Mons. Reig Pla: los divorciados vueltos a casar no pueden comulgar ni recibir la absolución

A menos que decidan vivir en plena continencia

Mons. Reig Pla: los divorciados vueltos a casar no pueden comulgar ni recibir la absolución

El obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, ha publicado unos criterios y disposiciones para la atención pastoral de los divorciados vueltos a casar. El prelado indica que sigue vigente el Magisterio de siempre y por tanto no pueden acceder a la Eucaristía.

(InfoCatólica) Recogiendo los frutos del Congreso «La familia cristiana y la escuela católica, minorías creativas para la renovación de la sociedad», celebrado en el Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares los días 10, 11 y 12 del presente mes de marzo de 2017, y atendiendo los ruegos de los sacerdotes, Mons. Juan Antonio Reig Pla, obispo de la diócesis Complutense, ha decidido publicar unos criterios y disposiciones para acompañar a los bautizados que se han divorciado y viven en otra unión. En continuidad con lo expresado por el Papa Francisco en su Exhortación Amoris laetitia, Mons. Juan Antonio Reig anima a todos los hermanos divorciados en «situación irregular» a acercarse a la comunidad cristiana para participar de su vida y acompañamiento.

Como ayuda a los sacerdotes y familias se ofrece el Centro diocesano de Orientación Familiar Regina Familiae que, en coordinación con la Vicaría Judicial, se constituyen junto al obispo como órganos de consulta para las situaciones irregulares y para cuantos precisen sus servicios.

Texto íntegro

ACOMPAÑAR A LOS BAUTIZADOS QUE SE HAN DIVORCIADO Y VIVEN EN OTRA UNIÓN

CRITERIOS Y DISPOSICIONES PARA LA DIÓCESIS DE ALCALÁ DE HENARES PROPUESTAS POR EL OBISPO DIOCESANO JUAN ANTONIO REIG PLA

Un punto particular de la Pastoral familiar que ha sido ampliamente debatido es el del acceso a la Eucaristía de los divorciados que se encuentran en una nueva unión. Es un caso a tener en cuenta dentro del conjunto de las «situaciones irregulares» al que hace mención la Exhortación apostólica del Papa Francisco Amoris laetitia. En ella se dice expresamente, siguiendo al Sínodo, que se ha de proceder siempre «de acuerdo a la enseñanza de la Iglesia y las orientaciones del Obispo»[1]. Por tanto, corresponde al ministerio pastoral del Obispo aclarar el modo de acompañar a las personas en esa situación. Como obispo de la Diócesis de Alcalá de Henares asumo esta responsabilidad y hago públicas las siguientes disposiciones:

a) como criterio para desarrollar una nueva Pastoral familiar a partir de la Exhortación Amoris laetitia del Papa Francisco recomiendo seguir las indicaciones contenidas en el Vademécum «Acompañar, discernir, integrar»[2] que acaba de ser presentado en el Congreso «La familia cristiana y la escuela católica, minorías creativas para la renovación de la sociedad», que se ha celebrado en el Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares los días 10,11 y 12 de marzo de 2017.

b) La Iglesia en sus comienzos, al comprobar que muchos pedían el sacramento del Bautismo desde una vida muy apartada de las exigencias cristianas, propuso un itinerario catecumenal que incluía un cambio importante en el modo de vivir que debía comprobarse para poder acceder a los sacramentos. Lo hizo con la convicción de que el acercamiento a la comunidad cristiana y a su modo de vida era el apoyo necesario para que la persona pudiera responder a la gracia de Dios y convertirse a la vida propia de un cristiano. Junto a ello se desarrollaron también itinerarios penitenciales que permitían acoger de nuevo plenamente en la comunidad cristiana a los bautizados que, habiéndose alejado de la vida según el Evangelio, se arrepentían de sus pecados.

En este sentido y como principio para evitar cualquier gradualidad de la ley que rechazó el Sínodo de obispos y el Papa Francisco descalifica en su Exhortación apostólica[3], animo a todos los hermanos divorciados en situación irregular a acercarse a la comunidad cristiana para participar de su vida y acompañamiento. Podrán iniciar así un camino que, paso a paso, les acerque más a Cristo, profundizando en el Evangelio del matrimonio, instituido por Dios en el principio como unión indisoluble de hombre y mujer y transformado por Cristo en signo vivo y eficaz de su amor a la Iglesia. La meta de este camino será que estos bautizados puedan vivir de acuerdo con las palabras de Jesús. Solo cuando estén dispuestos a dar este paso podrán recibir la absolución sacramental y la santa Eucaristía.

Siguen vigentes, por tanto, las condiciones objetivas exigidas por el Magisterio de la Iglesia para poder acceder a la recepción de los sacramentos. Estas condiciones objetivas fueron expresadas por el Papa San Juan Pablo II en la Exhortación Familiaris consortio 84, ratificadas por Benedicto XVI (Sacramentum charitatis, 29) y contenidas en el Catecismo de la Iglesia Católica, 1650. Asimismo, el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos publicó la Declaración Sobre la admisibilidad a la Sagrada Comunión de los divorciados que se han vuelto a casar (24-VI-2000). Siguiendo estos principios hemos de recibir el magisterio del Papa Francisco expuesto en el capítulo VIII de la Exhortación Amoris laetitia. Ésta se sitúa en continuidad con el magisterio precedente (cf. Amoris Laetitia, capítulo III). Su propuesta consiste en impulsar un acercamiento mayor a todas las personas que viven un «amor herido y extraviado» (cf. AL 291), y en promover itinerarios que permitan a quienes se hallan en situaciones irregulares el regreso a una vida conforme a las palabras de Jesús. El discernimiento que el Papa nos pide se refiere al camino que estamos llamados a recorrer, y no a la meta que debemos alcanzar. Pues la Iglesia solo tiene una meta que proponer al hombre: el modo de vida que Jesús nos enseñó y al que nos introduce en los sacramentos.

Por eso hay que tener en cuenta, en concreto, que la Iglesia, fundándose en la Sagrada Escritura y la Tradición, «reafirma su praxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez. Son ellos los que no pueden ser admitidos, dado que su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía. […] La reconciliación en el sacramento de la Penitencia -que les abriría el camino al sacramento eucarístico- puede darse únicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, están sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, -como, por ejemplo, la educación de los hijos- no pueden cumplir la obligación de la separación, ‘asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos’»[4]. Ese es el requisito objetivo que no admite excepciones y cuyo cumplimiento debe ser objeto de atento discernimiento en el fuero interno; ningún sacerdote se puede considerar con la autoridad de dispensar esta exigencia[5]. Como ayuda a los sacerdotes y familias se ofrece el Centro diocesano de Orientación Familiar Regina Familiae que, en coordinación con la Vicaría Judicial, se constituyen junto al obispo como órganos de consulta para las situaciones irregulares y para cuantos precisen sus servicios.

La Exhortación del Papa Francisco anima, como ya lo había afirmado Familiaris consortio 84[6], a abrir caminos de acompañamiento que ayuden a estas personas a dar pasos para ser capaces de vivir la verdad sacramental de su situación « ‘y ayudarles a alcanzar la plenitud del designio que Dios tiene para ellos’, siempre posible con la fuerza del Espíritu Santo»[7]. Es el modo concreto de vivir la misericordia hacia estos hermanos, ofreciéndoles un Amor que cura sus heridas y les permite vivir la plenitud de la comunión con Dios y con la Iglesia.

En Alcalá de Henares, 20 de marzo de 2017

Solemnidad de San José, esposo de la Bienaventurada Virgen María

+ Juan Antonio Reig Pla,

Obispo de Alcalá de Henares

www.obispadoalcala.org

[1] Francisco, Ex.Ap. Amoris laetitia, n. 300. Es una cita de: Relatio Synodi 2015, n. 85.

[2] AA.VV., Acompañar, discernir, integrar, Vademécum para una nueva pastoral familiar, Ed. Monte Carmelo, Col. Didaskalos, 2017.

[3] Francisco, Ex.Ap. Amoris laetitia, n. 300.

[4] Juan Pablo II, Ex.Ap. Familiaris consortio, n. 84, que cita: Id., Homilía para la clausura del VI Sínodo de los Obispos, 7 (25-X-1980).

[5] Cfr. Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, Declaración Sobre la admisibilidad a la Sagrada Comunión de los divorciados que se han vuelto a casar (24-VI-2000).

[6] «En unión con el Sínodo exhorto vivamente a los pastores y a toda la comunidad de los fieles para que ayuden a los divorciados, procurando con solicita caridad que no se consideren separados de la Iglesia, pudiendo y aun debiendo, en cuanto bautizados, participar en su vida. Se les exhorte a escuchar la Palabra de Dios, a frecuentar el Sacrificio de la Misa, a perseverar en la oración, a incrementar las obras de caridad y las iniciativas de la comunidad a favor de la justicia, a educar a los hijos en la fe cristiana, a cultivar el espíritu y las obras de penitencia para implorar de este modo, día a día, la gracia de Dios. La Iglesia rece por ello, los anime, se presente como madre misericordiosa y así los sostenga en la fe y en la esperanza».

[7] Francisco, Ex.Ap. Amoris laetitia, n. 297. La primera parte es una cita de: Relatio Synodi 2014, n. 25.

 

40 comentarios

Teresa
Felicidades a este gran Pastor que cuida de sus ovejas
24/03/17 12:12 PM
Raurell
En todo eso hay una grave contradicción: si la base es "lo que ha unido Dios, no lo separe el hombre", ningún divorciado, en pareja o no, puede comulgar, puesto que el problema no es lo que haga después, sino que se separe. Y si el argumento para que comulgue un divorciado en continencia es que así lo dispuso un Papa, otro Papa puede también ejercer sus disposiciones, aceptando ambos algún tipo de separación.
24/03/17 12:20 PM
María
Vaya lío y el Amoris Laeticia, qué dice!
24/03/17 12:32 PM
Joaquín
Antes de que empiecen a llover golpes contra el Papa: monseñor Chaput ha publicado una guía pastoral que va exactamente en la misma dirección y nadie en Roma le ha desautorizado ni le ha mandado retirarla. Un año después, sigue colgada en su página web, al alcance de cualquiera.
24/03/17 12:47 PM
Luis López
Deberíamos dejar de engañarnos de una vez; deberíamos dejar de ser excesivamente prudentes y hablar las cosas como son:. la doctrina tan clara que señala Mons. Reig Pla -la doctrina de siempre en la Iglesia-está herida de muerte por la A.L.

Ya nadie podrá negar -vistos los resultados de división en el episcopado, los sacerdotes y el pueblo cristiano- que ese documento -la A.L.- se ha hecho con conciencia y voluntad de poner en cuestión una doctrina inmutable de la Iglesia, con el fin de acabar admitiendo -por la vía de hechos consumados- la doctrina contraria.

Hoy protestamos nosotros. Vamos a ver si nuestros hijos -otra generación de cristianos- hacen lo mismo.
24/03/17 1:49 PM
Carolina
Me parece muy bien,crro que hay que ser congruente con lo que profesamos en la practica.
El sacramento del matrimonio es indisoluble y lo que Dios unio quien es el hombre para separarlo.
24/03/17 2:17 PM
Adrián Ferreira
Gracias Señor por darnos pastores como Mons. Reig, muchas gracias Señor.

Amigo lector(a) si está leyendo mi comentario no pierda la oportunidad de ofrecer desde ya su santo Rosario de hoy para pedirle al Senor m+as obispos de estos fieles a su santa voluntad y menos obispos de los otros, o en otras palabras ninguno de los otros, que no haya ni un solo obispo infiel en la Iglesia :), Dios se valdr+a de su oración y de la mía para otorgar muchas gracias.
24/03/17 3:03 PM
David
Raurell, debe ser usted la única persona en todo el mundo que no sabe que si en un matrimonio uno de los dos quiere divorciarse, el otro no puede evitarlo aunque no quiera.
24/03/17 3:07 PM
Santiago
¡Bendito sea Dios por habernos dado al menos un pastor que hable claro!
Gracias Mons. Reig Pla, por su fidelidad a la doctrina de la Iglesia y por la valentía de exponerla en su integridad sin edulcorantes ni adulterantes.

¡Hoy es un día grande para la Iglesia en España!
24/03/17 3:26 PM
chico
Por qué ahora y no, antes......
24/03/17 3:29 PM
Lucía Baeck
Plenamente de Acuerdo, Gracias por seguir insistiendo en una gran verdad. Bendiciones
Que sea para los sacerdotes y Tribunal Eclesiástico,que no se tomen sus libertades,que los hay en el cual se apoyan los cristianos.
24/03/17 3:33 PM
Enrique perez
SI LOS SACERDOTES Y PEDERASTAS JUNTADOS DE ECHO EN MUCHOS CASOS PUEDEN RECIBIR EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA CON EL FIRME PROPoSItO DE NO VOLVER PECAR porque quienes formamos UNA FAMILIA Y VIVIMOS EN ABSTINENCIA SE NOS NIEGA EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA APARTE DE TREINTA AÑOS DE FIDELIDAD CONTINÚA Y SIN DUDAS ENTRE ESPOSO Y MUJER! !!! SI LA IGLESIA NO LO APRUEBA ESTO ES UNA EVIDENCIA DE QUE DIOS NTRO. SEÑOR SI LO APRUEBA. .....AUNQUE NO TENGAMOS PARA SOLVENTAR LOS GASTOS QUÉ LA ALCURNIA TIENE Y EL OPD REQUIERE! !!!
24/03/17 3:36 PM
Dorli
¡Bravo por Monseñor Reig Pla!
24/03/17 3:38 PM
Hugo Carlos Ramírez Palacios
Una pregunta fui casado por 8años y encontré a mi mujer con otra persona, me están diciendo que yo ya no puedo ser feliz y ya no puedo encontrar el amor o darle amor a otra persona por que yo aquí no falle, en realidad yo no puedo mantener a mi ex-esposa junto a mí por que estaría encontrar de las leyes y por otra parte si me engaño pues es obvio que no quería estar conmigo abran su mente por gente como ustedes ya muchos católicos prefieren no llevar sus reglas de religión y deciden ser ateos ahora yo fui un ex seminarista y ví cuantas cosas ahí dentro desde padres que tenían amantes, desde seminaristas homosexuales en fin y esto es lo que predica DIOS
24/03/17 4:46 PM
Luis Fernando
Enrique Pérez, si usted vive en abstinencia sexual puede comulgar perfectamente.
24/03/17 4:46 PM
Hugo Carlos Ramírez Palacios
Una pregunta fui casado por 8años y encontré a mi mujer con otra persona, me están diciendo que yo ya no puedo ser feliz y ya no puedo encontrar el amor o darle amor a otra persona por que yo aquí no falle, en realidad yo no puedo mantener a mi ex-esposa junto a mí por que estaría encontrar de las leyes y por otra parte si me engaño pues es obvio que no quería estar conmigo abran su mente por gente como ustedes ya muchos católicos prefieren no llevar sus reglas de religión y deciden ser ateos ahora yo fui un ex seminarista y ví cuantas cosas ahí dentro desde padres que tenían amantes, desde seminaristas homosexuales en fin y esto es lo que predica DIOS
24/03/17 4:47 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
¡Excelente, Mons. Reig Pla! Que el Espíritu Santo lo siga iluminando y fortaleciendo, para que pueda seguir dando un auténtico testimonio.
Quiera Dios que esa iluminación divina alcance también a Hugo Carlos Ramírez Palacios que, da la impresión, la está necesitando y mucho.
24/03/17 6:27 PM
Miguel García Cinto
Monseñor Reig Pla es un obispo que no deja perplejo a los católicos que, aceptamos la Tradición, la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia, trípode que necesita los tres pies para sostenerse.
Dios bendiga a este digno sucesor de los apóstoles.
24/03/17 6:47 PM
Roberto
La verdad es que esto de la comunión es un tema muy delicado y exigente. Yo no soy divorciado vuelto a casar pero cada vez soy partidario de la idea de comulgar una o dos veces al año (sin abandonar nunca la confesión cada dos o tres meses, o un mes).
Cuando vas entrando de lleno en el misterio eucarístico te das cuenta de lo que supone a todos los niveles y que no das la talla para una comunión continua.

Hugo Carlos Ramirez Palacios.

En el caso de tu matrimonio intenta con tu mujer algún tipo de reconciliación y perdón, si ella está abierta a eso, haced lo posible por salvar esta situación antes que la separación.
24/03/17 7:11 PM
Juan Pablo lizcano
Sigo orando para que se hagan sentir los obispos y sacerdotes fieles a nuestro SEÑOR JESUCRISTO, pensando solo en Evangelizar con las enseñanzas del SEÑOR de cielos y tierra , que todos leamos el discurso de Pablo en el Areopago (hechos 17:22-24) que valentía la de Pablo,todos debemos aprender de ÉL , empezando por los Obispos y Sacerdotes.
24/03/17 7:56 PM
José Julio
Este obispo es un máquina. Es el coco de los LGTBIs, PPs. y modernistas varios.
24/03/17 8:06 PM
María de las Nieves
Oremos por la conversión al Señor.
24/03/17 8:10 PM
!Que gran diferencia entre estas directrices pastorales de Monseñor Reig Pla para la Diócesis de Alcalá de Henares y las aprobadas por Papa Francisco I para su Diócesis de Roma.

Monseñor Reig Pla deja claro que los divorciados y vueltos a casar no pueden recibir la absolución penitencial ni la comunión eucarística si no se proponen vivir en continencia, mientras que Francisco I les autoriza ambas cosas en ciertos casos, aunque tengan el propósito de seguir viviendo en adulterio.

Dos pastorales como la noche y el día. La una fiel al cumplimiento del mandamiento divino de no adulterar, y la otra no sólo aprobando el adulterio en ciertos casos, sino además admitiendo a los adúlteros a la comunión sacrílega. .

Pues aunque el Papa me llame fariseo, inmisericorde y rigorista con cara de pepinillo en vinagre, no tengo más remedio que decirle: !Muy mal Papa Francisco, por favor rectifique, no sea Vd. un mal pastor que acompaña a las ovejas al infierno sino un buen pastor que las conduzca al cielo¡
24/03/17 8:15 PM
Raurell
Sr. David, tiene usted toda la razón, y mi comentario iba en este sentido: si una persona está exenta de culpa por no ser la que se ha separado ni lo ha querido, por pura lógica debe estar exenta de toda pena, castigo o situación indeseada que se derive.

Igualmente el soltero que se enamora y hace pareja con una divorciada está exento de toda culpa (¿o vamos a marcar a las personas antes de enamorarnos, y a decir tu sí o tu no? ¿en serio eso quería Jesucristo?)

Y eso es exactamente a lo que invita AL: a discernir justamente estos casos.

Lo que intentaba decir es que o sí o no. De lo que se trata es de la separación, no de lo que se haga después. Y si un Papa ha asumido la separación (JPII) ya ha abierto la puerta. No se puede argumentar con fundamento: acepto que te separes y que comulgues siempre que... Oye, que ya te has separado (o te han separado).
24/03/17 8:15 PM
Juan Pablo lizcano
No cesó de orar para que el ESPÍRITU SANTO ,nos toque y hablemos con las palabras de nuestro Señor JESUCRITO,el adulterio es un Pecado Mortal no más ambigüedades,o servimos a DIOS o al mundo,recibir al CRISTO es lo más sagrado en nuestra vida terrenal. Por favor Obispos,sacerdotes,religiosas laicos consagrados,sigamos el ejemplo del apóstol Pablo,evangelizando con su discurso en el Aeropago(hechos17:22-24) con valentía sin miedos " Es el DIOS que ha creado el universo y todo lo que en el existe;siendo como es el Señor de cielos y tierra, no habita en templos construidos por hombres" que valentía la de San Pablo así se Evangeliza,queremos meter a DIOS en nuestro pequeño entendimiento. Soy un humilde laico consagrado, que quiero seguir aprendiendo de los que el SEÑOR les ah dado la misión de enseñarnos ,sin alejarse de la Escritura ni los Dogmas de Fe.
24/03/17 8:32 PM
Pedro Luis Llera Vázquez
Bendito sea Dios.
24/03/17 8:46 PM
Adrián Ferreira
Exacto Miguel no nis olvidemos de nuestros 3 pilares en la fe de la Iglesia. Las Escrituras, el Magisterio y la Tradición.
24/03/17 9:01 PM
Luis Fernando
Raurell, dice usted:
si una persona está exenta de culpa por no ser la que se ha separado ni lo ha querido, por pura lógica debe estar exenta de toda pena, castigo o situación indeseada que se derive.

El caso es que aun los que no tienen culpa del divorcio no pueden volver a casarse porque entonces cometen el pecado del adulterio.
Así lo dice Cristo en Mateo 5,32 y así lo enseña el Concilio de Trento

Canon VII sobre el sacramento del matrimonio.
Si alguno dijere, que la Iglesia yerra cuando ha enseñado y enseña, según la doctrina del Evangelio y de los Apóstoles, que no se puede disolver el vínculo del Matrimonio por el adulterio de uno de los dos consortes; y cuando enseña que ninguno de los dos, ni aun el inocente que no dio motivo al adulterio, puede contraer otro Matrimonio viviendo el otro consorte; y que cae en fornicación el que se casare con otra dejada la primera por adúltera, o la que, dejando al adúltero, se casare con otro; sea anatema.

Esa es la doctrina católica. Ningún Papa ha asumido el divorcio en el sentido de que lo apruebe. Divorciarse, si no se provoca el divorcio, no es pecado. Volverse a casar sí. Es adulterio. Y los adúlteros, como dice la Escritura, no entran en el reino de los cielos a menos que se arrepientan y dejen el adulterio.
24/03/17 9:15 PM
Henrique
O sea que, según se desprende, un divorciado ama a una divorciada, aunque duerman en la misma cama, pueden comulgar si se abstienen de sexo.
Ahí está el quid de la cuestión: el maldito sexo.
Pero si la pareja sólo se ama esto no es pecado.Y pueden comulgar
24/03/17 11:15 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Juan Pablo lizcano: Excelente comentario. Bendiciones.
25/03/17 1:07 AM
David
Henrique, vivir como hermanos no es muy compatible con compartir el mismo lecho.
25/03/17 1:57 AM
trini
Gracias a infocatolica por recordarnos la doctrina de la Iglesia. Esto es noticia cada dos días? Esta Monseñor en sintonía von el Papa Francisco verdad? Pregúntenle a ver que dice...
25/03/17 9:06 AM
Marisa
"El discernimiento que el Papa nos pide se refiere al camino que estamos llamados a recorrer, y no a la meta que debemos alcanzar. Pues la Iglesia solo tiene una meta que proponer al hombre: el modo de vida que Jesús nos enseñó y al que nos introduce en los sacramentos."
Clarísimo. Yo lo agregaría como Apéndice de la AL.
25/03/17 9:07 AM
J.L. Amelibia
Siempre es preciso respetar la conciencia de los divorciados. A veces es imposible conseguir la declaración nulidad, por falta de pruebas externas. Si el separado está convencido de que es nulo su matrimonio anterior, podrá comulgar. Es evidente. Otra cosa es si por razón de escándalo debiera hacerlo privada o públicamente.
25/03/17 12:29 PM
Miguel A
No se como con tanto teologo suelto no esta la Iglesia en su mas alta cumbre. Adeleante que asi vamos muy bien.
25/03/17 1:22 PM
Rubén Jorge
J.L. Amelibia dice:

"Si el separado está convencido de que es nulo su matrimonio anterior, podrá comulgar. Es evidente."

J.L., no es para nada evidente; al divorciado y re-casado no le corresponde determinar si su matrimonio anterior fue o no nulo. Aún cuando en su conciencia crea eso, si comulga en ese estado, comete sacrilegio. "No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino aquel que haga la voluntad de mi Padre que está en los Cielos", y por si está enseñanza no fuera suficiente, tenemos esta otra contundente: "el que ama padre, madre, mujer o hijos más que a mí, no es digno de mí". El divorciado y recasado evidentemente ama más a la mujer con que adultera que a Cristo y su enseñanza. Si así no fuera, por empezar no se habría separado. Las enseñanzas de Cristo no son para agradar a la carne, sino al espíritu.
25/03/17 5:45 PM
Trini
A Ruben Jorge. Si la Iglesia falla a favor de la nulidad con alguna prueba falsa. No le corresponderá al mentiroso por mucho que se lo recuerde su conciencia no acudir a comulgar y por supuesto podrá estar casado de nuevo y no vivir en adulterio. Correcto? Que sencillo eh? Cree que no hay casos de estos...
25/03/17 9:33 PM
Marisa
Trini: hay casos de esos, de los otros, y de los de más allá. ¿Y?
26/03/17 5:25 AM
Cipriano Ramirez
El que fundó la Iglesia es claro en sus criterios porque en Dios está la claridad de la luz.
Quienes pertenecemos a la Iglesia debemos comulgar con los mismos criterios que Jesucristo nos transmite y enseña. De lo contrario, estaríamos yendo en contra de dichas enseñanzas.
Quién puede estar más claro que aquel que, habiendo estudiado Las Sagradas Escrituras, las interpreta y discierne con el mismo criterio de aquel que las enseñó.
Mons. Reig Pla está claro al interpretar las Enseñanzas según Jesucristo y por eso hay que darle la razón en lo que predica.
28/03/17 2:12 AM
JMT
La cosa está bien clara, pero hay quien intenta a fuerza de vueltas y más vueltas retorciendo la mentira tratar de convertirla en verdad. Ya está todo dicho. El que se ha divorciado está en pecado y separado de Dios. ¿Por qué ha recurrido a los tribunales civiles habiéndose casado por la Iglesia que, dicho sea de paso, tiene sus Doctores ? Quizá no le importe la sentencia de éstos por no convenirle. Está bien que pasados los fuegos de una pasión desordenada recapacite y desee volver a la Iglesia y reconciliarse con Dios, pero ha de pasar antes - igual que el hijo pródigo- por el Sacramento de la Penitencia. Y ya sabemos : si no hay propósito no hay confesión. Si no hay voluntad de rectificar, de levantarse y encaminarse ¡ sin mirar atrás! a la casa del Padre, no será recibido. Algunas veces la situación se enrevesa tanto, formamos un nudo más complicado que el Gordiano, que supera nuestras fuerzas. Pero así hemos de mostrarnos ante el Tribunal que en su momento rechazamos : con corazón contrito y humillado.
28/03/17 7:58 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.