no apoyaron para alfabetizar, rescatar el trabajo de campo como fueron las primeras misiones franciscana en Venezuela, por alli se metieron los cubanos con la religión yoruba y en vez de convertir esto pecadores en cristiano no ellos convirtieron los que se llamaban cristianos santero palero babalao, por que la iglesia se olivida que la brujeria si existe y se dedico a pura ceremonia pero indicando que el Espíritu Santo ya no obra como en el principio, que pendejos fuimos o es que el diablo ha dejando de ser ladrón matón y destructor después que vino Jesucristo, no verdad y se vale de todas sus artes y mañas para su fin, nuestro cura como que no creen lo que leen en sus misa donde el reino de los cielos sufre violencia y solo los violento lo arrebatan no hay paz ni dialogo entre la luz y las tinieblas no le predicaron a Chavez y el brujo fidel se le metió por debajo, conoció a Dios fue cuando vio la muerte encima eso sus actulaes"hijos" no lo entidieron
27/09/17 8:53 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.