Aboga por no casar por la Iglesia a quien no tiene fe

El opispo de Solsona ve más preocupante el aumento de bodas religiosas sin fe que el de bodas civiles

El obispo de Solsona, Mons. Xavier Novell, se ha mostrado «bastante» más preocupado por el aumento en los últimos decenios de parejas que se casan por la Iglesia «con déficit de fe importantes» que por el incremento de bodas civiles En una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la presentación el 25 de abril en Madrid del libro 'El obispo Novell', ha abogado por no impartir sacramentos «independientemente de la situación de fe de la persona».

(EP) El prelado ha indicado que los procesos de fe "están verdes" y, prueba de ello, es "el fracaso de muchos matrimonios eclesiásticos y que después del matrimonio no aparece una continuidad en la vida cristiana ni en la asistencia dominical a la eucaristía".

No me preocupa tanto que crezcan los matrimonios civiles porque, si me preocupara y deseara que todos pasaran por la capilla, en el fondo abogaría por una pastoral de ofrecer sacramentos independientemente de la situación de fe de cada persona", ha añadido.    

El obispo de Solsona ha afirmado que "el mayor pecado" actual es excluir a Dios de la vida. "Eso puede chocar porque ¿Y los asesinatos, y la violencia de género y la pederastia y los abusos, y tantas cosas horribles que existen en este mundo? Ciertamente son horribilísimas pero la exclusión de Dios es origen de muchos de estos grandísimos males", ha destacado.

En cualquier caso, ha puntualizado que esto no quiere decir que toda persona atea o agnóstica sea potencialmente una persona que cometerá esos daños y, de hecho, ha advertido de que hay personas que creen en Dios y los cometen. Así, ha destacado que existe una "clarísima" educación moral natural en el corazón del hombre, "independientemente de si conoce a Dios o no" que, unida a una educación en valores, "permite construir una vida con muchísimas cosas valiosas".

Moral sexual

Por otra parte, el obispo de Solsona, ha defendido que la opinión de la Iglesia sobre la moral sexual no puede ser objeto de "persecución" ni puede ser tachada de "homófoba" y considera que se ha producido un "encarnizamiento" contra el obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Pla, sobre sus palabras en referencia a la homosexualidad en las que no ve "ninguna persecución contra nadie" sino "una formación moral hacia quienes quieren escuchar".

Según señala el obispo en el libro, la Iglesia también acoge a los fieles homosexuales y "los cristianos que descubren en ellos esta orientación sexual pueden seguir a Jesucristo" y hacer "todo lo que se puede hacer cristianamente siempre que vivan de acuerdo con la moral cristiana, igual que los heterosexuales".

En cuanto a la posibilidad de adoptar por parte de parejas homosexuales o personas solteras, Novell ha señalado que, como la ley lo permite, no va a "conculcar" un derecho, pero opina que "lo deseable" es tener un padre y una madre, aunque también admite que "lo más adecuado sería que los padres fueran personas perfectas".

Mons. Novell ha explicado que el tema de la moral sexual no es central en la fe de la Iglesia sino más bien "consecuencia de la fe de la Iglesia" y ha admitido que, muchas veces, los obispos sólo aparecen en los medios cuando hablan de estos temas porque, según ha remarcado, "afecta de modo muy concreto a la vida de las personas".

En cualquier caso, ha afirmado que existe una "cierta hostilidad" hacia la presentación "clara y transparente" de estas cuestiones por parte de la Iglesia porque "hay grupos que se sienten ofendidos cuando sencillamente lo que se hace es exponer a los fieles esos criterios morales que pueden guiar una conducta que les lleve paz y verdad".

A su juicio, a la Iglesia le falta encontrar "un lenguaje propositivo, amable, verdadero y respetuoso" que permita a la gente saber qué piensa sobre muchas de estas cuestiones. No obstante, también ha destacado que "mucha gente no tiene los conocimientos suficientes para comprender su complejidad".

 

23 comentarios

Fredense
Es un obispo excelente. ¡Qué razón tiene!

Por cierto, ¿alguien más piensa que es igualito a Guardiola, sólo que con pelo? ;-)
23/04/12 9:07 AM
pedro de madrid
El matrimonio es un Sacramento y como tal, tienen obligación los sacerdotes de saber a quienes se administra, cualquiera sabe o intuye cuando se preparan para recibirlo, si son aptos, no cuesta trabajo decirles a los novios que, como no cren con verdadera fe, no se les puede casar. Siempre habrá tiempo para recibirlo si están dispuestos.
23/04/12 9:23 AM
Zedaniel
Es complicado el tema de las bodas. Nuestro parroco nos explicó que es un derecho que tienen los bautizados y no se les puede negar el sacramento del matrimonio. Además negarlo les hace seguir viviendo en pecado continuamente, aunque también es verdad que casarlo no les saca de los demás pecados que estén cometiendo si no viven o intentan vivir una vida de Reconciliación y Eucarístia.
23/04/12 9:30 AM
Vult
Totalmente de acuerdo con su Eminencia, estoy cansado de acudir a bodas donde los novios se preocupan más de lo vistoso y superficial que de lo importante de verdad, y en el templo se forma un circo donde nadie guarda el mínimo respeto, por la gran ignorancia sobre lo que está pasando ahí. Saludos y Bendiciones.
23/04/12 9:51 AM
Faramir
Qué alegría leer estas palabras a los nuevos obispos. ¡Qué diferencia con los obispos de los años 80, para los que todo iba bien, hasta el punto de que mirar el compromiso de quienes pedían los sacramentos era impropio!
23/04/12 10:13 AM
Juan Mariner
Sabias palabras de Mons. Novell. El paso por el matrimonio canónico "SIN SENTIRLO", por el peso de una tradición mal entendida o por convencionalismos, independientemente del nivel de "práctica religiosa católica" que tengamos, es un craso error en las parejas.

Creo que la adopción por parte de una persona soltera "correcta" está a años-luz de la aberración que supone la adopción o similar por parte de parejas homosexuales: no tiene ni punto de comparación.
23/04/12 10:22 AM
Gonzalo
Yo también lo veo así, y echo de menos que nuestros obispos recuerden la importancia de estas y otras cosas a los párrocos, que se supone que deben estar atentos a quién se acerca a pedir los sacramentos.

Pero claro, si nos encontramos a padrinos de bautismo no bautizados y cosas así, qué podemos esperar.
23/04/12 10:47 AM
anastasio real
"Las bodas religiosas sin fe", monseñor Novell, son tan viejas como las propias bodas, en el sentido de que "quien hizo la ley hizo la trampa"; o mejor, en el sentido de que todos somos frágiles, pecadores, necesitados de reforma y de conversión.

El problema, empero, en los tiempos que corren es otro. Y "ése" no es otro que el hecho de que los propios obispos, curas, religiosos, religiosas y hasta responsables laicos -no todos, obviamente- han rebajando muchísimo el listón del ideal cristiano. Dicho con otras palabras: han preferido muy a menudo promocionar burocracias, que no militancias.

Los resultados están a la vista. De verdad verdad, ¿cuántos matrimonios entre bautizados católicos podríamos decir con justicia que viven de verdad los valores de la familia cristiana, según la entiende la Iglesia católica? Se contaran con los dedos de la mano y aun así sobrarían dedos.

Incluso entre los fieles católicos que tienen la enorme dicha de contar con un trabajito gracias a la Iglesia católica (escuela católica, profesorado de Religión católica en la escuela pública, facultades de Teología, técnicos de acción social o sanitaria, etcétera), verdadero tesoro en los tiempos de crisis que corren, es muy difícil encontrar verdaderos testimonios entusiasmantes de vida matrimonial; habría que buscarlos con lupa...

De las generaciones católicas más jóvenes, ¿cuántos se plantean la apertura generosa a la vida, la solidaridad, la espiritualidad conyugal?
23/04/12 11:23 AM
Luis
Pues algo habrá que hacer, porque el hecho de que se casen sin tener fe es ya un escándalo público. Y una práctica de relativismo religioso, si para recibir el sacramento del matrimonio todo el mundo, vale al final el sacramento no vale nada. Lo que hay que hacer es ser más rígidos y dejarse de complejos, y de ceder a las presiones.
23/04/12 11:40 AM
David
Estoy de acuerdo con +Novell.

Anastasio real, es cierto que todos somos pecadores y necesitamos conversión, pero una cosa es eso (y ser conscientes de ellos es un gran paso) y otra son las personas a las que se refiere el obispo: no creen en el sacramento del matrimonio (ni siquiera saben qué es un sacramento), se casan por la Iglesia porque "es más bonito", o "le hace ilusión a mi madre", etc. Y, sobre todo, no tienen la más mínima intención de volver a pisar una iglesia hasta el bautizo de su hijo o hija, si es que piensan tenerlos.
Yo me he casado por la Iglesia con plena conciencia de mi debilidad y de mi necesidad de la gracia, pero también sabiendo que el matrimonio es indisoluble, que no puedo usar métodos anticonceptivos, que no puedo cerrarme a la vida porque sí, que tengo el deber de transmitir la fe a mis hijos, etc. Y, respecto a lo de contar con los dedos de la mano, yo necesitaría bastantes manos para contar sólo a los que yo conozco. Nunca es bueno generalizar los casos concretos.
23/04/12 11:51 AM
Llanos de Alba
Perfecto, punto
23/04/12 12:13 PM
Luis López
Bien por el obispo, pero habría que recordar que las bodas canónicas en Cataluña son sólo el 21,6% del total, con lo que hay que suponer que el que se casa por la Iglesia en Cataluña no es por costumbre social o mero borreguismo, sino por convicción y coherencia.
23/04/12 12:50 PM
Pablo
No cortaría los últimos lazos con la Iglesia, sea que contraigan matrimonio por tradición, y mayor o menor convicción. Mejor vería tomar por cierta esa oportunidad para preparar a este camino, por ej. por un repaso de la instrucción básica de la cual carecen las nuevas generaciones, que la madre pueda tener una oración con sus hijos.
23/04/12 1:36 PM
Klubber
Seguro que es un obispo celoso de su rebaño y de las cosas de Dios.

Pero cierta costumbre de presentarlo/presentarse como si hubiera inventado la rueda me rechina.
23/04/12 1:56 PM
anastasio real
David:

Me parece muy bien que usted conozca a muchos matrimonios jóvenes que auténticamente viven los valores del matrimonio cristiano según la doctrina de la Iglesia católica. Es un bien para la sociedad y sobre todo para la Iglesia católica.

Yo, sin embargo, por cada matrimonio joven entre bautizados que sí parece -digo con hechos, no entro a juzgar conciencias- tomarse en serio las exigencias de la familia cristiana, podría nombrar a 25 que demuestran, con hechos, que precisamente no se la toman en serio. Muchos pertenecientes a este segundo grupo hasta dan clases de Religión católica en la escuela pública, son educadores en la escuela católica, técnicos en Cáritas, sanitarios...

A mí, señor David, el que esto sea así me parece sencillamente una vergüenza: una vergüenza que las autoridades de la Iglesia católica hayan consentido todo este clima de mediocridad, falta de compromiso cristiano, falta de autenticidad de fe, falta de compromiso militante...

Es mi experiencia. No deja de sorprenderme que la suya sea distinta, pero a la vez no puede sino alegrarme, por el bien de la Iglesia católica.

Saludos.
23/04/12 3:01 PM
Roi
Estoy muy de acuerdo con lo que el obispo dice. Yo,como ateo,cuando asisto a una boda y otros actos por la iglesia no entro. Pero no es por mí,sino por respeto hacia los demás,los supuestos creyentes. Creo que las personas que crean no deben ver a no creyentes en el rito,como si diera absolutamente igual el escenario del acto.

Si los propios novios ya se casan solo "por lo bonito" o por costumbre,pues es su problema.

Luis López,

Creo que en Cataluña también hay un porcentaje de gente que se casa por los motivos antes citados. Menos que antes,seguro,pero seguro que siguen dándose esos casos.
23/04/12 3:35 PM
Miriam de Argentina
"Eso puede chocar porque ¿Y los asesinatos, y la violencia de género..." La "violencia de género" es un palabrerío mentiroso de la ideología de género, porque las personas tenemos sexo, no género. Y supongo que a la expesión se la usa cuando se habla de violencia contra las mujeres. Me causa extrañeza que Mons.Novell use esos términos engañosos, es como si en lugar de decir aborto dijera "interrupción del embarazo". Es que el lenguaje eufemístico se nos ha pegado tanto que ¡¡¡lo usan hasta los pastores de la Iglesia!!!
23/04/12 4:09 PM
Sonia S
Roi, eres muy consecuente, un 10.

Tambien encuentro muy coherente a este obispo. No se que tiene que atre (no ... quiero ser irreverente, aparte la planta que tiene, magnifica ;-).

Pero tiene toda la razon del mundo. No se, habla con respeto, desde la conviccion. Parece que sea el ejemplo para los sacerdotes del siglo XXI. Que sabe bien donde esta.

PS: ah! y sisisi si!!!! tiene un parecido increible con Pep ;-)
23/04/12 5:08 PM
miguelangel
Si para casarse "por la Iglesia", hubiera que vivir la Fe con todas sus consecuencias, ¿cuantos creen ustedes que se casarían por el rito católico?. El asunto es que "lo católico" en muchas sociedades occidentales es "lo normal" y le da al matrimonio un marchamo de seriedad. Si los novios, el cura y los asistentes, creen en Dios o no, es otro asunto. Ser católico, ahora, es una de las pocas cosas serias que quedan en el mundo, entre otras cosas, porque hemos tenido a san Agustín y a santo Tomás, es decir, a Aristóteles y porque no ha sido casi nunca una secta excluyente, con ritos que no pueda asumir una persona moderna (no modelna). Está a medio camino entre una religión y una cultura: esa es su virtud y también su sino. Y además, tengan en cuenta que no importa lo malo que uno haya sido en la vida: con un minuto de arrepentimiento a la hora de la muerte, está salvado. Eso jode, pero escrito está. Siempre será un problema para una iglesia de 1200 millones de fieles de los cinco continentes. Ni misticismo imposible, ni laxitud moral, creo yo. No se desespere sr. Obispo: lo que pasa es que es usted demasiado joven.
23/04/12 7:25 PM
Jose Angel Perez Fernandez
Yo lo quiero de Cardenal para Barcelona YAAAAA
23/04/12 7:37 PM
Gregory
El punto de su observación esta en que busca abordar el problema desde una posción pastoral es decir propositiva "vamos a buscar un camino para anunciar a Cristo no podemos presuponer" no se queda en un lenguaje negativo que no busca soluciones ni aporta nada.
24/04/12 1:14 AM
ROSA MONCADA
Personalmente estoy de acuerdo con Ud. Obispo Novell, es increible como se ha perdido la FE, las personas no saben la ofensa tan grande que le hacen a Dios al casarse sin tener el más mínimo conocimiento de lo que éste Sacramento Significa, es el mismo Dios quién une a traves del Saceerdote, es el mismo Dios quien dijo LO QUE DIOS HA UNIDO QUE NO LO SEPARE EL HOMBRE, acaso no entienden esto.
Pienso que antes de una pareja unirse con éste sacramento, debe prepararse muy bien espiritualmente, haber tenido un encuentro con el Señor, conocerle y revisar toda su vida, hasta cuando fue preparado para el Sacramento de la Primera Comunión, alli recibimos al Señor sacramentalmente por primera vez. Quiza en el hogar no se ha sabido instruir al respecto, por eso creo que no se debe seguir jugando, por decirlo de alguna forma, con algo tan sagrado como lo es MATRIMONIO POR LA IGLESIA. Casarse por la iglesia es poner a Dios como centro de nuestras vidas, es Él quién a partir de ese momento el que nos guiará, nos iluminará, bendecirá nuestro hogar y a nuestros hijos, es ÉL el ejemplo a seguir , si permanecemos en ÉL, así mismo ÉL permanecerá en nosotros.
Por favor, a todas aquellas parejas que están pensado en casarse, les pido de manera personal, que busquen a Dios antes de llevar a cabo esa unión, la misma es PARA TODA LA VIDA, no la desperdicien así como así, porque nunca más tendrán la oportunidad de vivir ésta experiencia tan maravillosa. PIENSENLO MUY BIEN. Y que DIOS LES BENDI
24/04/12 2:53 PM
PAKO OSORIO
Celebro tener un obispo prudente, inteligente y creo lleno de Dios. Bendiciones y un gran abrazo.
25/11/12 8:19 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.